8 de septiembre de 2007

Postales de Leningrado... ¡las guerrillas venezolanas, a debate público!

Duante décadas, hablar de las guerrillas venezolanas ha sido un tabú. El miedo a ser vinculado con los "grupos terroristas" que se alzaron en armas en los años sesenta y setenta (miedo producto de la fuerte represión que ejercían los cuerpos de seguridad de la Cuarta República) causaron que, salvo muy contadas excepciones, se hablara muy poco de los movimientos que se alzaron en armas durante buena parte de nuestra historia contemporánea. Gobiernos pasados también se encargaron de borrar a las guerrillas de nuestra historia; a través de los textos de escuela apenas se mencionaban en uno que otro párrafo como grupos terroristas muy negativos, y eso fue lo que aprendieron las nuevas generaciones, que fueron "ideologizadas" mucho antes de que la oposición antichavista se apropiara de esa palabrita.

De ese miedo es que nos viene a hablar la película "Postales de Leningrado", escrita y dirigida por Mariana Rondón, joven realizadora quien estudió cine de animación en Francia y en la famosa Escuela Internacional del Cine y la Televisión de Cuba.

El personaje que narra la película -el segundo largometraje de Rondón- es una niña de ocho años, hija de combatientes de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), aquel grupo guerrillero establecido por el Partido Comunista de Venezuela (PCV) en 1962 para luchar contra el gobierno de Rómulo Betancourt.

Doble trama, para espectadores pensantes

La niña, junto a su primo, narran su temprana vida a manera de juego, donde, debido al miedo reinante, deben estar escondiéndose de quienes los persiguen. Para ello, se cambian constantemente los nombres y juegan a ser "el hombre invisible". Su mayor temor es que sus padres vayan a Leningrado... "porque los papás que llegan a Leningrado, no regresan jamás".

Tras la historia contada por los niños, se esconde una historia "adulta" mucho más compleja, que debe ser deshilachada por el espectador. La historia no se cuenta de forma lineal; la narración va adelante y atrás en el tiempo, y requiere pensar como un niño para entender la "trama adulta" que está detrás de la narración infantil: Un encuentro entre el Frente Simón Bolívar y el Frente Nororiental de la FALN; la recuperación de armas para el asalto a la tienda Sears; el escape de la cárcel y del manicomio... esos son eventos que forman parte de un "plan" que los niños ven de una forma infantil, pero donde no se esconde la represión y las torturas de la época.

Además, hay que dejar varias cosas en claro:

  • Postales de Leningrado no es una película de acción. Quienes vayan a verla pensando que encontrarán sangrientos combates "estilo Hollywood" entre guerrilleros heróicos y soldados asesinos, mejor busquen en otro lado. Sin embargo, Rondón hace un uso genial de comerciales y documentales reales, incluso de uno hecho por el mismísimo Ejército en los años sesenta, para usarlos como forma de contar la historia. Sobrecogedora es una de las canciones que entonaban los guerrilleros en sus entrenamientos: "Quiero comerme / una nevera / llena de carne / de carne guerrillera / ¡Guerrillero! / ¡Yo te mato! / ¡y tu carne! / ¡me la como! / ¡y tu oreja! / ¡me la como!"

  • Postales de Leningrado no es una película propagandística. No encontrarán discursos o situaciones que intenten justificar las guerrillas, los ideales comunistas o la lucha contra los gobiernos de la época. Pero sí se denuncia sin tapujos la represión de los cuerpos gubernamentales, y las consecuencias dolorosas que debían pagar quienes se alzaban contra ese régimen, incluso a costa de sus propias vidas.

  • Postales de Leningrado no es una película para niños. Es cierto que una niña y un niño son sus narradores. Es verdad que se usan muchas animaciones, y que se evita por completo mostrar derramamientos de sangre humana. Pero a los niños les costará entenderla. Además, es clase B: para mayores de 12 años.

  • Postales de Leningrado está llena de simbolismos, por lo que se disfrutará más si va a verla en grupo, con personas de diferentes edades y perfiles, con quienes pueda discutir después su significado y sus mensajes.

Elementos históricos

"Una de las razones por las que hice esta película es porque no tuve ni fotos ni imágenes de la juventud de mis padres", cuenta Mariana Rondón en el documental "Los Hijos de la Guerrilla", que decidieron realizar cuando se dieron cuenta que buena parte de los venezolanos que trabajaron en esta película eran hijos o parientes de ex guerrilleros. "Mi tía me dijo que en la DISIP podría encontrar unas que le quitaron a ella en un allanamiento. Pero prefiero hacer una película a ir a la DISIP a buscar el álbum de mi familia".

Mariana es hija de Pavel Rondón, ex combatiente guerrillero venezolano; de allí que conocía muy bien de lo que estaba escribiendo. Su padre se desempeña hoy como embajador de Venezuela en Colombia en un momento muy delicado, cuando el Presidente Hugo Chávez media con el gobierno colombiano y el movimiento guerrillero FARC-EP buscando una solución pacífica a un conflicto que ha sacudido a la vecina nación por medio siglo.

