9 de mayo de 2010

Twitter y Blackberry son una moda, la atención a la gente no puede estar construida sobre una moda


El Presidente Chávez ha dado nuevamente muestras de su gran carisma e interés por su pueblo al conocer las posibilidades tecnológicas e interactivas que ofrece Internet y los teléfonos celulares. Y nos está dando una gran lección a todos los funcionarios y servidores públicos: Lejos de usarlo como herramienta unidireccional para promocionarse (como lo hacen los políticos de la oposición), Chávez se ha dedicado a leer cientos de mensajes y actuar en consecuencia, resolviendo problemas de las personas, leyendo denuncias y evaluando lo que muchos piensan de su gestión. ¿Acaso alguno de los "veteranos" en Twitter, com Antonio Ledezma o Capriles Radonski, se han tomado en serio alguna vez las peticiones que la gente les hace vía esta red social?


Pero el comportamiento del Presidente es una cachetada para todos nosotros, las y los funcionarios y servidores públicos. Los ministerios y entes del Estado desde hace años que tenemos páginas web. Y toda página web puede programarse para recibir las denuncias y peticiones del pueblo, por lo que la realidad es que Twitter no hace falta para nada: Desde 1999, el gobierno bolivariano hubiera podido estar recibiendo quejas y peticiones del pueblo a través de sus propias páginas web. No era necesario que llegara el "pajarito azul" desde las tierras norteñas a resolvernos los problemas.

Pero así tuvo que pasar. La mayoría de los sitios web del Estado están controlados generalmente por las Direcciones de Prensa y Comunicaciones de los ministerios, y están orientadas principalmente a promocionar el trabajo del ministerio o ente, y del ministro / gerente / director de turno. No me crea a mí, sólo échese una paseada por las páginas web de los ministerios; verá que la mayoría son meros noticieros del mismo, y que muy pocas ofrecen formas de contactar y dar respuestas a quienes las necesiten. En muchos casos, el escribir algo a un correo de algún ministerio es un esfuerzo inútil, pues nadie te responderá.

La verdad, es que Tuiter es una moda. Antes de Twitter estuvo Facebook (¿recuerdan las marchas "No mas Chávez"?). Y antes, estuvo Hi5. Y antes, estuvo MySpace. Y antes, estuvo Noticiero Digital. Y antes, fueron los foros de Cantv, cuando era privada. Dentro de unos meses, aparecerá otra red social gringa que se pondrá de moda. Pero yo creo que la atención al pueblo no puede ser una moda, ni ser dependiente de las modas tecnológicas estadounidenses. Tampoco puede ser labor únicamente del Presidente Chávez... ¿dónde están los gobernadores, alcaldes, ministros y consejos comunales?


Éxito de Twitter revela que tenemos problemas en otras áreas

El punto es que Twitter es una de las formas más inapropiadas de interactuar con la gente. Está bien en estos momentos, porque estamos "aprendiendo". Pero la verdad es que yo no me imagino estar en el año 2012, tener un problema y decir "voy a escribir a @ChavezCandanga un mensajito de 140 letras a ver si me ayuda".

Dicho de otra manera, si las autopistas de mi zona están en mal estado, o si una señora de mi comunidad necesitara reparar su vivienda, debería poder entrar a la página web del MOPVI y debería ser muy sencillo encontrar todos los pasos necesarios para exponer los casos y encontrar solución. Si las calles de mi sector están dañadas, debería poder reportarlo en la página de la alcaldía. Si el CDI o el Barrio Adentro no funcionan, debería poder reportarlo a la página del Ministerio de Salud. Lo mismo con los mercales y el Ministerio de Alimentación, las misiones, la cultura, la educación y así con todos los casos. 

Pero lamentablemente, eso no pasa. Una profesora revolucionaria nos lo dice de una forma más sencilla: el éxito del Twitter del Presídente es más bien un síntoma de que el e-gob venezolano no funciona, y que incluso podríamos apagar el 90% de las páginas web del Estado y nadie se daría cuenta excepto el Guri, que empezaría a recuperarse.

