21 de noviembre de 2006

El Bandejazo, o cómo la UCV es vencida por las sombras

Este es uno de esos mensajes que definitivamente no le va a agradar para nada ni a mis profesores ni a mis compañeros ucevistas.

Desde el lunes en la mañana, una gran campaña de afiches fue desplegada por la Universidad Central de Venezuela (UCV). Los afiches no estaban firmados por nadie, y en letra de marcador improvisada invitaban al "Gran Bandejazo", una protesta en la que el estudiantado debía abstenerse de devolver a la cocina las bandejas metálicas donde se les sirve la comida. En vez de eso, los manifestantes debían dejarlas tiradas sobre las mesas "en señal de protesta".

¿La causa?

  • Un primer afiche pegado cerca de la entrada Las Tres Gracias decía que los obreros prestaban un pésimo servicio.

  • Afirmaba que todos los días llegaban kilos de carne y jamón de primera categoría, así como harina pan, papas fritas y huevos, pero que los obreros las metían en bolsas negras y se las robaban.

  • Afirmaba que a los estudiantes se les da carne de cuarta categoría con preservativos tóxicos que los enferman, mientras que los obreros comen comida distinta y de mejor calidad.

  • Asegura que en la página web del Comedor (ver http://www.ucv.ve/obe/Comedor.htm ) se listan más de 20 menús distintos de comida, pero que ninguno de estos le es suministrado a los usuarios.

Quienes usan el comedor saben que esto es falso: los obreros comen los mismos alimentos que los estudiantes, la página web del comedor NO lista 20 menús, y es difícil de imaginar que los obreros se roben 2 mil kilos de comida todos los días sin que nadie se dé cuenta.

A pesar de eso, la protesta del lunes fue bastante apoyada. Y hoy martes, los afiches arreciaron. Se jactaron de la sensacional victoria lograda el día anterior, e intensificaron las mentiras: se decía que los perros callejeros han desaparecido de la universidad porque los sirven en el almuerzo, se burlaban de los platos de comida, se pedían que sirvieran frituras, etc.


Quiero aclarar que no tengo nada en contra de que se pidan reivindicaciones justas y mejoras en el comedor. Sin embargo, lo que critico de esta estúpida protesta es que busca la confrontación contra quienes tienen menos responsabilidad en el problema. No se pide reclamarle al director del Comedor, o a las autoridades del Consejo Universitario. Todo lo contrario, se pide iniciar una confrontación de estudiantes contra obreros, y se instiga al odio entre ambos grupos. Considérese además que la mayoría de los estudiantes son de clase media y media-alta, y que la mayoría de los obreros vienen de sectores humildes, lo que trae como resultado una confrontación y un odio entre clases sociales.

El Bandejazo, segundo día

Hoy la cola en el comedor era inmensa. Tardamos más de una hora en poder entrar, para entonces encontrarnos con todas las mesas llenas de bandejas sucias y llenas de comida, dejadas así por los estudiantes que comieron antes que nosotros.

Encontramos que la gran mayoría de los estudiantes estaban dejando las bandejas en las mesas del comedor. No habían discursos, ni mayores explicaciones; las hermosas sifrinas ucevistas y sus compañeros varones simplemente dejaban las bandejas y se iban con una sonrisa pícara entre sus dientes, poniéndose los audífonos de sus iPods en las orejas mientras caminaban a clase. Sólo un papel en una de las mesas, rodeado de bandejas sucias, brindaba una explicación:

"¡ESTO ES PARA QUE TRABAJEN!"

Pero la protesta resultó ser un "chinazo" contra los propios manifestantes. La cola era inmensa porque no habían bandejas suficientes. Las que debieron ser utilizadas para servirnos a nosotros estaban esperando sobre las mesas a que alguien las llevara a la cocina. En vista de la escasez de bandejas, sólo se abrieron dos de las cuatro filas donde se despacha comida, causando la gran lentitud.

