2 de diciembre de 2008

Enmienda para la postulación continua... ¿demasiado rápido?

Obviamente estoy de acuerdo con una enmienda que permita al Presidente Chávez postularse de nuevo para las elecciones de diciembre de 2012. Lo que me estoy preguntando seriamente es si estamos apresurándonos demasiado, tal y como pasó con la Reforma de 2007, con la cual apenas tuvimos unas cuantas semanas para hacer la campaña.

El problema es que diciembre está de por medio, tenemos mucha gente agotada por la campaña de las elecciones regionales, otra gente se ha ido a trabajar con los nuevos alcaldes y gobernadores, otros se van a agarrar unas muy merecidas vacaciones. Hay que convencer a mucha gente, porque también es un error suponer que los 7 millones que votaron por Chávez en 2006 están de acuerdo con la postulación continua (mal llamada "reelección indefinida"); de hecho, yo recuerdo haber hablado con chavistas en 2007 que me decían que lo único que no les gustaba en la Reforma era la reelección. No son muchos, pero los hay.

No sé. Creo que hacer el referendo en enero será un error. Tal vez para febrero o marzo, pero ¿enero? Por favor, dejen sus comentarios, a lo mejor estoy equivocado o a lo mejor el cansado soy yo.

11 comentarios:

Daniel Cordero dijo...

luigino, lo que ha expresado el presidentees que para enero debe estar lista la pregunta que irà a referendum pero la fecha de la eleccion la dispone el CNE, los poderes son autonomos y cada uno decide por su parte. Otro comentario que deseo agregar es que de verdad el pueblo venezolano esta un poco cansado de las elecciones ya que todos los años celebramos por lo menos una pero eso indica el alto grado de democracia en la cual vivimos. La campaña para la reforma fue algo corta y muy apresurada teniendo en cuenta que ella contenia muchos articulos los cuales debian ser muy discutidos pero ya eso es pasado y ahora esta sera una sola pregunta. Estuve leyendo en un diario zuliano sobre unas opiniones del PPT, esta gentecita esta en el filo de la navaja, y por decirlo de otra manera, tiene un pie mas en la oposicion que en la revolucion.

Antonio dijo...

Creo que en las Regionales el voto anti-chavez se movilizó en torno a lo que ha sido su registro de 'votantes' histórico.

Luego, pudiendo en este momento convocar a más personas hacía el voto pro-Chávez, el momento es el óptimo.

Los peligros de aprovechar la corriente caliente[1] -de la pasión- y concentrar tanto de lo que esta en juego por el avance de la izquierda nuestroamericana sobre una sola persona, no son objeto de mi comentario ahora, mi razón se anula. Me dejo llevar por la corriente y lo reconozco. ¡Viva Chávez!

P.S. Pienso que necesitamos fortalecer la "corriente fria" -el análisis- entre las filas de nuestro pueblo.

Anónimo dijo...

Pienso que el momento es óptimo. Por dos razones, primero, el comandante Chávez ya comenzó la campaña por la reelección durante la campaña del 23N. Segundo, hay una ola positiva por los triunfos del 23N y la eficiencia demostrada por la recièn estrenada maquinaria partidista.
El riesgo de cansancio es considerable y hay que tomarlo en cuenta, pero después puede ser demasiado tarde. También es importante completar el racional de la enmienda. Es decir, responder preguntas como ¿por que sòlo el Presidente?
De cualquier manera, no podemos darnos el lujo de perder ese referèndum tenemos que unirnos para ganar por nocaut, por parafrasear al presidente Chávez.
Visite www.auzamora.blogspot.com

Anónimo dijo...

Demasiado rápido? No, vale. Hay que apurar eso antes de que el petróleo siga bajando. Esta semana el promedio cerró en U$34.

Dentro de poco, podremos comprar la producción diaria de un pozo con nuestros cupos de Cadivi. El de internet.

Uh, ah!

Okrim Opina dijo...

Cansados creo que estamos todos: tú, yo, el gobierno, la oposición... Las regionales fueron un proceso largo y agotador.

