10 de abril de 2005

La muerte del Papa, y la Conferencia Episcopal

El sábado pasado, luego de la muerte del Papa, Vanessa Davies logró entrevistar telefónicamente al Monseñor Mario Morontas para conocer sus impresiones sobre el lamentable incidente. Pero una de las preguntas que más llamó la atención tuvo que ver con las misas que la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) había convocado para el domingo: una en la Iglesia San Juan Bosco de Altamira, y la otra en la Iglesia de La Chiquinquirá en La Florida.

"¿Por qué todas las misas de la CEV se celebran en el este de Caracas?", preguntó Davies recordando que la mayor parte de la población de Caracas -la más pobre, además- vive en el oeste. A Morontas no le quedó otra que responder que "desconocía la razón" de esa decisión, y no quiso hacer más alusiones al respecto.

Un amigo opositor intentó convencerme de que el problema radicaba en que las iglesias del centro y oeste de Caracas son chiquitas. Luego pregunté, y me informaron que las iglesias de Santa Teresa, de San Martín y hasta la propia Catedral podían agrupar más gente que la Iglesia La Chiquinquirá; aún si la Catedral se quedara pequeña, se podían colocar pantallas gigantes en la Plaza Bolívar.

Otra cosa en la que él tenía razón era que se estaban efectuando misas en todas las iglesias; no era necesario que alguien del oeste se trasladara al este si únicamente quería ofrecerle sus respetos al Papa, ya que eso podía hacerlo en cualquier iglesia caraqueña.

Pero el hecho es que la CEV sí politizó el asunto.

Hoy, el Presidente Chávez confirmó que ninguno de los miembros del Gobienro fue invitado a las misas realizadas por la CEV en el este de Caracas. Ello los obligó a convocar una misa el viernes pasado en la Catedral de Caracas, adonde también fueron invitados los miembros de la CEV, quienes no asistieron.

Son muchas las dudas que quedan respecto a esto. ¿Por qué la CEV le rehuye al oeste? ¿Por qué ni siquiera la muerte del Papa podía hacerles olvidar por algunas horas los rencores políticos y sociales que dividen a Venezuela?

No creo que sea simple antichavismo. Si el problema fuera que no quieren reunirse con el gobierno, hubieran podido hacer una misa en la Catedral sin invitarlos. Personalmente creo que el problema radica en algún tipo de racismo o de clasismo que evidentemente no van a confesar, pero que -luego de escuchar tantos cuentos provenientes de mis familiares sobre lo racistas y clasistas que son muchos curas de la Iglesia Católica- en particular a mí no me sorprenden.

¡Menos mal que no soy católico!

4 comentarios:

RomRod dijo...

Después de la escena que hicieran los fanáticos del gobierno cuando el entierro del cardenal Velazco y las continuas agresiones contra las iglesias es razonable que los obispos no quisieran arriesgarse. Claro hubiera sido mejor que lo dijeran abiertamente porque tal como dices la gente pobre está en el oeste de la capital. Tal vez lo que están evitando es la confrontación y la provocación.
Sobre el rascismo y el clasismo de los curas supongo que debe haber posiciones personales como en todo grupo humano. Pero lo que si me consta es que hay muchos católicos trabajando fuertemente en los barrios sin importarle nada lo de la raza o la condición social, curas que se encargan de colegios para los más pobres, hospitales para los más enfermos, y obras de ese estilo. No es que defienda el catoliscismo por ser católico, que por cierto no me considero uno, pero yo creo que acercarse directamente a las fuentes y ver lo que hacen le ayuda a uno a formarse una opinión más precisa. Puede que haya unos curas mareados con la ilusión de poder y los beneficios del rango pero te digo que hay muchos más realmente identificados con aliviar las miserias humanas en muchas organizaciones caritativas organizadas por la iglesia católica. Saludos!!

Guillermo Casanova dijo...