Necesitamos una, o muchas páginas del Estado, con muchos SERVIDORES PÚBLICOS REVOLUCIONARIOS detrás de ellas, que permitan recibir problemas del pueblo y resolverlos. Y no puede ser Twitter:
  • No podemos cifrar nuestra confianza en una página web instalada en Estados Unidos, manejada por una empresa privada radicada en San Francisco, California, regida por las leyes estadounidenses y monitoreada por los organismos de inteligencia de ese país. 
  • No podemos limitar a la gente a escribir sus problemas en sólo 140 caracteres... ¡eso es ridículo! Más bien, tenemos que permtir anexar fotos y documentos, de ser pertinente.
  • Las peticiones deberían poder clasificarlas por ciudad y estado, así como por tipo  (vivienda, salud, educación, trabajo...), para permitir que cada alcalde, gobernador y/o ministerio acceda a las peticiones y denuncias que les corresponde, y ayude a resolverlas. 
  • Debe permitir tener estadísticas de cuáles son las peticiones más solicitadas y los lugares con más problemas, y actuar en consecuencia. 
  • Debe permitir conocer el estatus de cada caso, ver cuáles no se han podido resolver o están trancados, y cuales sí se resolvieron. Las personas deben tener derecho a saber cómo avanzan sus denuncias y peticiones, y reclamar si estas se atascan.
  • Y una larguísima lista de etcéteras. 
Twitter no puede hacer eso, es más: nosotros no le importamos un coño a Twitter. A esa empresa sólo le interesa el dinero que le envían Google y Microsoft por estar "de moda".

El Presidente Chávez y su Blackberry


El otro grave problema que trae la falta de una asesoría adecuada al Presidente Chávez es la promoción que él mismo, sin querer, le ha hecho al celular Blackberry cuando ha afirmado que "yo sí puedo tener un Blackberry, ¿y cuál es el problema?". Parece que nadie le ha dicho que, al tenerlo y mostrarlo de la forma en que lo hace, está estimulando a su compra masiva, tal y como ocurrió en el pasado cuando mostró libros de Eduardo Galeano y Noam Chomsky que se convirtieron instantáneamente en éxitos de venta. 

Pero a nosotros no nos interesa convertir en éxito de venta a un producto de fabricación canadiense/estadounidense, todo un ícono de estatus y del consumismo, que cuesta entre 3 y 4 sueldos mínimos, que está sobrevaluado y que presenta graves problemas de seguridad, sobre todo si es usado en el alto gobierno, como se está haciendo en este momento.


El servicio BB-Messenger del Blackberry (que permite chatear con otras personas que tengan ese aparatico) hace que todos los mensajes que se escriban viajen por los Estados Unidos hasta los servidores de la empresa RIM, en Canadá. Es mucha la preocupación que tenemos al ver a importantes ministros venezolanos y sus subalternos usando estos aparatos en al menos 10 entes ministeriales distintos, lo que nos hace preguntarnos hasta qué punto estarán siendo monitoreadas y saboteadas todas nuestras decisiones de Estado.

También es cierto que nos equivocamos una vez más en nuestra política comunicacional. En ningún medio del Estado hemos explicado qué se necesita o cómo se hace para unirse a Twitter, ni tampoco hemos explicado que todos los tuits que se envían son públicos. De allí que muchas personas creen que, para comunicarse con el Presidente Chávez, se necesita un Blackberry de última generación. Desde la otra acera llegan las acusaciones contra nosotros de aupar el consumismo, y la verdad, en este caso son muy difíciles de refutar de forma coherente.

Barack Obama, sin Blackberry

Veamos algunos casos de gobiernos que se preocuparon mucho ante la adopción del Blackberry por parte de sus funcionarios.




