10 de diciembre de 2005

Propaganda en películas: El Caracazo vs. Las Crónicas de Narnia

En Venezuela, hay varias películas de moda en estos momentos, entre ellas Las Crónicas de Narnia, de los Estudios Disney, que se estrenaron ayer a nivel mundial, y El Caracazo, de Román Chalbaud, película que retrata lo ocurrido el 27 de febrero de 1989, cuando decenas de miles de personas salieron a las calles de Caracas y otras ciudades del país y asaltaron abastos y locales comerciales. Fueron cruelmente reprimidas y se calcula que unas 5 mil personas fallecieron en esos hechos.

"El Caracazo" es, sin duda alguna, digna de verse. Tiene escenas realmente increíbles y su calidad visual es única. Hay muy buenos efectos de sonido (al fin Chalbaud le estrechó la mano al Dolby Digital) y muchas conversaciones en exteriores fueron re-hechas en estudios de grabación para evitar los clásicos problemas de sonido que tanto afectaron a las películas venezolanas del pasado (aún cuando hubo algún que otro problemita de sincronización).

Las escenas y reconstrucciones fueron monumentales y pasarán a la historia del cine venezolano. El asesinato de Felipe Acosta Carlez, el comienzo de los saqueos en Guarenas o la llegada del Ejército al 23 de Enero, con las personas corriendo por los pasillos de los bloques... son escenas mágnificamente planificadas, coordinadas y realizadas. El ver ese montón de automóviles y motocicletas viejas era nostálgico y mostraba la precisión y el cuidado con el que se crearon las escenas, y la dedicación de todo el equipo, extras incluidos.

"El Caracazo", sin embargo, no es un film técnico. Es el retrato de lo que ocurrió en Venezuela el 27 de febrero de 1989 y los días subsiguientes. Sin embargo, lo que pasó ese día tuvo su origen muchísimo antes de la llegada de Pérez al poder. Fue algo que se fue acumulando poco a poco, día tras día, y eso no se ve en el film.

Si bien las reconstrucciones son espectaculares, la película falla en la trama y los personajes. No me malentiendan: si El Caracazo hubiera sido puramente documental, tendría cinco estrellas. Pero estamos hablando de cine de ficción enmarcado en un evento histórico (como "Memphis Belle", "Lo que el viento se llevó" o "Titanic"), y en estos casos el profundizar en los personajes tiene que ser algo vital para que haya una historia que contar, que nos deje un mensaje claro, que tenga por debajo de lo superficial una clara metáfora.

Pienso yo que era imprescindible profundizar en la vida previa de los personajes principales. Era necesario explicar por qué habían luchadores de izquierda o por qué el personaje que interpreta Carrillo pertenecía a la Liga Socialista y su novia era una muchacha de barrio a pesar de que él era de clase media-alta.

Había que explicar por qué esos Disips eran unos desgraciados, en vez de encasillarlos como los malos necesarios. Se tenía que mostrar cómo vivía la gente más humilde y qué les había pasado en los 30 años que llevaba la democracia venezolana. Era necesario dar a entender que la gente no salió a saquear únicamente porque Carlos Andrés Pérez aprobó unas medidas neoliberales, sino porque habían muchas otras cosas detrás de eso.

El guión carece de metáforas. No hay sorpresas, todo es predecible, ello a pesar de la gran variedad de posibilidades que ofrecía un acontecimiento histórico como ese. Las historias de los diferentes afectados están muy distanciadas entre sí; pudieron enlazarse como se hizo en la película mexicana "Amores perros".

¿Caracazo propagandístico?

Pero lo que me molestó de la película fue el final. No tiene sorpresa alguna y pasa a un discurso pronunciado por un coronel, interpretado por Pedro Lander (izquierda... foto tomada del blog de Reindertot). Ello a pesar de que ese personaje es un militar que sufre al ver muchas de las injusticias del 27-F, y quien bien pudo haber sido el personaje central de toda la película.

Es importante aclarar que este discurso de 30 segundos es la única parte de la película donde puede verse algo de "propaganda". De resto hay opiniones de algún que otro personaje, pero siempre hay un equilibrio: se muestra que hay policías y militares buenos, se muestra que hay políticos adecos/copeyanos buenos que estaban en contra de lo que ocurría en las calles, se muestran al inicio de la película opiniones en contra del presidente Chávez.

