6 de abril de 2008

Reuters: lo que hay detrás de las orejas de Mickey

Hola, quiero presentarme.

Mi nombre es Luigino Bracci Roa. Sí. El mismo que causó "ira en Venezuela", "polémica en Venezuela", "crisis en Venezuela", "hambre en Venezuela", "guerra civil en Venezuela", "mujeres desnudándose en masa en Venezuela", "invasión de gremlins en Venezuela", todo por escribir una nota informativa sobre cómo la agencia Reuters distribuyó una foto del Presidente Chávez con unas orejas de Mickey Mouse :-)


La nota puede leerse aquí. En Google News pueden verse unos treinta artículos de diferentes medios de comunicación, principalmente españoles, que a partir de esa nota inventaron noticias como que Chávez se molestó por la foto, que en Miraflores hubio mucha ira, que los "medios oficiales" se pusieron iracundos, etc. Entre ellos El Mundo (España), 20 Minutos (España), CNN+, El Universal (México), los ultraderechistas de Libertad Digital y ADNMundo (España).

En la televisión de España la cosa fue peor, como reseñaron los amigos de "QueremosRepublica":



Ni Lula Marques imaginó que su foto se volvería tan famosa, ni yo creí que mi denuncia iba a causar una marejada de artículos, todos provenientes de pseudo-periodistas pendientes de defender la reputación de una de sus más importantes fuentes de noticias.

La fotografía de Reuters en realidad es una tontería, una travesura infantil que no le hace el menor daño a Hugo Chávez. De aquí a 5 días nadie recordará ese hecho, y en todo caso, si Reuters continúa repitiendo esto con frecuencia, terminará haciéndole daño a su propia imagen de agencia "seria e imparcial".

Lo que sí me preocupa es que haya tanta gente alrededor del mundo que cree que las grandes agencias de noticias son imparciales, objetivas y sin mayor interés que "el de llevar la verdad informativa a todo el mundo".

Las agencias internacionales de noticias suplen de información a miles de periódicos, revistas, canales de televisión, emisoras de radio y páginas web de todo el mundo para las cuales es imposible mantener corresponsales en cada país de la Tierra. Reuters, EFE, AFP, AP, Ansa y DPA (entre otras) tienen contratados a miles de corresponsales alrededor del planeta. Cuando ocurre algo en Venezuela, los corresponsales de esas agencias escriben notas, sacan fotos y emiten videos que son dirigidos a medios de más de 200 países.

Los medios contratan a las agencias, y una vez una noticia llega a esos medios, sus redactores sólo se limitan a "copiar y pegar" la información que les llega desde la agencia, poniéndola en sus periódicos tal cual les llega, o en todo caso haciendo un resumen. A ninguno de esos redactores les interesa averiguar si lo que dicen las agencias es verdad o no. ¡Es un trabajo, coño! Eres periodista del Diario El Planeta, son las 4:55 pm y quedan 5 minutos para terminar tu jornada laboral y salir a pasear con Luisa Lane. No haces otra cosa sino mirar el reloj. Si de pronto llega un cable de EFE diciendo que Chávez asesinó a un carajito y se lo comió vivo, no te vas a poner a averiguar si es verdad. Total, ¡es la agencia EFE, que tiene fama de ser "una de las más confiables de Europa"! Simplemente montas el cable en el periódico, ¡y te vas! Si algo está mal, la culpa la tiene EFE. ¡Así funcionan las salas de prensa!

De esta manera, quien domine a 5 ó 6 agencias de noticias domina la opinión pública mundial.

Ahora, ¿quién domina a Reuters? ¿Cuáles son sus intereses?

Reuters es una agencia para nada imparcial, y creo que todo periodista serio lo sabe. Y no es sólo por el tono de sus noticias: Con sólo leer la historia de Reuters en la Wikipedia en inglés (respaldada por fuentes primarias allí señaladas), se entiende todo: menos del 10 por ciento de los ingresos de Reuters provienen de la venta de noticias.

La mayor parte de sus ingresos provienen de la venta de datos actualizados para los mercados bursátiles, incluyendo análisis financieros de miles de empresas de todo el mundo. Reuters, junto a Thomson y Bloomberg, son conocidas como "las tres grandes" y proveen de información a quienes trabajan con la compra y venta de acciones en las bolsas del mundo.


Obviamente es imposible esperar que Reuters, un engranaje fundamental del sistema de capitales especulativos mundial, apoye a un líder político que promueve la corriente opuesta: el Socialismo.

A Reuters no le conviene un líder político que está convenciendo a millones de personas de cosas como:

  • mientras unos pocos juegan con los capitales especulativos, miles de millones de personas viven con menos de un dólar al día;
  • que los medios de producción vitales para el país deben estar en manos de los pueblos, y no de grandes empresas transnacionales extranjeras;
  • que el Estado debe regular precios de productos básicos, las tasas de interés y otros indicadores, y obligar a la banca privada a financiar a los pequeños y medianos productores locales;
  • que expropia latifundios, declara ilegal la pesca de arrastre, decreta la recuperación de las cementeras y se enfrenta sin temor a monstruos globales como Exxon Mobile;
  • que mantiene un control de cambio para evitar la fuga de capitales;
  • que está rotundamente en contra de los monopolios.
Véamoslo así: Si el dueño de un matadero de reses también es dueño de una revista sobre alimentación, ¿alguien esperaría que esa revista promueva el vegetarianismo?

El dueño del matadero seguramente hará una revista que hable de los beneficios de comer carne, e incluso es capaz de regalarla con el fin de que la gente se convenza y compre más carne. De esa misma forma, Reuters, si bien cobra por sus servicios de noticias, fotos y videos, normalmente no demanda a quienes lo usan sin su permiso. Su interés principal es que su información "periodística" se divulgue alrededor del mundo y todos confíen en su "imparcialidad".

Reuters no es nada imparcial. La agencia proclamaba tener principios que garantizaban su "línea editorial independiente", y uno de ellos indicaba que ningún dueño de la empresa pudiera poseer más del 15 por ciento de las acciones, con el fin de que nadie pudiera dictar la línea editorial de Reuters sin consultarlo con los demás. El hecho es que, en mayo de 2007 la corporación Thomson llegó a un acuerdo para adquirir a Reuters por más de 17 mil millones de dólares, apoderándose del 53 por ciento de las acciones de la empresa. La corporación Thomson es un competidor directo de Reuters en el campo de la información financiera, y efectivamente al unirse formarán un monopolio informativo mundial, dedicado principalmente a los mercados bursátiles.

Cuando se le preguntó a Perh Gyllernhammar, presidente de "Reuters Founders Share Company", por qué se permitió que un mismo accionista poseyera más del 15 por ciento de las acciones si eso antes estaba prohibido, respondió:

"El futuro de Reuters tiene prioridad sobre sus principios. Si Reuters no fuera lo suficientemente fuerte para continuar por su cuenta, los principios no tendrían razón de ser"

Fuente: Finantial Times, en inglés

Allí murió el mito de que una agencia internacional tiene principios, y línea editorial independiente. Muchos de estos y otros datos pueden verificarse en Wikipedia en inglés y en las fuentes allí señaladas. Evidentemente es más divertido burlarse de Chávez y sus orejitas de Mickey, que escudriñar un poco de la realidad de estas agencias de noticias.
Publicar un comentario