5 de septiembre de 2004

Tableros mojados

Después de hacer las diligencias para averiguar por qué el Banco de Venezuela me descontó 70 mil bolívares de mi quincenita, este sábado me fui al parque Los Caobos al aniversario del Diario Vea, donde prometían un interesante foro con el reconocido escritor y profesor universitario Luis Britto García, el escritor Jerónimo Pérez Rascanier y otras personalidades.

Al lado del foro, a escasos 20 metros, se realizaba una simultánea de ajedrez. Un amigo a quien conocí en los foros de InfoGuía me había hablado de estas simultáneas, en las cuales uno o varios maestros jugaban al mismo tiempo con 6, 8 ó 10 personas y, por lo general, vencían a todas. De hecho, él me había dicho hacía que conseguiría a un maestro ajedrecista muy amigo suyo, quien de gratis participaría en una de esas simultáneas si la hacíamos en la universidad, durante la Feria Navideña, contra los estudiantes de Ciencias.

Pero era la primera vez que veía una simultánea en vivo y directo.

Entre los maestros de ajedrez invitados por Pedro Galárraga, trabajador del diario Vea que promovió el evento en coordinación con el IND, habían de todo: desde un chamo que tendría unos 25 años, hasta dos auténticos veteranos que pasaban los sesenta.

La simultánea había empezado a las dos de la tarde y continuaba a pesar del aguacero, hasta que este arreció implacablemente. Los participantes y maestros se refugiaron debajo de otro toldo mientras las piezas de plástico aguantaban los rigores de la lluvia. Cuando regresaron, todos siguieron jugando como si nada hubiera pasado, sobre los tableros plásticos del IND llenos de agua, con el sellito del MECD en la celda h8 y la frase “Programa Nacional de Alfabetización Ajedrecística” de un lado. Los caballos y los alfiles continuaban mojados, tal como si el calor de la batalla los hiciera sudar, mientras que las torres estaban llenas de agua en su techo. ¡El deleite de algún fotógrafo artístico que cargara un rollo en blanco y negro!

Entre los participantes en la simultánea también había variedad: muchos chamitos de entre 8 a 16 años, varios de ellos venidos de diversos barrios capitalinos; también había gente de mi edad; además, señores de 40 a 70 años, ¡incluso dos efectivos de la Policía de Libertador! Uno de ellos fue el que llegó más lejos en la batalla contra uno de los maestros ajedrecistas, reuniendo a un montón de curiosos pillándose la contienda.

Pero por otro lado, me dolió ver sólo a dos mujeres en el evento de entre los treinta y pico de participantes, las dos unas dulces muchachas de unos quince años a lo más. Sentimentalmente le fui a una de ellas, quien batallaba con un suetercito encima, temblando de frío por la lluvia, con su cabello aún mojado por haber jugado un rato mientras llovía. Batallaba contra un experimentado maestro de unos 55 años. Y tuve razón: la muchachita, con su carita de “yo no fui”, con ese temblor poético que alguien podría confundir con miedo al adversario, fue quien llegó más lejos entre los seis muchachos de entre 12 a 17 años que batallaban contra el ajedrecista. E incluso en una jugada donde todos le decían que se doblegara (tremenda ayuda recibía la muchachita de varios jóvenes mayores y aparentemente más experimentados que ella… ¡cochinos envidiosos!), logró evadir al maestro y comerle unos 4 ó 5 piezas más antes de que se produjera el jaque mate. No se daba por vencida, y más bien le explicaba a los muchachos lo que haría, y como sí tendría chance.

Fue quien más lejos llegó en la batalla contra este experimentado maestro. "¡Felicitaciones!", le dijo el ajedrecista con algo de emoción, estrechándole la mano :D

Por mi parte, todavía tengo problemas con las piezas de largo alcance, pues me cuesta ver cuando me pueden hacer jaque ó jaque mate con una torre, una reina o un alfil desde el otro lado de tablero. Ni modo, será ponerme a practicar en InstantChess.com :-S

El foro de Luis Britto
(Advertencia: de aquí en adelante es un post puramente político)

“Venezuela es un país único”, decía Luis Britto, “porque en el mismo se inició la Cuarta Guerra Mundial el 27 de febrero de 1989 contra el neoliberalismo. Y aquí se demostró que un pueblo unido sí puede vencer una guerra mediática como la que hicieron contra nosotros los medios de comunicación privados.”

