6 de abril de 2006

Tercer artículo sobre el foro en la AN: La defensa de Hernández-Novich al Software Libre

En días anteriores mostramos nuestra alegría por el evento realizado este lunes, donde la Asamblea Nacional (AN) había abierto sus puertas para escuchar a las diferentes partes que tenían algo que decir sobre la Ley de Tecnologías de Información, caso particular del Software Libre y el Software Privativo.

Lamentablemente, la alegría se ha esfumado por diferentes hechos que han ocurrido en estos días. El diputado Tascón había prometido públicamente la realización de mesas de trabajo en Maracaibo y Valencia, pero aparentemente la de Valencia no se va a realizar y la de Maracaibo, hasta este momento, no tiene sede (se habla del Maczul, el Hotel del Lago y el Caribe) si bien todo parece indicar que se realizará este viernes 7 y sábado 8 de abril, todo el día.

Felipe Pérez envió anoche un email a Solve informando que ayer hubo una reunión privada de la Comisión de Tecnología de la AN para nombrar a los 40 miembros de la mesa de redacción. "He tratado de llamar, sin éxito, a Rodolfo Sanz, presidente de la comisión, para pedirle que nos tenga en cuenta", señaló Pérez bastante preocupado por la posibilidad de que las comunidades de Software Libre se vean excluidas.

Y eso molesta mucho. El año pasado, el CNTI discutió el proyecto de Ley de Tecnologías de Información con Microsoft, específicamente con el Sr. Simón Ruán, directivo de esa casa de software, y lo hizo semanas antes de que la ley se aprobara en primera discusión. ¿Por qué se discuten cosas a puertas cerradas con las transnacionales, y no con la población en general?

En fin. En dos artículos anteriores (aquí y aquí) hablamos del éxito del Foro del pasado lunes en el Parlamento. Explicamos cómo Microsoft cuadró a decenas de jóvenes de entre 17 a 19 años, provenientes de Maracay y Mérida, para que vinieran al Parlamento a cantarle alabanzas, y también hablamos de las mentiras que usó Jorge Sallez (representante de Microsoft) como argumentos para atacar al Software Libre.

Hoy vamos a contar cómo, a pesar de estos ataques, se logró una excelente defensa gracias principalmente a las intervenciones de los dos ponentes del Software Libre (Ernesto Hernández-Novich y Felipe Pérez Martí), pero también gracias a decenas de activistas del Software Libre que hicieron uso de sus 3 minutos para defenderse en el Parlamento.

Hernández-Novich: desarmando las mentiras

En un artículo previo hablamos de la ponencia de Felipe Pérez. Ahorita vamos a hablar de la Hernández-Novich, cuya grabación ofrecimos en este post.



Hernández-Novich es profesor de la Universidad Simón Bolívar y empresario del Software Libre. Tuvo la responsabilidad de explicar qué es el Software Libre y sus cuatro libertades, pero con ejemplos: dejando en claro que mucho software privativo restringe su uso en países que tengan problemas con Estados Unidos, violando la primera libertad. "Cuando uno sabe de algo, uno debe aportar algo para la gente, para los demás".

  • "Si hay algo que lo aguanta todo, es el papel de mercadeo, pero el código fuente sólo aguanta la verdad. Cuando una aplicación dice que hace algo, el código fuente lo corrorobora. Con el traje y la corbata -que yo también me los he puesto a veces- hay que tener buena fe, y muchas veces en este mundo no se puede confiar solamente en la buena fe". Explicó que es necesario ver el código fuente para evitar, por ejemplo, que el Software Libre tenga puertas traseras, como ocurrió en PDVSA en el año 2002.

  • "Nadie es dueño de la verdad, pero todos podemos acercarnos paulatinamente a ella", dijo enfatizando la cuarta libertad, la de redistribuir el código fuente y permitir que todos lo podamos ver y mejorar.

  • "Gratis no es libre, es una limosna", dijo respecto al freeware mientras era aplaudido por una parte de la audiencia. "Si yo no lo puedo ver o modificar, es una limosna; nos interesa tener control sobre nuestros destinos y lo que estamos usando".

