6 de julio de 2004

Prolapio prosa a prosa, en homenaje a las animaciones bolivarianas

El Círculo de Tiza por un lado, y Rubén Hernández y su gente por el otro, se están lanzando con creces en lo que se refiere a las animaciones 100 por ciento hechas en Venezuela; los primeros con "Prolapio Verso a Verso" y los segundos con "El Diablo pasa trabajo".

"Prolapio Verso a Verso" son cortos animados hechos en computadora en formato 2D, de 30 ó 60 segundos, de muy buena calidad, que cuentan una historia relacionada con nuestra revolución bolivariana, narrados en verso. Transmiten uno nuevo cada semana.

El primero contaba la historia de una nave que llegó a Marte y se topó a uno de sus últimos habitantes, quien, moribundo, le contó al androide cómo diversos monstruos acabaron la vida en dicho planeta. "Uno se llamaba Alca, el otro: privatización, otro El Fondo Monetario, y otro Contaminación." El marcianito recordaba "cómo privatizaron el aire; si no podías pagar, dejabas de respirar". Al final, el robot envió un mensaje: "regreso al planeta Tierra, a hacer la revolución."

El segundo, que se transmite en este momento, se titula "Perrito Fino Proactivo" y narra la historia de un simpático Scott Terrier que decidió dejarse de escualidismos cansado de escuchar a Martha Colomina decir que "los canes de Asoperro" vendrían a su urbanización a quitarles todos sus lujos. Al final, el corto transmite un bonito mensaje de unidad entre chavistas y escuálidos.

Rubén Hernández y la gente de VTV, por su parte, se han lanzado al ruedo con "El Diablo pasa trabajo", cortos de 30 segundos (transmiten uno nuevo cada día, y van cuatro) mostrando la lucha entre Florentino y El Diablo de una forma humorística, usando animación tradicional. El primero mostraba a una ovejita con un aureola angelical, diciéndole a Florentino que "dejaremos las misiones, todos podrán hablar, nos portaremos bien", pero el héroe llanero, dibujado de una forma que recuerda mucho al narizón de La Pantera Rosa pero vestido de tricolor, le quita a la ovejita la piel para dejar en claro que es nada más y nada menos que el Diablo.

Pero mi favorito -hasta ahora- es aquel que empieza con El Diablo acusando a Florentino de querer implantar el COMUNISMO. Entonces, comienzan a caer del cielo los productos de las diversas misiones aplastando al Diablo una y otra vez (recuerdo a un médico de Barrio Adentro, un odontólogo curando a una paciente, y un facilitador de la Misión Robinson enseñando el abecedario). Hasta que al final Florentino habla (era el primer capítulo en el que se escuchaba su voz, rompiendo con una hermosa expectativa) y dice: "Comunismo no... ¡HUMANISMO!", con el piano del Grupo Madera en el fondo.

¡Tremendaaaa!

Sí, los oposicionistas que leen este blog (¿hay alguno?) dirán que es vulgar propaganda chavista convertida en animación, pero para quienes conocemos estas misiones, para quienes las utilizan a diario y las han hecho parte de sus vidas, y para quienes las ven atacadas sólo por ser hijas del gobierno de Chávez, seguro alguna lagrimita se les habrá derramado al mirarlas.

Quisiera compartir las imágenes de las comiquitas con ustedes, pero por ahora no tengo hosting donde colocarlas. Empezaré a buscar pronto un nuevo hosting para mi blog que admita imágenes pequeñas, cuando lo consiga les aviso.
Publicar un comentario