Tan parecida a las guarimbas, ¿verdad? Los opositores se encerraban en sus propias urbanizaciones a asfixiarse a sí mismos quemando cauchos y reventando sus propias edificaciones, sólo para darse cuenta que ellos se estaban jodiendo a sí mismos mientras que el gobierno estaba tranquilito en Miraflores.



Lo más lamentable era que, mientras alguien propiciaba el odio entre obreros y estudiantes, los verdaderos culpables de los problemas del Comedor (el rector y los diferentes miembros del Consejo Universitario) estaban tranquilitos, hablando tonterías en sus oficinas repletas de aire acondicionado.

Realmente es triste la actitud apática y poco crítica que están teniendo las nuevas generaciones ucevistas. Una de las "reivindicaciones" que se piden en los afiches eran más frituras, particularmente más papas fritas. "¡Si tienen freidoras, pues úsenlas!", decía un afiche que ignora lo dañinas que son.

Tal pareciera que algunos jóvenes estarían felices si el comedor se cerrara y en su lugar se colocara un McDonalds gigante, que sirviera todos los días un BigMac por Bs. 12 mil. Sin importar que los estudiantes de escasos recursos que quedan en la UCV queden excluidos.

En fin. Ya el asunto no es sólo el rector, o las expulsiones, o los pensa neoliberales, o los profesores que en los años sesenta eran de izquierda y hoy son de derecha, o los estudiantes que egresan entrenados únicamente para resolver los problemas de las grandes empresas y no los problemas del país.

Mi solidaridad para con los obreros de la UCV y para con los pocos estudiantes y profesores que aún creen que pueden espantar las sombras que amenazan a la UCV. Ojalá que mañana, cuando seguramente continúe el Bandejazo, hayan más jóvenes que protesten pacíficamente contra el Bandejazo, llevando sus bandejas a la cocina como siempre se ha hecho.

16 comentarios:

Sir Lamorak dijo...

y por que no mejor realizan la protesta ante alguien que pudiera cambiar la situacion?, como por ejemplo el rector????

Por que no agarrar y dejarle las bandejas ante la oficina del rector para que el se vea afectado y tome cartas en el asunto???

Tal vez asi solucionen el problema... si es que existe realmente algun problema...

Anónimo dijo...

eso lo hacen para causar desestabilizacion en la ucv... en ingeniería en este momento se realiza un paro obrero para exigir el pago de sus aguinaldos(porque a pesar que ya el dinero el estado lo deposito no le han pagado a los obreros) y por eso la facultad es sucia y a los "representantes" del centro de estudiantes se le ocurrió la brillante idea de convocar a la gente a limpiar(fue rechaza por muchos, pero escuchada por otros mas que si limpiaron)... solo para cubrirle las espaldas a la decana ya que son del mismo partido (RDC... una unión de AD con COPEI y BR) porque se acercaban las inscripciones de la prueba interna... y eso hizo que la protesta de los obreros perdiera fuerza, porque ahora los salones están limpios.

En vez de ese centro de estudiantes apoyar a los obreros por una causa que es justa, se ponen a favor de las autoridades...

Saludos elguevarista

Anónimo dijo...

Sólo un papel en una de las mesas, rodeado de bandejas sucias, brindaba una explicación:

"¡ESTO ES PARA QUE TRABAJEN!"

--------------------------------------
La”gran” expresión de la más detestable escualidez., típico!!!, estos chamos reproducen las actitudes fascistas cotidianas de sus padres, realmente creen que son superiores, que el pisar una universidad o lograr un título los convierte en entes superiores y que el resto debe lamer el piso por el que pasan. En este caso, estos “estudiantes” lejos de resolver un problema, cosa que ya deberían saber hacer, lo están incrementando. Estoy segura de que la responsabilidad de la calidad de los alimentos recae sobre alguien al que no le afecta la tal supuesta protesta. Intentar reclamar nuestros derechos atropellando el de los demás ya sabemos, al menos en este blog, lo que es.

