3 de julio de 2014

¿De verdad demostró Google que el gobierno venezolano falsificó correos de Pedro Burelli?

A través de su blog y en entrevista con CNN en Español, el empresario Pedro Burelli está alegando que, gracias a Google, le fue posible "probar" que los "correos del magnicidio" presentados en mayo por Jorge Rodríguez en rueda de prensa y que presuntamente comprometerían a Burelli, a María Corina Machado, Henrique Salas Römer, Kevin Whitaker y Diego Arria en un plan para asesinar al presidente Nicolás Maduro, en realidad fueron "inventados" por el gobierno venezolano.

Hay que acotar que el archivo PDF que Burelli presenta en su blog (ver http://es.scribd.com/doc/232153227/Evidence-in-English-Evidencia-en-Castellano ) es un informe elaborado por una empresa estadounidense llamada "Kivu Consulting", que está dividido en tres partes:
  1. Una solicitud amparada por un tribunal, en la que se pide a Google todos los correos electrónicos enviados entre Pedro Burelli, Salas Romer, María Corina y Diego Arria desde 2010 hasta la actualidad.
  2. La respuesta de Google, de la que se publican tres páginas: una carta de un empleado de Google detallando el contenido de la respuesta, un certificado de autenticidad y unos códigos hash de unos "archivos de producción" que son los que contienen todos los correos y encabezados entre los personajes antes señalados (el código hash sólo permite garantizar que los "archivos de producción" están íntegros, tal y como los generó Google, y no fueron modificados por nadie).
    Según dijo Burelli a Fernando del Rincón en entrevista a través de CNN, Google les entregó 10 MIL PÁGINAS de encabezados de correos. Sin embargo, ninguna de estas páginas es mostrada en el PDF.
  3. Una interpretación escrita por Winston Krone, uno de los directores de la empresa "Kivu Consulting", quien alega, a partir de las 10 mil páginas de encabezados y de datos subjetivos, que los correos presentados por Jorge Rodríguez fueron forjados y/o inventados, y da algunas explicaciones técnicas, pero no muestra las evidencias.
Si usted lee el informe publicado, se dará cuenta de que no es Google la que está diciendo que los correos mostrados por Jorge Rodríguez son falsos. Quien lo dice es una empresa estadounidense llamada "Kivu Consulting", contratada y pagada por Burelli. Google no ha confirmado ni negado nada. Google respondió a un recurso legal interpuesto por los abogados de Burelli ante un tribunal, entregándoles 10 mil páginas de encabezados.

¿Qué hay en esos encabezados? Lo desconocemos, pues ni Burelli ni sus abogados quisieron publicar ese material, ni siquiera alguna parte relevante. Sin embargo, llama la atención que hayan 10 mil páginas de encabezados de correos entre Burelli, Machado, Salas Römer, Kevin Whitaker y Diego Arria, lo que sugiere que algunos de estos personajes se escribían entre sí con mucha frecuencia.

En el informe de Kivu, el Sr. Winston Krone señala que "Basado en mi examinación de los registros verificados de Google, no hay indicio alguno de la existencia de cualesquiera emails entre las cuentas email de Pedro Burelli en Google y los presuntos destinatarios en esas fechas". Esa empresa básicamente nos está pidiendo tener fe y creer que lo que ellos dicen es verdad, sin darnos evidencia alguna. ¿Puede usted creer en ellos? A mí me cuesta creerles... ni siquiera sé quienes son.

Por ejemplo: Según la página 20 del informe en PDF, el gobierno venezolano tomó algunos correos electrónicos que sí fueron enviados por Burelli y los alteró para involucrarlo en un plan magnicida. Si es así, ¿por qué no nos muestran los archivos originales enviados y certificados por Google, ponen al lado los archivos supuestamente alterados y demuestran así que el gobierno venezolano mintió? Si no hicieron algo tan sencillo y demoledor, es porque no pueden.

En cambio, Kivu dice en la página 18 del informe que los correos presentados por Jorge Rodríguez son falsos porque "Tienen inexactitudes de formato, coloración, y tamaño de fuente tipográfica", aunque no profundizan en decir cuales son estas inexactitudes. Todos sabemos que estos elementos pueden cambiar dependiendo de si el correo electrónico se capturó desde una tablet, un teléfono celular o un computador. Y de hecho, el sistema operativo usado (Windows, MacOS o GNU/Linux en sus cientos de versiones, o Android, iOS o Windows Phone en el caso de las tabletas y celulares), y las tipografías presentes en el equipo determinarán cómo se ve el correo electrónico en tu equipo.

Interesante sería que el gobierno venezolano buscara la forma de pedir a Google que certifique la autenticidad de todos los correos presentados por Jorge Rodríguez, pues eso sí que le daría solidez al juicio. Aunque de aquí volvemos al tema de la extraterritorialidad y el asunto de que un juicio tan importante dependa de que una empresa ubicada en territorio extranjero y hostil, en el que ni siquiera tenemos embajador y que no está obligada a cumplir nuestras leyes y regulaciones, "le dé la gana" de ayudar a la justicia venezolana... o no.
Publicar un comentario