6 de abril de 2006

El lado oculto de las protestas por los fallecidos en estos días

Les dejo varios videos que muestran cómo diversas protestas legítimas expresando el dolor por la muerte de los hermanos Faddoul, el chofer Miguel Rivas y el fotógrafo Jorge Aguirre, fueron infiltrada por guarimberos y personas que buscaban crear un ambiente de violencia en el país, convirtiéndolas en vulgares protestas políticas opositoras.

  • Este jueves, el hijo de Jorge Aguirre (reportero gráfico asesinado este 5 de abril de 2006 en Plaza Venezuela, Caracas) estaba presente en una manifestación frente al MIJ el día 6 de abril, y fue insultado por manifestantes cuando se dirigía a los mismos con un megáfono.


  • En medio de una supuesta protesta por el homicidio de los niños Faddoul y Miguel Rivas, quienes habían sido secuestrados, un grupo de opositores aprovecharon para trancar la Autopista Francisco Fajardo de Caracas este 5 de abril y agredieron a la GN lanzándoles botellas.


  • Además, este jueves Mario Silva y Ricardo Durán denunciaron en el programa "La Hojilla" que dos periodistas de VTV habían sido atacadas el día 5 de abril por guarimberos en varios puntos de la ciudad. Sin embargo, ellas habían pedido mantener el anonimato y que no se denunciaran los hechos.
  • Igualmente, y aún cuando explicaron que condenan la violencia contra cualquier persona, sin embargo denunciaron que la periodista de Globovisión que fue agredida este miércoles en la Av. Urdaneta fue atacada luego de haber estado repartiendo panfletos en dicha avenida y en Plaza Venezuela desde su camioneta de Globovisión, convirtiéndose así en un actor político más.

  • La frase más repetida anoche en La Hojilla: "a alguien se le cayó algo", en referencia a que alguien en la oposición se echó para atrás y detuvo las protestas que estaban programadas para este jueves con algún propósito desestabilidador.
Para completar este post, les repito el video del día 5 de abril en el que Roberto Acquatella (un señor de origen italiano) y su hijo fueron atacados por un gran grupo de guarimberos. El automóvil donde se trasladaron fue atacado con piedras, reventaron su parabrisas y otras partes del vehículo, y un señor los amenazo diciendo que no se metieran con ellos porque son amigos de Ramiro Helmeyer, implicado en los casos de los sobres-bombas en los años 90.

Publicar un comentario