Por supuesto que la película tiende a identificarse con la izquierda, pero -salvando el discurso del militar- creo que la mayoría de las personas opositoras no la pasarán mal viendo esta película, al igual que yo no la paso mal cuando veo la serie "24" de Fox a pesar de la gran cantidad de propaganda indirecta que suele incluir.

Por cierto, la película tiene un error histórico: afirma que los cuerpos hallados en La Peste fueron ubicados en 1999, cuando en realidad fueron encontrados muchísimo antes, creo que en 1992 ó 1993 (recuerdo que CAP aún era presidente).

¿Es o no es propaganda?

Ahora bien, vamos a hablar de propaganda, y de PROPAGANDA. En estos días he escuchado y leído comentarios muy desagradables que afirman que "El Caracazo" es una burda propaganda gubernalmental que costó 3 mil millones de bolívares a todos los venezolanos, comentario por supuesto propagado en Noticiero Digital y Globovisión, pero que también escuché muchísimo de boca de amigos y conocidos en la UCV.

Personalmente pienso que esos son comentarios absolutamente injustos, que incluso buscan borrar al 27 de febrero de nuestras mentes. Es cierto que la película tiene algunas partes que son obvia propaganda, pero estas partes, si las sumamos, no llegan a más de 2 o 3 minutos de cinta. El Caracazo dura casi dos horas; ¿desecharemos una película que retrata tan bien este evento histórico, simplemente por no querer ver a Pedro Lander pronunciando un discurso de 30 segundos?

Y es que, en efecto, la película costó 1,3 millones de dólares, cifra irrisoria si hablamos de cine (recordemos que tan sólo el film de 35 mm puede costar miles de dólares; el revelado puede costar decenas de miles de dólares más, las conversiones necesarias para poder hacer la edición y el colocarle sonido Dolby cuesta decenas miles de dólares, al igual que el alquiler de los estudios de grabación, etc.) No es lo mismo lo que hizo Jakubowicz con Secuestro Express, filmada en MiniDV, a lo que hizo Chalbaud con 35 mm, pues el uso de este formato dispara los precios.

Por otro lado, todos estamos pagando entre 8 mil y doce mil bolívares para ver la película. Se supone que los 3 mil millones son un préstamo del CNAC que se irá pagando con las ganancias del filme a nivel nacional e internacional (corríjanme si me equivoco).

Propaganda en las Crónicas de Narnia

Ahora bien, casualmente acabo de ver las Crónicas de Narnia. Una película distribuida por los estudios Disney, con un presupuesto cercano a los 250 millones de dólares.

Y esta sí que es realmente una película propagandística, con un guión que toma elementos de los evangelios bíblicos para retratar a un Jesucristo en forma de León. Su muerte y resurección es necesaria como medio para salvar al reino mágico de Narnia a través de... la guerra.

Y no es una metáfora, como Neo en The Matrix. Las Crónicas de Narnia retratan vívidamente la vida de Jesucristo, de una forma tan obvia que todos los que estaban cerca de mí en el cine lo apreciaron al instante. Incluso se extraen frases de los evangelios en los momentos claves, tales como el via crucis y posterior sacrificio del León ("¡miren, al gran León!") o su posterior vuelta a la vida para salvar al mundo.

De esa manera, unos niños que huían de la II Guerra Mundial terminan inmiscuidos en otra guerra, esta vez en un mundo mágico. Se usa nada menos que a Santa Claus para darle armas a los niños y justificar su participación en las guerras de Narnia (y los niños se despiden de él muy contentos), y finalmente los cuatro protagonistas son premiados convirtiéndose en reyes luego de haber participado en una batalla encarnizada al puro estilo Braveheart, donde dos de ellos mataron a un gentío.

En otras palabras, una basofia republicana conservadora, que le hace propaganda descarada a la religión cristiana y al guerrerismo como solución a los problemas, y que fue publicitada como una película que imita el estilo de Harry Potter o El Señor de los Anillos, pero que no le llega ni a los pies a ninguna de las dos (ni siquiera a nivel de efectos especiales... en mi opinión se perdieron esos reales).