Barack Obama usaba su Blackberry permanentemente durante su campaña electoral. Seleccionaba mensajes que le llegaban y los leía, tal y como lo hace nuestro Presidente. Un artículo del New York Times publicado en enero de 2009 [1], indicó que la promoción indirecta que Obama le hacía al Blackberry era tan beneficiosa a esta compañía, que equivalía a 50 millones de dólares en publicidad. "¿El valor que tiene para la compañía que el presidente (Obama) siempre esté hablando sobre el BlackBerry y sobre la necesidad de tenerlo para estar conectado con la realidad? Piensen cuán lejos ha llegado la compañía si puede decir ‘El presidente tiene que tener esto para estar comunicado’", dijo Doug Shabelman, un publicista estadounidense. Otra publicista dijo: "Las anécdotas con el BlackBerry constituyen una parte enorme de la reputación de la marca Obama (...) lo posiciona como un político de nueva generación."

Pero al asumir la primera magistratura estadounidense, lo primero que hizo el Servicio Secreto fue prohibirle a Barack Obama portar su Blackberry, por razones de seguridad. El jefe de estado norteamericano pataleó, y finalmente la NSA estadounidense (la agencia de seguridad también encargada del monitoreo y espionaje del tráfico en Internet), luego de un esfuerzo de varios meses, le entregó un Blackberry que le permite comunicarse con sus familiares y personas más cercanas [2]. Fue un esfuerzo conjunto de la NSA, el Departamento de Defensa estadounidense, el Pentágono y la propia empresa RIM, creadora del Blackberry. También se consideró entregarle un aparato de otra marca, Sectera, también desarrollado por la NSA y con elevadísimas medidas de seguridad [3].



Pero ninguna de esas precauciones evitó que la cuenta de Twitter de Obama fuera hackeada en marzo pasado, por un hacker francés de 25 años. [7] A Obama no le importó mucho, pues él no ofrece servicios a través de su cuenta del ave azul, pero si nosotros vamos a basar toda una Misión gubernamental en torno a una cuenta en Twitter, tenemos que estar preparados para las consecuencias.

Gobierno de Francia le dice NO al Blackberry

Sobre los Blackberry, Nicolás Sarkozy, el presidente francés, fue más radical: prohibió a los miembros de su alto gobierno el uso de Blackberries en el año 2007. "El encargado de inteligencia económica para el gobierno de Francia, Alain Juillet, afirma que el gobierno prohibió a sus funcionarios (o al menos a los de jerarquía) el uso de los dispositivos Blackberry, alegando que los servidores por donde pasa y se almacena la información se encuentran en Estados Unidos y en el Reino Unido.

Según palabras de Alain Juillet, 'Los riesgos de la interceptación son reales. Es una guerra económica'." [4] El Secretariat Général de la Défense Nationale (SGDN), la agencia de seguridad francesa, también explicó que el Blackberry representa "un problema de seguridad de datos". El gabinete francés y sus equipos de trabajo tuvieron una prohibición inmediata de usar el equipo en 2007. [5]

Francia tardó tres años en desarrollar una solución al problema: el gobierno creó una especie de "supercelular", el Tarem, con equipamiento sofisticado para mantener sus comunicaciones en secreto. El Tarem es usado sólo por personal gubernamental y militar, y se elaboraron 20 mil celulares sólo para ellos. [6] Fue una solución costosa, pero ellos valoran mucho su información.

El gobierno bolivariano no debe incitar al consumismo tecnológico, mucho menos a los niños


El otro problema es la incitación al consumismo tecnológico, en la que están cayendo hasta los niños, que exigen a sus padres la compra del costoso dispositivo, originalmente creado para ejecutivos.  “Venezuela es un mercado muy distinto, donde además de trabajadores y jóvenes también empiezan a adoptar los dispositivos BlackBerry los adolescentes, que desean los mismos servicios de mensajería que sus padres y familiares”, señaló a Efe un gerente de marketing para Latinoamérica de RIM, Alex Zago [11].

Un artículo de la agencia española EFE [11] señala que en el colegio Cervantes de Caracas (clase media), ya disponen de este dispositivo un 60 por ciento de los alumnos, la mayoría de entre los 12 y 17 años. “En una clase de treinta, hay unos veinte alumnos con BlackBerry. Hay casos muy esporádicos de niños menores de 12 años que los tienen. Es pura alcahuetería de los papás, para complacer a los niños”, dijo a Efe la directora del colegio, Omaira Rodríguez.