  • "El Estado maneja datos que no son del Estado; son datos suyos, míos. Almacena datos porque nosotros los ciudadanos le hemos entregado la responsabilidad de almacenarlos, transportarlos, asegurarlos, etc. Por lo tanto, el estado tiene la obligación de garantizarnos el libre acceso a la información, que la misma persista en el tiempo evitando que queden secuestrados en ninguna parte, que no sean controlados por otra entidad que no sea el Estado. Y que ofrezca que los datos están seguros y protegidos."

  • Libre acceso: "Los datos no pueden estar guardados de manera que estén ligados a un proveedor particular. Imagínense si para ver la información del Seniat, el IVSS o el Ministerio de Educación tengan que adquirir una herramienta de software en particular porque la información se les entrega en un formato que no es libre. Eso no puede ser."

    "Es mi derecho ver esa información, y el Estado no me puede obligar a usar una herramienta particular para mirarlo. Los datos del Estado tienen que estar almacenados en un formato que sea un estándar público y que tenga al menos una implementación libre, para que cualquier ciudadano sepa que, sin tener que comprar o invertir dinero, pueda tener acceso a los datos a los cuales tiene derecho a tener acceso, y a los cuales el Estado tiene el deber de facilitarle el acceso."

    Dio como ejemplo que, si uso una herramienta privativa con un estándar cerrado, pero un día la empresa se niega a dar una actualización, pues esos datos quedan secuestrados.

Hernández-Novich fue enfático en diferenciar al Estado y al Ciudadano, ya que algunos de quienes apoyan el Software Privativo intentaron crear la matriz de opinión de que el Estado va a obligar a las empresas y los ciudadanos a usar Software Libre en sus casas o en las empresas privadas. Eso es falso y no está en discusión.

Como también explicó Felipe Pérez después: el ciudadano tiene el derecho de usar lo que él quiera en su casa o en las empresas privadas, pero el Estado también tiene el poder y la posibilidad de escoger lo que él va a utilizar en su plataforma tecnológica, y tiene la responsabilidad de usar lo mejor en función del ciudadano.

Seguimos:

  • Ante el argumento de que se está discriminando al software privativo, explicó que la discriminación se aplica a las personas y no a los métodos, y el software privativo es un método. "El Estado debe favorecer el método de desarrollo y producción del Software Libre; aquellos que no lo quieran usar están en libre derecho de no hacerlo, pero en ningún momento se les está discriminando como personas. Ustedes decidieron que no quieren desarrollar en Software Libre, ¡adelante!"

    "El Estado simplemente está diciendo que, 'yo considero que, haciendo ejercicio de mi soberanía, yo necesito que el software sea Libre. ¿Tú me lo puedes proveer o no?' Es su decisión."

  • "¿Acaso el Estado es el único cliente de las empresas de Software Privativo? Si lo es, entonces el Estado está dándole un subisidio a esas empresas, y el Estado puede elegir darle el subsidio a quien quiera."

Las tres riquezas

Explicó que el Software Libre genera tres riquezas: Riqueza técnica, social y económica.

  • Sobre la riqueza técnica: "A mí me encanta ver a muchachitos que no se han graduado, toman una herramienta de Software Libre, le hacen cambios, y esos cambios son vistos con agrado y con estupor por quienes crearon la herramienta, quienes hasta dicen: 'nunca nos hubiéramos imaginado esas ideas viniendo de ustedes'. Y uno siente mucho orgullo cuando uno ve esas cosas. Y esa riqueza técnica sólo se puede ver cómo se puede ver el código."

    Explicó estar cansado de ver profesionales que sólo saben hacer un "start service... stop service" y no saben realmente cómo funcionan los servicios que administran, o de estudiantes que saben que un programa tienen un problema y tienen la voluntad de arreglarlo, pero no pueden hacerlo porque no pueden ver el código. Y las casas matrices le dicen: "Sí, ese es un problema, vive con él". O el caso de Microsoft, que le cobra $35 a una persona para reportar un bug. "Eso es a lo que nos lleva depender de una empresa transnacional que hace y corrije el software y de la cual no podemos participar."

  • Sobre la riqueza económica: el software libre tiene un costo legal de adquisición cero, y de hecho se trajeron muchas copias de Software Libre que se repartieron a jóvenes en la audiencia.

Y sobre la riqueza social, aprovechó para responder los argumentos de Raúl Vera sobre "hacer software para 800 wayúus":

"El 64 por ciento de la población alfabetizada de indígenas venezolanos es Wayúu. ¿Existe Windows en wayúu? Nosotros tenemos Linux en wayúu".

