27 de julio de 2006

Junta de Extremadura adopta su distribución de Linux de uso obligatorio para sus empleados públicos

Leemos en Hispalinux (gracias Damian por la referencia):

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura (comunidad autónoma en el oeste de España donde vive un millón de personas) ha aprobado que la información electrónica generada y de intercambio en los distintos órganos que estructuran la Junta de Extremadura utilizarán obligatoriamente estándares abiertos:

  • Formato de Documento Abierto para Aplicaciones Ofimáticas (OASIS Open Document Format, sobre la norma ISO/IEC DIS 26300), para información en elaboración y proceso administrativo.
  • Formato de Documento de Intercambio PDF/A (Portable Document Format ISO 19005-1:2005), para información que se desea garantizar su inalterabilidad de visualización.

Es de destacar que, en la última versión oficial que llegamos a conocer del proyecto venezolano de Ley de Infogobierno, el requisito de usar estándares abiertos en el Estado venezolano había desaparecido de la Ley, una tendencia totalmente contraria a lo que se está haciendo en el resto del mundo.

Seguimos con la noticia:

Del mismo modo se ha aprobado que de manera inmediata, las herramientas informáticas de productividad personal para todos los empleados públicos de la Junta de Extremadura serán las implementaciones ofimáticas libres que soporten obligatoriamente en modo nativo los estándares establecidos.

Igualmente se establece como sistema operativo de uso obligatorio en los puestos de trabajo de los empleados públicos de la Junta de Extremadura, gnuLinEx, proponiéndose su implantación paulatina sobre los mencionados puestos de trabajo de todos los órganos administrativos que estructuran la Junta de Extremadura.

El plazo máximo para materializar esta iniciativa se establece en un año a contar a partir de la aprobación del presente acuerdo. Tras la finalización del mencionado periodo, todos los puestos de trabajo informáticos de los empleados públicos de la Junta de Extremadura deberán trabajar bajo sistema operativo gnuLinEx, y los programas adicionales instalados deberán provenir de software de fuentes abiertas o poseer algún tipo de licencia libre.


En efecto, la Junta de Extremadura ha desarrollado su propia distribución de Linux, gnuLinEx, la cual se ha decretado usar en todos los puestos de trabajo de la junta de esa localidad española a lo sumo en un año.

¿Y en Venezuela, cómo estamos?
Publicar un comentario