2 de septiembre de 2005

Explosiones: Bagdad en Nueva Orleans

Como si no fuera suficiente con los saqueos a hogares, ataques de vándalos y de pandillas con armas de fuego, las violaciones a mujeres y niños indefensos, el estar sin comida ni agua potable por 4 ó 5 días, el ser jodido por policías por tratar de sacar comida de supermercados destruidos, el tener que hacerse pipi en el piso en los refugios y el ser abandonado por el gobierno más imcompetente del mundo...


... pues esta madrugada New Orleans se vio sacudida por una serie de explosiones de una planta química. Las explosiones se sintieron varios kilómetros a lo largo del Mississipi y se vieron seguidas por una serie de explosiones más.

No sé si Dios o el Diablo existen... sólo sé que se encargaron de traer la tragedia de Bagdad y Fallujah a pleno suelo estadounidense. Pero... ¿por qué son los más pobres quienes tienen que pasar por esto?

Hasta el momento no se sabe qué está ocurriendo exactamente allí o por qué ocurrieron las explosiones. Recomiendo seguir la cobertura por el canal de New Orleans WWLTV así como por el sitio DeadlyKatrina.com; éste último es alternativo y no le parará bolas a la posible censura.


En declaraciones de hoy, Bush califica los esfuerzos de rescate y evacuación como "inaceptables", en una típica actitud de echarle la culpa a otros. Irá hoy a la ciudad a tratar de reorganizar los rescates, a tratar de subir puntos y a bajar las críticas que medios como CNN, The New York Times y hasta Fox News han hecho contra el pésimo manejo de la situación.

Recomiendo leer este artículo de Clarín que reprodujo hoy Aporrea.

Un convoy de emergencia está llegando a la ciudad, así como más autobuses. Finalmente alguien usó el cerebro y autorizó el uso de autobuses escolares para llevarse la gente del Superdome.


Mientras, la gobernadora, al enterarse de la terrible crisis que vivió anoche la ciudad (más saqueos, violaciones, gente disparando, etc.), informó que "cientos de efectivos de la Guardia Nacional endurecidos por la guerra en Irak han aterrizado en Nueva Orleans. Tienen fusiles M-16 y están preparados. Ellos saben cómo disparar y matar y están más que deseosos de hacerlo, y espero que lo hagan."

Al mismo tiempo, otros artículos hablan de policías quienes, luego de perder sus casas y en algunos casos hasta sus familias, y luego de conocer que colegas suyos han sido atacados con armas automáticas y han resultado heridos, se sienten abatidos y no desean trabajar, pues no quieren perder lo único que les queda: la vida.

De esta manera, la gente pobre y desafortunada de Nueva Orleans (muchos de ellos afroamericanos quienes generalmente son demócratas y estaban en contra de la invasión) está sintiendo lo que han sentido los afganos e iraquíes en estos últimos años de invasión yankee.

Pareciera que todo está cuidadosamente montado para que ocurra una terrible crisis en derechos humanos entre los habitantes que quedan en la ciudad.
Publicar un comentario