20 de diciembre de 2010

Censura en Internet: Situación en Venezuela, Italia, Francia, EEUU y España

Este domingo, el diario opositor El Nacional publicó un artículo firmado por Laura Helena Castillo y David González, titulado "La ciberadvertencia", donde se me cita junto a otros camaradas, como José Roberto Duque y Reinaldo Iturriza, debido a que nos opusimos a algunos puntos en el proyecto original de la reforma a la Ley Resorte. Uno de ellos, de haberse aprobado, hubieran prohibido "irrespetar" en Internet a personas en cargos públicos, so pena de bloquear tu página web. Ese punto fue en efecto eliminado del proyecto de ley porque, en efecto, afectaba la libertad de expresión.

El artículo de El Nacional expresa reiteradas veces su preocupación de que en nuestro país se controle internet, y de hecho fue republicado en otras web con una mancheta que reza: "Venezuela es el único país que ha planteado controlar la red". Si El Nacional colocó esa mancheta, me parece algo inaceptable.

Quiero centrar mi respuesta en dos puntos:
  • Mientras El Nacional habla de la supuesta censura de Internet en Venezuela, ignora por completo las leyes y legislaciones que están siendo aprobadas en otros países para regular la Internet y cerrar sitios web. Quiero tocar aquí 4 ejemplos: Francia, EEUU, Italia y España.
  • Quiero recordar someramente a quienes no viven en Venezuela, los graves padecimientos que hemos sufrido los habitantes de este país a manos de los medios de comunicación privados en los últimos años, en particular el paro petrolero de 2002-2003. Creo que estos padecimientos son responsables de muchas de las normas que hemos colocado en leyes recientemente, y es importante que las personas las conozcan y las recuerden.
España

En España podría ser aprobada este 21 de diciembre la  Ley de Economía Sostenible, también conocida como Ley Sinde o Ley Antidescargas, promovida por empresas transnacionales y por la ministra de cultura española, Ángeles Gónzalez Sinde. La ley permitirá que una comisión dependiente del Ministerio de Cultura de España pueda cerrar páginas web a través de "un proceso ultrarrápido" en tan sólo 4 días, y se le critica ampliamente porque el poder Ejecutivo español tendrá poderes de cerrar webs  por vía administrativa, es decir, sin juicio previo ni negociación alguna, algo que antes sólo era potestad de los tribunales.


Esto generó una ciberprotesta en España este fin de semana: diferentes páginas web de descargas y de streamings amanecieron con portadas como la mostrada arriba, en protesta por la inminente aprobación de esta ley.

Nada de esto le molesta a El Nacional, porque las víctimas de esta ley serán páginas que supuesta o presuntamente violen leyes de derechos de autor, en defensa de grandes empresas y conglomerados transnacionales, como los Grupo Prisa, Planeta o Santillana; la Sony, Time-Warner, Fox y similares. Pero los ciudadanos sí se sienten indefensos ante las limitaciones que la Ley Sinde impondrá a la libertad de expresión, pues las leyes de copyright se usarán cuando mejor les convenga. Yo vivo en Venezuela, pero a mí una empresa española, Antena 3, hizo que me borraran unos 450 videos del portal Youtube, ello por razones políticas. Y al portal Rebelion.org le intentaron hacer borrar un artículo del investigador español Pascual Serrano, sólo por citar unas líneas de un artículo de Mario Vargas Llosa. Otro ataque a la libertad de expresión que no fue reseñado en El Nacional, pues el protagonista fue el diario El País de España.

Estados Unidos

La medida ha permitido que republicanos critiquen a Obama, acusándolo de
querer controlar Internet.
Estos poderes concedidos a Obama también nos afectarán a nosotros, pues Internet sigue siendo muy dependiente de los Estados Unidos. Si Obama decide "desconectar Internet", todos pasaremos muchas rabietas.
  • En Estados Unidos, por otro lado, ha pasado por debajo de la mesa el cierre de 82 sitios web hecho por la Homeland Security Investigations, acusados al parecer de violaciones de derechos de autor. Hoy se reveló que la Motion Picture Association of America (MPAA, la asociación de cine estadounidense) estuvo involucrada en el cierre de los portales, aún cuando la enorme mayoría no tenían nada que ver con películas, y ninguna alojaba material con copyright en sus servidores. Lo extraño es que en el caso del sitio de Hip Hop OnSmash.com, su dueño dijo que muchas veces eran los mismos sellos discográficos los que le “filtraban” la música para que él la subiera al sitio. 