Chávez ha logrado que la iglesia esté muy mal vista, así como ha logrado que los periodistas, los banqueros, los empresarios, y todos aquellos que no estén con el, sean también mal vistos y atacados, con frecuencia de manera física, por los Círculos Bolivarianos y los grupos adeptos al chavismo incluyendo a los semi-terroristas tupamaros.
A mi me ha tocado ir al centro de Caracas y como mi cabello es rubio, he sido "invitado" a dejar el centro por los "anfitriones" por considerarme oligarca y escualido.
No me imagino una misa exitosa y en paz en el centro de Caracas o en donde los chavistas se sientan dueños del área.
Pero en este caso no se trata del este y el oeste porque hasta dónde yo sé, la Iglesia de la Chiquinquirá queda en el oeste, en el municipio Libertador.
Chávez hoy se pregunta por qué no fue el prelado a la misa que él mandó a hacer. Yo me pregunto por qué NINGUN funcionario importante del gobierno fue a alguna de las misas que la iglesia dió en diferentes lugares de Caracas en honor al Papa.
La respuesta es sencilla, estamos completamente divididos y Chávez haciendo el comentario de hoy divide aún más.
En estos días él contradijo a Otaiza porque él (Chávez) nunca le pediría a nadie que odie a otro ser humano. Pero cada vez que habla siembra el odio aunque no lo diga directamente. Hoy lo hizo de nuevo ( y continúa porque Aló Presidente todavía sigue en el aire a esta hora).
Creo que el mensaje del Papa se aleja demasiado del mensaje de odio chavista. Yo en lo particular no iría a una misa llamada por el oficialismo a favor del Papa; creo que sería una misa realmente hipócrita.
Tu te declaras no católico, por lo menos eres sincero porque la mayoría de ustedes (los chavistas) no lo son, pero el miedo a perder el favor de las clases bajas católicas no les permite decir la verdad.
Si Chávez realmente quisiera la paz hubiese ido a las misas de Don Bosco, Chiquinquirá, Parque del Este, etc. Hubiese "puesto la otra mejilla" como católico que dice ser , pero no lo hizo y en lugar le envía a la Conferencia Episcopal otro escarnio más, como para que nunca más exista la reconciliación.

luigino dijo...

Tal pareciera que, según afirman ustedes, todo en Venezuela era absolutamente perfecto hasta que llegó Chávez. La Iglesia Católica era perfecta, no había pobreza, no había odio entre clases, no había discriminación racial, todo eso fue un invento que Chávez trajo cuando apareció en la televisión el 4 de febrero de 1992.

Ojalá y los políticos de la oposición piensen y opinen abiertamente en televisión igual que ustedes. Créanme: cada vez que sale un Ledezma o un Mendoza a decir que todo estaba bien y todos nos queríamos hasta que llegó Chávez con su discurso divisionista, están haciendo que 100 o 200 personas más se vayan de la oposición.

Para Romrod: no dudo que hayan curas trabajadores en la Iglesia Católica, que se preocupan por su prójimo. Yo estaba hablando muy específicamente de la Conferencia Episcopal, la misma que se encarga de que aquellos curas que tienen el más mínimo sentido de acción social no asciendan de sus cargos de sacerdotes. Te aconsejo que preguntes un poco para que veas que así es como funciona el sistema.

Para Guillermo: Yo tampoco me imagino a los líderes del gobierno yendo a la Iglesia San Juan Bosco sin que algunas turbas salvajes de la oposición (salvajes, pero con títulos universitarios y que toman mucho whisky) empiecen a cacerolearlos o a pitarlos.

Llamas "hipócritas" a los "oficialistas" que convoquen una misa a favor del Papa, porque tiene una posición política clara; la CEV también tiene y mantiene una línea política clara, que no dejó atrás ni siquiera por la muerte del Papa. ¿Hablamos de quién es más hipócrita?



pd. el 99% de los chavistas SON católicos. Yo no lo soy por circunstancias de la vida, pero casi todos mis amigos chavistas sí lo son, tienen madres fervorosamente católicas, y muchos están molestos por el intento que hizo la CEV de "robarse" la muerte del Papa para la oposición.

¡Ya basta del discursito aquel de que los chavistas son comunistas comeniños antirreligiosos!

RomRod dijo...

la verdad es que yo he practicado el venerable deporte de tirarle piedras al gobierno desde hace ya casi treinta años, eso me coloca del lado de los que piensan que ni de broma las cosas eran perfectas en la adecocracia. Mi tesis es que la adecocracia no se ha acabado ya que lo que veo es más populismo y la misma corrupción pero con diferente porcentaje. Quizá la diferencia es que el líder de este despelote es más directo y claro que los especímenes que nos habíamos calado hasta la fecha, claro en el sentido que dice las cosas directamente y hasta ha reconocido errores, cosa impensable en los sumos sacerdotes adecopeyanos. Asi que no creas que la oposición son una partida de borregos tratando de revivir lo que debió morir hace décadas y que ahora debe permanecer enterrado. La oposición visible ayudada por los medios miopes y cómplices si es la que tu dices, pero la que está ahi en el pueblo piensa y se forma criterios muy claros después de tanto engaño y tantos errores. Lo que resume mi ideal es que prefiero un gobierno controlado por ciudadanos a ciudadanos controlados por un gobierno. Un gobierno donde se fomente la disensión en lugar de perseguirla y donde se respete y se tolere a las minorías. Libertad y poder para el pueblo, y cuando digo pueblo me refiero a todo el mundo, no a los que estén a favor del gobierno nada más.

En relación al tema católico te digo que conozco lo que dices, hay mucho obispo en la CEV que actúa de manera que nos resulta a veces antipática, pero a la final supongo que eso será asunto de ellos y si pierden feligreses allá ellos. Supongo que la política es restringir a aquellos sacerdotes que se quieren inmiscuir en política, algo como lo que le pasó a Cardenal en Nicaragua y al resto de los de la teología de la liberación.