24 de enero de 2007

Foro en la Escuela de Comunicación Social de la UCV sobre el caso RCTV

El pasado 15 de enero de 2007 se realizó en un aula de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela un foro sobre el caso RCTV y los medios de comunicación que queremos. En el mismo estuvieron presentes el director de la Escuela, el oposicionista Adolfo Herrera; su esposa, la conocida profesora y articulista Gloria Cuenca; y por el lado bolivariano el profesor Roberto Mavaler y Roberto Hernández Montoya. El foro duró algo más de una hora, aproximadamente.

Mi amiga Melody grabó el foro con su cámara y me facilitó las grabaciones para que las pusiera en YouTube y todos podamos ver y escuchar el foro y los argumentos allí manejados, así que aquí se los dejo:

2 comentarios:

Joan dijo...

recien llegado de una visita a su pais, voy a ver si me consigo un tiempito para escuchar lo que se dijo en la UCV. Estos días seguí atentamente el hecho de la RCTV. Un señor me dio una propaganda en contra del cierre en la PLaza Altamira. Se lo devolví...por mi que la cierren.

Ney Anderson dijo...

Comenzaremos primero por definir al acusado, Radio Caracas Televisión (RCTV), una empresa que forma parte del Holding 1BC, compañías estas pertenecientes a una de las tantas familias radicadas en el país durante los años de la II Guerra Mundial, y que quienes con un poco de suerte, astucia y contactos políticos lograron sentar las bases de la compañía de televisión Nº 1 a nivel nacional.

Los Fells, dueños de dicha empresa, no solo incursionan en el mercado de la televisión, si no que en conjunto con transnacionales de los medios crean el Circuito RCR (Radio Caracas Radio), esta ahora paso de ser una compañía familiar a una de Capitales Mixtos, este cambio en la estructura de la organización vino dado por los desbarajustes causados por la administración de la misma familia.

Es así como esta compañía abre sus puertas para cotizarse en la Bolsa de Valores en compañía de todas las empresas pertenecientes al Grupo 1BC, entendiendo con esto que al cotizarse las acciones en la Bolsa de Valores, la compañía pasaría a manos de varios participantes de la jugarreta accionaría.

Así de hecho sucedió, una de las familias que participo en la compra del 25% de lo que se cotizo en la bolsa de valores fueron los Materazzi, otros de los grandes beneficiarios de la política de monopolio que durante años a gobernado a este sector de la economía venezolana.

Entendemos entonces que la perpetuidad forma parte de un sistema hegemónico de dominación y adoctrinamiento.

A pesar de que se presenten ambigüedades en este problema, la perspectiva del mismo es mas que clara, por ello decidimos indagar en este caso para dilucidar la realidad de la situación, no basándonos en ideales particulares y mucho menos en conjeturas de un solo eje temático, si no mas bien el análisis sopesado mediante la participación he interpretación de expertos y la utilización de nuestros mismos instrumentos legales, como herramienta de salvación o de finiquito de esta problemática que no es parte de unos pocos, si no mas bien de todo un país.

En este sentido y observando desde la perspectiva legal, podemos decir entonces que el Articulo 57 de nuestra Carta Magna expresa según nuestra perspectiva de análisis lo siguiente:

Este se refiere al deber que el Estado debe de garantizarle a los ciudadanos en lo que respecta a sus derechos humanos, la libertad para expresar la manera de pensar de cada cual, queda claro también que cada cual se hace responsable de todo aquello cuanto diga. Este articulo en particular trata el tema de los derechos humanos con mucha importancia, ya que los resalta como forma de valor social, moral y ética, por otro lado se menciona la prohibición de la censura por parte de los funcionarios públicos, para dar cuenta en lo que respecta a los asuntos públicos.

Es así como la problemática del caso RCTV logra verse reflejada en el artículo mencionado anteriormente y se contrapone, con lo plasmado en nuestra Constitución.

Queda claro entonces que en este caso saldrá victorioso quien maneje mejores argumentos legales y quien presente aquellas pruebas que de verdad sean contundentes y no meras conjeturas provenientes de la mente y de las bocas de unos pocos.