Yo, en mi lugar de trabajo he vivido y visto esas actitudes de clientes para con l@s trabajador@s, he visto cosas insólitas que creía que no era posible sucedieran fueras de los “culebrones” de TV, como arrojar al piso una bandeja recién servida, mientras vocifera a la trabajadora"¡ESTO ES PARA QUE TRABAJES!", solo porque la joven no pudo complacer un capricho a la que se creía una reina, y en este caso hablo de un trabajo realizado con la mayor pulcritud y calidad. Pero los clientes de esta “clase” están cazando una oportunidad para caerle a algún humilde trabajador a sabiendas de que esta en desventaja para vomitarle todo su veneno como fórmula terapéutica para liberar la infinidad de frustraciones que esta neoliberal sociedad de consumo les inyecta, si no pueden comprarse algo mejor que lo que el otro tiene, tienen que humillar a alguien urgentemente para sentirse lo que jamás serán, gente.

Saludos

Lary

Joaquin dijo...

Saludos cordiales. Qué flojera mental la de estos escuálidos ucevistas. Llaman a su protesta de la misma forma que en el pasado denominaron sus andanzas. Recordemos el "trancazo", el "pupitrazo" y creo que también hubo un "pantaletazo". Ahora fomentan una guarimba en nuestra Universidad Central. Esperemos que no llegue a mayores, pero para nadie es un secreto que en la UCV dejó de estudiar el pueblo llano hace bastante tiempo.

Anónimo dijo...

No se como será la situación allá en la UCV, pero me da risa que cualquier protesta se la achaques a la oposición, si justamente dices que estás en una universidad donde los dirigentes son opositores parece extraño que la misma oposición les quiera joder la vida.

Se acabó el derecho de la protesta en Venezuela? Si se hace protesta se es traidor, guarimbero, etc?

Nada de bozal de arepa, en este país estamos dejando de ser guevones.

Anónimo dijo...

Lo de los "perros callejeros han desaparecido de la universidad porque los sirven en el almuerzo" me recuerda mucho lo que sucede con los emails.

En los momentos de crisis creados por una oposición irresponsable, como en el año 2002, en donde hicieron un golpe de estado y un paro petrolero, habían cantidades significativas de emails para asustar y volver loca a la gente. Estos pudieran clasificarse como HOAXS, hoaxs políticos o con propósitos políticos. Ellos son una de las nuevas armas que se están usando.

Incluso los hoax no políticos, como los de "la aguja infectada con sida en los asientos de los cines", o "los pollos de X empresa que son mutaciones genéticas con 4 patas", o el de "si recibes un correo que diga 'la vida es bella' no lo abras, es un virus". Todos ellos son peligrosos porque acostumbran a la gente a creer en esas tonterías para luego manipularlas como se está haciendo en la UCV con lo de la "desaparición de los perros" y la comida del comedor.

Es necesario educar a la gente con respecto a los hoax, que aprenda a reconocerlos y a darse de cuenta que son manipulaciones, así, cuando se ataque con hoax políticos o de pánico serán reconocidos como tales y no les prestarán atención. Lo de los perros desaparecidos (se le podría añadir "cerca del comedor"), lo único que le falta para ser un hoax completo como los de los correos electrónicos es que digan "reenvía este mensaje a todos tus amigos, sálvalos de una efermedad mortal"

Rob dijo...

Que lindo acusar a los que fomentan el resentimiento entre clases, mientras señalas a esas "hermosas sifrinitas y sus compañeros varones con sus ipods"...

(menos mal que 0 preconceptos y prejuicios de tu lado...Se vale ser consistente en el discurso).

Sobre que la mayoría de los estudiantes de la UCV son de clase media y/o media alta...¿no será porque la mayoría de la gente de pocos recursos se rompe el alma trabajando de sol a sol, y muchos de ellos no llegan a completar el bachillerato? (y si lo completan es a los mamonazos, porque trabajan el resto del tiempo, o lo sacan por parasistemas), mientras que los "sifrinitos" suelen estudiar en buenos colegios, además de presentar cuanto curso pre-universitario existe...pero no!, es más fácil decir que la UCV te discrimina si eres pobre... :). Tu, yo y cualquiera que estudie en la UCV sabe que hay estudiantes que a duras penas tienen para pagarse el transporte, que hacen muchos sacrificios para ir a la univ a diario, muchos vienen del interior y viven en pensiones humildes, y aun asi son muy buenos en sus carreras, pero supongo que ellos entraron por algún error del sistema y no porque seguramente realizaron una muy buena prueba interna.