No es por nada, pero francamente prefiero 100 mil veces al Caracazo, que es una película sincera y hecha por alguien que admira al presidente Chávez y no lo esconde, y no a Las Crónicas de Narnia, que se vende como una película para niños pero que termina inyectando a los más inocentes propaganda guerrerista y religiosa.

16 comentarios:

carlanga dijo...

Aunque no tengo los detalles concretos y no puedo aseguralo del todo, creo que te equivocas sobre el financiamiento de la película. Creo que el proyecto de "El Caracazo" nunca fue postulado a las convocatoria del CNAC, ni creo que fue estudiado por ninguna comisión de estudios de proyectos ni por el comité ejecutivo. De modo pues que, creo —insisto en que no yengo todos los detalles— no se trata de un préstamo que deba ser devuelto.

No he podido ver 'El Caracazo' aún, pero con respecto al tema del cine y la propaganda, puedo decirte que una de las obras maestras del cine mundial es "El triunfo de la voluntad" de Leni Riefenstahl que, como se sabe, es un documental propagandístico del régimen nacional—socialista, nazi, de Hitler.

Nadie en su sano juicio, salvo un nazi (o un nacionalista), podría estar de acuerdo en lo que la bella y peligrosa -según Cabrera Infante— Lein propone y alaba; pero nadie podría negar que se trata de un filme impresionante y excelente.

Lo imperdonable es cuando hay una película de propaganda y es mala.

Salu2!

luigino dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
luigino dijo...

Pana, ve a verla... en blogacine hay como 400 personas esperando q la veas para que des tus opiniones.

Hace dos semanas también vi El Triunfo de la Voluntad en un taller de documentales que hice. Sin duda hay un guión coherente y unas técnicas de filmación innovadoras para la época, la edición es casi perfecta y está bien hecho. Pero tampoco me parece la gran cosa; es decir, no entiendo bien por qué los profesores de cine y de documentales lo alaban tanto. ¿Tal vez porque haya sido el primero?

Simplemente es un viaje de Hitler con un montón de gente aclamándolo, luego una serie de discursos de funcionarios de Hitler, algunas muestras de las cosas que él ha hecho y luego se muestra su poderosa maquinaria de guerra. Claro que quienes iban a ver ese documental en los años 30 sabían que iban a ver una larga película propagandística sobre los logros del gobierno de Hitler.

Quienes van a ver El Caracazo saben o sospechan que allí va a haber propaganda apoyando al gobierno de Chávez, pero lo de Las Crónicas de Narnia de verdad que me parece descarado.

Sé que son dos películas que nada tienen que ver la una con la otra, pero en el film de Chalbaud yo iba mentalizado para ver propaganda, y más bien me encontré con muy poca. En cambio, en Narnia quería olvidarme de política y esas cosas y sólo entretenerme un rato con alguna imitación de Harry Potter, y francamente terminé viendo un film con mucha más arga política y religiosa que cualquie rotro que haya visto este año.

En fin...

carlanga dijo...

Bueno, lo de "El Trinufo de la Voluntad" puede que ahora, a simple vista, no nos pueda parecer gran cosa. Pero cuando se empieza a profundizar en aspectos técnicos como el uso del lenguaje cinematográfico, la puesta en escena —los desfiles multitudinarios que aparecen fueron coordinados para la película— y los avances tecnológicos y las proezas técnicas.

Sobre el tema —el documental y la propaganda—, estoy escribiendo un largo artículo que no he podido terminar.

En los últimos meses he leído bastante sobre el hecho de que Narnia era una película "cristiana" (o de la derecha cristiana, mejor dicho). Quizás debí escribir algo en BlogaCine para advertirlo.

Sí, voya ver 'El caracazo'. Esta semana he vuelto a ver 'Pandemonium', sobre la que también pienso escribir.

