20 de marzo de 2006

Reporte desde la dictadura

Bueno, ya basta. Estoy cansado de defender a un régimen que claramente viola a diario la libertad de expresión y reprime duramente al inmenso pueblo opositor venezolano. Así que, desde hoy, emitiré reportes denunciando las actitudes dictatoriales del gobierno castrocomunista venezolano. Soy la única forma de hacerlo, dada la fuerte represión que obliga a todos los medios venezolanos a estar callados ante las atrocidades del régimen.

  • Hoy se dio inicio al juicio oral y público contra los ex directivos de la Policía Metropolitana Henry Vivas, Lázaro Forero e Iván Simonovics. Ese juicio es una clara violación de los principios democráticos, ya que ellos deben ser eximidos de cualquier juicio, al igual que cualquier otro opositor involucrado en el "vacío de poder" del 11 de abril. Todos sabemos que lo ocurrido ese día fue un autogolpe del régimen, y que la Policía Metropolitana jamás disparó contra nadie.

  • Nuestros derechos a expresarnos continúan siendo cercenados día a día. Un grupo de activistas opositores hicieron acto de presencia en la Sala de Audiencia del Tribunal para manifestarse en contra del juicio que esta dictadura hace contra Simonovics. "Nos dirijimos a un grupo de personas autodenominadas 'Víctimas del golpe de Estado', todos unos negritos pobretones con cara de cubanos comprados por el régimen, y les gritamos 'asesinos' y 'malditos chavistas' ", cuenta la activista opositora Yosi Soya Recha.

    "Sin embargo, esas personas compradas por el régimen todavía tuvieron la desfachatez de mirarnos feo y con cara de cañón, cercenando claramente nuestros derechos democráticos que nos permiten llamar 'asesinos' y 'malditos chavistas' a quien nosotros nos dé la gana, y destruir sus banderas cuando lo creamos necesario", indicó.

  • La dictadura ha dado otro paso en contra de nuestro héroe popular, el periodista Gustavo Azócar, procesado por presunta estafa contra la Lotería del Táchira cuando el Cura Calderón era el gobernador. Ahora resulta que la Fiscalía pedirá una medida cautelar sustitutiva para que sea investigado y juzgado en libertad. O sea, no pasará ni una semana detenido.

    ¡Esto es un abuso! Exigimos que cualquiera que sea opositor jamás sea investigado por ningún delito, no importa cuantas pruebas haya de que él lo cometió.

  • Este grave delito del régimen se parece mucho al que cometieron contra nuestra compañera Ibeyise Pacheco la semana pasada. Pues resulta que ella fue declarada culpable y condenada a prisión por difamación, pero curiosamente se le dio casa por cárcel a pesar de que ese beneficio únicamente se le da a los condenados cuando tienen más de 70 años o tienen enfermedades graves. ¡Otro abuso del régimen!

  • Exigimos más bien que se cumpla la justicia contra el bachiller Mario Silva, quien ha sido demandado por difamación por nuestra hermosa Ibeyise Pacheco. ¡Ella -como digna opositora- sí tiene el derecho de limitar la libertad de expresión de los chavistas! ¡Silva debe ir preso por ser un bachiller chavista que sale en televisión! ¿Acaso él no entiende que los bachilleres chavistas sólo pueden estar en la TV trabajando para nosotros como camarógrafos o luminitos?

  • Nadie en Venezuela sabe que se cayó el viaducto de la autopista Caracas-La Guaira. Ningún medio venezolano lo ha podido reportar debido a que el régimen amenazó a los dueños de medios. Globovisión tuvo que limitarse a reportar la noticia apenas por unas dieciocho horas seguidas, lo cual es injusto. La prensa escrita también fue cruelmente reprimida, y sólo pudieron colocar la noticia en la primera plana de todos los periódicos en titulares de ocho columnas, con algún que otro comentario sarcástico que alababa al régimen llamándolo incompetente y exigiendo la renuncia del ministro de Infraestructura.

    El más censurado de todos los diarios fue El Nacional, a quien no le quedó otra sino poner una foto que apenas abarcaba toda su portada, así como artículos que llenaban como 5 páginas del diario. Algo realmente injusto.

  • Quisiéramos gozar de la libertad que se vive en otros países más democráticos, como México. Nótese la controversia que se armó allí únicamente porque el candidato presidencial López Obrador mandó a callar al Presidente Fox. Hubo mucha gente molesta por ello, ya que el candidato faltó el respeto al Jefe de Estado. ¡Cuánto envidio su libertad! No como Venezuela, donde la gente tiene tanto miedo de siquiera mencionar al Presidente Chávez. Nadie habla mal de él. Nadie lo menciona en los programas de radio o TV. Nadie habla mal de su gobierno.

    Nadie raya las paredes para hablar mal de Chávez, mucho menos para desearle la muerte, como en este muro cercano al metro de Parque del Este.

    ¡Estamos hartos de tanta opresión!

  • Otro país al que quiséramos imitar es a Ecuador, otro país democrático donde hay más de treinta heridos de gravedad en una protesta reciente contra los Tratados de Libre Comercio. Claro, esos heridos sí se justifican porque son unos indios mamarrachos. ¡Eso sí debe reprimirse, porque esa gentuza pobre no puede tener derechos!

Hasta aquí el reporte del día de hoy. Seguiremos informando en la medida que el régimen nos lo permita, y que los dólares del NED sigan llegando.
Publicar un comentario