20 de septiembre de 2005

Dossier

No se sabe exactamente qué pasó con el programa de altísima calidad que transmitía Walter Martínez de lunes a viernes por VTV. Como se sabe, el pasado jueves Walter estaba bastante molesto en el programa que conduce, aparentemente porque no fue o no se le permitió acudir a la cobertura de la Asamblea General de la ONU. "Nosotros que somos los acreditados ante las Naciones Unidas, vamos a mostrarles cómo se cubre las Naciones Unidas sin estar allí", dijo mostrando su carnet de acreditación como periodista en la ONU.

"No renunciamos a Venezolana de Televisión. Tal vez este programa no termine al aire, pero vamos a decir lo que tenemos que decir", dijo después. Y también dijo: "Estamos hartos de gente que se pone la cachucha roja para robar. Estamos hartos de gente que juega al chavismo sin Chavez".

Tal vez la parte más extraña fue cuando Walter habló de que, en la ONU, los medios de dicha organización tienen un protocolo muy estricto y no cualquiera puede sentarse al lado del Presidente en una rueda de prensa.

Segundos después, se mostraron las imágenes de Maripili Hernández intentando sentarse al lado del presidente Chávez en una rueda de prensa, y entonces alguien del protocolo le quitó la silla y se sentó.

Las imágenes desataron una serie de especulaciones sobre que Walter y Maripili se habían peleado, que fueron desmentidas al día siguiente por el propio Martínez.

En fin, el hecho es que ayer lunes Dossier no estuvo en el aire, lo que generó muchos rumores y molestias entre los asiduos del canal, muy criticado por las desmejoras que ha sufrido su programación en los últimos meses. Un amigo vio a Blanca Eekhout, presidenta de VTV, afirmar en un programa en el que estuvo ayer lunes que "la gente tiene que acostumbrarse a un nuevo estilo de televisión", aparentemente haciendo referencia a la ola de programas que hay en VTV donde alguien con una camarita dura horas y horas hablando pistoladas sin ningún sentido.

Uno termina en canales de cable como Sony, viendo capítulos viejos de The Awful Truth (el programa que Michael Moore condujo en 1996-1997, luchando contra las tabacaleras, las aseguradoras corruptas o dando a conocer cómo Disney fabrica sus ositos de peluche explotando a trabajadores extranjeros) y soñando con el día en que alguien en Venezuela se le ocurra denunciar cómo las clínicas privadas juegan con la salud de los pacientes, por decir un ejemplo.

Es muy probable que Walter simplemente se haya desaparecido por unos días para descansar (aunque normalmente él suele avisar en el programa anterior). Veremos qué pasa.
Publicar un comentario