La directora sigue contando: "No se como se veían mis padres cuando estuvieron en la guerrilla. Todas esas fotos hubo que quemarlas o botarlas. Tengo fotos de antes o después, pero no de esos diez años. Ahora veo a estos actores y me impresiona los jóvenes que son. Pero más me impresiona que esa es la edad que tenían mis padres cuando estaban en el monte."

Es inevitable querer ver "Hijos de la Guerrilla", documental que será transmitido por Telesur el próximo 15 de septiembre. Fue proyectado recientemente por la Cinemateca Nacional, y en el mismo podía verse el testimonio de más de diez hijos de ex guerrilleros venezolanos, quienes relataban no sólo la represión que se vivió en la época, sino los problemas personales y familiares que vivieron mientras sus padres luchaban contra los gobiernos de aquellos días. Muchos de estos testimonios salen a la luz pública por primera vez, dado que el miedo a la represión que ha existido por tanto tiempo entre ellos.

Quienes no quieran esperar, pueden ver porciones del "making off" de la película en Youtube, y el testimonio de Mariana Rondón en esta dirección.

Totalmente innovadora en animaciones, sonido y música

Será inevitable que algunos conspiranoides intenten relacionar la mediación del Presidente Chávez en Colombia con el estreno de esta película. Pero la realidad es que "Postales de Leningrado" fue filmada en 2005 y estuvo más de un año en post-producción, lo que dificulta mucho cualquier coordinación entre estos dos hechos. Durante todo ese tiempo, se realizó un trabajo muy complejo en el área de sonido, música y animación.

Las sonidistas Rosa María Oliart (peruana) y Lena Esquenazi (argentina) reconstruyeron el audio ambiental y los diálogos en escenas claves del film, incluyendo la selva, el manicomio, la cárcel o aquellas grabadas en sitios bulliciosos, como la Plaza Bolívar de Mérida. Escenas como la fiesta de fin de año, la muerte de Pedro o las animaciones cuentan con un trabajo impecable que explota el Dolby Surround 5.1, pudiendo el espectador sentir efectos de sonido que vienen de todas las direcciones... algo que no es común en producciones venezolanas debido a la ausencia de estudios de masterización de audio 5.1 en nuestro país. También se hicieron numerosos "foleys", o doblajes de sonidos ambientales grabados en estudio: pisadas en la selva, chapuzones, pasos, golpes, etc.


Postales de Leningrado también cuenta con numerosas animaciones 2D, que refuerzan el ambiente infantil que crea la narración de los chiquillos. Flechas, trazos, dibujitos infantiles, muñequitos brincando, un arbolito creciendo a partir de un guerrillero "sembrado" por las balas enemigas, o la hermosa animación del niño en bicicleta pasando a través de los enemigos. Recursos gráficos que no muchos apreciarán, pero que requirieron el trabajo de hasta doce animadores por tres meses, un equipo liderado por el argentino Ignacio Gorfinkiel y realizado en México.

La película fue filmada durante siete semanas en formato Super16 mm en el estado Mérida, concretamente en Mesa de Los Indios y en la capital del estado. En total, 47 de los 93 minutos del film recibieron algún tipo de intervención gráfica, algo inusual para una película venezolana, dado lo costoso que resulta hacer este tipo de efectos. Fue necesario "escanear" o digitalizar la mitad de la película a una resolución de 2048 x 1556 píxeles (nueve veces más resolución que una cámara de televisión), proceso que puede costar decenas de miles de dólares y no se puede hacer en Venezuela. De allí se hizo la corrección de colores, el reencuadre, se añadieron efectos, animaciones y se agregó "ruido" a porciones de la película para darle un aire sesentoso. Se usaron paquetes como Final Cut Pro, Fusion y After Effects. De allí, la película debió transferirse a 35 mm para poder ser distribuida en los cines comerciales.

El asalto, mi escena favorita

Sin duda alguna que la escena que más se recordará en este film es el asalto de Sears, no sólo por lo ocurrente, humorística y sorpresiva, sino por los avanzados recursos gráficos al presentarse como un comic, con múltiples divisiones de la pantalla al estilo de "Sin City". No quiero contarles la escena; sólo les diré que estén pendientes de los animalitos que aparecen en ella pues son, en su mayor parte, animaciones 3D generadas por computadora que parecen increiblemente reales (hechas por el equipo de Gorfinkiel usando paquetes como Softimage y Lightwave). Para colmo, es acompañada por una música sesentosa que recuerda mucho a la de series como "El Avispón Verde", pero que luego da paso a una versión punk de "Hasta Siempre, Comandante", de una forma magistral.

La música de toda la película fue diseñada y planeada por el mexicano Felipe Pérez Santiago y el argentino Camilo Froideval, e incluye, además de la conocida canción de Carlos Puebla, una versión de "Bella Ciao" y numerosas piezas originales para reforzar el ambiente del film, las marchas de las guerrillas y las del Ejército.


"Postales..." se parece un poco a "El Laberinto del Fauno": ambas son películas enmarcadas en un contexto histórico de lucha contra el fascismo, donde los efectos visuales son un recurso al servicio del director, para ayudarle a contar una historia espectacular. No es como en otros filmes, donde los efectos visuales son los protagonistas a costa de una historia absurda pero que vende.