Dudo que la oposición supere los 4.500.000 que sacó en la reforma 2-D. Y dudo que nosotros saquemos menos de 5.000.000, pero de todos modos va a haber que trabajar burda. Cuando se trata de decir NO a Chávez, la oposición se moviliza como nunca (otro tema es cuando tienen que proponer algo, por eso del 2D al 23N perdieron una considerable cantidad de votos y nosotros ganamos).

Pero no obstante hay cosas que no entiendo y hasta cierto punto me molestan.

Que nombren jefe de campaña para la enmienda a Jorge Rodríguez, por ejemplo. ¡Hay mucho trabajo por hacer en la Alcaldía! No puede ser que lleve una semana en el cargo y ya se le asignen 'distracciones' distintas... Muchas otras personas podrían haber tomado ese cargo, y que Jorge se centre en convertir a Libertador en el mejor municipio de la Gran Caracas, que buena falta hace, social y políticamente...

Pero en fin, lo hecho hecho está, y vamos a ponerlo todo para darles una lección a los neofascistas sifrinoides dizque "apolíticos" de Goicoechea, Freddy Guevara y demás niños alienados por MTV.

Saludos!

Lorenzo Albano F. dijo...

Si, estoy de acuerdo,

Siempre y cuando reduzca sus poderes a algo menos que los que tiene el Presidente de Italia, o el de Israel, o el Rey de España, puede quedarse tanto como esos señores en sus cargos.

Pero esta es una republica presidencialista? O dejo de ser republica y Hugo ya es Hugo Bolivar Primero?

bruni dijo...

Comentario de una opositora:

El personalismo de Chávez no es bueno para los chavistas ni para los revolucionarios. Si Chávez se resbala un día en la bañera, se acaba la revolución porque todo lo ha basado en su imagen. La reelección indefinida lo que hace es afianzar el personalismo, el caudillismo, el hecho de que todo esté basado en una sola figura.

Si ganan la enmienda, estarán mal, porque Chávez concentrará más poder en si mismo y cada vez dejará menos y menos que haya una generación de relevo. Si pierden la enmienda, estarán mal porque habrán perdido momentum.

La estrategia de Chávez es posible que le haga ganar la enmienda, pero Uds perderán el objetivo de una Venezuela mejor.

M@goo dijo...

A mi lo que siempre me ha preocupado son los cambios de discurso:

Hace diez años era democracia con sentido social y humanista. La revolucion es un proceso , no es chavez.

Ahora es Socialismo ( ojo y hace un tiempo dijo en plena cadena "Y si soy comunista que???") y resulta que si no es Chavez, nadie mas puede arreglar al pais.

Primero dijo que no podia evitar que al pueblo se le "ocurriera" proponer. Pero se dio cuenta que la via mas expedita era la asamblea.

Ustedes mismos se quejan de que en la dirigencia del PSUV muy pocos sirven, pero veo a las mismas personas rotandose los cambures.

Estan seguros de que el proceso no esta lo suficientemente claro como para que otra persona con liderazgo lo continue???

Malacronía dijo...

Magoo, bruni, Lorenzo, otros...

1)Es normal que los discursos cambie, cambia los tiempos,cambia las inquietudes,las mentalidades, la naturaleza, se descubres nuevas cosas, aprendes nuevas cosas. Eso influye en la vida de uno. El mismo proceso de la independencia de Venezuela es un ejemplo, tú vida es un ejemplo, la realidad que ves hoy no es la misma que veias años atrás...

2)Para que el país mejore, el cambio no debe darse desde el presidente, ni desde los dirigentes. El cambio debe ser social, darse desde el mismo pueblo. Cosa arrecha, porque chamos y chamas estamos hablando de mentalidades,de cambios culturales, formas de ver la vida, una nueva torta de la que estabamos acostumbrados y acostumbradas. Es ahí donde se debe trabajar para alcanza el "objetivo de una Venezuela mejor". Esto tipos de cosas no se va a dar así tan rapido,así por así, va a costar años.

"Estan seguros de que el proceso no esta lo suficientemente claro como para que otra persona con liderazgo lo continue???"

Eso lo decide y lo decidirá el pueblo,como lo ha hecho anteriormente, si la mayoría considera y quiere que Chavéz sea presidente hasta que el universo desaparezca, tienen todo su derecho, y eso se respeta.

elsoberanomanda dijo...

