6 de mayo de 2007

"Lo primero que aprende a decir un niño conscientemente es: '¡Esto es MÍO!'"

El pasado sábado estuvo en La Réplica, programa de VTV que conducen Eileen Padrón y Nestor Francia, el actor Eduardo Gadea Pérez. Más que actor, este señor es todo un especialista en el área comunicacional, y pudo explicar con palabras muy pero muy sencillas cómo la televisión influye en la mente de los niños, incluso de aquellos que ni siquiera pueden hablar.



"¿Ustedes dejan que las niñas vean el contenido de las telenovelas?", se preguntaba. Habló de la experiencia congnitiva primaria, a través de la cual se transmite inconscientemente el egoísmo a los niños como parte de su educación.

"Las primeras palabras del niño son papá y mamá, pero las repite sin mayor sentido, Las primeras palabras que este niño pronuncia dentro del sistema de injusticia y opresión en el que vivimos es: '¡MÍO!' Y lo hace con sentido. '¡MÍO! ¡Y si me lo quitas, lloro!' Y mi hermanito no tiene acceso a esto, porque es MÍO. Y los padres refuerzan este sentimiento cuando le preguntan al niño: ¿a quién quieres más, a tu mamá o a tu papá?"

Considera que la televisión puede ser la mejor arma para educar, pero también puede ser la mejor arma para "deseducar". Considera que es más poderosa que un arma nuclear, porque un arma nuclear "te desbarata a ti y no te das ni cuenta, quedas reducido a cenizas. La televisión te convierte en un esclavo sumiso y te hace pensar como el amo. Te hace pensar que vas a alcanzar cosas que jamás vas a alcanzar. Te quita la idea que necesita todo esclavo para liberarse de su esclavitud: ¡soy un esclavo!"

Estas excelentes palabras del Sr. Gadea deben conducirnos a la reflexión sobre el socialismo que queremos, y la forma como hemo sido ideologizados sutilmente a través de la televisión desde el mismísimo comienzo de nuestras vidas. Incluso los comerciales para niños y las series de Tv infantiles promueven el egoísmo de una forma directa o indirecta... y el egoísmo es un valor totalmente opuesto al socialismo.

En Latinoamérica ya algunos canales de televisión por cable, como Fox Life, tienen programación para bebés de menos de 3 años (ver aquí). Básicamente son animaciones en Flash aparentemente muy inocentes, de animalitos interactuando y jugueteando al son de una canción tranquila. Pero ya, desde chiquitos, se les acostumbra y se les condiciona a ver la televisión... interesante.
Publicar un comentario