19 de septiembre de 2007

La reforma constitucional, los monopolios y Microsoft

Propuesta de modificación del artículo 113 de la Constitución venezolana, hecha por el Presidente Hugo Chávez el pasado mes de agosto:
Artículo 113. Se prohíben los monopolios.

Se declaran contrarios a los principios fundamentales de esta Constitución cualquier acto, actividad, conducta o acuerdo de los y las particulares que tengan por objeto el establecimiento de un monopolio, o que conduzcan, por sus efectos reales e independientemente de la voluntad de aquellos o aquellas, a su existencia, cualquiera que fuere la forma que adoptare en la realidad.

También es contrario a dichos principios, el abuso de la posición de dominio que un o una particular, un conjunto de ellos o de ellas, o una empresa o conjunto de empresas adquiera o haya adquirido en un determinado mercado de bienes o de servicios, así como cuando se trate de una demanda concentrada.

En todos los casos antes indicados, el Estado adoptará las medidas que fueren necesarias para evitar los efectos nocivos y restrictivos del monopolio, del abuso de la posición de dominio y de las demandas concentradas, teniendo como finalidad la protección del público consumidor, de los productores y productoras y el aseguramiento de condiciones efectivas de competencia en la economía.

En general no se permitirán actividades, acuerdos, prácticas, conductas y omisiones de los y las particulares que vulneren los métodos y sistemas de producción social y colectiva con los cuales se afecte la propiedad social y colectiva o impidan o dificulten la justa y equitativa concurrencia de bienes y servicios.

(...)



Al mismo tiempo, leemos en diferentes medios de comunicación:

Unión Europea multa a Microsoft por 700 millones de dólares

LUXEMBURGO | EFE

MONOPOLIO. La UE la castigó con casi 700 millones de dólares. Tribunal europeo sancionó a empresa de Bill Gates por abuso de su sistema operativo.


La justicia europea respaldó la estrategia antimonopolio de la Comisión Europea, al confirmar la decisión del 2004 por la que castigó a Microsoft con una multa de 497,2 millones de euros ($ 676 millones) por abusar de su posición de dominio.

El fallo dictado ayer por el Tribunal de Primera Instancia deja claro que, tal y como estableció Bruselas, el gigante informático debe ceder a la competencia la información necesaria para fabricar programas compatibles con Windows (sistema operativo de Microsoft) y seguir vendiendo una versión de Windows sin el reproductor audiovisual Media Player.

La sentencia es recurrible ante el Tribunal de Justicia de la UE, en un plazo de dos meses, pero Microsoft no precisó ayer si planea apelar. Desde la Comisión Europea, la responsable de Competencia, Neelie Kroes, se mostró satisfecha por el fallo y dijo que no tolerará que Microsoft siga sin cumplir las obligaciones impuestas para poner fin a su abuso de posición de dominio.

Kroes confió en que nuevas empresas entren a competir con el gigante estadounidense de manera que este vea disminuida su “excesiva” cuota en el mercado de sistemas operativos, que ronda el 95%. (...)

Multa

Es la más alta impuesta nunca por la autoridad europea de competencia. A esta cantidad, bloqueada desde el 2004 en una cuenta bancaria, se sumó una nueva de 280,5 millones de euros ($ 381,4 millones) al considerar que Microsoft seguía incumpliendo sus demandas.

Gastos por juicio

Los jueces dictaminaron que Microsoft debe correr con el 80% de los gastos y la CE con el 20% por el proceso judicial.

Con esto no estoy diciendo que, de aprobarse la reforma, Microsoft tendrá que irse de Venezuela. Pero es sólo cuestión de tiempo para que, una vez se apruebe la reforma en votación popular, un buen abogado o abogada meta una demanda contra Microsoft por monopolio, y el Tribunal Supremo de Justicia venezolano tome contra Microsoft una decisión igual o mejor que la que tomó la Unión Europea.

Me alegra mucho que la reforma constitucional sea un recurso claro en contra del software propietario. Microsoft es el mayor monopolio existente hoy día. La gran mayoría de las computadoras vienen con Windows preinstalado, y no tienes forma de pedir que te instalen otro sistema operativo a menos que pagues extra. En los sitios de trabajo te exigen que sepas Windows y Office, y si manejas un producto distinto, eres descartado en muchos casos.

Particularmente, tengo problemas con Microsoft porque:

  • Es un monopolio. Al serlo, limita las posibilidades de que desarrolladores de software locales puedan crear productos que compitan contra Microsoft y sean aceptados por el público.

  • Está en contra de que nuestros pueblos se apropien del conocimiento: los latinoamericanos no podemos saber cómo están hechos los productos de Microsoft, y, por lo tanto, nos convertimos en meros usuarios tontos de sus productos.