No había visto este tema. Coincidimos en la percepción de duda sobre lo oportuno de la propuesta y en la necesidad de esa "corriente fría" de la que habla Antonio el 03/12 a las 11:49am.
Hablé de ello en aporrea y noticiero digital: ¿estamos preparados para CUALQUIERA de los dos únicos escenarios o resultados posibles de un referéndum?

"La ruleta.

Antes de que se pusiera el polvo después de la cabalgata electoral que nos condujo al 23 de noviembre, antes de que el PSUV o el colectivo hayamos trazado una estrategia de gobierno tras los resultados de esa contienda, ya se nos lanza a otra campaña para captar votos tratando de surfear la ola de la popularidad y el arrastre de los últimos meses en base a la proyección optimista del margen diferencial de votos obtenidos semanas atrás.

No recuerdo que nos hayas pedido permiso, Hugo, ni que nos hayas consultado. De hecho, desconocemos qué mecanismo interno del partido te dá la potestad de tomar decisiones unilaterales sin por lo menos preguntar nuestras opiniones. ¿Era el momento adecuado?

¿Recuerdas que formamos batallones para debatir internamente los asuntos relacionados al partido? ¿Te suena aquello de “Todo el poder para el pueblo”? ¿Te suena eso de “Con Chávez manda el pueblo”? Nosotros aún creemos en esas consignas, Hugo.

Pero nada, ya lanzaste a rodar la bolita. Un solo artículo sobre el tapete. Una asamblea que no te pone obstáculos agota la segunda posibilidad de hacer cambios en la constitución, la misma asamblea que te empegostó con un viaje de artículos crípticos y sospechosos la propuesta del año pasado, haciéndola indigesta para los votantes menos convencidos.

Y sólo hay dos resultados posibles: ganar o perder. Por más que invoquemos a Ribas, por fuerte que sea este nuevo chantaje emocional al pueblo que votará para aprobar la enmienda, incluyéndome, no podemos olvidar que hace un año perdimos un referéndum.

Así que vamos a hacer un ejercicio útil: una proyección de escenarios posibles para el día 28 de febrero 2009, cuando ya tendremos a mano los resultados, para anticiparnos a las consecuencias de cada uno de los resultados posibles y como incorporar y adaptarnos a esas nuevas variables en el proyecto de desarrollo de país que nos hemos trazado. Estás invitado a participar, Hugo, ya que como presidente de la República Bolivariana de Venezuela y presidente del PSUV debes oír nuestras deliberaciones.

Supongamos, y ojalá que así sea, que ganamos como colectivo el derecho de reelegir a un presidente cuantas veces nos parezca conveniente. En este caso a tí... o algún otro; se rumora la especie que esta posibilidad es válida sólo porque nos permite reelegirte a tí, pero lo cierto es que si no ganas en el 2012 esa posibilidad se le abre a otro u otra, y ten en cuenta de que antes de eso hay la posibilidad de que la oposición convoque a un revocatorio que, de serte adverso, coloca a otra persona en Miraflores antes del 2012.

Pero sigamos con la hipótesis de nuestra victoria en febrero 2009. La oposición oscilará entre el desánimo y la hostilidad abierta, presentándonos al mundo como una dictadura vitalicia y aumentando la intensidad de sus ataques y actos de sabotaje contra la obra de gobierno, y debemos estar prevenidos para esa eventualidad fortaleciendo la defensa de la revolución por varias vías.

Sin embargo, me preocupa que esa victoria tenga un efecto adormecedor sobre los alcaldes y gobernadores recién electos, quienes la van a presentar como un logro de sus gestiones olvidando que hay otros frentes, más pertinentes a sus funciones, a los que deben dedicar sus esfuerzos para beneficio de la colectividad. No sólo son los votos que sus respectivas circunscripciones electorales aporten al triunfo de la enmienda los parámetros de gestión que interesan al colectivo, y habrá que recordárselo con frecuencia para que no lo esgriman como excusa de las posibles fallas de sus desempeños.

