19 de diciembre de 2010

Yo también soy "opositor", pero no creo que nadie esté censurando Internet

No amigos, no he saltado ni saltaré la talanquera. Pero, en efecto, yo sí soy opositor.

Les explico: Vivo en el municipio Sucre del Estado Miranda, y como chavista, formo parte de la oposición al gobierno del alcalde Carlos Ocariz, y del gobernador Henrique Capriles Radonski, ambos del partido de derecha Primero Justicia.

Capriles Radonski recibiendo algún premio extraño.
De allí que me preocupó mucho que el primer proyecto de reforma a la Ley de Responsabilidad Social en Rado y Televisión (Ley Resorte) prohibiera "irrespetar" a funcionarios públicos, porque si yo algún día escribo en mi blog que "El incapaz del alcalde Ocariz no termina de solucionar el problema de la basura en Petare", eso podría servir de excusa para que mi alcalde fuera a Conatel y solicitara se bloqueara mi página. ¡Algo realmente absurdo! ***

Supongo que mis amigos opositores a Chávez tuvieron la misma queja, y me parece bien que ese numeral fuera retirado del proyecto de reforma. Así, ellos podrán quejarse de aquellas cosas que no les gustan del Presidente Hugo Chávez, y yo podré seguir quejándome de los disparates de Primero Justicia y sus funcionarios, como opositor que soy a sus gestiones.

Sin embargo, los opositores a Chávez todavía siguen quejándose de que la reforma a la ley, de ser aprobada, "censurará" Internet.

Y sí es cierto que el proyecto de reforma actual todavía tiene prohibiciones para Internet: prohíbe cualquier llamado al homicidio, hacer propaganda de guerra, manipular para causar zozobra, irrespetar las leyes, incitar al odio o la intolerancia o desconocer las autoridades constituidas. En lo particular esas prohibiciones a mí no me preocupan, porque, por mucho que me opongo a las gestiones de Ocariz y de Capriles Radonski, yo nunca haré llamados a asesinarlos, ni a darles un golpe de Estado, ni a violar las leyes en contra de ellos, ni a desconocerlos como alcalde/gobernador, ni inventaré noticias falsas para causar miedo entre los habitantes de esta zona, ni incitaré al odio contra los escuálidos, ni haré propaganda de guerra. 

El alcalde Carlos Ocariz, conocido
en los bajos fondos como "Kiko"
Como opositor a mi alcalde y a mi gobernador, tengo muchos derechos que puedo ejercer en Internet: puedo criticar abiertamente a mi alcalde/gobernador, puedo convocar manifestaciones pacíficas contra ellos, puedo parodiarlos, hacer comics burlándome de ellos, convocar reuniones, entrevistar a políticos que se opongan a Ocariz y a Capriles, publicar videos de cómo ellos se comportaron el 11 de abril de 2002... igual que mis amigos opositores pueden hacer todo eso contra Chávez, si así lo desean.

De allí que no entiendo bien por qué mis amigos opositores siguen alterados. ¿Los derechos que tienen no son suficientes? ¿Exigen tener el derecho a llamar al magnicidio, o llamar a matar a cualquier persona a través de la web? ¿Exigen el derecho a incitar al odio contra los chavistas? ¿Exigen el derecho a convocar a un golpe de Estado, o hacer propaganda de guerra? ¿Exigen el derecho a inventar noticias falsas para causar zozobra?

Pues no. No estoy de acuerdo con esos "derechos", y creo que ninguna persona sensata estaría de acuerdo en otorgarlos.


___________


*** Y sí, también exijo mi derecho a criticar a funcionarios del gobierno revolucionario. Una de las razones por las que hoy tengo de alcalde y gobernador a dos opositores, es porque sus predecesores chavistas (José Vicente Rangel Ávalos y Diosdado Cabello, respectivamente) hicieron terriblemente mal su trabajo.
Publicar un comentario