22 de diciembre de 2006

¡¡HOLLYWOOD ADOCTRINA A NUESTROS HIJOS!!

(Advertencia: este artículo contiene detalles de la trama de Cars, Vecinos Invasores y Happy Feet; ésta última fue estrenada hoy en Venezuela).

Es curioso, pero la mayoría de las películas infantiles creadas por la maquinaria hollywoodense, al menos las estrenadas este año, tienen guiones con profundos valores de izquierda e, incluso, anticapitalistas o pro-socialistas. ¿No me creen? Veamos:

Vecinos invasores (DreamWorks)

Un grupo de animalitos del bosque despiertan de su hibernación para descubrir que parte de su hogar ha sido ocupado por seres humanos que han construido una urbanización.

Desesperados por buscar comida, conocen al solitario mapache RJ, quien les señala donde conseguir alimentos al tiempo que hace una crítica audaz en contra de nuestra sociedad consumista:

Los humanos siempre tienen comida en exceso: nosotros (los animales) comemos para vivir, pero los humanos... ¡viven para comer! Les mostraré a lo que me refiero.

Los humanos traen comida, llevan comida (se ven camiones transportando comida de un lado a otro), portan comida (se ven humanos llevando chucherías), viajan en comida (señalando a un humano en un camión repartidor con forma de taco), visten comida (señalando a un muchacho disfrazado de helado en un centro comercial).

¡Ese es un artefacto para invocar comida! (señalando a una señora hablando por teléfono)

¡Ese es uno de los muchos vehículos para transportar comida! (señalando a la moto de un repartidor, entregándole una pizza a la señora)

¡Ese es el altar donde los humanos adoran a la comida! (viendo a unos humanos en una mesa haciendo una oración antes de comer)

¡Eso es lo que toman cuando comen demasiado! (señala una cuña de Alka Seltzer en la TV)

¡Eso les ayuda a comer más! (señalando a una señora haciendo ejercicios en una bicicleta estacionaria)

¡Comida! ¡Comida! ¡Comida! -grita el mapache, mientras los animales ven una escena de la ciudad silueteada por carteles de Wendy's, McDonald's y otras franquicias de comida rápida.

¿Creen que eso es suficiente? -pregunta el mapache. ¡¡Pues no lo es!! Para los humanos, "mucho" nunca es suficiente. ¿Qué hacen con las cosas que no se comen? ¡Las ponen en brillantes latas plateadas! (dice mientras tumban unos pipotes de basura llenos de restos de comida)... ¡lista para nosotros!

Cars (Pixar)

El Rayo McQueen, un joven, exitoso, individualista y egocéntrico auto de carreras que compite en la Copa Pistón, sufre un golpe en su ego cuando se extravía en un pueblito olvidado en la Ruta 66 y debe trabajar durante varios días asfaltando una vía que destruyó.

La película tiene un trasfondo histórico: la Ruta 66 es la vieja red de carreteras sinuosas que recorren Estados Unidos, y que pasaron al olvido cuando se construyeron las grandes autopistas interestatales, lo que causó que muchísimos pueblos y caseríos desaparecieran.

"Cars"
culmina con un mensaje que pareciera escrito por Chávez mismo: dejemos las grandes, estresantes y congestionadas ciudades y retornemos a los pequeños pueblitos que abandonamos hace años; total, nos enamoraremos de ellos, como le pasó a la co-protagonista, Sally, una exitosa abogada de Los Ángeles que se cansó de su gran ciudad.

Además, es un mensaje en contra del individualismo: McQueen, cuyo ego había hecho que todo su equipo renunciara, sufre un gran cambio en su personalidad y termina siendo una persona solidaria, que ayuda a los más débiles. ¡POPULISTA! ¡DEMAGOGO!

Happy Feet (Warner Bros.)

En una sociedad donde todos los pingüinos conquistan a sus parejas con una canción, un pingüinito con discapacidad para cantar llamado Mumble es rechazado por sus congéneres, para vergüenza de su propio padre. Los pingüinos confrontan graves problemas para conseguir peces, y Mumble pronto se da cuenta de que todo es culpa de los humanos, a quienes ellos ven como "alienígenas", y que usan grandes barcos para hacer pesca de arrastre y destruir el delicado balance ecológico.

