4 de diciembre de 2006

¡El Comandante se queda!

Gracias a Dios y al maravilloso pueblo venezolano... ¡nuestro Comandante se queda!


¡Gracias, Presidente Chávez, por todas esas maravillosas cosas que ha hecho por su pueblo y determinaron que usted siga siendo nuestro Presidente!

¡Gracias a todas esas personas, cuyos nombres nunca sabremos, que denunciaron y ayudaron a desmontar los planes de la oposición radical!

¡Gracias a quienes hicieron la magnífica campaña electoral, y por sobre todo a las palabras "Roja rojita" de Rafael Ramírez que fueron adoptadas por todo el pueblo bolivariano cuando más hizo falta!

Gracias a los opositores sensatos que ayudaron a que hoy no estemos en un campo de guerra. Y es increíble cómo las decisiones de usa sola persona pueden cambiar todo el curso de los acontecimientos. Este sábado, cuando vi las declaraciones del rector opositor Vicente Díaz diciendo que el sistema electoral estaba blindado, que había sido auditado muchísimas veces incluso por gente de oposición y que era a prueba de fraudes, me convencí de que sería prácticamente imposible que la oposición cantara fraude si los resultados le eran adversos. Lo mismo cuando este domingo dio una buena explicación de lo que estaba pasando con los papelillos en blanco que denunció Rosales. La actitud del Sr. Díaz fue tan diferente a la del ex-rector Ezequiel Zamora (con quien no dudo que estaríamos en estos momentos rodeados de guarimbas y protestas), y gracias a sus declaraciones de este fin de semana la paz reina en estos momentos en el país. ¡Gracias Sr. Díaz porque, aún cuando muchas veces perdió el balance, sin embargo supo comportarse como todo un profesional en ese momento tan crítico, estando a la altura de todos los otros rectores del CNE!

Gracias al propio Sr. Manuel Rosales por reconocer la victoria. Usted pudo manejar la rabia de sus seguidores anoche para crear caos en algunas partes del país, pero prefirió el camino pacífico de seguir construyendo su partido para convertirlo en la primera fuerza opositora del país y desplazar a AD, Copei y Primero Justicia. Francamente yo no creí que usted lo haría, pero ¡gracias por no dejarse dominar por los radicales!

Sólo espero que la mismísima oposición radical, la que anoche causó cosas como éstas, no atente contra ustedes sino que, con el tiempo, les dé el reconocimiento que se merecen.

Y gracias por sobre todo a todos mis compatriotas bolivarianos, un gran saludo y abrazo a todos mis panas, ¡y ahora a luchar para que este proceso continúe avanzando y beneficiando a todos los venezolanos!
Publicar un comentario