No quiero escribir mucho sobre actuación, porque desconozco del tema. Sólo sé que me encantó la actuación de María Fernanda Ferro (Marta) durante el asalto a Sears, y la forma como se desempeño la abuela de Teo (Haydee Faverola).

Críticas hacia adentro

Como escribí antes, "Postales..." no es una película propagandística, aún cuando el Ministerio de la Cultura, Pdvsa y el canal Telesur la hayan financiado. De hecho, en la película hay varias críticas implícitas hacia algunas actitudes de la izquierda de los años sesenta, que harán inevitable que algunos revolucionarios despotrinquen de ella. El dogmatismo absurdo de las muchachas que asaltan el Sears; el triste papel del "tribunal disciplinario"comunista (y no sé por qué me vino a la mente el PSUV); el conflicto entre los guerrilleros Teo (quien defiende sus ideales) y Raúl (quien sólo busca aventuras); la locura, real o fingida, de la Abuela y de Teo; el transportar armas en un cochecito, con una bebé encima. Tal vez Mariana lo expresó mejor en el documental: "Creer que la vida se parece a las películas: tener miedo, guardar secretos, equivocarse, necesitar aventuras, defender ideas, estar tristes, desmitificar superhéroes. De eso se trata la vida, y si no fuera así, entonces de eso se tratará la película."

De cualquier forma, me encanta sobremanera que en Venezuela se hagan películas como estas, de excelente calidad y con temáticas tan nuestras, tan locales, tan venezolanas, tan latinoamericanas. Me gusta mucho más que finalmente estemos sacando a la luz temas considerados "tabúes" en el pasado, de los que aún muchos temen hablar. Aunque estaré aún más feliz cuando vea que sonidistas, músicos y animadores venezolanos puedan (¿podamos?) hacer producciones de una calidad similar.

Esperemos que "Postales" desencadene una discusión abierta en medios del Estado, comunitarios y privados, y que ex guerrilleros del pasado puedan finalmente sacar sus vivencias, sus historias y sus hazañas a la luz pública sin temor alguno.

pd. Si viste la película y no entendiste algo, tal vez esta línea de tiempo te ayude.
pd2. Puedes ver una excelente reseña de "Postales" en el blog de Manina.

18 comentarios:

Ricardo dijo...

La misma critica que hiciste hacia transformers la puedes hacer aqui.

Una pelicula que difunde lo que los (mejor dicho, el) que ostenta(n) el poder quiere(n) comunicar... es decir, que la guerrilla más allá de haber sido un grupo asesino que uso las armas antes que la razon y que abrio las piernas para que "entraran" los cubanos castristas al país a matar a nuestros soldados de esa epoca... más allá de que la cuarta república fue una porquería no creo que sea bueno tratar a estos irregulares como los salvadores del mundo... por favor!!

Por otro lado el gobierno hizo fuertes criticas (por ejemplo) a la pelicula secuestro express solo porque dio a conocer al mundo un problema super grave que afecta al pais... la delincuencia y la inseguridad desatada e impune.

Para mi no hay nada peor que una propaganda gubernamental (en este caso vestida de pelicula) porque son las más falsas que hay... y no solo en la era chavista-castrista, siempre me han caído mal.

luigino dijo...

No leíste ni los dos primeros párrafos de la reseña. De verdad es una falta de respeto hacer comentarios sobre un artículo que ni siquiera has leído...

Okrim Al Qasal dijo...

Ricardo ni leyó tu comentario ni vio la película. Llamar al film "propaganda gubernamental" es no haberla visto, o tener la percepción totalmente desviada.

Yo la ví en unos cines de Altamira. Al principio unos pobres desubicados que habían olvidado el cerebro en casa, empezaron a bufar y resoplar como cabestros cuando vieron el logo de Telesur y PDVSA al principio, esperándose una película adoctrinante y propagandística. Lo cierto es que se quedaron sentaditos, ninguno se fue y la película los dejó calladitos, ni un sólo resoplido, ni una sóla queja, ni un sólo "chiste" durante la proyección. ¡Y ojo: en Altamira! Si se tratara de una película propagandística, no se hubieran callado. De hecho, antes de la película, entre los anuncios de polar y otros, hubo uno de PDVSA, alguien de la audiencia gritó ¡¡Ladrones!! y otros cinco o seis le aplaudieron. Esos seres tan refinados y educados, que gritan durante los anuncios y resoplan cuando los patrocinadores no son de su agrado, cuando llegó el largo 'ideologizante' se quedaron calladitos y no se movieron de sus asientos hasta que terminó.

Una película excelente, tenía pensado escribir una entrada pero Luigi se me adelantó y dudo que la pueda mejorar :)

depr001 dijo...

Buena reseña. Algunas de las cosas que dijiste me han llevado a una reflexión:

¿Qué sucedería si alguien intenta llevar al cine una historia sobre el 11 de Abril en la que los escuálidos queden como héroes y víctimas? La petrolera del estado, que es de todos los venezolanos, ¿la financiaría? Lo dudo. El gobierno le caería encima. Lo apuesto.