“En Venezuela, hay muchas cosas que generan estatus, independientemente de que la tecnología sea interesante”, explicó el vicepresidente comercial de Digitel, Luís Bernardo Pérez, al referirse a la BlackBerry. Como muestra, Pérez reveló que “muchas personas no tienen contrato o saldo, sólo la compraron para poder decir que tienen una”.

El artículo de EFE señala que Venezuela se ha convertido en un mercado “muy relevante” para RIM, el fabricante de los Blackberries, ya que un 63 por ciento de los dispositivos inteligentes que circulan por el país son de esa marca (unos 800.000 de los 1.200.000).

Douglas Ochoa, director de comunicación y desarrollo social de Telefónica en Caracas, explicó en 2009 que "el 70% de los Blackberrys que vendemos en Latinoamérica es en Venezuela. Sólo las ventas anuales de este aparato en el mercado venezolano duplican a las de Brasil y México, juntos", agrega. Y son 27 millones de venezolanos frente a 191 millones de brasileños y 100 millones de mexicanos [12]. Algo de lo que tal vez no debamos sentirnos tan orgullosos.


Movilnet se vuelve loco y nos inundará con Blackberries

Lamentablemente, muchos entes del Estado venezolano no tienen esa conciencia de lo vital que es mantener confidencial la información ante enemigos internos y externos, ni tampoco de lo importante que es la lucha contra el consumismo para lograr ir hacia el socialismo. El noticiero web Con-Cafe dio a conocer el pasado 4 de mayo que, luego de que el Presidente Chávez mostrara su preferencia por el Blackberry, Movilnet ordenó la compra de 73.500 de estos aparaticos [8].

Una Movilnet revolucionaria más bien hubiera gastado algo de dinero en colocar avisos de página completa en distintos diarios, diciendo algo como: "Tuitéale al Comandante con cualquiera de nuestros celulares", mostrando toda su gama de equipos con Internet y Java, capaces de usar Twitter, muchos de ellos con precios de apenas Bs.F. 350. Incluso podrían preinstalarles el software libre TWIM para usar Twitter [9]. Todo lo contrario, con la compra y venta de Blackberries, Movilnet está colaborando con el mito de que, para usar Twitter, a juro hay que tener un Blackberry que cuesta 3 ó 4 mil bolívares fuertes.

Alternativas para Tuitear

La realidad es que hay celulares que cuestan menos de mil bolívares fuertes, e incluso algunos que cuestan 350 o 450 BsF, que pueden usar Tuiter:
  • El Huawei G6610 (Bs.F. 350) o el Huawei U9105 (Bs.F. 450), ambos con teclado Qwerty, Internet, programas para Twitter, apariencia y funciones que lo hacen muy similar a un Blackberry, pero costando la décima parte.

  • El Alcatel OT-800, que se vende a 700 u 800 bolívares fuertes, similar a los anteriores y con bonitos colores.

  • Los equipos LG ETNA y LG KP570 (ambos cuestan 1000 Bs.F, el primero con teclado deslizable y el segundo con pantalla "Touch")

  • Lo mismo con el Motorola A45, cuadrado y con teclado deslizable.
  • La mayoría de los Sony Ericcson y Samsung tienen Internet y Java, que es lo único que se necesita para "tuitear". Muchos Nokia también lo tienen.
  • Incluso el Vergatario (BsF. 35, aunque nadie lo consigue) y algunos teléfonos ZTE de bajo costo tienen Internet y pueden usar Tuiter desde allí.
A nivel de Estado, son muchas las soluciones. En algún momento, el hoy ex ministro de Ciencia y Tecnología, Jesse Chacón, anunció que se estaba trabajando en un "Redberry", un celular de bajo costo, con tecnología china pero que usaría redes venezolanas, dificultando el espionaje que el Blackberry ofrece en bandeja de plata [10]. Me han dicho extraoficialmente que esa solución está progresando, a la velocidad que la burocracia venezolana lo permite.

