5 de diciembre de 2005

Oposición responsable de un siete por ciento de abstención

Como bien se sabe, el chavismo obtuvo una gran parte de los 167 curules de la Asamblea Nacional. De hecho, los obtuvo casi todos; hoy se sabrán las cantidades exactas.

La oposición, por su parte, poco a poco está despertando de la gran metida de pata que cometió. Han cedido la Asamblea Nacional por cinco años; la han abandonado, dejando todo al chavismo.

Todos pensábamos que había un plan B, y de hecho lo había. La voladura del oleoducto y el intento de destruir un gasoducto, los decomisos de C4 en Guárico y Zulia y la aparición de unas fulanas "Fuerzas Aliadas Nacionales" en las cuales estaría inmiscuido Alejandro Peña Esclusa parecen indicar que el gobierno, que ejecutó medidas de seguridad excepcionales ayer, logró desarticular un plan de guarimbas masivo, el cual también fue disuelto por las lluvias y porque el trigger de esas guarimbas (el anuncio oficial de la abstención) se dio a las nueve de la noche, cuando ya nadie saldría de sus casas a protestar.

Al final, lo único que ocurrió ayer fue un intento de guarimba que unas veinte personas trataron de ejecutar en Altamira, pero fueron rápidamente desarticuladas. La información se conoce únicamente por Noticiero Digital, pues ningún medio del Estado o privado se hizo eco del llamado de los opositores de ese sector. Supuestamente hay dos detenidos.

Cifras:

  • En las elecciones de concejales de agosto, la abstención fue del 68 por ciento a pesar de los llamados a votar de los principales partidos de la oposición.

  • En las elecciones parlamentarias de ayer, en la cual la mayor parte de la oposición se negó a participar y llamó a la abstención, ésta creció a 75 por ciento.

¿La diferencia? 7 por ciento.

La oposición está emocionadísima y hasta excitada por la "enorme" abstención, pero la realidad es que todos sus llamados a boicot y a abstenerse sólo sirvieron para hacer crecer el abstencionismo en 7 por ciento. ¿Eso es todo el poder de convocatoria que ustedes tienen? ¿Ocho por ciento?

Me preocupa más el 68 por ciento de personas que no votaron ni antes ni ahora, y el gobierno tiene que sentarse a reflexionar sobre eso, porque mucha de esa gente que no votó es nuestra.

Algunos son los flojos de siempre, que no salieron a votar porque prefirieron estar en sus casas durmiendo (y más con esta lluvia :).

Otros son opositores decepcionados, que no votaron ni en las elecciones de concejales ni en las elecciones de parlamentarios, y que muestran con su abstencionismo que ellos no creen en el gobierno, pero tampoco en ninguna de las oposiciones existentes.

Pero otros sin duda son chavistas decepcionados, ya sea con el chavismo o concretamente con la Asamblea Nacional por alguna u otra cuestión. Algunos no creen en nuestros diputados por razones muy justificadas. Otros están decepcionados por esa "elección a dedo" de diputados, o no quisieron votar por lista (el voto por lista hace que uno vote a juro por diez diputados previamente escogidos por el partido al cual pertenece dicha lista... ¿y si uno quiere votar por un diputado y por otros no?)

Tal vez los problemas recientes ocurridos en el chavismo, como el caso Dossier o similares, también hayan influido un poquito en la abstención del chavismo.

Luego seguiremos hablando sobre esto.

(La foto del parlamento es de modulor)
Publicar un comentario