  • Estamos a favor de la soberanía tecnológica: si somos dependientes de Microsoft, el día que EEUU quiera hacernos un bloqueo tecnológico tendremos muchos problemas para actualizar productos Microsoft, no podremos tener soportes para los mismos. Ya EEUU nos ha hecho un bloqueo en la venta de armas, así que este escenario no es improbable.

  • Microsoft es símbolo del sistema imperialista neoliberal: sistema que Microsoft respalda al luchar por la aprobación del ALCA y de Tratados de Libre Comercio que les faciliten aún más la venta de sus productos a Latinoamérica, y que protejan su "propiedad intelectual" y sus "derechos de autor".

  • Limita tus alternativas. Las computadoras, en su inmensa mayoría, se venden con Windows preinstalado, y no tienes forma de que te instalen otro sistema a menos que pagues extra a un técnico. Incluso te fuerzan a comprar una máquina con Windows Vista aún si prefirieras Windows XP.

  • Microsoft se apropia de nuestros datos: Al usar estándares cerrados en sus productos, Microsoft se apropia indirectamente de todos nuestros datos, pues siempre necesitaremos sus productos para leerlos.

  • Plusvalía: Al usar productos Microsoft, mantienes a la empresa que genera la mayor plusvalía de la historia y favorece la explotación del hombre por el hombre. Cada copia de Windows que venden a 120 dólares, o cada copia de Office que venden a 500 dólares, le cuesta a Microsoft unos 3 ó 4 dólares en materia prima. Esto permitió que dos de los fundadores de Microsoft (Bill Gates y Paul Allen) se convirtieran en dos de los 10 hombres con más dinero en el mundo... ¡en menos de 20 años!

  • Microsoft intentó intervenir flagantemente en la discusión de leyes venezolanas: En el caso concreto de la Ley de Infogobierno, lograron colocar a dos representantes permanentes de Microsoft en la discusión de la Ley, con gran influencia en la misma. Esto se hizo con el apoyo completo de un diputado luego de que éste viajara a la sede de Microsoft en EEUU, y con el apoyo del director del CNTI en aquel entonces.

  • Microsoft interviene en las discusiones en la ISO para lograr que su estándar propietario OOXML sea considerado un estándar abierto: En algunos casos usan tácticas bajas, como "estimular" a sus socios de negocios (a veces con compensaciones monetarios) a inscribirse en las organizaciones afiliadas a la ISO para votar por Microsoft.

  • Sus estrategias de mercadeo prácticamente se han fijado en nuestro subconciente: muchas personas rechazan de plano usar productos libres como OpenOffice porque "me parece difícil" o "no quiero aprender algo nuevo", pero aceptan con alegría productos como Windows Vista o Microsoft Office 2007, que son un cambio completo de paradigma y requieren reaprender casi todo. Recientemente tuve que ayudar a un señor a encontrar la opción "Seleccionar todo" en Office 2007, y tardamos casi 10 minutos en conseguirla.

  • Microsoft está en contra del socialismo: hace treinta años, en 1976, el joven Bill Gates escribía una carta a quienes usaban los primeros microcomputadores de aquel entonces, en particular los Altair. Gates y Paul Allen habían creado el lenguaje BASIC para ese computador, pero Gates se quejaba de que los usuarios lo compartían entre ellos y eso limitaba sus ganancias. "La cantidad de comisiones que hemos recibido de la venta a los usuarios por 'hobby' cuantifican el tiempo invertido en Altair BASIC en menos de 2 dólares la hora", escribió Gates, quejándose de que eso era muy poco. "¿Por qué? Cómo ya han de saber, la mayoría de los usuarios por 'hobby', la mayoría de ustedes roba el software. El hardware se tiene que pagar, pero el software es algo que se comparte. ¿Qué importa sí se le paga al que se trabajó el software?" Para Gates, todo aquel que comparta el software (y los conocimientos que están detrás de él) es un ladrón.

    Unos años después, Richard Stallman y otros programadores de software fueron en la dirección contraria a Gates, y crearon el movimiento del Software Libre, apoyado con aparatos jurídicos como la licencia GPL, cuyo espíritu era exactamente el contrario: te estimulaba a compartir el software, a darlo con su código fuente y a permitir que todos pudieran ver ese código fuente, modificarlo y compartirlo de nuevo. De hecho, para Stallman el compartir el software puede ser ilegal, pero no es inmoral.

Hay cosas en la propuesta de Reforma que deben mejorarse o corregirse. Pero, para mí, el artículo 113 es uno de los que más me gustan y más me motivan a votar Sí por la reforma.

7 comentarios:

depr001 dijo...

Creo que la constitución siempre ha tenido previsiones anti-monopólicas (al menos eso fue lo que aprendí en el liceo, cuando todavía estaba de moda la moribunda). Pero está bien, si quieren gastar plata y cambiarla, procedan.

