23 de octubre de 2004

Decepción judicial

La terrible decisión realizada contra Linda Loaiza López, en la cual la jueza Rosa Cádiz no sólo exculpó a su agresor, Luis Carrera Almoina, sino que inició una averiguación contra la propia víctima, ha conmovido tanto a la opinión pública que incluso ha unido a políticos bolivarianos y opositores en una sola voz, rechazando la decadencia del sistema judicial.

Pero esta muchacha es sólo la punta del iceberg. Por cada mujer que se atreve a denunciar los hechos de forma pública, como ella, deben haber cientos o tal vez miles de mujeres que ocultan sus maltratos. Según Inamujer, hay 12 mil denuncias de maltratos contra mujeres en espera por ser procesadas.

La sentencia contra Linda se une además a una enorme lista de decisiones judiciales vergonzosas, junto a terribles omisiones de la Fiscalía:

Se negó la extradición de Pedro Carmona Estanga, Carlos Ortega y Carlos Fernández, a pesar de sus delitos públicos y notorios. La agresión contra la embajada de Cuba el 12 de abril de 2002 también quedó impune, al quedar libre Henrique Capriles Radonski por decisión del TSJ. Hasta ahora, sólo ocho policías metropolitanos son procesados por el 11-A, pero no sus jefes ni las personas que le dieron las órdenes al cuerpo policial de abrirse paso a tiros por la avenida Baralt.


También recordamos cómo los líderes militares del golpe de abril fueron exonerados por el TSJ, por ser militares "preñados de buenas intenciones". El pueblo, convocado por líderes del MVR para manifestar frente al TSJ, reaccionó con ira frente a tan patética decisión y fue brutalmente reprimido por la propia Guardia Nacional. Esto ocurrió en agosto de 2002, y yo estuve presente.

Los "tumbaestatuas" fueron detenidos con prontitud, in fraganti, y pasados a la Fiscalía. Incluso el Presidente Chávez pidió que se arrestara también a los autores intelectuales del derribo. Pero durante las guarimbas se destruyeron innumerables bienes públicos y privados. Se derribaron al menos dos estatuas: la de Guaicaipuro en Los Nuevos Teques, y la del Soldado Desconocido en la urbanización Prebo de Valencia. Se destrozaron vallas, defensas de autopistas, puertas de comercios. En Los Ruices utilizaron los columpios de un parquecito para alimentar las fogatas. Los autores quedaron registrados en cintas de video y fotografías que aparecían en medios nacionales e internacionales. Los pocos detenidos que hubo fueron liberados a los pocos días.

Incluso el 11 de abril de 2002 recordamos cómo las personas destruían con total impunidad las paredes del liceo Fermín Toro (el cual, a diferencia del bronce inanimado del genocida, tiene una importantísima labor social: la formación educativa). Esas personas quedaron grabadas en video (una de ellas murió ese día por el fuego francotirador) pero ninguno ha sido acusado de vandalismo o destrucción de bienes públicos.

¿Más ejemplos? Bien: Varias personas murieron durante 2002 y 2003 en manifestaciones del chavismo y la oposición. Dos buhoneros murieron en la plaza Bolívar cuando chavistas manifestaban y la PM los reprimió con rifles de perdigones; cuando se les hizo la autopsia, tenían guáimaros en sus cuerpos. También recordamos a quienes murieron en la manifestación de la oposición denominada "La Gran Batalla Final" en La Bandera. También hubo un muerto en la manifestación de AD realizada llamada "El Catiazo"... para colmo, era chavista.

Luego, en 2004, un pequeño grupo de sindicalistas paran el Metro y secuestran a miles de personas reteniéndolas en las estaciones. ¡Ni un detenido! Y hasta los momentos nadie dice nada sobre las causas del incendio en Parque Central. Por lo menos no perdí mucho tiempo en las sepiternas discusiones sobre los candidatos del chavismo elegidos a dedo para las regionales, pues simplemente no voy a ir a votar. Así me evito tener que defender a unos o pisotear a otros, o ser calificado de "escuálido" simplemente porque no creo en algunos de los candidatos del chavismo.

Mientras tanto, la disgregada oposición mete diversión al asunto, pues nunca se sabe qué es lo que quieren ni quien declara en nombre de algunos o de todos ellos. Nunca se sabe qué quieren. Nunc a se sabe a qué están llamando. ¿Hay que votar, o hay que abstenerse? ¿El CNE es legítimo o no? ¿Hubo o no hubo fraude el 15 de agosto? Si soy opositor, ¿por quién debo votar en las regionales?

Cambio de rumbo y de prioridades

Mi decepción es terrible, tanto así que estoy ansioso para que las clases comiencen y olvidarme así de todo el tema político. Empiezo seminario y tesis este semestre. Tengo que aprobar tres electivas, y una de ella será tan trabajosa, que ya tuve que perder 8 horas tan solo para lograr inscribirla (Vemeko, deja de reirte). Es por ello que el tema político será minimizado en mi vida, pues no tengo tiempo para convencer a los opositores de que están equivocados en algunas cosas, ni tengo tiempo de debatir con los chavistas sobre las infinitas cosas que tenemos que cambiar.

Ya no me importará mucho qué carajo pasa en el gobierno o en la oposición. Me desuscribí a casi todas las listas de correo donde estaba inscrito desde abril de 2002, excepto dos: una donde básicamente recibo noticias y no hay nada de debates, y otra donde casi todos sus miembros son estudiantes y piensan idénticamente a mí. Me salí de la lista "Como ustedes pueden ver" básicamente porque uno de quienes la dirige perdió toda la credibilidad y el respeto que le tenía, y porque la cantidad de mensajes diarios era sobresaturadora. Y voy a conversar con Dalila y Martín para dejar la administración del foro de Aporrea.

Mi única labor para el proceso, por ahora, será mi trabajo en RNV, pero estoy dispuesto a dejarlo si eso ayuda a que me gradúe antes de diciembre de 2005.

En cuanto a este blog, es otra de las cosas que pasarán a segundo, tercer, cuarto o quinto plano. Ayer perdí cinco horas redactando los dos posts que coloqué, aunado además a la lentitud e ineficiencia de Blogger y el hecho de que tengo que hacer maromas para colocar imágenes usando Flickr.com. Es por ello que tal vez no lo actualice con mucha frecuencia, o que en todo caso haga posts sumamente cortos y puntuales.

Bien, nos veremos en la vida. Cualquier cosa, ya saben cómo contactarme.
Publicar un comentario