24 de diciembre de 2010

Dictadura en Venezuela

"Así que yo quiero hacerle un llamado (a los militares) a que ejerzan la libertad de conciencia en un momento determinado, para que rechacen algunas órdenes que consideren que son violatorias de la Constitución y las Leyes."

Las palabras corresponden a Noel Álvarez, presidente de la cámara de empresarios de Venezuela (Fedecámaras), quien en una rueda de prensa el pasado 22 de diciembre de 2010 hizo lo que, para muchos de nosotros, es un obvio llamado a los militares para que, "en un momento determinado", dejen de cumplir las órdenes de su Comandante en Jefe.


Añadió Álvarez que "aquellos militares que están violentando los derechos de los ciudadanos, después, cuando se restituya el estado de derecho, no podrán poner como excusa el hecho de que le fueron ordenados realizar o llevar a cabo unas órdenes inconstitucionales. Además, todos sabemos que existe el Tribunal Penal Internacional, cuyas sanciones no prescriben en el tiempo".

Fedecámaras es la misma organización empresarial que encabezó paros en diciembre de 2001, abril de 2002 y diciembre de 2002, en todos los casos buscando que una insurrección militar derrocara a Hugo Chávez y su gobierno. Fedecámaras logró derrocar a Chávez en una ocasión, y de hecho el entonces presidente de esa organización, Pedro Carmona Estanga, se convirtió en Presidente de Venezuela. En su primer decreto disolvió el Congreso, destituyó a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía y adoptó poderes por encima de la Constitución. 

Eso sí fue, en efecto, una dictadura que duró 40 horas, durante la cual se hizo persecusión férrea y televisada de líderes populares del chavismo. En los canales de TV Globovisión y Venevisión se invitaba a la gente a llamar y reportar a chavistas que se estuvieran escondiendo. Apartamentos de líderes del chavismo, y sedes de partidos como el MVR y la UPV fueron allanadas con transmisión televisiva en vivo y directo (recuerdo a Ramón Rodríguez Chacín, Tareck William Saab y Freddy Bernal, pero otros no fueron tan "afortunados" como ellos), mientras que los periodistas llamaban "material subversivo" a afiches del MVR y libros del Che Guevara, retrocediendo más de 30 años en el pasado. Todo eso ocurrió el 12 de abril de 2002.

Carmona Estanga abrazándose el 12 de abril de 2002 con el siguiente presidente de Fedecámaras,
Carlos Fernández, quien encabezó el paro de diciembre de 2002.
Hay que recordar que dicho golpe, así como el primer paro empresarial del 9 de diciembre de 2001, tuvieron como desencadenante la primera Ley Habilitante de Chávez, en la cual aprobó leyes tan importantes para el país como la Ley de Pesca, la Ley de Tierras y la Ley de Hidrocarburos.

Hoy, 8 años después, escuchamos al jerarca de la burguesía católica Jorge Urosa Savino pronunciar este 24 de diciembre no un bello y acostumbrado mensaje navideño, sino que en Venezuela estamos "avanzando hacia una dictadura". Pero aquí todas y todos estamos claros en quién quiere una dictadura. 

Por qué tanta conmoción en Venezueña

Obviamente, la oposición utiliza los errores de nuestros propios diputados chavistas para criticarnos. La Asamblea Nacional actual (que tiene mayoría absoluta tras el retiro de la oposición en las elecciones de 2005), termina su período el próximo 5 de enero de 2011, y luego asumirá una nueva Asamblea en la que, aún cuando el chavismo seguirá teniendo mayoría, sin embargo contará con una importante cantidad de diputados opositores, como María Corina Machado, Enrique Mendoza, Julio Borges y otros 60 miembros de partidos de derecha, defensores del poder empresarial y transnacional.

Volverán entonces los tiempos en los cuales los 60 diputados opositores se anotaban en fila uno detrás de otro para discutir un artículo de forma infantil, lo que hizo que, en 2004 y 2005, cualquier ley tardara meses en ser aprobada.

De allí que, dada la emergencia por las lluvias, la Asamblea Nacional habilitó al Presidente Chávez para que pudiera crear leyes por decreto (es decir, le dio poderes habilitantes), algo que también se ha hecho en otras dos ocasiones en el pasado (en 2000 y en 2007).  Dada la premura, nuestra Asamblea Nacional saliente también decidió aprobar a toda carrera una serie de leyes que debió haber aprobado los 5 años anteriores, pero que por incapacidad, flojera o por las razones que fueran, no aprobó. Leyes que el pueblo llevaba años exigiendo, como la Ley de Educación Universitaria, por ejemplo. Y que, si no se aprueban ahora, tardarán meses o años en aprobarse en la nueva Asamblea Nacional de 2011.

Es por ello que usted, amigo lector que no vive en Venezuela, está leyendo que se estén aprobando tantas leyes de un momento para otro. Son decisiones de estrategia política, para subsanar la incompetencia de algunos de nuestro propio bando, y para enfrentar la furia de quienes están del otro bando.

En lo particular, la mayoría de las y los venezolanos (yo diría que el 99,9%) estamos tranquilos celebrando las fiestas decembrinas. Hay millones de personas en las calles haciendo compras navideñas. El Metro y las calles principales están intransitables. Y los centros comerciales y ferias de regalos... ¡ni hablar!

Sambil Caracas este 18 de diciembre. Foto vía  Yhonny García en Twitter.
Sambil Maracaibo este 23 de diciembre. Foto vía Ernesto García en Twitter.
El Sambil Margarita este 23 de diciembre... foto vía Lisbeth Suárez en Twitter
Y no me gusta resaltar que el venezolano es consumista, porque, en efecto, es admitir que hemos fallado rotundamente en materia ideológica.

Aún cuando las fotos de los estudiantes manifestando este 23 de diciembre ocuparon las portadas de la prensa nacional e internacional, la verdad es que no hubo mayor interés en Venezuela por lo hecho por unos 100 o 200 estudiantes de la UCV el día de ayer, a quienes se les enfrentó con agua y perdigones plásticos sin mayores consecuencias para ellos, excepto tal vez un resfriado.


Ninguno fue detenido  (excepto uno que fue retenido un par de horas y luego soltado), ninguno fue herido de bala, sólo un fotógrafo de AFP tuvo lesiones de consideración tras ser golpeado por una piedra lanzada por uno de los "pacíficos" estudiantes.

Las imágenes de las agencias internacionales no recogieron a los manifestantes provocando a los guardias llamándolos "jalabolas, marico, mamagüevo", ni tampoco a quienes llevaban bombillas con pintura, molotovs y similares que iban a lanzar contra los funcionarios de seguridad.



Eso sí se puede ver mejor en dos videos que el programa La Hojilla de VTV transmitió este 23 de diciembre en la noche. Se los dejo (parte 1 y parte 2).

Por último, les dejo una de las fotos más tuiteadas por las protestas de ayer: una niña, de unos 17 años, creo yo, con el cartel "cambio navidad por libertad".


Cuando ella tenía unos 9 años, Fedecámaras decidió quitarnos la navidad para tratar de acabar con la revolución bolivariana, en aquel infame paro de diciembre de 2002. Hoy, el Presidente Chávez, en medio de la crisis por las lluvias, llenó su Palacio Presidencial de familias que perdieron sus casas, a las cuales él intenta devolverles su navidad.


Está más que claro quién quiere darnos nuestra navidad, y quien quiere quitárnoslas otra vez.

Feliz Navidad a todas y todos.
Publicar un comentario