22 de diciembre de 2008

¡El Sambil La Candelaria no va!

Excelente y totalmente inesperada la decisión del Presidente Chávez de no permitir el Centro Sambil La Candelaria, gigantesco "mall"(no sé si con una L o con dos) que cuenta con 6 pisos de locales comerciales, 2.500 puestos de estacionamiento y está ubicada en una zona que, desde hace mucho tiempo, ya es un gigantesco estacionamiento: el centro de Caracas.


La decisión de Chávez es, creo yo, una forma indirecta de reconocer que fue un pelón el haber permitido que el hoy ex alcalde Rangel Ávalos auspiciara y facilitara las cosas para crear el Millenium Mall aquí, en el otro extremo de la capital, al mismo tiempo que no pudiera terminar la nueva sede del hospital Pérez de León, que venía prometiendo desde 2006.

Muchos compañeros dicen que el ex-Sambil sería apropiado para un hospital o centro de salud (a pocas cuadras está la urbanización San Bernandino, donde se agrupan decenas de costosísimas clínicas privadas). También es factible plantear allí una universidad o una escuela. O tal vez todo junto. Hay quienes plantean que lo mejor es demolerlo y convertirlo en un parque o una plaza/estacionamiento. Sería interesante que la misma comunidad de la zona pueda decidir el futuro del lugar.

Por ahora, tendremos que lidiar con los sifrinitos del este que seguramente gritarán "Con mi Sambil no te metas", "Zara somos todos", " y cosas así.

16 comentarios:

Robell Emanuel dijo...

es sencillamente ridiculo... pais de comiquita...

ese "mall" NUNCA debio comenzar a construirse porque era totalmente descabellado... pero AUN ASI, Bernal, Alcalde de Libertador, y Barreto, Alcalde Mayor poco o nada hicieron... o es que solo AHORA despues de unos 2 años y cuando el "mall" esta casi listo es que se dan cuenta? el CDSM!!!.

Chavez en vez de meterse donde no lo llamaron (que el NO ES ALCALDE DE CCS) no se encarga de hacer lo que un buen gobernante deberia hacer? colocar a las personas INDICADAS en los puestos CORRECTOS, y repudiar publicamente a aquellos que abusaron de la confianza del pueblo, que llegaron al poder por ser "los candidatos de Chavez" y no hicieron nada?.

Siempre critiqué la construcción de un Sambil en la Candelaria porque sencillamanete nunca debió ocurrir, pero ahora que el mal esta hecho, me parece muy mal intencionado esperar ESTE MOMENTO que esta casi listo para "tomar cartas en el asunto"... porque a los "chivos" y millonarios detras de la marca Sambil, les dará casi igual, pero que hay de los puestos de trabajo que generaró durante su construcción y los que generaria a su apertura? y los pequeños y medianos empresarios (que los hay) que invirtieron o pensaban invertir en un local ahi? quien los remunera?.

Pero creo que la pregunta sigue siendo ¿porque COÑO se permitió construir un CC AHI?... toda este asunto de la expropiación no es mas que otra cortina de humo para tapar la ineficiencia y corrupcion que ha rodeado a tantos y tantos alcaldes, gobernadores y ministros apoyados desde Miraflores...

Anónimo dijo...

Cierto que es una mole de concreto que no debería estar ahí. ¿Pero ahora se dieron cuenta?. Y si Chávez no lo comenta nada pasa. Por cierto una Universidad, un hospital o un mercado socialista generaría el mismo caos en la zona.

Víctor Johan Morales O. dijo...

Coño pana, tienes razón en muchas cosas, sabemos q' el trafico en la capital es horrible, pero creo q el momento para hacer eso es incorrecto, ya que estamos en el umbral de un nuevo proceso comicial y eso (expropiación) le da armas al enemigo para atacar, que si la propiedad privada, que si el empleo que va a generar y otras tantas cosas. También me parece injusto que 3 años despues se den cuenta lo que va a pcasionar con el trafico. Seguimos igulito que antes, no hay una verdadera planificación para Caracas... es de acuerdo, pero creo q no es el momento, era mucho antes...

ORCC dijo...

La pregunta que yo me hago es por qué socialistas a carta cabal como Juan Barreto y Freddy Bernal, concedieron los permisos para la construcción de ese centro comercial. Supongo que las alcaldías capitalinas, previa aprobación de dicha construcción habrán consultado a las comunidades de La Candelaria y San Bernardino, para determinar si éstas estaban de acuerdo con el Sambil, y si ellos no hicieron tal consulta, sería bueno saber por qué no la hicieron, teniendo la bandera de la democracia participativa y protagónica.

Otra inquietud interesante sería por qué Chávez se da cuenta hasta ahora de ese Sambil, cuando eso tiene ya como 3 años desde que comenzó el proyecto. ¿No habría sido más fácil darle luz roja al proyecto, expropiar esos terrenos declarando su utilidad pública, en lugar de hacer que el estado tenga que perder ahora un dinero indemnizando a los propietarios, por una estructura que seguramente necesitará muchísima más inversión para adecuarla para un hospital o una universidad?