Un aspecto positivo que se puede esperar es el fortalecimiento de las instancias de base, desde los batallones del PSUV a las diversas estructuras del poder popular y comunal, a quienes se deberá esa posible victoria. ¿Empezará de una buena vez la horizontalización del estado, la optimización de sus partes menos eficientes, la eliminación de sus apéndices superfluos? ¿Se abrirá al fin un proceso de integración y apertura de ese bastión del imperialismo que anida en nuestra industria petrolera, ese caballo de Troya que mantiene a resguardo los privilegios de sus empleados repartiendo dádivas a las misiones? ¿Cambiará de una buena vez el discurso hostil hacia los ciudadanos que, sin ser golpistas ni oligarcas ni pitiyanquis, no comparten todavía, y en particular gracias a ese discurso hostil, la simpatía hacia el proceso?

Veremos. Mucho depende del empoderamiento de las bases y del surgimiento, desarrollo y fortalecimiento de los liderazgos locales, que en cualquier caso ven hoy limitadas sus aspiraciones por el axioma que le restriegas en la cara sobre la imprescindibilidad de tu liderazgo, Hugo, y el de los funcionarios con los que insistes en gobernar. Caldo de cultivo para recelos y conspiraciones internas indeseables.

Y ahora hablemos de la posibilidad que nadie se atreve a mencionar, como si no nos hubiese pasado antes: que se pierda el referéndum. ¿Cuál va a ser tu reacción, Hugo? ¿Cómo crees que va a impactar eso en el estado de ánimo del chavismo? ¿Seguirán aportando sus esfuerzos con el mismo entusiasmo las personas que de una manera u otra colaboran en la construcción del país que deseamos? ¿Tendrán el mismo peso que hoy las afirmaciones sobre tu popularidad? ¿Cómo reaccionarán las corrientes de oposición? ¿Cómo quedamos allá afuera, en boca de las trasnacionales de la desinformación, al regalarles ese premio?

Debe haber un plan para esa contingencia, Hugo. Y si no nos los presentas tú, lanzado como estás en una campaña en la que sólo tienen cabida los aplausos y las estimaciones optimistas, nos toca empezar a elaborarlo nosotros desde ya, por si acaso, con los pies bien puestos sobre la tierra.

Porque hay la posibilidad de que las reacciones de ambos lados sean viscerales, y la paz del país debe ser nuestro objetivo primordial, así que te recomiendo que compartas con nosotros tus planes, que espero los tengas, para esa contingencia. A corto, mediano y largo plazo.

La derrota de la enmienda puede también ser motor para una consolidación más autónoma de los movimientos populares y eventualmente de las bases del PSUV, que reclamarán con pleno derecho hacer llegar sus aspiraciones y proyectos a niveles de ejecución y acción sin la tutela y las barandas de la burocracia estatal o partidista. Esto no es malo, ya que es la maduración obvia de esos movimientos que no por ello dejan de ser leales al proceso progresista bolivariano; mantener la coherencia y la interacción efectiva de ese fervor de pueblo en emancipación requerirá de más que las arengas y cadenas televisivas de las presentes campañas. ¿Estás preparado a gerenciar un país que expresa desde sus entrañas, desde todas las regiones, maneras más variadas y propias de transitar hacia el Socialismo del siglo XXI? Eso ocurrirá en cualquier caso, y bienvenida esa diversidad que busca sus caminos antiimperialistas y libertarios gracias al estímulo que le has dado.

Te alerté en agosto 2007 sobre la posibilidad de que el referéndum del 2D pudiera representar, como de hecho lo fue, tu primer revés electoral. En esa ocasión señalé que ello no era necesariamente malo, dado que te obligaría a madurar y repensar tu estrategia política y comunicacional. Tú insististe con TU propuesta (sin consultar a las bases) y luego la Asamblea le agregó las suyas y las maquilló con seudoconsultas y parlamentarismo de calle que muy pocos percibieron como consultas populares, pues NO LO ERAN. Y para rematar no se permitió votar artículo por artículo, o por varios bloques de artículos interdependientes... y pasó lo que pasó.

Fue evidente que en ese momento no estabas preparado para uno de los dos únicos resultados posibles de un referéndum, y aunque tu discurso esa noche del 2 al 3 de diciembre de 2007 fue muy digno, a los pocos días descalificaste con palabras indelicadas ese evento electoral. Te recuerdo nuevamente que eres presidente de TODOS los venezolanos, y aún quienes NO votan por ti merecen tu respeto. Es su derecho. De hecho, muchos de ellos no votan por ti solamente por culpa de tu lenguaje. Te conviertes de esa manera en enemigo del chavismo, ya que nos restas votos... ¿no se te había ocurrido?