Mumble, además, está enamorado de la preciosa Gloria, la mejor cantante de la colonia. Luego de mil peripecias logra que ella se enamore de él... pero Mumble descubre a los "alienígenas" y debe hacer un sacrificio en pro de aquella sociedad que lo rechaza: debe intentar contactar a los humanos y pedirles que dejen la pesca de arrastre. Para ello, debe abandonar la Antártida, incluyendo sus sueños de tener una familia con Gloria. Con todo el dolor del mundo le hace creer a ella que ya no la quiere y abandona el continente del sur.

De una forma que no imaginan y que les garantizo les hará llorar, Mumble contacta a los humanos "buenos" y se comunica con ellos. Protestas mundiales de miles de humanos y debates entre ecologistas y empresarios de la pesca llegan a la mismísima ONU, y logran que la Antártida sea declarada zona libre de la pesca de arrastre. ¡¿Será que esta película fue escrita por Greenpeace!? :)

¿Derecha vs. izquierda? El mundo de los pingüinos está dividido en dos:

  • La colonia donde nace Mumble, liderada por pingüinos extremadamente conservadores, discriminadores, academicistas y opuestos a cualquier cambio en sus costumbres. Estos pingüinos desprecian a los de la otra colonia, llamándolos "extranjeros" y se niegan a congeniar con ellos. Cantan canciones de pop y rap gringas. Ven a Mumble como un muchacho defectuoso por no saber cantar y se avergüenzan de su baile tap. Sus líderes (Noé y los ancianos) son fanáticos religiosos, afirman que sus decisiones provienen del "Gran Pingüino" e insisten en que el pueblo pingüino desaparecerá a menos que todos estén unidos bajo su mandato.

  • Una segunda colonia donde los pingüinos son mucho más liberales, de mente abierta y donde aprecian las virtudes de todos. Tienen acento cubano, bailan salsa, mambo y merengue (incluso llega a sonar uno de Sandy y Papo) y ven el baile de Mumble como una virtud inigualable. No hay un líder visible (¿anarquistas?).

  • Finalmente, la primera colonia termina volviéndose como la segunda.
¿¡Quién hizo ese guión!? ¿¡Fidel Castro!? Como ustedes saben, nada en el cine es casual; todo mensaje es cuidadosamente estudiado y planificado.


¿El norte es el sur?
La secuencia de inicio de la película empieza con una vista del espacio sideral, y poco a poco se va acercando a La Tierra. Se ven las Américas, pero de repente el planeta gira, y las Américas quedan volteadas, con América del Sur apuntando hacia el norte (no, no es una cuña del Ministerio del Ambiente). La cámara se acerca hacia el cono sur, para entonces ir hacia la Antártida y detenerse allí.

No era necesario voltear el planeta... el chavista infiltrado que hizo esa secuencia quiso dejar un mensaje muy claro :)

A la mier..., ¡¡HOLLYWOOD ESTÁ ADOCTRINANDO A NUESTROS HIJOS!! ¡¡ESA ES IDEOLOGÍA CASTROCOMUNISTA!! ¡¡NI UN PASO ATRÁS, FUERA!! ¡¡GRINGOS GO HOME!!

:-)

Bueno, poniéndonos más serios: es evidente que Disney, Warner y DreamWorks no son empresas izquierdistas. Pero tampoco es ningún secreto que Hollywood ha estado plagada de personas y grupos izquierdistas desde prácticamente el inicio de su historia, y el macartismo que se practicó contra ellos durante los años cincuenta es sólo una evidencia del asunto.

A las trasnacionales no les interesan mucho los ideales que vendan siempre y cuando recauden dinero... así que, démosle las gracias a esos guionistas desconocidos que siempre intentan dejar algo de sus ideales en esas historias que muchos de nosotros a veces despreciamos por querérnoslas dar de antiestadounidenses. Y es necesario acotar que, aún cuando el presupuesto de películas de animación como las anteriores oscila entre 80 millones a 120 millones de dólares, el guionista raras veces recibe más de 100 mil dólares por su obra.
Publicar un comentario