15 de abril de 2007

¿Estás robando a la sociedad? Un panfleto de los tomistas de la UCV te da la respuesta

Corría marzo de 2001 en la Universidad Central de Venezuela. Era un 29 de marzo, día jueves. El día anterior, hechos no del todo claros habían pasado en la universidad; según los canales de televisión, tal parecía que "un grupito de locos" se habían proclamado los nuevos dirigentes de la universidad y habían tomado la Sala de Sesiones del Rectorado exigiendo una "constituyente universitaria". Y un profesor con peinado de totuma, llamado Agustín Blanco Muñoz, se había proclamado como nuevo rector, aunque al día siguiente retiraría su apoyo a la toma.

El jueves 29 me topé con una joven quien, en la entrada de Las Tres Gracias, estaba entregando este panfleto (háganle click para leerlo), y me pedía que me acercara al Rectorado a escuchar el porqué de la toma:


El panfleto estaba titulado: "¿Quién eres?", y rezaba:
"Si eres estudiante que persigue buenas notas, que se trasnocha resolviendo los exámenes de los semestres anteriores, que por nada del mundo pierde clase, que se siente futuro egresado de la mejor institución del país, entonces reflexiona esto:
  1. Cuántas veces has pensado en el tamaño de la casa o apartamento que quisieras tener.
  2. Cuántas veces has pensado en el tipo de carro que deseas manejar.
  3. Cuántas veces has pensado en las dimensiones físicas que va a tener tu pareja.
  4. Cuántas veces has pensado en el tamaño de la empresa donde vas a trabajar. 
  5. Cuántas veces has pensado en irte a vivir en el extranjero, donde sí  comprendan tu intelecto.
  6. Cuántas veces has pensado en cómo vas a ayudar a tu país a resolver los problemas que posee.
  7. Cuántas veces has pensado que a esta hora exactamente hay un niño en la calle.
  8. Cuántas veces has pensado que contigo no estudia ningún hijo de campesino ni de obrero.
  9. Cuántas veces has pensado que mientras tú estudias, un mar de gente paga tus estudios y que no puede acceder a la Universidad espera que nosotros les mejoremos su nivel de vida.
Posiblemente del punto 6 en adelante no los habrás pensado con tanta frecuencia. Tal vez sí. Lo cierto es que los motivos por los cuales la educación es gratuita son desde el punto 6 en adelante, y no los 5 primeros". 
En particular, el penúltimo párrafo era aleccionador.
"Si son los 5 primeros puntos los que mantienen tu cabeza ocupada, recuerda que la gente que está afuera y que te paga los estudios lo hace para que, cuando te gradúes, eleves el nivel de vida de la sociedad y no tu nivel de vida en la sociedad. En consecuencia, si estudias por los puntos del 1 al 5, estás aprovechándote del pueblo venezolano, y eso te convierte en un estafador, un ladrón por acción u omisión. ¿Qué vas a hacer al respecto?"

Las personas que egresamos de la UCV y de las universidades públicas del Estado no pagamos ni un bolívar por nuestra educación. La misma fue pagada por la sociedad a través del Estado, y en el caso de la UCV es costosísima: 20 millones de bolívares anuales por cada estudiante, o más. Es dinero que pudiera haberse gastado en cualquier otra medida para ayudar al pueblo venezolano, pero que se invirtió en nosotros. Estudiamos ocupando un cupo mientras decenas de miles de chamos en los barrios y en nuestros campos se quedaban sin acceso a la educación superior.

Por lo tanto, nuestro propósito como profesionales no puede ser el de volvernos ricos, tener grandes carros y muchas ostentaciones. Nuestro propósito debe ser el de devolverle a la sociedad ese dinero que se invirtió en cada uno de nosotros. Lamentablemente, eso no se le explica a la mayoría de los estudiantes de la UCV, de la USB, la ULA, la LUZ, la UDO u otras universidades públicas. La finalidad de ellos al graduarse es simple: ganar la mayor cantidad de dinero posible, y cumplir los sueños individualistas de cada uno, generalmente señalados en los primeros cinco puntos indicados por el panfleto.

El panfleto te obligaba a tomar uno de dos caminos:
  • o te ofendías, arrugabas el papel y lo botabas,
  • o reflexionabas y te unías al cambio.
En lo particular, he guardado este panfleto con mucho cariño por seis años. No sé quien de los miembros del M-28 original lo escribió; simplemente sé que expresaba mucho de lo que sentía y de lo que era mi opinión sobre el rol de la Universidad en la sociedad... un sentimiento que no compartía con nadie en ese momento, pues la mayoría de mis compañeros de clase estudiaban computación simplemente "para hacer billete".

El pasado 28 de marzo se cumplieron seis años de la Toma de la UCV, y sólo la valiente Vanessa Davies se acordó del hecho y entrevistó a algunos estudiantes universitarios en su programa "Contragolpe". El resto de quienes apoyan al proceso parece que quieren olvidarla. Parece que la ven como un fracaso, como una vergüenza o como una estupidez de "unos loquitos".

Yo, por lo contrario, veo a la toma como un hecho significativo que nos hizo a muchos despertar y levantarnos para ayudar en los cambios que requiere nuestro país. Una escuela donde aprendimos muchísimo, y como el intento más valiente de hacer una verdadera transformación en la UCV.

En esos días, era estudiante de la UCV. Hoy, soy Licenciado en Computación. Sólo pido a Dios mantenerme íntegro en mi forma de pensar a través del tiempo, y que algún día pueda decir que sí pude devolver a la Sociedad lo que la UCV invirtió en mí. Y ojalá que muchos otros de mis compañeros piensen así...

En un futuro artículo hablaremos más de eso.
Publicar un comentario