Si alguien quisiese hacer 'Amaneció de golpe', no podría (interesante ¿no? antes sí pero ahora no). Ni siquiera hablemos de hacer una película en la que un grupo de sifrinos se alcen en armas en contra del gobierno. ¡Los destruirían! De eso se trata nuestro 'progreso'.

Ya que hablaste de fascismo, los que acabo de hacer son ejemplos sutiles.

Pero está bien. Yo soy de la opinión de que a los gobiernos fascistas hay que dejarlos hacer todo lo que quieran: perpetuarse en el poder, reeducar a los niños, monopolizar los medios, etc. La única forma de que la gente entienda los valores de la democracia (la de verdad, no la que es sinónimo de elecciones, no este patético disfraz de cincuenta años) es que sufra las pequeñas delicias de la vida bajo un gobierno autoritario.

Es sumamente curioso, trágico y cómico que, eventualmente, la gente que apoya a este gobierno serán equivalentes a los pinochetistas y los adecos serán una especie de figuras romántico-patéticas que harán documentales sobre la plaza de la meritocracia y otras ridiculeces.

Habiendo sacado eso, repito, buena reseña. Es además una tronco de película que me parece que acompaña a golpes a mi puerta y crónica de un subversivo latinoamericano.

luigino dijo...

Estoy cansado de ver documentales sobre el 11 de abril hechos desde la óptica de la oposición, realizados por la gente de RCTV, Globovisión, Venevisión y otros medios... y, por si no lo sabías, María Conchita Alonso va a hacer una película sobre el 11 de abril, poniendo a Chávez como el malo:

http://elobservador.rctv.net/Noticias/VerNoticia.aspx?NoticiaId=222530&Tipo=29

No entiendo por qué tanta arrechera de algunos derechistas sólo porque personas que estuvieron calladas durante 30 años al fin se decidan a contar sus historias. Para ellos, Betancourt era un santo, y estoy cometiendo un crimen al compararlo con Franco. ¡QUE BOLAS! ¿Sabían ustedes que Venezuela fue uno de los primeros lugares, aún antes que en Argentina o Chile, donde comenzaron a existir desaparecidos políticos?

Lo peor es que "Postales" es autocrítica: no intenta justificar las guerrillas ni decir que eran algo bueno... todo lo contrario, para mí la escena del "tribunal disciplinario" es una clara crítica hacia la izquierda dogmática de la época.

Lo mismo con el documental "Hijos de la Guerrilla", el cual termina con opiniones autocríticas de los jóvenes hijos de guerrilleros, quienes reflexionan y admiten en su mayoría que el irse a las armas fue un error.

Sin embargo, nada de esto es importante para los derechistas que visitan esta página. Para ellos, el proceso bolivariano es una dictadura, el gobierno de Betancourt era "chévere", y quienes apoyan a Chávez deberán ser aplastados apenas se tenga la oportunidad.

Anónimo dijo...

"Es sumamente curioso, trágico y cómico que, eventualmente, la gente que apoya a este gobierno serán equivalentes a los pinochetistas y los adecos serán una especie de figuras romántico-patéticas que harán documentales sobre la plaza de la meritocracia y otras ridiculeces."


Claro. Porque no hay diferencia alguna entre un gobierno que mata, viola, tortura y tira al mar a sus disidentes y otro que los deja expresar sus puntos de vista en la Asamblea Nacional. Ninguna. Por eso Pinochet es igual a Chávez. Y Bush es güeno.

Pepito

depr001 dijo...

Luigino, no quería desatar la ira del dogmático.

Nunca dije que fuera de derechas. De hecho cuidado y soy más ñángara que tú. Creo en el socialismo como una forma de salvación. Creo en la democracia participativa. Y creo, con todos mis huesos, que un gobierno que niegue al otro es un gobierno fascista.

Pero esa es una competencia necia (y de paso, un ejercicio facha).

Apuesto que debe haber la misma cantidad de documentales escuálidos que chavistas sobre el 11-A. Sin embargo, sólo la mitad de esa cantidad (así como esta película) pueden ser financiados por el estado. ¿Por qué será eso? Esa era la única pregunta que me hacía.

Ahora también me pregunto de dónde salió esa idea de que la gente no hablaba de la guerrilla por miedo, de que estaban silenciados. Yo crecí oyendo, leyendo y viendo historias de nuestros subversivos. Me parece una linda fabricación que se las tiren de argentinos y chilenos. En serio, es hermosa, porque nos da una mitología que no tenemos. Pero eso no es enteramente verdad. Aquí se han escrito novelas y se han hecho películas y documentales sobre la guerrilla. ¿Que no se han hecho la cantidad necesaria? No podría estar más de acuerdo. Ese (y otros que hoy están ocultos por miedo) son temas para hacer cientos de películas.

Ahora bien, sólo para aclarar:
1. Nunca escribí, ni he escrito la palabra 'dictadura' para definir al gobierno que elegimos. Quedará de tu parte y la de otros establecer si alguna vez la escribiré.

