2 de junio de 2006

El CNTI no paga desde hace cinco meses a sus instructores

Bueno, cinco meses de silencio son suficientes. El artículo mostrado abajo lo publicamos hoy en Aporrea y en algunas listas de correo, en protesta debido a que a varios instructores del CNTI los tienen sin cobrar desde hace cinco meses.

Sin embargo, ellos han continuado trabajando a duras penas, y su trabajo ha sido utilizado para que las autoridades del CNTI queden bien ante el Presidente Chávez y la ministra Córdoba. Una promoción de Bomberos Metropolitanos que fue entrenada en Software Libre por estos instructores fue graduada con bombos y platillos en un acto donde estuvo presente la ministra Yadira Córdoba. No me imagino la arrechera que debieron sentir los instructores al ver a ciertas personas del CNTI pararse en un atril y llevarse los créditos de todo, mientras que ellos hacían todo el trabajo duro y sin recibir sus salarios.

En fin, aquí va el artículo:

El pasado viernes, con mucha alegría el Centro Nacional de Tecnologías de Información (CNTI, órgano dependiente del MCT) informó a través de su página web y otros medios que había finalizado la capacitación en Software Libre a unos 90 Bomberos Metropolitanos, los cuales están siendo enviados a los diferentes Infocentros de todo el país con el fin de instruir a las cooperativas que los mantienen y poder migrar a los más de 300 Infocentros de todo el país hacia el Software Libre este mismo año.

Una noticia que por lo demás nos llena de mucha alegría, pues al margen de las diferencias que algunos de nosotros hemos tenido con el CNTI, sin embargo nos contenta el trabajo que algunas personas dentro de esa institución están haciendo de corazón para la divulgación de las tecnologías libres, que contribuirán enormemente con nuestro progreso como sociedad, con la eliminacion de la pobreza, con la socialización de las tecnologías y con el afianzamiento de nuestra soberanía como país.

Sólo una cosita que nos molesta: esos noventa bomberos metropolitanos fueron entrenados por un pequeño grupo de instructores de la Academia de Software Libre (ASL) del CNTI, quienes desde el año pasado vienen trabajando duro formando a cooperativas, embajadores, consejos comunales, empleados públicos y personas de todos los perfiles: desde señoras humildes que jamás en su vida habían tocado un computador, hasta diplomáticos de carrera que trabajan fuera de nuestras fronteras.

BIEN, RESULTA QUE ESTOS INSTRUCTORES DEL CNTI TIENEN MESES SIN COBRAR.

Mi novia, quien trabajaba allí desde agosto del 2005, tenía cinco meses sin recibir su sueldo (a pesar de que hasta diciembre había cobrado puntualmente) y no pudo aguantar más. Colocó su renuncia formalmente ayer para ir a trabajar a otro ente del Estado, siguiendo el ejemplo de otros compañeros y compañeras de ella que también hicieron lo mismo semanas atrás, luego de estar MESES sin recibir un salario. Y otros quedan allí, trabajando duro con la esperanza de que alguien se acuerde de firmar un papel para que les bajen sus cheques.

Sabemos que no es culpa de sus jefes inmediatos, quienes han hecho todo el esfuerzo necesario para que se les pague. Se nos dijo también que el CNTI sí tiene el dinero. Pero alguien o algo impide que se les pagara a estas personas, y éstas prefirieron marcharse.

¿Puede así construirse el verdadero Software Libre en Venezuela? ¿Puede el CNTI entonces decir que la culpa de los problemas que hay en la migración son propios del Software Libre, o de las comunidades, o de los otros ministerios?

"LAS COMUNIDADES NO NOS AYUDAN"

¿No son ciertas personas del CNTI las que se la pasan diciendo que en Venezuela no hay suficiente gente que conozca de Software Libre, y por eso no se puede hacer la migración?

Molesta un poco la actitud de ciertas altas autoridades del CNTI y del MCT, quienes afirman a viva voz en los medios de comunicación que las comunidades de Software Libre venezolanas son sólo un montón de muchachos habladores de tonterías, que sólo critican y nunca hacen nada por ayudar.

Creo que las comunidades han demostrado lo contrario en diferentes eventos como los FLISOL, el Troll Party organizado por el SAPI, los Congresos Nacionales de S.L. de Unplug, los Foros Mundiales de Conocimiento Libre, los Días Debian y muchas otras formas de divulgar el Software Libre, que se han hecho de forma desinteresada y sin pedir nada a cambio. Hay otras personas de las comunidades que han ofrecido su ayuda y apoyo al MCT, como la Fundación Caribana. Sé además que muchos miembros de las diferentes comunidades están ayudando en entes del Estado, dando charlas (gratuitas en muchos casos) con el fin de impulsar el Software Libre, ofrecer soluciones en problemas puntuales y brindar toda la ayuda posible.

Entonces, si vamos a construir de verdad el Software Libre, AMBAS partes tenemos que cumplir, sin sabotear el trabajo de los demás. ¿Será que ustedes cumplirán? ¿Será que permiten trabajar a quienes sí quieren hacerlo?
Publicar un comentario