LIZ dijo...

tambien estoy de acuerdo con la medida. Sin ser de la Candelaria tengo familiares que viven al frente de ese monstruo, y paso todos los dias en la mañana y en la tarde y no es falso cuando el alcalde electo de Caracas dice que en promedio, lo cual a veces es mucho más, recorrer desde la Panteon hasta Bellas Artes se lleva 35 minutos, es decir cinco cuadras en un solo sentido.

Sin embargo, y por mucho que el estudio de impacto vial haya arrojado soluciones para el transito, el cual serìa ejecutado por los cohen, y uno de los requisitos fundamentales para aprobar la construcciòn, hay dos cosas a decir:

primero por que permitieron la construcción de ese monstruo??? ya de por sì la tecnocracia se impuso y para nada la "visión politica socialista" de humanizar la ciudad y elevar la calidad de vida del vecino.

dos: que se pretende poner allí? un hospital??? una universidd? acaso esto no va a generar viajes ni caos vial??? caemos en los mismo pues el argumento que usamos para destruir lo que se esta colocando lo implantamos con otro motivo que beneficia a algunos pero perjudica mucho más. Imaginense una llegar por una emergencia??? o una ambulancia que requiera salir.

Para mi, debemos indemnizar, para pagar el error politico y economico, y destruirlo ya utilizarlo coo un gran espacio publico, para el disfrute de muchos, e incentivamos el desuso del automovil.

Vicente dijo...

Otra vez, el árbol no deja ver el bosque. Otra vez, porque la decisión parece acertada, hipotecamos y celebramos la pérdida de espacios de diálogo para las comunidades, en favor de una verticalización de las decisiones que vienen de un Presidente que no vive en la comunidad, hace décadas que no pasea por allí y mucho menos compra en el Sambil.
Excelente socialismo, de gobierno de las bases, donde tenemos que esperar que el Presidente diagnostique algo para darnos cuenta de la carencia.
Muchos aplauden hoy de manera miope y corto de vista porque les disgusta el Sambil (igual que les disgustaba RCTV), y dan un paso más hacia el abismo de un gobierno autista que no escucha sino que ordena y decreta. Aplauden hoy, porque les conviene, pero me pregunto qué vamos a hacer cuando el Presidente decrete que los blogs son imperialistas, o que tu grupo de música favorito es una basura y no podrá dar un concierto porque no tiene los permisos. En ese momento, será demasiado tarde para rehabilitar una democracia que cada día más, borra las voluntades populares e individuales en pro de la fe ciega en una persona que debe saber, siempre y sin error, cual es el mejor camino a tomar, sin discusión, diálogo o análisis.
Puede que me equivoque, pero creo que a quien sea le costaría argumentar en contra de este movimiento.

dakar dijo...

Hola Lubrio, tiempo sin saludarte.

Bien es conocida mi posición política, pero en cuanto a esta desición pienso que es extemporanea. NO SE DEBIO HABER PERMITIDO ESA CONSTRUCCION DESDE EL PRIMER MOMENTO, pero resulta que ya van tres años de construcción, no traerá más prejuicios ahora la paralización de la obra.

Hay que aclararse Lubrio, ese permiso habia que negarlo antes de que comenzará la construcción, no ahora.

Pero para concluir creo que lo mejor es que la gente que vive en la Candelaria-San Bernardino decida que hacer

luigino dijo...

Estamos todos de acuerdo en que fue un error conceder el permiso y que los culpables deben ser sancionados. Pero los constructores no tienen también la culpa? No creo que debamos maldecir únicamente a Bernal y Barreto y hacernos la vista gorda con los Cohén, quienes fueron los autores intelectuales y materiales de este monstruo.

Es cierto que no parece justo que CHávez se haya dado cuenta de esto tres años después de iniciadas las obras, y mucho menos estando el Sambil a unas 7 u 8 cuadras de Miraflores, pero en fin...

Ya se dio cuenta.

Ya lo vio.

¿Qué debía hacer Chávez, hacerse el loco? Es verdad que la cosa es como tarde, pero más vale tarde que nunca.

Coincido en que la comunidad candelera debe decidir qué hacer con el Sambil.

Malacronía dijo...

Coincido con el comentario de Luigino, acontando que hay que recordar que cada sector, cada parroquía, cada municipio no es un organismo independiente, aunque la comunidad de la Candelaria son los principales afectados, no son los unicos. Eso hay que tomarlo en cuenta al momento de tomarse una desición.

Álvaro Rafael dijo...

Esta es una opinión diferente.

Pero cuando uno se pone a oír las declaraciones del Gobierno diera la impresión que este centro comercial fue levantado de la noche a la mañana por la perversa y sionista constructora Sambil-Cohen.

Por favor, ¿darse cuenta de este centro comercial en medio de la capital revolucionaria cuando ya estaba lista en un 90%? Bueno, este es tema de infinitas especulaciones, que a la final buscan evadir un tema que el Gobierno no desea tratar:

¿Se han preguntado por qué en Caracas hay tantos centros comerciales? La razón es sencilla, aunque no nos guste: Caracas es una de las ciudades más violentas de Latinoamérica y escasean los lugares de distracción. Es por ello que los centros comerciales han tomado el espacio de ocio que el caraqueño necesita. Ante la falta de seguridad y la carencia de plazas, el centro comercial se ha convertido en su punto de reunión.