Lo más importante es que la línea entre el bloqueo y el auto-bloqueo es muy fina. En otras palabras, las posibilidades de que una acción legal salga mal y se prohiba el software 'privativo' son altas. En ese sentido, creo que nadie, absolutamente nadie en el planeta, tiene el derecho de elegir por mí el software que voy a instalar en mi máquina. Nadie puede forzarme a usar software libre o privativo y si a mi me da la gana de pagar cinco mil bolos para comprar windows quemao (hey, bien gafo el que compra software original en América latina), ningún ente gubernamental o civil debería impedírmelo.

Anónimo dijo...

Hay una gran cantidad de software que existe para Windows y para MacOS pero que no tiene equivalente en ninguna distribución de Linux. Yo en particular dependo por razones de trabajo de mucho software que tiene esa limitación.

El software libre está muy bien, a mí me gustaría poder utilizarlo para mis proyectos pero no puedo. Si en un ataque de locura se les ocurriera prohibir el uso de Windows mi única alternativa sería gastar un realero que no tengo en comprar una Mac, si es que no se prohiben también los productos Apple. Si se prohibiera el uso de Windows y Mac no podría ni trabajar porque no tengo alternativas viables en Linux.

Los monopolios se rompen creando opciones, no limitándolas.

depr001 dijo...

Una cosa que se me pasó comentar:

Creo que el problema de combatir el monopolio con multas es que eventualmente son los usuarios o clientes de ese monopolio los que terminan pagando el precio.

En otras palabras, así como Microsoft se recontraclavó a todo el mundo cuando el departamento de justicia de los EEUU los obligó a dividirse, los usuarios europeos terminarán pagando con sobreprecios un porcentaje de esa multa.
(al parecer es práctica común entre las compañías norteamericanas aumentar los precios para sus productos en Europa, precisamente previendo los gastos relacionados con posibles asuntos legales).

Pobre de la gente que viva en países donde sus líderes piensan que la única salida es legislar y multar.

Parecería que una mejor solución, en vez de caerles encima con leyes, es fortalecer la educación (nótese la diferencia entre educación y obligación) acerca de las bondades del SL.

Si yo tuviese toda la plata del mundo (como la tiene el estado venezolano), una de las cosas que haría sería lo que llaman un dumping del mercado: Regalaría cd de software libre en todos los lugares públicos donde la gente normalmente compra quemaítos y financiaría las jornadas esas que hacen de instalación para que ocurrieran en varios puntos TODOS los días del año.

A la final, sin contar el beneficio que significa nuestra independencia tecnológica, toda esa inversión costaría, si acaso, lo que contiene una de esas maletas de billetes que viajan a diario o lo que cuesta media casa de algún jerarca del rrrrrrrégimen ;)

Dark Cosmo dijo...

Vaya peo eso de la "propiedad intelectual de MICROSOFT". LO curioso es que querámoslo o no, tenemos que usar sus productos hasta que se encuentre algun sustituto, pero es muy poco probable debido a las limitaciones de la idem. Además, la mayoría de nosotros no tenemos ni idea de qué es "sofware Libre". Pero bueno…

Anónimo dijo...

Y por 1 solo articulo vas a votar por los otros 30 y pico? Eso es caer en una trampa caza bobos.. pq no hablas de la pérdida de libertades del ciudadano venezolano? Y de la pérdida de la propiedad privada?

Esto es simplemente para cazar borregos, yo apoyo al software libre y rechazo a microsoft, pero no por eso voy a caer como pendejo en una reforma que es ilegal en sí misma puesto que no es un pequeño cambio en la constitucion sino cambiar la actual por una totalmente nueva que copia los peores paises del mundo como Cuba, Rusia, Bielorrusia, Iran y China.. Y ya con nombrarlos sabemos a que clase de países estamos copiando.

luigino dijo...

"Y por 1 solo articulo vas a votar por los otros 30 y pico?"

Pero es que los otros 32 también me gustan, porque son un indicativo claro de que vamos hacia el socialismo :)

Anónimo dijo...

En Nueva Zelanda, la policía quiere reformar la normativa que la regula y crearon un sitio Wiki (que puede ser editado y modificado por cualquiera, similar a la Wikipedia), en donde se pueden dar aportes y crontribuir con la creación de las leyes.

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/09/29/catalejo/1191057397.html

Esto me parece una forma muy interesante de participación usando la tecnología. Ejemplo a seguir por las instituciones del Estado.

Al igual que la Wiki, sería bueno que toda institución del Estado use blogs, e-mail, chat, foros, y todas las tecnologías participativas que existen.

Además, se deben usar los sistemas ordinarios de participación como correo (sin la "e-"), números telefónicos donde se puedan dejar grabados mensajes y otros donde se pueda hablar con un operador, fax, foros de discusión y participación "en vivo", etc.