Alguien del bando privativo se paró para gritar que existe Windows en Quetchua, a lo que Hernández respondió:

"También tenemos Linux en quetchua, pero yo no pregunto por quetchua. Yo pregunto por wayúu, yo pregunto por pemón, yo pregunto por cosas que sirvan en Venezuela, para los míos. Preocuparme primero por los míos antes de preocuparme por los de afuera."

El auditorio rompió en aplausos, para que luego Hernández-Novich complementara que, cuando alguien hace una pregunta pública, la comunidad le responde. Pero si la pregunta es en privado, se le cobra porque ese es el modelo de negocios del Software Libre.

"Toda esa riqueza se queda aquí porque lo que uno se aprende no lo olvida. Porque son bienes venezolanos, hechos por venezolanos para cosas venezolanas que funcionan." Notó que en la riqueza social también involucra que una persona que no sepa nada de programación reporta un bug y ese bug se soluciona, que una persona que no sepa programación pero hable varios idiomas puede ayudar a traducir un software, y que todo el dinero producto del trabajo se queda aquí en Venezuela y no se va en regalías a transnacionales. "Es un m´todo cooperativo de produccion". Y si bien él no lo dijo, yo lo añado: es desarrollo endógeno.

Luego siguió desmintiendo a Salles, particularmente en el caso de Red Hat, que -dejó en claro- no es Software Libre. "Red Hat es lo más parecido a Microsoft, así que es un mal ejemplo." Contó la historia de Red Hat, de cómo al principio permitía que uno se bajara el CD gratis, luego sólo permitia que uno se bajara los paquetes, luego los paquetes desaparecieron y había que pagar una suscripción, y ahora hay que pagar una licencia. "El problema no es Red Hat o SuSe, el problema es que son controlados por una empresa cuando deberían ser controlados por la Sociedad. El tema del Software Libre no es quitar a uno para poner a otro, sino vamos nosotros a hacer y mejorar nuestro Software, repartir entre todos y hacia afuera".

Hernández-Novich también defendió la documentación del Software Libre ante los alegatos de Jorge Sallez, de Microsoft, de que era de mala calidad. "Es excelente; está puesta de todas las maneras que uno la quiera ver. Está estructurada, o en chuleta, o absurdamente detallada. Uno instala su software, lee la documentación y se pone a producir."

Entonces recordó que Debian GNU/Linux corre en 13 plataformas de hardware viejas y nuevas, lo que ya causó murmullos entre la gente. "Lo que no me obliga a comprar hardware nuevo."

"¿Cuántos de ustedes tienen un servidor de correos que maneje 12 mil mensajes diarios... corriendo en un Celeron 333 con 64 MB de RAM, que tiene 426 días corriendo? Yo puedo decirlo, y un montón de qgente aquí también. Eso es importantísimo para un Estado que tiene que controlar lo que tiene que gastar."

Nuevamente la gente rompió en aplausos, ya que los Celeron 333 son las máquinas que se vendían hace cinco años. Explicó además que Debian no es un "proyectico nuevo" sino que tiene trece años de vida, al igual que Windows NT. Pero Debian corre en trece plataformas, Windows NT y sus sucesores en dos o tres.

Conclusiones

"Como comunidad de Software Libre, queremos resaltar tres puntos que deben estar en la Ley y no deben omitirse:"

  • Estándares internacionales públicos con alguna implementación libre para almacenar los datos del Estado. Eso no se puede negociar.
  • Software Libre en todo lo que se pueda, porque hay Software Libre para todas las necesidades que se puedan imaginar.
  • Y cuando no exista Software Libre porque no hay más remedio, usemos Software Privativo mientras hacemos Software Libre que nos resuelva el problema.

"Eso es Libertad sin condiciones."

Bueno, gracias a los que hayan leído hasta aquí por leer el tercer artículo sobre el foro "Software Libre vs. Software Privativo" del pasado lunes. Ya habíamos publicado un primer y un segundo artículo, y ghostbar colocó en su blog un listado de links de otros blogs referenciando el hecho.

El cuarto y último artículo hablará sobre las intervenciones de los panas defendiendo el Software Libre, y las intervenciones finales de los siete ponentes ocurrida en horas de la noche (ya publicamos los audios).
Publicar un comentario