5 de mayo de 2007

Presidente Chávez insta a no rechazar ni condenar a quienes no se unan al PSUV

Durante su inscripción como aspirante para el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el Presidente Hugo Chávez aclaró que respetará la decisión de aquellas personas que lo apoyan pero que no quieren estar en partidos políticos, ya sea porque no han estado nunca en ellos o porque no gustan de ese tipo de estructuras.



"Los ciudadanos que no están, que nunca han estado y que no quieren estar en partidos políticos: no importa. Pero para nada es obligatorio. Ni los rechazamos por eso, ni los condenamos por eso", afirmó.

Los instó, sin embargo, a incorporarse a cualquiera de las otras estructuras y movimientos que existen en torno al proceso bolivariano: "Habrá amigos del partido. Habrá movimientos sociales, que existen con mayor fuerza. Los consejos comunales, el movimiento obrero, el movimiento campesino, el movimiento de las mujeres, las juventudes organizadas, los estudiantes, los pueblos indígenas, los productores, los empresarios nacionales, los intelectuales orgánicos -como los llamaba Antonio Gramsci-. Todos tendremos conexioes y las puertas abiertas para trabajar en función de los objetivos de la Revolución Bolivariana."

Evitando malentendidos y ataques contra quienes no se unan al PSUV

Esta aclaratoria es muy importante, dado que muchas personas habían entendido mal las palabras que el Jefe de Estado había pronunciado en el pasado.

Dirigiéndose hacia líderes políticos del PPT, PODEMOS, PCV y otros partidos que se negaban a unirse al PSUV, el Presidente Chávez había sido bastante tajante, instándolos a unirse al PSUV o a "irse a la oposición". Pero algunas personas habían entendido mal al Presidente, creyeron que sus palabras debían aplicarse contra TODOS los chavistas, y afirmaban que aquellos quienes no se unieran al PSUV debían considerarse opositores. Esto también estaba causando temores y especulaciones incluso dentro de ministerios y entes del Estado, donde algunas personas estaban apresurándose a unirse al PSUV por temor a represalias provenientes de personas mal informadas.

Es necesario distinguir entre:

  • Los líderes y militantes de partidos políticos aliados del proceso, quienes están prácticamente en tres y dos, y sí deben unirse al PSUV.
  • Y los ciudadanos comunes, cuya participación en este partido es recomendable, pero de ninguna manera obligatoria ni excluyente.

Las palabras del Presidente Chávez fueron más que aclaratorias: ninguna persona debe ser rechazada, condenada o subestimada por no unirse al PSUV, y muchísimo menos si forma parte de otras organziaciones o movimientos sociales de base que apoyan al proceso bolivariano y actúan en coordinación con éste.

Y escribo esto en mi blog dado que los medios del Estado harán poco énfasis en estas palabras (están más bien muy ocupados llamando a la gente a inscribirse), y los medios de oposición están muy ocupados atacando a Chávez por cualquier cosa que diga o deje de decir.
Publicar un comentario