(Digo 'otros' porque yo no existo para este gobierno, no cuento, estoy oficialmente invitado a irme. Así que todo está en manos de otros)

2. Nunca dije que Betancourt era chévere. Creo que probablemente haya sido todo lo contrario. Entiendo tu rabia cuando alguien dice semejante barbaridad porque seguramente nuestros hijos tendrán esta discusión sobre Chávez (si por supuesto dejan que uno les enseñe los valores de libertad, la solidaridad y la empatía).

Yo también entiendo que quizás no quieras discutir un tema tan álgido. Créeme que te entiendo. El día que yo me doble sobre mi mismo y apoye a un gobierno cualquiera probablemente no quiera tener este tipo de discusiones. Por esa razón estará bien que no publiques este comentario.

saludos.

Rodolfo dijo...

A mi me gustó la película. La vi hace un par de meses por razones de trabajo.También vi Hijos de la guerrilla por las mismas razones.

Me gustó muchísimo como está contada. Aunque parece que para mucha gente ese ha sido un problema (en mi blog al menos dos personas han pasado para quejarse de eso).

No creo que sea como dijo alguien por allá arriba "una película que ostenta lo que el poder quiere comunicar", pues como bien dices, Lubrio, es un filme bien critico. A mi las dos primeras películas que me vinieron a la mente al terminar de ver Postales de Leningrado fueron Good bye Lenin y La vida es bella.

Pero creo que hay que hacer un esfuerzo por sacar a la película del contexto político venezolano actual y ubicarla en el contexto de esos hijos de guerrilleros que fueron visiblemente afectados por lo que vivían sus padres (como se puede ver claramente en Hijos de la guerrilla).

¿es una película sobre el desencanto o sobre la utopía?
Yo creo que es más sobre el desencanto, un desencanto contado de una manera alegre, pero desencanto al fin y al cabo.

Que bueno que estés de nuevo en línea. saludos.

luigino dijo...

"Yo creo que es más sobre el desencanto, un desencanto contado de una manera alegre, pero desencanto al fin y al cabo."

Totalmente acertado... es lo mismo que percibí yo con el final que tiene.

Ricardo dijo...

Es cierto cuando aseguran que no vi la película y de hecho es verdad y si llego a tener la oportunidad de verla lo hago (ojalá el tiempo me lo permita).

Pero si lei el tema completo y si bien al parecer no existe propaganda gubernamental directa, vaya que de manera indirecta me parece que si ya que el estado actual se autodenomina "el que más libertad ofrece" y vaya que no me gustan las autodenominaciones ya que suelen ser exageradas o simplemente falsas... ese estado destina fondos para hacer filmes que los favorezca a ellos mismos o bien no los critique... diganme ustedes, supongamos que yo al día de mañana me proponga hacer una pelicula sobre la delincuencia o sobre la corrupción (para mi los 2 mayores problemas de nuestra sociedad) estoy seguro que los fondos que necesitaria el estado me los va a negar (y vaya que hay libertad)... y no me vengan a decir que en la 4ta república era igual porque eso no es excusa, recuerden que este estado es el que "más libertad ofrece" y en la palabra libertad debe estar asegurados los principios de pluralidad y critica.

Por otro lado aqui nadie esta diciendo que betancourt era chévere, más bien todo lo contrario, pero una verdad gigante es que la guerrilla tampoco era nada chevere porque ustedes critican el entreguismo de los derechistas y más entreguistas que los izquierdistas venezolanos no conozco, aqui los cubanos mandan más que yo que SOY VENEZOLANO.

Y ojo, no soy derechista, no simpatizo con la 4ta república, pienso que la 5ta república tiene algunas ideas bastante buenas, pero eso de monopolizar el poder y satanizar a los criticos estaré en contra toda mi vida y no hablo de los criticos politicos que tienen otra agenda, hablo de personas como yo que tenemos cerrados los canales de participación, a menos que sea para adular tal como vemos en los canales de participación actuales: AN, TV, consejos comunales, foros, y cualquier cosa que promueva el gobierno.

Por ejemplo... el documental más sesgado que yo he visto en mi vida fue el de la revolución no será televisada, donde criticos internacionales desnudaron al mundo sus errores y omisiones... pero supongo que esa era gente pagada por la cia.

Y como dijo el otro amigo... personas criticas como el y como yo estamos cordialmente invitadas a abandonar el país... asi que... ¿libertad? si, claro!!!!

Y voy a hacer lo posible para ver la película y así poderla criticar con todo o todo lo contrario.

Saludos!!

Anónimo dijo...