  • Más allá de eso, en estos momentos se trabaja en ampliar la Ley CALEA, creada originalmente para que los fabricantes de aparatos de telecomunicaciones, enrutadores y similares, garanticen a organismos de seguridad e inteligencia estadounidenses la posibilidad de espiar conversaciones y comunicaciones cuando les sea necesario. "El FBI ha convencido a la Administración Obama para endurecer la legislación sobre escuchas telefónicas. Lo paradójico es que la reforma legislativa que preparan va dirigida a sancionar a las grandes compañías telefónicas que innoven, creen nuevos servicios o los mejoren sin tener en cuenta que 'todo' debe ser controlado por el gobierno", dice NacionRed basándose en un artículo del New York Times. La ley afectará a quienes desarrollen equipos de voz sobre IP, como Skype y similares. 
Italia

Con un mafioso mediático como Silvio Berlusconi en el poder, no es de extrañar que se intenten aprobar allí las leyes mediáticas más estúpidas del mundo. Ni tampoco extraña que El Nacional no informe ni proteste contra ello, a pesar de la gran cantidad de italianos e italodescendientes que viven en Venezuela.


Una ley que sigue en discusión exigirá que todas las y los blogueros italianos se identifiquen con nombre y apellido, usando carnets, y además les exigirá que eliminen o rectifiquen una noticia o artículo que pueda contener información incorrecta en un plazo de 48 horas. Si no lo hace, se podría exponer a sanciones de hasta 12.500 euros. La ley también castiga con 12 años de prisión a aquellos que “inciten a la violencia”  a través de Facebook, blogs o medios independientes en Internet.

Esta ley es tan fascista que, según documentos desclasificados por Wikileaks, hasta el gobierno estadounidense la criticó. Nacionred afirma que, en 5 años, se han propuesto en Italia 10 leyes contra Internet.

Francia

"Compartir no es robar", dice el cartel de
este manifestante.
El pasado 22 de septiembre de 2010 entró en vigencia en Francia la Ley HADOPI o Ley de los 3 Avisos, que busca castigar de alguna forma a los usuarios que realicen descargas por Internet de películas, canciones u otro contenido protegido por derechos de autor.

La Ley Hadopi establece que los usuarios pueden recibir hasta tres avisos de sus proveedores de Internet cuando sean descubiertos descargando material protegido desde Internet. Si reincide,  el proveedor deberá informar a un juez, quien revisará el caso y procederá a dictar sanciones que pueden ir desde el pago de una multa hasta solicitar la desconexión de Internet del usuario infractor.

Las empresas transnacionales han comenzado a registrar y enviar decenas de miles de direcciones IP a los proveedores de Internet, que deben identificar los nombres, direcciones, correo electrónico y número de teléfono asociados a cada dirección IP.

Dónde estarías más preocupado


La mayoría de quienes usan Internet en Venezuela no están preocupados por la nueva legislación, porque esta se aplicará contra quienes hagan llamados a asesinar a alguien, promuevan la intolerancia política y religiosa, hagan propaganda de guerra, fomenten zozobra en la ciudadanía, desconozcan a las autoridades legítimamente constituidas o promuevan el desconocer las leyes. La enorme mayoría de quienes usamos Internet no la usamos para eso.

En los países antes mencionados uno sí tendría más razones para estar preocupado. El simple hecho de intentar descargar un MP3 o una película, ya sería motivo para temer ser multado o encarcelado. En Estados Unidos, unas 50 mil personas fueron demandadas a comienzos de 2010 por descargar archivos a través de programas como BitTorrent, eMule, Ares o similares.

En cambio, en Venezuela aún no conozco a nadie que haya sido condenado por llamar a un golpe de Estado a través de Internet.

Lo que en otros países no han dicho sobre Venezuela

Yo quiero recordar que, hace 8 años, las y los venezolanos no estábamos celebrando con alegría las navidades, ni echando vaina con nuestros amigos en torno a los resultados del beisbol, ni peleando en los centros comerciales para hacer el respectivo derroche consumista que caracteriza estas fiestas.

Hace 8 años, todos los canales de televisión privados del país decidieron suspender toda su programación de entretenimiento, incluyendo telenovelas, películas, comiquitas, beisbol y similares, y dedicar 18 horas diarias a programas políticos con el único fin de chantajear a la gente y decirles que la única forma de que tuviéramos navidades era que saliéramos a las calles a exigir la renuncia de Hugo Chavez Frías.

Esto se lee fácil, pero nadie puede imaginarlo a menos que lo haya vivido. Ningún estadounidense, italiano, español, colombiano, argentino, puertorriqueño o chino ha pasado ni pasará por una experiencia como esa (es impensable que ABC, CBS, NBC y FOX le hagan eso a Obama, o que las televisoras españolas se alcen contra Zapatero, etc.). Ninguno ha pasado tampoco por la experiencia que vivimos el 11 de abril de 2002, en el cual cuatro televisoras encabezadas por Venevisión participaron activamente en un golpe de Estado el cual, según sus perpetradores, no se hubiera podido consumar sin los medios de comunicación.

El punto más álgido de ese paro petrolero y empresarial, que se inició el 2 de diciembre de 2002 y duró 62 días, ocurrió 4 días después, cuando un individuo con trastornos psicológicos llamado Joao de Gouveia disparó a sangre fría contra opositores reunidos en Plaza Altamira, matando a 3 personas e hiriendo más de 20.