Si aún así usted trabaja en un ente público y quiere dotar a los altos funcionarios (ministros, etc.) de aparatos de última generación, puede más bien adquirir para ellos los Nokia E71, E72 ó E75, o algún Samsung de gama alta. Si bien tampoco son 100% seguros (ningún aparato tecnológico lo es), son mucho más seguros que el Blackberry y tienen todas sus funcionalidades del Blackberry, incluyendo GPS y Wifi, pero son mucho más económicos. El E71 es excelente, muy superior a cualquier Blackberry. Tiene carcaza de aluminio, cuesta 2 mil bolívares fuertes y no tiene los problemas de seguridad del BB. El E63 es una versión de plástico del E71, se puede conseguir a Bs.F 1.500.


Y si usted es como yo y le importa el Decreto Presidencial 3.390, que nos obliga a usar software libre y estándares abiertos en equipos y plataformas de software, elegirá un celular con sistemas Symbian o Android, como los Nokia antes mencionados, o ciertos modelos de Samsung y HTC. Esos sistemas operativos para celular son libres, e incluso podríamos usarlos en nuestros "Redberry" sin problema alguno, si el gobierno así se lo propone.

Pero tal vez no necesites comprar un celular; yo descubrí hace una semana que mi antiguo Nokia 6235, que compré en 2005, funciona con Twitter perfectamente.


Para probar si tu celular acepta Twitter, abre desde él las direcciones http://bit.ly/twim-jarhttp://bit.ly/twim-jad para intentar descagar e instalar el software libre TWIM [9]. También puede tratar con  http://m.snaptu.com para intentar descargar el programa "Snaptu" (no es software libre, pero sí es gratuito). El celular te pedirá autorización para descargarlo, sólo dile que sí y descarga la aplicación. Si el celular te da error de "formato no soportado" o algo similar, es que no puede usar aplicaciones JAVA. Aún así, si el celular tiene Internet, puedes navegar a http://www.twitter.com y tuitear desde allí.

¿Twitter venezolano? CANTV, ponte las pilas

Como apuntamos antes, una página web estilo Twitter no es la plataforma ideal para comunicar problemas, denuncias y peticiones, entre otras razones por el límite de 140 caracteres, por el caracter público de los tuits, y por la imposibilidad de enviar anexos y multimedios (hay que recurrir a páginas de terceros).

Pero si aún así deseáramos crear un "Tuiter venezolano", pues hay software libre para crear páginas tipo Twitter en cuestión de minutos. Uno de ellos es http://www.status.net, el software usado para hacer la página web http://www.identi.ca (una especie de "clon" de Twitter). Si Cantv.net así lo quisiera, y dada la gigantesca infraestructura de servidores que tiene en su datacenter de El Hatillo, podría habilitar una página venezolana "estilo Twitter" en menos de una hora. En vez de un pajarito azul, podría ser un turpial, o algo que nos identifique más como venezolanos. Luego, un sencillo anuncio del Presidente Chávez hará que esa página se llene de decenas de miles de personas, todos usando una plataforma libre y 100% venezolana, instalada en nuestro propio país.

Para terminar: de ninguna forma pretendo con este artículo atacar a quienes se compraron sus Blackberries y se sienten felices con ellos. Pero hay que entender que no todo el mundo tiene el poder adquisitivo para comprar ese aparato, que muchos quieren comprarlo únicamente por demostrar su "estatus", y que el 90% de quienes lo han adquirido en Venezuela no usan muchísimas de sus capacidades, por lo que, si hubieran estado mejor asesorados, hubieran comprado un celular mucho más económico y hasta mejor.
_______________________________

Referencias

Es de notar que, si bien RIM asegura que los mensajes de los Blackberries viajan codificados y "ni la NSA puede leerlos", RIM también admite haber trabajado de cerca con la NSA y el Pentágono. Es ingenuo creer que RIM no pone datos al alcance de los organismos de inteligencia del gobierno de EEUU.
[6] http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=676591&idseccio_PK=1007
Publicar un comentario