Ricardo "el documental más sesgado que yo he visto en mi vida fue" uno que transmitió Globovisión y que fácilmente pudo ser desnudado por quienes no nos chupamos los dedos. Yo he visto los intentos de replicarle a "La revolución no será transmitida" y no han podido. Son verdaderamente torpes, porque ven inconguencias donde no las hay. Te pongo un ejemplo de "desnudo" que hizo un "analista" en un programa de televisión: hay una escena donde Chávez está en un avión conversando con uno de sus ministros. A continuación aparece Chávez bajando del avión en uniforme militar. El analista ve en eso una contradicción. ¡Torpe! Lo que yo capto es que el documental hace un resumen y no coloca toda la vida y milagros del presidente. Ambas escenas son dos tiempos distintos, evidentemente. Que a los documentalistas les dio la gana de hacerle esa secuencia ese es su problema. Pero dime tú, Ricardo, ¿qué sesgo ves en el documental? Sesgo sí hay cuando las jineteras de los medios repiten un millón de veces que los cuatro "pistoleros" de puente Llaguno dispararon contra la "manifestación pacífica" de la cual nunca mostraron ninguna fotico cuando pasaban por el lugar. Lo que sí existe es un video de Globovisión tomado desde lo alto de un edificio donde se ve claramente que lo único que había era la ballena de la PM, y existe el audio, también de Globovisión, donde Del Valle Canelones le comenta a otra periodista de ese canal, creo que Carla Angola, lo que está viendo. Y según ella, lo que está viendo es a los chavistas de puente Llaguno enfrentándose a la PM. ¿Por qué Globovisión ocultó durante tanto tiempo ese video y ese audio? ¿No es eso un sesgo de la información?
María Eugenia

luis dijo...

Vi la pelicula y me parecio lo mejor del cine nacional. en eso no hay tu tia. Angela zago ha narrado en sus libros como era la vida de una guerrilla venezolana, lastima que no lo leyeras, pero es muy interesante, esto lo digo debido a que dices que no han salido, las vivencias de los guerrilleros. Hay tambien otros dos, pero el que mas me gusta es el de la Zago.
dudo mucho que se pueda calificar los gobiernos de betancour y leoni de fascismo. creo que en ese punto tienes un pasticho intelectual. fascismo es lo que nos quieren imponer aqui, con un lider unico, un solo color una sola forma de pensar y todos aquellos que piensen diferente, son descalificados y apedreados moralmente o con piedras de verdad.
No se mucho de eso, pero si durante esa epoca incluso habian partidos politicos de izquierda que participaban en las elecciones. La vaina no era como la muestra.
ahora todo aquel que no sea socialista puede ser acusado de ser titere del imperio y puesto en la carcel por traidor.
Tambien hay otra cara de la moneda. Mi papa lucho contra la guerrilla en las montañas, perdio una parte de la cadera por un tiro.
Una de la de las veces que llego a la casa, me lo encontre llorando, yo era un niño, y el me conto que habian encontrado a sus soldados perdidos, muertos y torturados. Y le pedi que me contara como era la guerra. despues lo encontre en un hospital, ya que a pesar de ser un oficial, estaba con sus soldados todo el tiempo, y eran sus amigos.
eso fue una guerra y hubo exceso de Ambas partes Torturaban ambos, a mi nadie me va a decir que los teodoros y la zago que estaban en el monte eran unos angelitos, y tampoco nuestro ejercito eran unos angelitos. Eso fue una guerra, y en una guerra nadie es amable

luigino dijo...

"ahora todo aquel que no sea socialista puede ser acusado de ser titere del imperio y puesto en la carcel por traidor."

A ver, dame ejemplos.

"Angela zago ha narrado en sus libros como era la vida de una guerrilla venezolana, lastima que no lo leyeras,"

No se me olvidan los libros de historia de Venezuela que leí en bachillerato, que apenas dedicaban 3 o 4 párrafos a los gobiernos de Betancourt, Leoni y Caldera, y sobre las guerrillas lo único que decían era algo como... "Betancourt, considerado 'El Padre de la Democracia', comabtío a las guerrillas". Luego hablan de ideologización...

La conducta de los cuerpos de seguridad de Betancourt y de su ministro del Interior, el Sr. Carlos Andrés Pérez, sí fue claramente fascista. Practicaron desapariciones, torturas, asesinaron a numerosos líderes políticos de izquierda y hasta llegaron al colmo de fingir ser grupos guerrilleros para asesinar poblaciones enteras y culpar a la izquierda de esos hechos.

La izquierda participaba en elecciones, y era víctima de fraudes electorales, particularmente en aquellos sitios donde no podían colocar testigos de mesa, y los adecos y copeyanos se repartían sus votos.

Los revolucionarios tenemos que luchar para que todos hechos históricos no sean borrados por gente como "luis", quienes están empeñados en seguir borrando y falseando la historia venezolana a su antojo.

luigino dijo...

"Apuesto que debe haber la misma cantidad de documentales escuálidos que chavistas sobre el 11-A. Sin embargo, sólo la mitad de esa cantidad (así como esta película) pueden ser financiados por el estado. ¿Por qué será eso? Esa era la única pregunta que me hacía."

Es obvio que el Estado no va a financiar algo que sabe que es una absurda mentira manipuladora... por ejemplo, las tesis opositoras de que el Presidente Chávez colocó a círculos del terror en el puente Llaguno para asesinar a opositores indefensos.

Yo tampoco puedo aspirar que Globovisión o El Nacional me patrocinen un documental donde yo exponga que ellos manipularon y siguen manipulando a los venezolanos, o sí?

luigino dijo...