Los medios de comunicación transmitieron todos estos hechos en vivo y directo, e inmediatamente acusaron al chavismo de lo que pasó ese 6 de diciembre. Transmitieron llamados de personas en la plaza Altamira, obviamente alteradas por lo ocurrido, que llamaban a matar a los chavistas y derrocar a Hugo Chávez, de quien se referían como "maldito" y "asesino". Pudimos ver los muertos y heridos ensangrentados en el piso. Un muchacho, vendedor informal de piel morena que estaba en la plaza, fue momentáneamente culpado por los disparos y fue brutalmente golpeado por los opositores alterados.
  • Hay que recordar que los medios llevaban semanas instalados en esa plaza, transmitiendo las 24 horas en apoyo a militares que se habían declarado en contra del gobierno (sí, en nuestro país militares activos se declararon en rebeldía contra el gobierno, tomaron una plaza y duraron allí semanas llamando a derrocar al gobierno, siendo transmitidos todos sus discursos en vivo por la televisión).
  • En Venezuela, nuestro deporte favorito es el beisbol. El mes de diciembre es determinante en la temporada, y todos pasamos incontables horas viendo los partidos, discutiendo con amigos, burlándonos de los perdedores y aclamando a los ganadores. Quien no viva en Venezuela no tiene la más mínima idea de cómo el beisbol determina nuestras vidas en diciembre. Pero los medios nos quitaron nuestro beisbol ese año (la liga se unió al paro y suspendió los partidos, pues de todas formas no se iban a transmitir).
  • En Venezuela, tenemos incontables tradiciones navideñas. Hacemos comidas muy elaboradas, como las hallacas, el pan de jamón, el pernil, la ensalada de gallina, la torta negra y una gran cantidad de dulces. Tenemos música tradicional (las gaitas y las parrandas), tenemos nacimientos vivientes, paraduras y muchas tradiciones dependiendo de la región del país. Todo eso nos lo quitaron los medios ese año 2002, pues debido al paro sólo era posible conseguir bienes de primera necesidad, y sólo se conseguían algunas bebidas alcohólicas a 4 ó 5 veces su precio normal.
  • El 2 de febrero de 2003, cuando el empresariado quedó claro de que el pueblo venezolano no iba a derrocar a Hugo Chávez, el paro fue suspendido. No hubo anuncios oficiales, pero unos días antes ya los canales estaban restaurando poco a poco su programación de entretenimiento y, lo más importante, estaban comenzando a transmitir cuñas comerciales otra vez. 
  • Sin embargo, muchos continuamos pasando las consecuencias del paro. A mí no me pagaron mis utilidades de 2002 sino hasta bien adentrado el 2003, y a todos los empleados de la empresa donde yo trabajaba (una empresa de publicidad, páginas web e Internet) nuestros jefes antichavistas nos pidieron el "sacrificio" de trabajar medio tiempo durante varios meses, cobrando  la mitad de nuestro sueldo. 
Todo esto lo hemos vivido los venezolanos, y no nuestros eternos críticos de Colombia, México, España, Estados Unidos ni Puerto Rico. Cuando ustedes vivan aquí y se tengan que calar a la gente que dirige nuestros medios privados, entonces sí entenderán por qué estamos proponiendo una ley donde se prohíbe que, a través de Internet, se hagan cosas como que:
  1. Inciten o promuevan el odio y la intolerancia por razones religiosas, políticas, por diferencia de género, por racismo o xenofobia. 
  2. Inciten o promuevan y/o hagan apología al delito. 
  3. Constituyan propaganda de Guerra. 
  4. Fomenten zozobra en la ciudadanía o alteren el orden público. 
  5. Desconozcan a las autoridades legítimamente constituidas. 
  6. Induzcan al homicidio. 
  7. Inciten o promuevan el incumplimiento del ordenamiento jurídico vigente.
Lo anterior es copia textual de las siete prohibiciones halladas en el artículo 28 de la Reforma a la Ley de Responsabilidad Social en Radio, TV y Medios Electrónicos, que será discutida esta semana en la Asamblea Nacional de Venezuela.

Tal vez otro día tenga ánimos de escribirles y contarles cómo medios de Internet han sido usados para promover el odio y la intolerancia contra amigas y amigos chavistas, a quienes pusieron en páginas web con sus datos personales, teléfonos y direcciones de habitación, incitando a "caerles a coñazos".  A muchos trabajadores del Estado y simpatizantes del gobierno (incluyéndome) nos colocaron en una página web, Reconocelos.com, con fotos, datos personales, sitios de trabajo/estudios, etc., donde se incitaba a "nunca olvidar estas caras", "no les des trabajo", "no los dejes comer junto a ti" y "no permitas que caminen al lado tuyo".  Espero nunca tengas que enfrentar algo parecido en tu país.
Publicar un comentario