16 de agosto de 2004

Ciencia ficción a la bolivariana

Tanto de un lado como del otro, vimos muchas historias admirables de personas enfermas, mujeres embarazadas y adultos mayores que hicieron grandes sacrificios para mantenerse 6, 8 o hasta 12 horas en las colas para ejercer su derecho al sufragio en el referendo presidencial del pasado 15 de agosto. El calor, estar de pie, la lluvia en algunos lugares... algunos no aparecían en los listados... es difícil decir que no fue un caos.

Pero por otro lado, yo, un partidario del Presidente Chávez que vota en una urbanización de clase media-alta del este de Caracas, tampoco puedo decir que pasé muy bien mis seis horas de cola, escuchando a la gente al mi alrededor, personas aparentemente universitarias y muy estudiadas, decir cosas insólitas. Aquí van algunas.

  • "Vamos a ganar por xxx millones de votos... y luego de eso, ¡a correr chavistas, los mandaremos para Cuba!", decía alguien. A lo que otra respondía. "¿Dejarlos ir? ¡Que va, esos tienen que quedarse aquí para pagar todos sus crímenes!"
  • "Mi amor", decía un opositor de 35 años, fuerte y con descendencia europea, a una frágil muchachita de 19 años, de cabello castaño, bellos ojos verdes y también de la oposición: "¿Y tú tienes esa cédula bolivariana? ¡Qué triste!". Ella responde tímidamente: "Es que perdí la vieja". Y el hombre responde con orgullo: "¡Ay que mál , mijita! Porque una vez ganemos, todas esas cédulas van a tener que botarlas, por chimbas! ¡Todo lo que diga bolivariano van a tener que botarlo!"
  • "Esta es nuestra oportunidad de acabar con esta dictadura, de salir de este comunismo, de ser libres."

Escuchando a personas estudiadas y aparentemente inteligentes decir cosas como esas es que uno se da cuenta del daño que causaron algunos medios de comunicación social a muchos venezolanos dignos y respetables.

Pero hoy vinieron cosas peores, ya por Messenger o por SMS:

"Los alumnos de Estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela, descubrieron que las maquinas de votacion SmartMatic estaban programadas para que el Sí, fuera NO y el no fuera Sí. El gobierno de Venezuela los tiene encerrados en el Hotel Hilton y no los dejan salir."

Mensaje enviado entre jóvenes opositores por Messenger.

"El Centro Carter y la OEA ratificaron los resultados de Chávez porque Bush los obligó. Bush pactó con ellos para hacer que Chávez gane y que el precio del petróleo se mantenga bajo."

Explicación que muchos opositores sostienen, aupada
por el titular de El Nuevo País del 16 o 17 de agosto: "Bush nos entregó"

"Las máquinas hicieron fraude. Alguien me dijo que en su centro una persona votó 'Sí' pero la máquina imprimió 'No' en el papelito... así que estoy convencido(a) de que las máquinas cambiaban los votos"

Explicación que me dio una amiga opositora por Messenger.

Esta teoría se desmorona por sí sola: Imaginemos entonces el centro electoral típico donde votan 2.000 personas... imaginemos que a 400 de esas se les imprimió un "No" cuando votaron "Sí"... ¿No es eso suficiente excusa como para haber ghecho guarimbas allí mismo, en la mayoría de los centros de votación de toda Venezuela?

"El fraude estuvo en la sala de totalización. Allí no se dejó que los rectores opositores, Sobella y Ezequiel, entraran a mirar."

De ser cierta, el "fraude" aparecerá cuando se hagan las auditorías sobre las cajas con las papeletas o cuando la oposición sume las copias de sus actas. Sobella y Ezequiel Zamora sí entraron a mirar a la salas de totalización, junto a los otros rectores, a Jimmy Carter y a César Gaviria, como estos testificaron hoy.

"¡Desobediencia civil! No pagaremos impuestos al régimen, y no me bañaré más hasta que Chávez caiga. Usaré [DC] en el Messenger para que la gente lo sepa."

Oooootro.

Por otro lado, de verdad lamento mucho lo sucedido este lunes en Altamira. Es repudiable, injustificable y condenable desde todo punto de vista. Simplemente da asco. Pero es imposible evitar que, entre cinco o seis millones de chavistas, hayan tres que sean unos malandros asesinos. Entre la oposición, y en particular entre los líderes de la oposición, hay muchos ladrones como Antonio Ledezma o Carlos Andrés Pérez, o muchos asesinos como Felipe "El Cuervo" Rodríguez, y por ello yo no me la paso diciendo que todos los opositores son unos asesinos y ladrones.

Yo pido que agarren a quienes dispararon hoy y los encarcelen, pero también debe hacerse lo mismo con los oposicionistas que los provocaron lanzando piedras y sacando un arma en los sucesos, así como a los que lanzaban piedras y botellas en la autopista contra carros que tenían afiches del No; a los que agarraron a cabillazos a un automóvil en la Av. San Juan Bosco cuando empezaban a trancar y el conductor del auto en cuestión les reclamó; y a quienes agarraron a piedras y a tiros a una caravana que celebraba la victoria de Chávez en Los Teques. La ley debe ser para todos.

Ninguno de estos eventos recibió cobertura informativa alguna debido al blockout en el que los medios privados entraron hoy, negándose a cubrir cualquier noticia que signifique que la oposición es violenta, para evitar así quedar mal ante los observadores internacionales. VTV tampoco cubrió los hechos. Pero si quieren, pásense por esta galería de Yahoo News; eso sí, vean todas las fotos y no sólo la de los chavistas asesinos.

Ahora bien, sobre el fraude: Señores, ¿de verdad pueden creer que los números de la OEA, el Centro Carter y el CNE sean coinciudentes? ¿Y las encuestadoras estadounidenses que le daban la victoria a Chávez también mentían?

Bueno, terminen de convencerse. Métanse en esta dirección:

http://www.cne.gov.ve/resultados/

Una vez allí, busquen su estado. Luego, su municipio. Luego, su parroquia. Luego, su centro de votación. Finalmente, su mesa electoral.

Uno conoce la zona donde vive, la gente que lo rodea. Yo vivo en el este de Caracas, en una zona de clase media, y el resultado que conseguí no me sorprendió para nada: el 80 por ciento de mis vecinos votaron por el Sí, y el 20 por ciento por el No.

Pero luego, métanse en otros municipios y parroquias. Por ejemplo, busquen Estado Miranda, Municipio Sucre, Parroquia Petare, y busquen en cualquiera de esos centros para ver que allí en Petare, el No ganó con 65 a 35 o con 70 a 30. Lo mismo pasa si se meten en Distrito Capital, en 23 de Enero o en Caricuao.

Amigos, terminemos de reconocerlo: Santa Fe no es Venezuela. Altamira no es Venezuela. Chacao no es Venezuela. Hay millones de personas que viven en los cerritos, personas que no cuentan con Internet y que no tienen acceso a las universidades públicas. Hay un Presidente que, por primera vez, piensa en ellos: les da educación, atención médica en el barrio y les da muchas esperanzas pues ellos saben que Chávez, a pesar de sus errores, se acuerda de ellos. Por eso es que votaron NO, y no se dejaron engañar o persuadir por medios de oposición o políticos de otros tiempos.

Publicar un comentario