María Eugenia me dejó este comentario en el post del huso horario, pero lo colocaré acá:

==============================
Luis dice: "dudo mucho que se pueda calificar los gobiernos de betancour y leoni de fascismo". Chamo, te falta información que jode. Te recomiendo que te informes mejor. Por el hecho de que los medios callaban, eso no significaba que aquí no pasaba nada. Por ejemplo: ¿tú sabías que por apenas la millonésima parte que le han dicho o hecho a Chávez, los opositores de betancourt y leoni ya estaban bajo tierra? ¿Pregúntale a tus mayores si ellos alguna vez vieron por los medios a algún opositor llamando a la desobediencia civil generalizada, o a desconocer al régimen, o a no pagar impuestos, o estudiantes posando como héroes, o establecer toques de queda cuando se sancionaba una constitución que además era desconocida para el pueblo? ¿Sabías tú que Betancourt ilegalizó los partidos de izquierda y, como si fuera poco, irrespetó la inmunidad parlamentaria de militantes izquierdistas llevándolos a prisión, como los hermanos Eduardo y Gustavo Machado, Sáez Mérida. Eleazar Díaz Rangel, actual director de ÚN fue uno de los periodistas presos, y también García Ponce. Además, Betancourt clausuró varios periodicos. Para darte un ejemplo de cómo esos gobiernos coartaban la libertad de prensa te cito a Díaz Rangel, quien fue también víctima de esos gobiernos(y eso que no estamos tocando otros aspectos concernientes a los derechos humanos. El tema es muy extenso pero vale la pena leerlo para no seguir pecando de ignorancia supina):
Voy a resumirlo, extraído de "La prensa venezolana en el siglo XX":

+ Presiones sobre el diario La Razón, expulsados sus propietarios; decomiso de ediciones, asalto a talleres, suspensión en varias ocasiones de los semanarios Izquierda y Tribuna Popular, hasta la clausura definitiva; suspendidos los diarios Clarín, La Hora; El Imparcial, de Maracay, El Tiempo, de Valera, y El Día, de Acarigua; clausura del diario El Venezolano. En junio de 1962 estableció la censura, el decreto del Ministerio de Relaciones Interiores decía "Se ordena que todas las publicaciones del país, sea cual fuere su naturaleza, se abstenga de dar informaciones relacionadas con el orden público...sin consultar previamente con los funcionarios designados al efecto por este Despacho, o por las respectivas gobernaciones de estado" (Julio 6, 1962).

La Cámara de Diputados aprobó en julio de 1963 "Declarar que la libertad de prensa en Venezuela atraviesa en los actuales momentos por una de sus más graves y difíciles etapas, debido a la supresión sistemáticas de diversos órganos periodísticos y a la persecución de profesionales de la prensa, así como el régimen de censura vigente".

Les invito a rastrear las páginas de los diarios a ver si encuentran alguna declaración que refleja la protesta del Bloque de Prensa o de la Sociedad Interamericana de Prensa. Y encontrarán una sorpresa, hubo prensa que no publicó esta declaración de la Cámara. La AVP, que entonces presidía la insigne luchadora Analuisa Llovera, emitió oportunamente su denuncia ante la misma Cámara de Diputados, y formó parte de ese expediente.

En esos mismos años hubo un boicot contra el diario El Nacional, al cual gradualmente le retiraron la publicidad, como mecanismo de presión contra su línea informativa. Dos editoriales, del 8 y del 28 de junio de 1961, denunciaron "la persistencia de los manejos reaccionarios", y su propietario y Director, Miguel Otero Silva, escribió en agosto de ese año que "Al rechazar la tesis reaccionaria según la cual la orientación política y periodística de una publicación ha de ser determinada por los grandes anunciantes y no por el criterio de los directivos de esa publicación, El Nacional hace armas en salvaguarda de la integridad y de la decencia del periodismo venezolano".
¿Cómo concluyó ese episodio? Para que regresaran los avisos, Miguel Otero Silva y otros miembros de la redacción de ese diario debimos salir junto a varios de sus colaboradores de la página cuatro.

También guardaron silencio el Bloque y la SIP. Un procedimiento similar utilizaron en Colombia contra "La Nueva Prensa", y otra vez calló la SIP.

El gobierno del Dr. Raúl Leoni tiene igualmente una historia con agresiones a los medios. Fue clausurado el diario La Extra y suspendida temporalmente la revista Venezuela Gráfica. En abril de 1965 fueron allanados los locales de Últimas Noticias, La Esfera y El Mundo y detenido el editor Miguel Ángel Capriles. El Bloque acordó investigar los hechos, y la SIP se limitó a "lamentar la detención" de Capriles, pero no pidió su libertad ni protestó.

Durante el gobierno del Dr. Rafael Caldera, en octubre del 71 fue decomisada una edición del diario El Mundo, allanados los talleres de Critica, de Maracaibo y de La Religión, y confiscada la revista Punto Negro.

Con Carlos Andrés Pérez se suspendió por dos días a Radio Caracas TV , fue decomisada una edición de la revista "Al Margen", y otra de "Resumen", y detenido su editor Jorge Olavarría. En su segundo período estableció abiertamente la censura, y fueron atropellados varios periodistas. En época de Luis Herrera Campins se levantaron expedientes a periodistas de izquierda, y se abrió un juicio a Maria Eugenia Díaz.