Así que, ahora que estás (con nosotros) en plena campaña, tómate el tiempo necesario para considerar sin derrotismo TODAS las alternativas. Y recomiendo a todos hacer ese mismo ejercicio: guerra avisada no mata soldado, y si lo mata es por descuidado. Planificar nuestras acciones y reacciones, prepararnos de antemano para cualquier eventualidad previsible es una buena manera de evitar sobresaltos innecesarios.

Desde luego, apoyaré la reforma, pues amplía MIS derechos como ciudadano. Y haré campaña por el “SÍ” en todos los espacios en los que interactúo porque creo que es justa.
Votaré por el “SÍ” con toda la esperanza de ganar y cruzando los dedos. Ojalá ganemos... o sepamos perder.

Como dicen los “croupiers” en los casinos: “Rien ne va plus”.

http://www.aporrea.org/actualidad/a68611.html

Franco Munini.

elsoberanomanda dijo...

Por cierto, en otro artículo analicé el 23N a la luz de la recién propuesta enmienda, creo que también es pertinente; me disculpas el abuso de tu espacio, Luigino.

"Para la oreja, Hugo.

Hugo, ya pasó el mareo y la marea electoral. De nuevo el país se nos tiñó de rojo, y aunque en algunos estados, poquitos, la torta no vino completa con la guinda de la gobernación, tenemos una mayoría enorme de alcaldías. Si comprendemos que esas instancias más cercanas al pueblo son del PSUV, ello nos permite calificar al 23N como un triunfo rotundo: dependerá ahora de la participación activa el lograr que eso se convierta en más poder para el pueblo.
Pero ahora que hablamos de participación, nos toca hablar de la abstención. Diez años, Hugo, y todavía hay un cuarenta por ciento de la población que no se motiva. Ni pa'cá ni pa'llá. Eso es bien chimbo, camarada: la abstención fue muy alta en los sectores que más necesitan de la revolución, los sectores para los cuales se diseñó esta revolución.
Tú dirás: "Yo me fajé, les consta, me fui pa' todos los estados, hice discursos, hice cadenas, entregué obras a las comunidades, aquí los que me fallaron fueron los patrulleros que no hicieron su trabajo"... y tienes razón, pero no toda la razón.

Tú no puedes pedirle a la gente que vote por carajos ambíguos. Diosdado, por ejemplo. Yo no conozco los detalles, pero a mucha gente (me incluyo) ese tipo no nos cae bien. Dicen que tiene sus propios planes, que te tiene agarrado por las botas, qué se yo... pero tú, que no eres pendejo, debes haber oído algo al respecto y deberías haber hecho algo, porque los camaradas comprometidos como yo y los demás compatriotas que sabemos lo importante que es mantener territorio votamos disciplinadamente por él, pero otros no lo hicieron. Tampoco es que votaron por Radonsky, pero no se animaron a ser cómplices de otros cuatro años de Diosdado, así que por allí se nos fueron los votos que necesitábamos para montar a Aristóbulo en la Mayor, y esa sí que es una pérdida importante, igual que perdimos el chance de tener a Jesse trabajando duro acá en el municipio Sucre, tan abandonado por José Vicente Rangel hijo. Y no sabemos qué le pasó a Barrigueto, el desaparecido sin gloria.

Tampoco puedes ser tan ingenuo como para creer que a punta de consignas vas a lograr convencer a todos. La revolución no es solamente una huracán emocional que reafirma los valores más puros de la humanidad y de la hermandad. La revolución necesita abrirse caminos allá donde más falta hace que llegue: sin ir más lejos, en las vísceras del barrio, en los rincones oscuros en los que se refugian los excluidos, aquellos a quienes el sistema capitalista, de tanto castigarlos, les ha amputado su bién más preciado, la esperanza y la disposición a ser seres humanos con derechos.

