24 de noviembre de 2010

La publicidad por emplazamiento en medios del Estado: Petición a periodistas revolucionarios en torno a Microsoft

Las personas que ejercen la comunicación social dentro de nuestra revolución están conscientes de lo dañinas que son las empresas transnacionales para los pueblos que intentan liberarse de la esclavitud que ellas representan. Jamás veríamos en VTV a alguna personalidad entrevistada sosteniendo un vaso de Coca Cola en las manos, o sentado junto a Ronald McDonald's, o al lado de un cartel de Mobil-Exxon o de Texaco.

Caso obvio de publicidad por emplazamiento en la serie 
de televisión "Friends", publicitando las galletas Oreo.
No lo veríamos en ningún medio revolucionario, ello porque nuestros comunicadores sociales son cuidadosos al grabar una escena, y evitan que haya publicidad por emplazamiento en ellos, a menos tal vez si decidiéramos hacer una parodia o una burla de esos símbolos.

Además de las razones políticas, éticas y morales para evitar ese tipo de publicidad, la propia Ley de Responsabilidad Social en la Radio y Televisión (Ley Resorte), en su artículo 9, la prohíbe expresamente: "No está permitida la publicidad por emplazamiento, salvo en los eventos deportivos, siempre que no se trate de los productos y servicios contemplados en los numerales del 1 al 8, o con la intención de defraudar la ley". Su violación recae en multas y en la obligación de ceder espacios para colocar mensajes educativos.

Lamentablemente, cuando hablamos de marcas de computadoras y sistemas operativos, los periodistas revolucionarios no suelen ser tan cuidadosos. Es normal, por ejemplo, que decidamos entrevistar a figuras importantes y decidamos hacer la composición de la escena colocando al entrevistado junto a un computador. Voy a colocar un ejemplo clásico: al excelente periodista Eleazar Díaz Rangel, quien es, para mí, uno de los más grandes ejemplos del periodismo moderno, y dada su gran experiencia es entrevistado muy a menudo por los medios del Estado. Todas sus entrevistas están llenas de conocimiento valiosísimo en torno a cómo el imperialismo ha dañado nuestros pueblos y usado los medios de comunicación para atacarnos.

Pero lamentablemente muchas veces se le entrevista en su sitio de trabajo, rodeado de computadores, y las escenas se suelen encuadrar así:


El problema es que a la mayoría de los computadores, a los pocos minutos, se les activa el protector de pantalla. Si su computador usa Microsoft Windows, lo más probable es que se active el protector que viene con el sistema, que no es otra cosa sino el logo de Microsoft Windows sobre un fondo negro. Y termina ocurriendo esto (vea a la derecha del siguiente fotograma):


Allí lo tenemos: publicidad por emplazamiento gratuita para Microsoft. El logotipo brinca y se mueve, por lo que llama mucho la atención del espectador y lo distrae.

Esto es algo que se ve con muchísima frecuencia en medios del Estado. Entiendo que es un error que el entrevistador comete sin querer, que no es algo intencional, pero que ocurre muy a menudo y sin que la persona que está siendo entrevistada se dé cuenta. De hecho, el error se repite aún con otros entrevistadores.

Hasta en las presentaciones 

Si usted piensa que Microsoft sabe cómo usar la publicidad y el mercadeo para promocionarse a sí misma, pues no ha visto nada. Recientemente, tras las acusaciones de que Windows es muy caro y aumenta los precios de los computadores, la empresa decidió sacar "una versión de Windows para computadores que se vendan en el tercer mundo", llamada "Windows Starter Edition". Deberíamos estar felices de que Microsoft piense en nosotros, ¿verdad?

Esa versión de Windows está severamente limitada. Por ejemplo, sólo puedes ejecutar tres aplicaciones a la vez, y siempre mostrará una marca de agua, mosca o logotipo de Windows en la parte inferior derecha de tu computador. No puede ser removida por el usuario.

La marca de agua de Windows Starter Edition, abajo a la derecha
Muchas laptops de bajo costo vienen con ese Windows preinstalado. En la reciente Feria del Libro Filven 2010, que el Ministerio de la Cultura realizó con mucho éxito en el Parque "Francisco de Miranda", algunos equipos con los que se realizaban esas ponencias usaban Windows Starter Edition, lo que obligaba a mostrar el logo de Windows durante las presentaciones. Durante horas, excelentes ponentes nacionales e internacionales estuvieron haciéndole publicidad indirecta a Microsoft, sin que ellos mismos quisieran hacerla, como se muestra en esta foto.