Sin embargo, el período más negro, de mayores restricciones a las libertades de opinar y de informar, no dejó huellas. Se utilizaron procedimientos como en ciertas torturas, cuidando de que no quedaran las marcas y obtenían los mismos efectos, el silencio. Esta vez, no se detuvo a un periodista ni se suspendió ningún medio, pero se controló a todos, con la excepción de El Nacional que insurgió contra ese sistema. La presiones se ejercieron a través del chantaje en la entrega de dólares mediante el Régimen de Cambios Diferencial (Recadi).

En El Diario de Caracas, Marcel Granier escribió que era "...el instrumento de control de la sociedad más poderoso de que ha dispuesto ningún gobierno. Ni la dictadura de Juan Vicente Gómez llegó en sus tiempos negros a disponer de la décima parte del poder que representa el régimen de cambio diferencial".

El Director de The Daily Journal, Tony Bianchi, escribió: "Sin duda alguna, el peor periodo para la libertad de expresión en Venezuela en los últimos 10 años se dio durante el gobierno de Jaime Lusinchi. Utilizando el arma del otorgamiento de dólares a una tasa preferencial para la adquisición de papel periódico en el exterior, el gobierno de Lusinchi pudo controlar casi por completo la información periodística en Venezuela".

Debo aclarar que el control incluía la radio y televisión, que igualmente necesitaban importar insumos, equipos, instalaciones, películas, para su operatividad. En su oportunidad declaré que desde la época de Pérez Jiménez, esta de Lusinchi era la de mayores limitaciones a la libertad de informar.

¿Protestaron el Bloque de Prensa, las cámaras de radio y la de televisión? Nunca. La de radio no lo hizo ni siquiera cuando prohibieron su programa diario del mediodía.

En los años más recientes, con el segundo gobierno de Caldera, y el provisional del Dr. Ramón J. Velásquez, no se registran limitaciones a estas libertades, sin embargo no puede olvidarse aquella campaña nacional y en América Latina, encabezadas por el Bloque de Prensa, las cámaras de los medios audiovisuales, y de la SIP ¡otra vez la inefable SIP! y la Asociación Internacional de Radiodifusión, contra la propuesta del doctor Caldera de reclamar para la sociedad el derecho a recibir información veraz, reconocer lo que es un principio ético universal del periodismo. Fue despiadada esa campaña, que hizo creer que se propiciaba el control de la información. Campaña que repitieron cuando aquí se discutió en la Asamblea Nacional Constituyente ese y otros principios, como el de réplica, que finalmente fueron incorporados a la nueva carta magna por abrumadora mayoría. y vean ustedes como pese a la desproporcionada campaña, que apenas dejaba espacio para la defensa de esos principios, en una encuesta se supo que el 70% de los venezolanos estaban de acuerdo con esas proposiciones.

El 15 de noviembre de 1998 el Bloque de Prensa fijó posición contra un presidente que no había sido electo, llevó a la SIP la propuesta de una declaración alertando sobre las amenazas y peligros a la libertad de prensa en el supuesto de que ganase ese candidato. Era la primera vez que esos organismos se adelantaban a acontecimientos que ellos creían ocurrirían.

Desde entonces hasta ahora, las relaciones de los medios con el gobierno se han caracterizado por períodos de tensiones y, más escasos, de distensión. De duras críticas y ataques del Presidente contra determinados medios, contra algunos propietarios y, en sus primeros tiempos, contra varios periodistas, y del uso, a veces desmedidos, de las cadenas audiovisuales. De parte de la mayoría de los medios, de la prensa, la radio y la televisión, ha habido una persistente campaña contra el Presidente y contra su gobierno. Desde 1936 hasta ahora, nunca el gobierno ni su respectivo jefe de estado, habían sido objeto de los más persistentes ataques, bordeando elementales límites de la decencia, como los que vemos ahora.

Sin embargo, pese a esas circunstancias, nadie puede mostrar aquí o en el exterior, ejemplos de una sola noticia o de un solo artículo que no hayan sido difundidos como consecuencia de la acción gubernamental. y no ha habido un periodista preso o perseguido, un medio suspendido o clausurado. Aunque se han percibido amenazas de lesionar el ejercicio del periodismo, y de vulnerar la libertad de expresión. Hasta ahora, ni las llamadas intimidaciones han ejercido alguna influencia en la línea opositora de la mayoría de los medios.
María Eugenia
===========================

Anónimo dijo...

Psssssst no hablen sin saber, esta película no fija posición política alguna...

Anónimo dijo...

mierr como pueden hablar tanta paja...? vayan a ver la película... por lo visto los venezolanos tenemos doctorado en habladera de paja

gerald dijo...

si vale ya dejen la habladera de paja y vean la pelicula, en vez de hablar tanto apoyen el cine nacional para q renasca de la decadencia en la q aun se encuentra, esto no solo con el cine si no con todas las arts del medio audiovisual! a todos los venezolanos con distintas creencias dejemos de permitir la omnipresencia de las producciones estadounidenses, q no permiten q tengamos identidad en esta area. seguro q a todos nos llenaria de mucho orgullo q nuestras producciones sean valoradas y reconocidas por esto veamos peliculas nacionales en el cine!!!!
mientras mas apoyemos mas evolucion veremos en las salas!