1 de noviembre de 2006

¡Resucitando! Sobre nuestra tesis, sobre Software Libre y sobre SOLVE

En primer lugar, quiero pedir disculpas a quienes eran fanáticos de este espacio por mi prolongada ausencia. Lamentablemente tuve que dejar de actualizar este blog para ponerme a trabajar en culminar nuestro Trabajo Especial de Grado, que finalmente María y yo presentamos ayer. Como diría Mario Silva, ¡ya somos "licenciados marginales y parásitos"! :-D

Sobre nuestra Tesis

Más tarde publicaré un post más completo sobre nuestro Trabajo Especial de Grado, que es básicamente una herramienta, llamada "Kunawaro", para que personas que no sepan mucho de computación puedan crear libros electrónicos multimedia, con texto, sonido y video.

Pero no queremos mostrar lo que hicimos para enaltecer nuestros egos, sino mostrar lo que muchos otros podrían hacer con software libre. Básicamente utilizamos unas bibliotecas de funciones llamadas Qt, las cuales son software libre hecho por una empresa noruega. Pero como una parte de esas bibliotecas no se adaptaban a nuestros requerimientos, lo que hicimos fue modificar el código fuente de la biblioteca para adaptarlo a nuestras necesidades. Además, colocamos el código fuente de nuestra tesis (incluyendo las modificaciones a la biblioteca) en la página web de SourceForge para que otras personas puedan verlo, bajarlo y mejorarlo (aún tengo que publicar el código fuente como un archivo comprimido, y crear instaladores para Windows y Linux, cosa que haré en los próximos días).

Lo que hicimos, en realidad, no parecerá gran cosa. Quienes examinen la aplicación encontrarán algunos errores que iremos corrigiendo. Pero vuelvo e insisto en que queremos demostrar dos cosas:

  • Primero, que eso del Software Libre no es sólo paja loca, sino que es algo que de verdad funciona y que tiene sus beneficios prácticos.

  • Segundo, si dos chamitos pudieron modificar el código de Qt y usar algunas aplicaciones libres para programar un editor de libros electrónicos multimedia, ¿qué podría pasar si las universidades, los centros de investigación, los ministerios, las empresas estatales y privadas, los medios del Estado y las cooperativas trabajaran juntos y en conjunto con los desarrolladores y las comunidades de software libre en hacer nuevo software, o modificar, mejorar y readaptar el software libre existente?

    Particularmente yo pienso que Venezuela podría convertirse en un puntal a nivel mundial del desarrollo de software, en particular de aquel software que tanto se necesita para sacar a nuestros pueblos de la pobreza. Podríamos apropiarnos del conocimiento y dejar de depender de empresas extranjeras que nos venden paquetes de software cuyo funcionamiento desconocemos por completo.

Más aún, el uso de tecnologías libres para el manejo de proyectos como CVS o Subversion es una excelente forma de enseñarle a los jóvenes computistas el valor del trabajo colaborativo por encima del dañino individualismo, que tenemos tan incrustrado en nuestra forma de ser y de actuar.

La tesis, además, fue introducida como proyecto de Fonacit, así que no me extrañaría que el CNTI o el MCT próximamente la usen para algún proyecto (ojalá no remuevan nuestros nombres de los créditos, o nos enojaremos mucho :-P).

En fin, gracias a nuestra tutora, la prof. Claudia, por haber confiado en nosotros y habernos apresurado para terminar la tesis. Y ojalá hayamos podido sembrar en algún que otro docente y estudiante que esto del software libre no es sólo paja que algunas personas usan con propósitos políticos, sino que de verdad tiene sus beneficios.

Mi relación con SOLVE

Por último, quiero aclarar que, desde hace un par de meses me desvinculé de la organización SOLVE (Software Libre Venezuela). Son muchas las causas, pero básicamente tengo ciertas diferencias con una persona que ha sido dada a conocer mediáticamente como el líder de la organización. Muchos otros de sus miembros son mis grandes amigos y camaradas revolucionarios, a quienes sigo apreciando y con quienes sigo en contacto, pero a pesar de eso prefiero por ahora no ser relacionado con la organización SOLVE.

Tal vez uno de los problemitas más grandes que tiene SOLVE (y también GLOVE y otras organizaciones de S.L.) es su énfasis en el Software Libre como algo aislado de nuestros problemas sociales.

Para muchos de sus miembros (no todos), el S.L. tiene que girar en torno a los postulados de Richard Stallman (que sin duda son importantísimos y muy revolucionarios), pero se niegan a dar el siguiente paso: relacionar el Software Libre con la realidad de nuestros países, con la ideología socialista y bolivariana, con la necesidad de eliminar el individualismo y aprender a trabajar de forma comunitaria, con el fin de que todos y no sólo unos poquiticos salgamos de la pobreza.

Lamentablemente la ideología socialista es vista por algunos miembros de las comunidades de S.L. como politiquería, como chavismo barato, e incluso muchos intentos de discutir el asunto con altura han sido frustrados por algunas personas que califican eso de proselitismo chavista y exigen de forma contundente seguir las discusiones en otras listas.

Eso se puede ver incluso en los programas de los foros y actividades realizadas por esas organizaciones, que tienen un gran énfasis en lo técnico, tocan algunos aspectos legales, pero dejan un vacío enorme en lo político, filosófico y social. Y ese es uno de los motivos por los cuales algunos entes del Estado se alejan de las comunidades de Software Libre, a quienes ven como un montón de geeks en búsqueda de contratos con el Estado (otros entes del Estado se alejan de las comunidades porque no quieren de$vincular$e de las tran$nacionale$ del $oftware, pero esa es otra historia).

Por supuesto, la actitud de algunas personas del proceso, como el diputado Luis Tascón con su proyecto de Ley de Infogobierno (que fue suspendido hasta el 2007) y como algunos dirigentes de ciertos entes del Estado, que se proclaman muy chavistas pero hacen las cosas muy al estilo de la IV República, simplemente dificultan más las cosas.

Prefiero de verdad salirme de allí, permanecer en listas técnicas por los momentos y esperar a que otros camaradas revolucionarios decidan fundar una nueva organización que vea al software libre como una parte vital de la ideología que hay que construir para el Socialismo del Siglo XXI, y no como algo que hay que aprender para hacer negocios con el Estado.

Desafortunadamente esa es una de las cosas que muchos han hecho luego de llenarse la boca hablando del Software Libre. Tenemos una comunidad de miles de desarrolladores de tecnologías libres, pero lamentablemente es muy poco frecuente ver en algún repositorio público el fruto de su trabajo... ¡ni una línea de código fuente que uno pueda examinar para aprender y mejorar!

Lamentablemente, el individualismo sigue prevaleciendo por encima del trabajo comunitario y el desarrollo endógeno. ¡¿Hasta cuándo?!
Publicar un comentario