Tal vez a usted le parezca una tontería ver logos de Windows de vez en cuando, en VTV u otros medios públicos, o en alguna charla en la calle. Pero la forma tan omnipresente en la que Microsoft se muestra y promociona, ha reforzado ante la mayoría de la gente la idea de que Microsoft es lo único que se puede usar en un computador personal, y que esa gente que anda con el software libre son una manada de desadaptados, o en el mejor de los casos, unos utópicos soñadores.

La solución a todo esto es sencilla:
  • Si usted va a entrevistar a una personalidad para algún audiovisual, pregúntese: ¿realmente hay que ubicarla junto a un computador? De ser así, asegúrese que el protector de pantalla de ese computador no se active, o simplemente apague el monitor
  • Si usted va a organizar un foro o charla, asegúrese de usar computadores con software libre adecuadamente instalado. No sólo le evitarán problemas como el mostrado arriba, sino que serán inmunes a virus y troyanos presentes cuando alguien meta un pendrive en su equipo. 
  • Si teme que el texto de las presentaciones hechas por ponentes que usan Windows se descuadre en un computador con Linux, pídale a la gente de Informática que instale las fuentes de texto de Microsoft en su computador (Arial, Verdana, Tahoma, etc.). Es una concesión necesaria en estos momentos, para ahorrarle problemas a quienes hacen sus presentaciones en computadoras con Windows.
¿Por qué tanto rollo con Microsoft? ¡Qué importa eso!

Cuando he comentado esto a periodistas revolucionarios, algunos entienden completamente el problema y se comprometen a apoyarnos. Pero otros me han respondido que este es un "detalle insignificante" y que no hay por qué estarse preocupando por estas menudencias. Para quienes apoyamos el software libre y la lucha contra las transnacionales, esta actitud no es otra cosa sino una falta de respeto enorme a nuestros trabajos y esfuerzos. 

Microsoft diseña su software y hardware en
EEUU, pero lo manda a reproducir
en maquilas en China y otros países.
Microsoft es sólo una de las muchas empresas transnacionales responsables de que a nuestros pueblos se les prive del conocimiento y las tecnologías necesarias para su desarrollo. Microsoft es la principal proponente del modelo de software privativo: aquel que está desprovisto por completo de planos o recetas (lo que los computistas llamamos "el código fuente") que permita ver cómo funciona, que nos permita a quienes estudiamos computación aprender de él para usarlo en nuestras profesiones. Nos sentimos en desventaja con analistas de otras profesiones, quienes sí pueden desarmar un televisor, una radio o un automóvil y aprender de su funcionamiento.

Si usted fuera responsable del área de tecnologías de cualquier empresa o ente del Estado, se daría cuenta de la cantidad multimillonaria de dinero que habría que pagarle a esa y otras empresas sólo para poner a funcionar un computador básico con Windows y Office. Obviamente, usted en una empresa no puede usar "CDs quemaítos"; si se decide por usar software comercial, tiene que comprarlo original.
  • Primero, debe tomar en cuenta el costo de la licencia de Windows, que ronda los 200 dólares. Probablemente usted ya lo pagó al comprar el equipo: por culpa de Windows le salió más caro.
  • Además, hay que añadir la licencia de Office (supera 1.500 bolívares fuertes por computador). Es impensable tener un computador sin Office hoy día.
  • Añada los antivirus, que deben pagarse anualmente y cuestan casi Bs 200 por computador.
  • Y una gran variedad de etcéteras, en particular si la persona trabaja en diseño gráfico, edición de audio o video, contaduría, administración, nóminas, arquitectura, ingeniería o si la empresa utiliza software de planificación de recursos o similares. El software puede costar el equivalente de miles de dólares por computador.
  • Si su empresa o ente público tiene 100 computadores, estamos hablando de pagar 300 o 400 mil bolívares fuertes (300 o 400 millones de los viejos) sólo para pagar las licencias de software de computadores básicos, sin incluir el costo de los equipos.

Quien fuera presidente de Microsoft, Bill Gates, es llamado por algunos "un genio de las computadoras", pero la realidad es que su trabajo como programador de software fue muy puntual, en algunos momentos de su juventud. Destacan mucho más sus habilidades como empresario capitalista, especializándose no sólo en la explotación del hombre por el hombre, sino en el tráfico del conocimiento: él compra software a empresas pequeñas y desconocidas, usa a los esclavos empleados de Microsoft para mejorar y maquillar ese software, y luego lo convierte en éxitos de venta, tras hábiles maniobras de mercadeo y publicidad que incluyen pactos con empresas de hardware, el hacer lobby, amenazas, campañas mediáticas que distorsionan la realidad, presión a empresas para vender su software, y efectuar pagos de comisiones a funcionarios, políticos y empresarios (ver [1] [2] [3] entre muchas otras).