Para entender de manera mas clara el asunto se nos hace necesario conocer el concepto de Concesiones Publicas:

“ Las Conceciones Publicas, son negocios cuyos objetivos radican en proporcionar servicios esenciales para el público, por ejemplo, la electricidad, el gas, el suministro de agua, la depuración de aguas residuales y las telecomunicaciones. Las concesiones públicas afectan a casi toda la infraestructura de los países desarrollados, ya que requieren grandes redes de distribución integradas, o la coordinación de muchos servicios esenciales, como la red nacional del tendido eléctrico. Muchas concesiones públicas tienen una estructura de costes que se beneficia de la gran escala, puesto que los costes unitarios caen a medida que la red aumenta. Sin embargo, la existencia de estas redes suele provocar que las concesiones públicas se beneficien de un monopolio natural para dar ese servicio en el área donde operan” (Enciclopedia multimedia Encarta 2007/ Concesiones).

En este sentido es mas que cierto el excesivo tiempo por el cual el canal de Barcenas y Ríos ha tenido la concesión del espectro radioeléctrico, concesión esta que fue ganada gracias a la coyuntura política de aquel entonces y que hasta nuestros días seguimos viviendo, solo que en un contexto por demás diferente al de aquel entonces.

De esta manera es entendible que en este intercambio tanto el Estado como quien se encargara de la licitación, o el encargado de la licitación concesionaria deberá de tener por concepto legal derechos y deberes con respecto al papel social que le toca jugar, pero como se sabe todo contrato tiene su caducidad o reglas por las cuales regirse.

Es acá donde entra la necesidad del Gobierno Nacional de hacer valer sus derechos como estado soberano y legitimo, escapando de toda ingerencia externa que se pueda presentar durante el transcurso de este caso.

Mas sin embargo el concepto de concesiones reza que estas son de un uso publico, por lo tanto se deben a la sociedad y forman parte de los bienes de la misma, manejando la hipótesis de la supuesta no renovación de la concesión a la Televisora RCTV, tendríamos que preguntarnos concienzudamente cuales son los reales derechos que privan en este caso, si los del gobierno o los de la sociedad a la cual se debe el mismo gobierno y esta televisora nacional.

Sabemos como comunicadores y futuros investigadores que la objetividad y la veracidad solo son palabras escritas para describir el deber ser de la profesión y la ética como conductores del pensamiento colectivo social, pero la realidad es otra, he igual de compleja que este caso de interés nacional.

De lo anterior debemos de decir, que si las concesiones públicas son de carácter social que sea entonces la sociedad quien decida la continuidad o la no continuidad de este medio televisivo en el espectro radio eléctrico nacional, así entonces dibujamos algunas de las consecuencias que se pueden presentar con esta determinación del gobierno nacional.

Para Simón González (Tomado de la Página Web del Diario El Nacional. 02/03/2007). La medida del Gobierno no se corresponde con la democratización del espacio radioeléctrico, está más vinculada a una sanción por la posición política que ha asumido el canal en su línea informativa. Entre los argumentos del oficialismo se dice que los directivos participaron en el golpe de Estado, si eso fue así se debe abrir una averiguación, pero no ha sido el caso, sino que se viola el debido proceso y el derecho de expresión, lo que significa que ha reinado la discrecionalidad en el manejo de la materia. Eso vulnera los derechos de otros medios y de los ciudadanos, que se pueden convertir en potenciales víctimas.

Acá pasa a formar parte de la problemática otras de nuestra leyes, La Ley de Responsabilidad Social en Radio, Prensa y Televisión en su articulo Nº 2 reza lo siguiente

“El espectro radioeléctrico es un bien de dominio publico, la materia regulada en esta Ley es de interés publico y sus disposiciones son de interés publico.

La libertad y la aplicación de esta Ley estará sujeta, sin prejuicio de los demás principios constitucionales a los siguientes principios constitucionales: Libre expresión de ideas, opiniones y pensamientos, comunicación libre y plural, prohibición de la censura previa, responsabilidad ulterior, democratización, participación, solidaridad y responsabilidad social, soberanía, seguridad de la Nación y libre competencia”.