(¿400 personas? ¡Menudo compromiso! ¡Me has dejado paralizado! ;-)

Juan Carlos Chirinos dijo...

dos comentarios fuera de los filmes, Luigino, porque no he visto las películas.
1. Los 3 mil millones de la película de Chalbaud salieron de nuestros bolsillos; los 250 millones de dólares de Narnia, de los bolsillos de Disney, es una diferencia significativa.
2. Una cosa es hacer propaganda y otra cosa es ideología; y en esto parecerían diferentes ambas películas.
Además, recueda que Narnia es una adaptación cinematográfica, y no la primera (hay versiones de 1967, 1979, 1988, 1989 y 1990), de la novela que dio inicio a la saga en 1950 del escritotr irlandés (y crsitiano) C.S. Lewis, defensor del Cristianismo (y de quien te recomiendo la novela "una pena en observación", publicada en español por Anagrama). De hecho, la fundación que lleva su nombre inspira su misión "by the life and legacy of C.S. Lewis, our mission is to advance the renewal of Christian thought and creative expression throughout the world of learning and the culture at large", y él mismo es definido por la Enciclopedia Británica como "British scholar, novelist, and author of about 40 books, most of them on Christian apologetics, the most widely known being The Screwtape Letters. He also achieved fame with a trilogy of science-fiction novels and with the Chronicles of Narnia, a series of seven children's books that have become classics of fantasy literature."
Ya ves que entre ambas películas hay diferencias que no se pueden obliterar a la hora de hacer comparaciones. Un saludo.

Anónimo dijo...

Otra diferencia es que la primera representa un acontecimiento social espontáneo que marcó el fin de una etapa de la historia de Venezuela y humildemente fue realizada con 3000mill. En cambio la segunda, sin haberla visto y sin saber cual es su origen o sus antecedentes, y mas bien solo con las referencias que copias de por ahí y el comentario de Luigino, me parece algo que es el resultado de toda esa tendencia fanático religiosa que rodea a Bush y que domina el poder en USA.

Gracias por la cita sobre la misión de la fundación, creo que mas clara no puede ser. Yo no soy muy religioso que digamos, sin embargo uno a veces lee o ve cosas como esas y mas bien asustan. Como deforman el sentido de la humildad y humanidad de Cristo en prácticamente un arma de guerra y de dominación.

Por último, recuerda que no es que el gobierno de lo USA necesite darle 250millones a Disney, no, porque la industria del entretenimiento en USA es un poder, tan poderoso como el de la industria bélica y que dominan a nivel mundial. Para mi en realidad el gobierno de USA es solo una pantalla para ponerle un rostro a toda las patrañas que se tejen por detrás. Yo no se a ti, pero a mi de verdad ya me aburre ese cine gringo, siempre las mismas estupideces gringas que se esconden detrás de efectos especiales que no mejoran nada.

Dos pequeñas observaciones sobre el cine gringo:

1. Quién no ha visto una escena de un juicio en una película gringa? que no es mas que una clase de esa moralidad pacata del gringo promedio.

2. Quién no ha visto una película donde alguno de los protagonista nombra la hipoteca de la casa?

Ahora si, de último, ¿se acuerdan cuando el canal Fox News puso a Bush como ganador y todos los demás canales dijeron amén y bajaron la cabeza?

En cambio aquí en Venezuela trataron engatusar a la gente metiéndole por los ojos aquella campañita antes del golpe y mas bien se hundieron en el foso mas profundo, simplemente la gente no les cree. Allá esos gringos que son medio mongólicos y que no son vistos entre ellos mismos como seres humanos sino como tarjeta habientes y que viven en un país bien endeudado por cierto.

Saludos

Rafael

angelo dijo...

Por que no hacen en venezuela una pelicula sobre la "teoria de la conspiracion"... seria taquillera, con todos lo chavista que hay por aqui... quien se la pierde...para el guion y el cast sobre gente, al propio estilo de 007

Anónimo dijo...

No se te pasaron por alto un par de "créditos"?

Reindertot dijo...

Aun no he visto las cronicas de Narnia. Ya vere. No seria nada raro corroborar lo que planteas, y menos de Disney, que ensucio a Schleich y su mayor producto, Los Pitufos, de la manera mas macabra (vendieron la idea a los niños de que los suspirillos azules cobraban vida de noche y mataban) porque estaban teniendo una popularidad increible.