A pesar de la crisis mundial, Microsoft ha tenido en 2010 ingresos de 62.484 millones de dólares en 2010, y ganancias netas por el orden de 18.760 millones de dólares. Entre las 50 personas con más dinero en el mundo destacan Bill Gates (en el puesto 2, con 53 mil millones de dólares), Steve Ballmer, el actual presidente de Microsoft (puesto 33, con 14.500 millones) y Paul Allen, cofundador de Microsoft (puesto 37 con 13.500 millones de dólares), fortunas que han acumulado en apenas 30 años explotando al hombre, eliminando a la competencia y valiéndose de las abultadas ganancias por su software.

El sobrinito de Felipe González que puso a
la Junta de Andalucia contra el
Software Libre
Microsoft se destaca además por sus prácticas mafiosas. Presionan con frecuencia a los estados y gobiernos para aprobar leyes en favor de la propiedad intelectual (en Venezuela fue muy célebre el caso de cómo presionaron, o convencieron, al fallecido camarada Luis Tascón para promover una ley beneficiosa para ellos), y presionan para colocar funcionarios públicos que los apoyen (la Junta de Andalucía, famosa por su apoyo al Software Libre, se ha volteado completamente a favor de Microsoft a raíz de la incorporación de un sobrinito de Felipe González en ella). Así como también compran a Novell, empresa propietaria de numerosos proyectos de Software Libre, en una obvia movida para sacarlos del camino.

A todo esto, también hay que destacar que la imposibilidad de ver cómo funciona el software de Microsoft y la existencia de diferentes leyes estadunidenses (CALEA, Patriota) indican que el software de Microsoft puede usarse para espiarnos

El Software Libre necesita apoyo mediático

Por estas y muchas otras razones, las y los computistas revolucionarios nos hemos decidido por el software libre, que no sólo es gratuito, sino que tiene todo su código fuente, que nos permite modificarlo, adaptarlo a nuestras necesidades y dárselo a terceros.

El Presidente Chávez también se dió cuenta de ello, y en 2004 firmó un decreto para que el Estado use exclusivamente software libre. Lograrlo ha sido una tarea titánica. En muchos casos las y los comunicadores sociales, en vez de apoyarnos a través de los medios del Estado, han sido sus principales detractores al negarse al cambio, asegurando que no sirve, no funciona, no es lo mismo, se ve feo, etc. No se han dado cuenta de que, sin querer, han sido víctimas del mercadeo de Microsoft y otras empresas capitalistas transnacionales, que nos han hecho creer desde nuestra infancia que el software comercial de Microsoft es lo único que existe, y que cualquier otra alternativa seguramente es una piratada.

Obviamente quienes apoyamos al Software Libre también entendemos las presiones y la dinámica a las que se ven sometidos las y los periodistas en medio de una guerra mediática, donde se les exige trabajar duro captando y procesando noticias e información. Y que muchas veces lo último que uno quiere es que se le entorpezca el trabajo. Sin duda que hay formas de hacer la migración de forma conveniente para todas y todos, y muchos entes del Estado lo han logrado exitosamente.

Pero también hay que notar que en los medios del Estado ha sido muy difícil lograr espacios donde se apoye de forma fija y constante al software libre (Vive TV, Columbeia y Alba Ciudad han sido honrosas excepciones... véase los talleres hechos por Columbeia y que Vive TV retransmite). Por ello, el ver con constancia pelones como los arriba indicados son motivo de consternación entre muchos de nosotros.

Esperamos que nuestros camaradas revolucionarias y revolucionarios nos ayuden en esta lucha, y no obliguen a las comunidades de Software Libre a organizarse en comités de usuarias y usuarios para hacer las respectivas denuncias a Conatel ante esta publicidad por emplazamiento involuntaria. La idea es trabajar juntos y que el software libre sea un arma más en las manos de todas y todos, para combatir el capitalismo y sus nefastas consecuencias. Para nada uno quiere que todos terminemos molestos o enfrentados por cosas que se pueden solucionar tan fácilmente.
Publicar un comentario