Con todo lo que se dirime a diario según los expertos que forman parte de los dos bandos en los que actualmente se ha conformado la sociedad venezolana podemos tener suficiente para escribir una buena obra de teatro, pero nuestro interés real no es matizar esta historia, si no darla a conocer y tratar de ser objetivos.

En cuanto a esto no podemos decir que hay una violación flagrante a la mal llamada “Libertad de Expresión”, por que la realidad que se presenta es el finiquito de un contrato emitido por el Gobierno Nacional hace 53 años, la culminación de este no significa en ningún momento el cierre o la desaparición de la institución que desde la perspectiva de muchos o de pocos esta siendo la victima de este proceso.

Significa simplemente y desde la perspectiva legal la culminación de un contrato de servicios, y en este sentido el Estado venezolano esta en todo el derecho de renovar o no la concesión a esta empresa televisora a la cual el 28 de Mayo a las 12 de la noche del año en curso se le culmina la concesión en el espectro radioeléctrico nacional.

Tocando la materia de derechos que en su papel de prestadores de servicio el canal RCTV posee, no será expropiado. Por otro lado el Gobierno Nacional esta garantizando el trabajo a la cartera de trabajadores de esta compañía que asciende unos 2.500 empleados.

Por lo tanto este acto futuro no puede ser tomado como una limitación legal a la “Libertad de Información”, puesto que se ampara en nuestras Leyes actuales y mas aun se busca salvaguardar el bienestar de quienes se puedan ver afectados, en este caso los trabajadores de RCTV, no obstante a RCTV le será suspendida de la transmisión de su programación por medio de banda UHF, no queriendo decir con esto que dicho canal no pueda continuar con sus actividades cotidianas de producción y mercadeo, pero ahora bajo la modalidad de la Televisión por suscripción, o fusionándose a otra de las televisoras nacionales, que aun posean contrato de servicio con el Estado venezolano.

Lo verdad legal de esta empresa se encuentra signada por símbolos que mas que ayudarla contribuyen al detrimento de su imagen y a hundirla cada vez mas en esta decisión que pasaría de ser la de un pueblo para convertirse en la decisión de su máximo representante.

Hasta la fecha por concepto de vulneración de derechos a los trabajadores de la compañía el TSJ (Tribunal Supremo de Justicia) ha recibido desde el año 1998, mas de 500 denuncias en contra de la directiva del canal, razones tales como la no cancelación de los derechos adquiridos por los trabajadores como la Cesta Ticket, Seguro Social, Ley de Política Habitacional entre otros.

Y no solo eso, si no que se han recibido denuncias en las cuales profesionales de la información quienes se han levantado en esta televisora dejan en evidencia la manipulación por parte de la empresa y sus directivos de la realidad social, en dichos archivos se sabe de la exageración de la información, así como la necesidad de que estos trabajasen en función de los lineamientos informativos requeridos por la compañia. (Todo lo anterior es tomado de la información proporcionada por el TSJ en su pagina web: www.tsj.gov ).

La Libertad de Información y Comunicación versus la normativa internacional;

Si bien es sabido por todos que La Libertad de Información y Comunicación, son derechos fundamentales del hombre, enmarcados dentro del Tratado de los Principios fundamentales, Derechos y Deberes del Hombre, no es tal cual lo escrito y ratificado por la gran mayoría de las naciones firmantes de este acuerdo de trascendencia global que se lleve a cabo el ejercicio democrático y soberano de los hombres de ser informados, veraz, oportuna y concienzudamente.

En su totalidad las naciones del primer mundo poseen Leyes que les permiten regular la información, no solo Venezuela se hizo dueño de este derecho del estado de velar por el bienestar social.

La problemática de estas Leyes radica sobre todo en las naciones primer mundistas, en que el estado representado en la figura de sus gobernantes, no actúa realmente en función del bienestar y el resguardo de la sociedad, si no que estos estados actúan como filtros y manipuladores de la información.