Esos ciudadanos, Hugo, no han sido alcanzados por nada que les quite de encima el estigma de haber nacido o haber caído en la marginalidad, y necesitan, más que ningún otro grupo humano, de la luz que los aparte de la apatía, de la oscuridad de la ausencia de valores y de la urgencia de las necesidades básicas que sólo pueden satisfacer rebajándose al atraco, la mendicidad, la venta de drogas o la prostitución, que los apartan aún más de su legítimo derecho a ser ciudadanos que tienen voz Y VOTO.

Llegar hasta ellos, Hugo, es algo que no se logra con la televisión. Nos toca a nosotros, a todos los que sabemos que esa condición de vida subhumana es un peligro para la sociedad en su conjunto, el ir hasta ellos y hablarles cara a cara para darles la mano y la ayuda necesaria para reencontrarse con la esperanza. Algo que tratas de hacer con las misiones. Algo que deberíamos haber logrado tiempo atrás de haber coordinado en su momento la creación de los centros de formación ideológica. Algo que deberíamos haber tratado de solucionar si a los patrulleros, y antes a los que batallamos en la campaña de Santa Inés y en los demás eventos electorales se nos hubiese encomendado la tarea de ser algo más que proselitistas políticos, algo así como misioneros encargados de llevar la antorcha revolucionaria en una mano y el maletín de primeros auxilios sociales en la otra, levantando diagnósticos y detectando las condiciones que mantenían y mantienen a esos venezolanos sumidos en el abismo del olvido y la indiferencia.
Ahora que quieres aprovechar el empuje de esa marea que nos permitió ocupar tantos bastiones de lucha para nuestro proyecto de país y quieres canalizarla para asegurarnos el derecho a reelegir a un presidente cuantas veces nos plazca, te sugiero que vayamos a por esos votos potenciales, que nos harán mucha falta para compensar la merma que pueda producirse en lo que llamamos "voto duro" debido a las campañas de satanización de la derecha y los intereses ocultos de la fracción oportunista del PSUV... pero no podemos ir sólo a pedirles eso.

Aprovecha la ocasión para llevar el evangelio y los logros revolucionarios a los lugares que no lo han recibido. Dedica fondos a capilarizar la formación ideológica y la solución de los problemas de los excluidos.

No les puedes pedir que sólo vayan a votar para algo que a ojos de muchos sólo se puede interpretar como una manera de anclarte al poder. Tienes que asegurarles que hay más que eso, y una de las formas de hacerlo es la de proponer más artículos a ser enmendados.

Por ejemplo, la reducción de la jornada laboral, que abre más puestos de trabajo y ayuda a redistribuir los sueldos entre más trabajadores. Otro ejemplo, modificar el artículo 72 para que los refrenda revocatorios sean automáticos a mitad del período, lo cual obligará a los funcionarios electos (diputados, gobernadores y alcaldes) a trabajar duro desde el principio para pasar con éxito ese examen parcial de desempeño sin la engorrosa recolección de firmas que se ha prestado a ser usada para discriminación política.

Hay otras más a escoger entre las 69 que se sometieron a consulta el 2D, pero eso sí: que se pueda votar artículo por artículo. No vayamos a cometer el mismo error que el año pasado ni a perder la oportunidad de aprobar aunque sea algunas de todas las enmiendas propuestas por meter todos los huevos en una sola cesta.

Tienes que reconocer que no siempre aciertas y que no sabes aceptar la crítica constructiva.

No arrastres a todo el tren ministerial a todas tus alocuciones: ellos necesitan ocupar su tiempo en desarrollar acciones concretas para materializar la revolución, no en aplaudirte. Al pobre le indigna ver a esos asalariados sentados escuchándote en vez de verlos trabajando con la debida autonomía en la solución de los problemas del colectivo. Igual que a muchos cuadros les desagrada que les digas que tú eres el único que garantiza la revolución, en contra de la idea de desarrollar en todos los frentes a los voceros del poder y del saber de ese colectivo que es el que finalmente debe ser el dueño de este proceso.

Recuerda que eres presidente de TODOS los venezolanos, aún de los que te adversan; a pesar de sus insultos, no puedes utilizar expresiones que los hagan sentirse desprotegidos y marginados del proceso. La revolución no sólo debe ser inclusiva, como en efecto lo es: debe también parecerlo."

http://www.aporrea.org/actualidad/a68203.html

Franco Munini.