Por cierto, estuviste sentado justo al lado mio en el Teresa Carreño y no me di cuenta... y eso que tomamos una foto en el exacto mismo momento.

Saludos.

luigino dijo...

Disculpa reindertot, debí mencionar que la foto de Pedro Lander fue tomada de tu blog.

Saludos.

Anónimo dijo...

"reconstrucciones monumentales"

...si mi memoria no me falla en 1989 parque central no se habìa quemado. En el caracazo se puede ver facilmente los estragos que dejo el incendio ocurrido el año pasado. Apartando eso, en mi casao la propaganda no me ofendió ni molestó (a pesar de no ser chavista), sí me molesto lo mediocre del guión, las pésimas actuaciones, y un mensaje final que nada nuevo aporta al tema, me costo mucho trabajo no salirme de la sala de cine, esperando a ese "algo que nunca se ha sabido y por fin sera revelado" y nunca llego. Aprendan a ser autocríticos, es una muy mala película, lamentablemente tomaron a secuestro express como una película política y por eso la desprecian, la verdad es que es superior en todos los aspectos.

John dijo...

la vi ayer y me parecio demasiado mala...

Estoy de acuerdo en que esto debio ser un Documental y nunca una pelicula dramatica, Las actuaciones son pesimas... y hasta dar algo de lastima ver a medio Personal del desaparecido programa "Bienvenidos" matando este tipo de tigres.

El drama se mezcla mucho con sucesos comicos, no sabes a veces si llorar o reir. El personaje de Fernando Carrillo tiene la etiqueta de "Voy A Morir" desde el comienzo de la peli. La buena calidad de imagen para mi no salva toda la pelicula.

Yo particularmente hubiera destinado estos reales a promocionar en las salas nacionales de cine una especie de Reestreno del documental "LA REVOLUCION NO SERA TRANSMITIDA" en ves de haber sacado esta mediocridad de produccion...

En cuarto a "Narnia".. no me parece tronco de pelicula, pero en mi opinion supera con creces a cualquier pelicula de "Harry Potter".. indiferentemente de toda la propaganda que pudiera tener. (y lo dice un Agnostico).

"Narnia" fue un libro escrito sin las mismas aspiraciones comerciales de Harry Potter, no creo que C.S: Lewis pensara en vender figuras de Accion ni videojuegos, ni cartucheras ni afiches.... para mi todo este Merchandise es lo que motiva a la afortunada J.K Rowling a seguir expandiendo su "Saga" al infinito y mas alla con sopotocientos libros de Harry Potter.

Anónimo dijo...

Quizas este comentario este retrasado pero, quiero hacerlo, porque estoy viendo que aun en la internet y por razones obvias las peliculas quieren borrar la poca memoria que nos queda.
1) Lo de la peste no aparecio un año y medio después de lo ocurrido, si recuerdan después de el 27 de febrero casi cada mes teniamos conatos de saqueos, por el hambre y la miseria que había, Pérez realmente no dejo de lado sus acuerdos con el FMI, él insistió en imponerlas, solo que la asamblea no lo dejó porque se necesitaba pasar a un proceso de privatización que causara la menor cantidad de sospechas posibles.
2) Para suavisar la cosa, nos presentaron al Banco Mundial en donde hacian ver que habían paises en desarrollo con ese modelo económico, por aquel entonces la vedete era Argentina, cuya economía estaba siendo desangrada sin el conocimiento de los argentinos (por aquel entonces fue la venta de la industria petrolera Argentina si mal no recuerdo).
3) Todo el mundo (y cuando digo eso es literal) tenia muchisimo temor de siquiera investigar lo de la peste porque por aquel entonces MATABAN a la gente que diera el paradero de esos cadáveres porque se consideraba que las personas que buscaban a estos muertos eran convertidos en personajes que adversaban al régimen político, o es a caso que no se acuerdan que teníamos que apagar las luces los caraqueños como a eso de las 10 a 11 de la noche (decian por lo del toque de queda)pero la realidad era porque a esa hora pasaban los camiones llenos de CADAVERES.
Y cuando digo camiones eran CAMIONES y la represión de los militares y policias que disparaban al aire cuando veian una luz prendida, y te decián APAGELA y no se meta en este problema.
3) Los de COFAVIC no existian en aquel entonces recuerdo que si existia la gente de Derechos humanos quienes algunos fueron masacrados y acallados hasta que en el '92 gana Caldera que es cuando ellos logran hacer públicas las denuncias y empiezan a buscar la famosa peste, ya que para ese momento NADIE sabía que era y dónde quedaba la peste. Y solo es entonces cuando se empiezan a buscar y a exhumar los cadáveres, pero no es hasta el arribo de Chávez cuando a muchos de ellos se les dió cristiana sepultura.
Es Falso cuando Dicen que solo eran unos 60 cadáveres, tengo amigos y amigas que quedamos traumatizados de llegar a ver cadáveres en el centro de la ciudad y todos los demás corriendo por nuestras vidas.
Amigos que recuerdan las noches en que tenían que dormir con sus padres por el miedo que teníamos que llegara la policía y nos matara.
Amigos que simplemente aun odian a los militares y policias por que recuerdan cuando les decián apage la luz y no se meta en problemas.
La gente que dormía en el piso debajo de sus camas porque no sabían cuando ametrallarian el barrio.
Así que quizas algunos ya hayan olvidado eso pero aun existen memorias que recordamos el horror de aquellos días y marcaron nuestras vidas.