Es entonces la información publicada de acuerdo a las necesidades y lineamientos de los gobiernos y sus dirigentes, críticos como los norteamericanos Noan Chomski y Michael Moore, hacen unos análisis bastante detallados y contundentes en cuanto al manejo de la información por parte de las cúpulas gobernantes, en este caso en los Estados Unidos de Norte América y quienes a diario violan las Primera enmienda de la Constitución Norteamericana.

No solo los Estados Unidos son el centro de la crítica legal y social que tiene que ver con la represión de la información por parte del estado, países precursores de los derechos humanos que también forman parte del bloque de las potencias mundiales han incurrido en la manipulación mediática he informativa.

Es acá donde nos encontramos con acérrimos críticos de las políticas de sus gobiernos, en este sentido podemos mencionar el caso francés donde el Periódico Le Monde Diplomatique ( www.monde-diplotique.es )quien formo parte del sector opositor al ya ex presidente Jack Chirac, quien en innumerables oportunidades trato de aplacar la voz de la comunicación social y de los mass media que se levantaron en su debido momento en contra de sus políticas represoras y de manipulación de la información.

En la actualidad y según los expertos, dos potencias mundiales son las lideres en manipulación mediática, la primera los Estados Unidos de Norte América, en la cual se ha comprobado la interferencia gubernamental en cadenas de noticias y publicidad como la Time Warner, grupo este al cual pertenece la CNN.

El segundo país, es Rusia, quien bajo las políticas del su actual presidente Vladimir Putin viola constantemente los acuerdos sucritos en materia de información y derechos humanos por esa nación, casos de acoso, presidio, asesinato, cierre de medios entre otros figuran en la lista del actual dirigente de antigua URSS.

Queda claro entonces que a pesar de la existencia de organizaciones que velen por los derechos sociales, humanos, y políticos de las naciones del mundo, La libertad de Información y Comunicación se encontrara siempre a discrecionalidad de las naciones que continúen manipulando sus medios y coartando los derechos de sus pueblos.

El caso RCTV entonces, pasa a formar parte de un segundo plano, y aunque en este breve análisis se demuestren las dos caras de la moneda y podamos entenderlo y terminar por concluir que es de un carácter ambiguo, la realidad es que no podemos emitir juicios de valor sabiendo como ciudadanos que lo vivimos a diario en Venezuela en gran medida se llega a contrastar con la realidad de las naciones dominantes del mundo.

RCTV ha pasado de ser un canal que cuya estructura parecida mucho mas a una empresa de publicidad, y cuyos productos eran las telenovelas los cortos y la inserción de publicidad, a una empresa de dominación y adoctrinamiento de un sector de la sociedad que si bien es ciertamente opositor a las políticas del gobierno actual, no ha recibido el maltrato y la represión que en gobiernos pasados el pueblo venezolano sufrió con las reales dictaduras que se impusieron en nuestro país.

La situación real es que los medios de comunicación actual en Venezuela y en el mundo accidental se han convertido en chantajistas de las políticas gubernamentales, y de no ser así forman parte de estas mismas políticas, el hombre ha dejado de ser la prioridad para convertirse en una mercancía, a la cual se le desea vender una idea, ya sea mediante la publicidad, o de programas articulados por la línea periodística de estos medios orientados a alienar el pensamiento social.

Con todo esto solo disminuye a diario la credibilidad de estos medios de manipulación o medios de comunicación, que a la final deberán de volver retomar los principios con los cuales juegan ahora.

De no ser así se encontraran destinados a desaparecer ante la implacable mano de la sociedad que ya comienza a mostrar síntomas de cansancio y a despertar del letargo en el cual estos medios y muchas veces sus propios gobiernos la han sumergido.

La Libertad de Información y La Libertad de expresión se encuentran en peligro, no solo en nuestro país, si no en el mundo entero.

La información manipulada tiene un fin, vender una idea, o un producto, la propaganda desprendida del proceso de globalización mundial que a su ves nació a consecuencia del modelo capitalista occidental, esta acabando con la sociedad humana, y socavando las bases de la ética social que el profesional de la comunicación y los medios para los cuales este trabaja deben de tener al momento de la trata de la verdadera información.

RRPP Ney Prieto