2 de diciembre de 2005

Fin de semana crítico en Venezuela

Caracas tiene un clima extraño hoy. Desde este sábado al mediodía estará vigente una "ley seca" que impide la venta y expendio de bebidas alcohólicas en locales comerciales por motivo de las elecciones parlamentarias del domingo. Al mismo tiempo están comenzando las navidades, es día de cobro y la gente tiene dinero, por lo que muchísima gente aprovechó para irse a rumbear.

Caminando por los municipios Chacao y Libertador pude notar dos cosas:

  • La abundancia de rumbas y gaitas en edificos de oficinas, centros comerciales y similares.

  • La gran cantidad de efectivos de cuerpos policiales (Disip, Policía Metropolitana, Policía de Chacao y otros cuerpos de seguridad) presente sy desplegados en las principales calles de Caracas, así como en las salidas del Metro y otros lugares.
La celebración ocurre en medio de un evento histórico: las elecciones parlamentarias en las cuales un 5 por ciento de los candidatos (opositores todos) han renunciado en los últimos días, exigiendo la suspensión de las elecciones a pesar de que el CNE ha cumplido sus demandas.

Mientras unos celebran, otros se lamentan. Esta tarde explotaron dos artefactos explosivos de pequeño calibre en Caracas, conocidos como "cajas sonoras" (explotan esparciendo panfletos). Uno de ellos explotó en la Procuraduría General e hirió a una niña de seis años, hija de un trabajador de dicho ente. Se encontró en la mañana otro artefacto explosivo debajo del puente de Plaza Venezuela hacia la Universidad Central, y Noticiero Digital especula sobre más niples colocados en horas de la noche en otros lugares de Caracas.

En Guárico, esta madrugada se hallaron 12,25 kilos de explosivos (posiblemente C4) en la Finca El Padre, municipio Francisco de Miranda del estado Guárico. La sustancia estaba distribuida en 49 envoltorios de material sintético, de forma rectangular y con un peso de 250 gramos cada uno, y se encontraba oculto en una zona deshabitada en un sector del Parque Nacional Aguaro-Guariquito.

Simultáneamente leemos en Unión Radio que, en el Estado Zulia, "efectivos militares en el marco del Plan República apresaron a 11 personas con 62 bombas molotov, juegos pirotécnicos explosivos, galones de gasolina, 300 tachuelas caseras, plomos con varias ondas y cintas azules para el brazo con las siglas de la FAN. Además se incautaron 100 cauchos viejos y se presume que estos materiales iban a ser utilizados para manifestar este fin de semana por las elecciones parlamentarias."

Los artefactos son los que se usan para hacer "guarimbas", protestas que consisten en interrumpir calles y avenidas en las ciudades de forma masiva y simultánea usando barricadas y cauchos quemados. Hasta ahora las personas detenidas no se han identificado con algún grupo político.

El plan radical

El ministro del Interior y Justicia, Jesse Chacón, resaltó esta noche en una entrevista en VTV que el plan opositor parece ser, según organismos de Inteligencia, el causar algún tipo de altercado dentro de las iglesias este domingo, posiblemente colocando a personas disfrazadas de chavistas disparando contra personas inocentes. El objetivo, en su opinión, sería aprovechar el alto nivel de catolicismo en el pueblo venezolano para sacar a la gente a las calles.

Ya lo decía en otro artículo anterior: a la oposición no le basta con retirarse. Necesitan que ocurra algo que haga que su gente salga a la calle a protestar masivamente.

De cualquier manera, el vicepresidente José Vicente Rangel ha llamado a los chavistas a ir también a sus iglesias después de votar, por lo que los templos estarán colmados con gente de todos los sectores.

El gobierno también ha reaccionado mediáticamente de una forma muy fuerte y contundente ante las informaciones de inteligencia. Venezolana de Televisión se ha portado muy a la altura en medio de esta contingencia y a nivel político la preparación ha sido tan o incluso más fuerte que la que hubo en los momentos previos al paro petrolero-empresarial de diciembre de 2002; se ha convocado a la gente a las calles e incluso en estos momentos hay cientos de personas alrededor del palacio presidencial de Miraflores.

El gobierno se está tomando muy en serio las amenazas opositoras, lo que pareciera indicar que tiene informaciones muy serias sobre posibles hechos de violencia. También se han tomado otras medidas como prohibir el porte de armas a los civiles durante el fin de semana.

Henry Ramos Allup, secretario general del partido Acción Democrática, indicó el día que anunció el retiro de su partido de las elecciones que tendrían que asumir "otro tipo de luchas democráticas en las calles venezolanas". Creo que comienzan a verse cuáles pueden ser esas luchas.
Publicar un comentario