Sobre la protesta, ahí si tienes más razón que un santo...es una pendejada, los empleados no tienen la culpa, lo de los perros no merece la pena ni comentarlo, y si, deberían dejar a los estudiantes salir con las bandejas y dejárselas de recuerdo en la entrada de la oficina de Paris, o mejor aún, estamparle las bandejas en la cara a él (o los) animales que estan detras de estas "protestas"... :).

PD. la pregunta capciosa del dia: "¿si ya presentaste la tesis(Felicitaciones, por cierto)...solo vas al comedor mientras llega el acto de grado para ir despidiéndote poco a poco del mismo...o iras hasta que expire tu carnet?"

luigino dijo...

Te duele que haya usado mi carnet para investigar y delatar a tus amiguitos escuálidos?

Anónimo dijo...

Ya sabemos lo que estuvo haciendo Luigino estos últimos días:

http://www.eluniversal.com/2006/11/23/elecc_ava_23A807145.shtml

luigino dijo...

Violencia y guarimba en la UCV... ya están contentos?

Anónimo dijo...

Después de la amenaza de los carajazos nos hemos tomado la vaina en serio. Prepárense pués, en esta vaina viene guerra civil!

luigino dijo...

Lo que faltaba... guerra civil por Internet.

Rob dijo...

Te duele que haya usado mi carnet para investigar y delatar a tus amiguitos escuálidos?

<--- tipica respuesta... y que conste en acta que yo no dije nada como "te duele no tener ipod?".
(imagino que como solo fuiste con fines investigativos, no almorzaste).

Sugerencia: ya que tienes tanto tiempo libre, porque no te metes tambien en el baño de mujeres del 3er piso de trasbordo a ver si delatas al violador que tiene aterradas a todas las estudiantes?

luigino dijo...

Como todo buen escualidito, Rob termina desviando el asunto por la tangente, porque se quedó sin argumentos para defender a sus panitas escualidines.

El problema de hoy en la UCV se inició cuando un grupo de obreros de la UCV, con su carnet ucevista guindando de sus camisas rojas rojitas, hicieron una marcha y un grupo de estudiantes escuálidos de ingeniería empezaron a gritarles "Fuera, Fuera" y "Atrévete", a lo que jóvenes de la Juventud Socialista salieron a defenderlos.

Claramente el problema no es sólo político, sino de desprecio hacia los pobres. Una lucha de clases en nuestra querida UCV.

Joaquin dijo...

Saludos cordiales. El comentario de Luigino:

"El problema de hoy en la UCV se inició cuando un grupo de obreros de la UCV, con su carnet ucevista guindando de sus camisas rojas rojitas, hicieron una marcha y un grupo de estudiantes escuálidos de ingeniería empezaron a gritarles "Fuera, Fuera" y "Atrévete", a lo que jóvenes de la Juventud Socialista salieron a defenderlos"

nos recuerda que para la oposición, ellos son los únicos que tienen derecho a ejercer la libertad de expresión y, en consecuencia, todos los demás mortales tenemos que aceptarlo así, sin más. Es que (como dice su candidato), no se le pueden pedir peras al horno (sic). Y eso que en la UCV alardeamos del pluralismo y la tolerancia. Además, mientras los chavistas gritamos con alegría "Chávez no se va", los inefables escuálidos vociferan "Fuera, Fuera". Qué vaina.

Anónimo dijo...

Sinceramente es muy triste ver cómo se menoscaba una buena causa con un enfoque sesgado y malintencionado. En Venezuela hay demasiadas ansias de venganza y pocas intenciones de resolver los problemas.