Mauricio dijo...

No he visto jamás un crítico de películas MAS MALO que tú no sabes criticar películas narnia es súper y la estas comparando con una película baja en técnica pero bueno todos somos libres de expresar lo que pensamos pero de verdad deberían cambiar el crítico

Te digo que te falta averiguar más de lo que estas criticando siendo que las crónicas de narnia es una adaptación de uno de los mejores libros que hay... Bueno mejor dejemos así. Chao

Reindertot dijo...

No me molestó en absoluto. No queria que sonara a reclamo. Gracias igual por el link.

Saludos.

ManuelP dijo...

Siempre he creido que no vale de nada un exelente tema si el relato es malo. El cine tiene su lenguaje y sus particularidades, el guión, la iluminación, las actuaciones, transiciones, etc., deben ser el marco de crítica de cualquier pelicula. Luego de ello, pues a decir si nos gusto o no el tema, o si nos sentimos identificados con lo que pasa del otro lado del cine.

Por ejemplo, particularmente las peliculas del señor de los anillos me matan de aburrimiento. Pero como pelicula es exquisita, los detalles estan cuidados al extremo, los efectos pasan desapercibidos... salvo la tercera (en donde el tiempo de la peli es desesperante) es una producción que pondría sin ningún tipo de rubor a mis alumnos para hablarles de cosas bien hechas en pantalla.

Ahora bien, el caracazo. Concuerdo con los que opinan que debió ser un documental y ya! no una pelicula por dios... esa lucesita como azul que tiene toooooda la pelicula no es jusificable ni que la misma te haya salido en 300.000 bolivares, los errores de sincro!? con una handycam y editando en tu casa los evitas... Solo son ejemplos de lo que precisamente no me gusto de la pelicula, tecnicamente es apurada, muy apurada y muy, pero demasiado, poco cuidada.

Las actuaciones, el guion, y ese tipo de "detalles" son otro tema. Chalbaud nunca ha sido un gran director y eso se nota cada vez que confirma que no es capaz de sacar una actuación de nivel a nadie.

Ahora bien, sin duda el tema de Febrero de 1989 es un tema necesario en el cine. Creo, y es mi mayor problema con la pelicula, que Chalbaud desperdicio una buena oportunidad de retratar una época que, sin duda, fue un punto de inflexión en la historia venezolana contemporánea.

Sobre la propaganda... entendiendo propaganda como una serie de mensajes dirigidos al público con la finalidad de cambiar actitudes o "vender" posturas idiológicas, pues es inherente a cualquier medio de expresión. Todos hablamos desde nuestra percepción, desde nuestros valores, opiniones, experiencias... Ningún mensaje es puro. El lenguaje siempre lleva intenciones, y mas en el cine.

Ya lo del descaro de estos y la máscara del otro, pues es otra cosa. No me disgusta especialmente ni una ni otra postura.