Muchos intelectuales de izquierda opinan que la Tercera Guerra Mundial ya ocurrió, y es la que los historiadores más conservadores denominan “La Guerra Fría” entre Estados Unidos y la Unión Soviética, que en más de una ocasión puso al mundo al borde de un holocausto nuclear. Monetariamente, ha sido sin lugar a dudas la guerra más costosa de la humanidad. Fue la que generó los más mortíferos armamentos y desarrolló las más horripilantes formas de tortura. Y es la guerra que más duró en el siglo XX: casi 45 años. En ella podemos englobar a otros conflictos regionales que se debieron directa o indirectamente a este choque de superpotencias, tales como la guerra de Vietnam, la de Corea, los conflictos en Nicaragua y El Salvador, y los golpes de Estado y las dictaduras militares impuestas en Latinoamérica y Asia.

La caída de la URSS dio la victoria a los Estados Unidos y al sistema capitalista, el cual en estos momentos ha iniciado una nueva operación, esta vez de conquista a nivel económico y en pos de los recursos críticos, en contra del resto de las naciones del mundo.

Y es que no hay que ser matemático para saber que la población de nuestro planeta, que hoy por hoy se ubica en 6.500 millones de habitantes, continuará creciendo exponencialmente. Los recursos, hoy por hoy, ya no alcanzan para todos. Cientos de millones de personas viven con menos de un dólar al día, muchos no tienen agua y muchísimos no tienen acceso a la educación básica, a los derivados del petróleo, a la electricidad, al teléfono o mucho menos al Internet. Lamentablemente, la mayoría de esas personas viven en África o en Latinoamérica y por eso no son noticia.

¿Qué pasará en 20 o 30 años, cuando la población sea de 10 millardos o 15 millardos de personas? Las guerras de hoy son por el petróleo, pero en 50 años lo serán por el agua potable. Y, como recordó Luis Britto: “sin petróleo es posible vivir; sin agua, no”.

Pueblo disciplinado, diputados del MVR amotinados
Volviendo a Venezuela, Luis Britto volvió a recordarnos el caso de la Ley Orgánica de la Hacienda Pública Estadal, la cual abre la posibilidad (a solicitud del gobernador de una entidad, por Acuerdo del Consejo Legislativo y con el voto favorable de las dos terceras partes de sus integrantes) de que los ríos y lagos puedan pasar a ser propiedades privadas. Recordó que lo último que supo de su promotor, el diputado del MVR Rodrigo Cabezas, es que la ley estaba siendo “blindada” para ser presentada de nuevo al Ejecutivo, de tal forma que éste tuviera que aprobarla a juro. El Presidente Chávez sólo podría echarla pa’ tras con un recurso del Tribunal Supremo de Justicia.

¡Caray –esto es un comentario mío-, y nos piden unidad y disciplina para votar por candidatos a alcaldes corruptos o indeseados, pero a los diputados que quieren aprobar estas leyes a juro no se les pide disciplina?

Luis Britto recordó que, mientras una camarilla de 35 diputados luchan por lograr la aprobación de esta ley, las instrucciones precisas del Presidente Chávez de lograr la aprobación de la Ley de Responsabilidad Social de la Radio y Televisión siguen siendo ignoradas. Dicha ley no será ninguna mordaza en cuanto a lo que se pueda decir, pero sí protegerá a los niños y jóvenes sobre la forma como se dicen las cosas (fundamentalmente limitando el sexo y la violencia en horarios infantiles); dará un fuerte incentivo a los artistas nacionales exigiendo que determinado porcentaje de las obras sean hechas en Venezuela con productoras independientes, y además permitirá la conformación de comités de usuarios que podrán vigilar la programación de los medios y denunciar cuando estas no sean convenientes.

Pero el problema es que, a excepción de los diputados más leales al proceso, la mayoría de los diputados "chavistas" no están interesados en su aprobación. ¿Tendrá esto que ver con la relativa cercanía que tienen los comicios de parlamentarios, que son para mediados del año que viene?

Service Pack para el libro de Luis Britto
Interesante fue ver la nueva edición del libro de Luis Britto, “Investigación de unos medios por encima de toda sospecha”. Me compré hacía tiempo la primera edición, de 128 páginas, pero para mi sorpresa ya Luis Britto sacó una nueva edición que duplica a la que tengo en cantidad de páginas (no, no hay service pack disponible). El libro original era una recopilación de artículos de prensa que manipulaban al lector y cometían todo tipo de faltas a la ética del comunicador social, demostrando que los medios dejaron su papel de interlocutores para asumir el de partidos políticos.

El foro se realizó ante un auditorio de unas doscientas personas, a pesar de la fortísima lluvia que comenzó a caer media hora después de iniciado (el foro al aire libre, pero protegidos bajo un toldo de esos que se alquilan para fiestas… las sillas estaban totalmente llenas y muchos estábamos de pie desprotegidos de la lluvia, pero aún así nos quedamos). También escuchamos al escritor Pérez Rascanier argumentar por qué creía que el golpe de Estado de abril de 2002 tenía como objetivo darle a España grandes ganancias petroleras y convertirla en la nación más rica de Europa.
Publicar un comentario