En lugar de andar expropiando centros comerciales, algo que le costará miles de millones al Gobierno, deberían enfocarse en invertir ese dinero en infraestructura urbana y seguridad para que el caraqueño encuentre formas de entretenimiento y distracción fuera de los centros comerciales.

Este no es un comentario a favor de los centros comerciales, sino que trato de enfocar el problema de por qué hay tantos centros comerciales.

Otra cosa: es irónico que el Gobierno, después de expropiar, ahora pregunte qué hacer con ese espacio. Algo así como la frase de Betancourt: "Disparen primero y averigüen después", en este caso, "expropien primero y pregunten después".

Soy vecino de la zona, y no me consultaron si deseaba o no la expropiación. Es lamentable que lo hayan hecho, porque ese espacio hubiera revitalizado la economía estancada de La Candelaria-San Bernandino.

depr001 dijo...

Hay algo inherentemente absurdo, irónico y hasta divertido en todo esto de las expropiaciones que "hace el gobierno".

En un país coherente, todos sus pobladores tienen más o menos claro que las arcas del estado no le pertenecen al gobierno. Aquí el gobierno "compra" y a nadie le duelen esos riales.

Una de las razones de por qué eso es así en Venezuela es que una devastadora mayoría del país es de derechas, elementalmente egoísta, y les importa un bledo el bienestar de todos.

Es una verdadera lástima que casi nadie en Venezuela piense por un segundo en que los recursos consumidos pagando las expropiaciones serían mejor utilizados en planes sociales bien administrados.

Pero de nuevo, la agenda política de la supuesta izquierda priva por encima de las necesidades de la gente.

Malacronía dijo...

depr001, una cosa es decir que no hay planes sociales, que sí las hay (y bastante), y otra cosa es decir mucho de esos planes no estan funcionando como se debería. En ese caso más bien deberia evaluarse,y reflexionar, la responsabilidad que tiene las disitintas comunidades y las instituciones en este país para que eso esté sucediendo.

bruni dijo...

El problema aquí no es el Sambil. El problema es si el Presidente puede, simplemente porque se le ocurre, parar la construcción o mandar a expropiar el Sambil.

Si el Sambil se construyó, tuvo que tener permisos, proyecto, discusiones entre los vecinos, estudio de vialidad, etc. *antes* de que se construyera.

Cuando Chávez señala el Sambil y manda a expropiarlo, pasando por alto los permisos, discusiones y estudios previos, está haciendo el papel de lo que es: un autócrata y demostrando que en Venezuela ya no hay democracia sino autocracia.

Si puede hacerlo con el Sambil, podrá hacerlo con cualquier cosa.

Saludos.

lsmartino dijo...

Lo interesante ahora es que a casi 4 meses de la orden de expropiación de Chávez, no sólo que no se ha avanzado nada en ese tema, ¡sino que más bien están completando el centro comercial! Aparentemente el impacto de expropiar el centro comercial no era conveniente al estado, o tal vez simplemente no había dinero para poder ejecutar la expropiación.

Pienso que no se debió permitir la construcción de ese centro comercial en una zona tan díficil para el tráfico como esa, pero también pienso que es poco serio por parte del gobierno el dar los permisos para una obra, para luego revocarlos arbitrariamente.

No hacía falta ser un sesudo urbanista para darse cuenta desde un primer momento que esa obra no debía ser autorizada, pero tampoco puede aplaudirse el hecho de que un gobierno de manera arbitraria revoque los permisos que ha otorgado en su momento, luego que se ha invertido una gran cantidad de dinero por parte de N inversionistas porque eso trae inseguridad jurídica y le quita seriedad al papel del estado.

Además, parar el Sambil como se quiso hacer, no afectaba realmente a los Cohen, sino a los inversionistas que ya habían adelantado importantes sumas de dinero para montar sus negocios allí. Después de todo, los millonarios nunca pierden, quien pierde es el inversionista pequeño.

Pienso que las cosas se tienen que hacer con mayor previsión, ya el daño del Sambil estaba hecho y era peor expropiarlo que dejarlo continuar.

La solución que debe aplicarse ahora es ver cómo se mejora la vialidad del área. Soluciones hay, lo que hay es que tener los cojones para aplicarlas.

M@goo dijo...

Es interesante que nadie pida el castigo de los que otorgaron los permisos. Mencionan a Cohen pero no a Barreto y/o Bernal.No quiero imaginar si alguno de los alcaldes que otorgo los permisos hubiese sido de oposicion.

Esta es la parte divertida de la revolucion

ORCC dijo...

¿Cuál es el estado actual del tema expropiación del Sambil de la Candelaria?

No se ha hablado más de esto en los medios ni por parte del gobierno, ni por parte de la oposición.

¿Cuáles fueron las propuestas de la comunidad a desarrollar en estos espacios del Sambil y cómo serán canalizadas dichas propuestas?