14 de septiembre de 2003

Winston, ¡bienvenido a Venezuela! Los medios te necesitan... y Súmate también

En la novela "1984" de George Orwell, su protagonista, llamado Winston, trabajaba en el Ministerio de la Verdad. Su labor consistía en buscar en la hemeroteca de su país (llamado Oceanía) y bajo órdenes de sus superiores, diversos recortes de periódicos archivados. Debía entonces cambiarlos según se le instruyera, para hacer ver que la historia del pasado concordaba con las mentiras que decían los gobernantes en el presente.

Ello porque el gobierno (una dictadura bastante férrea) acostumbraba cambiar los hechos cada cierto tiempo, para poder justificar medidas y mantener su poder sobre la población.

De esa forma, el gobierno cambiaba la verdad: "ya no estamos más en guerra con Eurasia, sino con Asia Oriental. Peor aún: ¡siempre hemos estado en guerra con Asia Oriental! Eurasia siempre ha sido nuestro aliado, y jamás hemos peleado con ellos. ¡Ay de quien diga lo contrario!" Pero para reforzar esa "verdad", era necesario modificar los archivos de las hemerotecas del país y dejar en claro que nunca ha habido una guerra con Eurasia.

Las razones por las cuales Eurasia, Oceanía y Asia Oriental (los tres únicos megapaíses que formaban el mundo orwelliano) hacían esto son largas de explicar... prefiero más bien que consigan y lean esta excelente novela clásica, y se enteren ustedes mismos.

Pero había algo muy peculiar: si bien al principio la gente sabía que el gobierno les estaba mintiendo, a los pocos meses nadie recordaba que hubo una guerra con Eurasia. Gracias a algo llamado "doblepensar", todos los habitantes aceptaban como una verdad la mentira que esparcía el gobierno, y no sólo eso: con el tiempo, todos olvidaban que se les había mentido. Incluso denunciaban ante la "Policía del Pensamiento" a cualquier persona que aún recordaran que "la verdad" era en realidad una mentira.

Winston conseguiría un excelente trabajo en Venezuela, contratado por los medios de comunicación privados. Fíjense: ¡los medios llevan días tratando de convercernos de que Súmate no es una empresa, sino una asociación civil! Quieren hacernos olvidar que, durante todo el paro cívico de diciembre y enero, la describieron como "una empresa".

En la prensa, leemos a diario cosas como: "la asociación civil Súmate respondió al gobierno..." o "Corina Machado, directora de la asociación civil Súmate...". Peor aún, en una rueda de prensa que dio esta semana Iván Rincón, Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, un periodista le preguntó: "¿Qué opina usted de las denuncias que se hacen -decía muy rápidamente- contra la asociación civil Súmate?", dijo ya mucho más despacio, con un gran énfasis en la frase "asociación civil".

El trabajo de Winston, por ejemplo, sería corregir cosas como estas:

http://www.eluniversal.com/2003/02/07/07022003_45279.html
El diputado Oscar Pérez denunció esta tarde que funcionarios de la alcaldía de Sucre intentaron allanar por la fuerza la sede de Súmate, empresa encargada de depositar y verificar las rúbricas recogidas en "El firmazo".


http://www.elnorte.com.ve/2003_febrero/08/Portada1718.html
En un hecho aún no explicado por las autoridades municipales, funcionarios de la Alcaldía del municipio Sucre intentaron allanar, por segunda vez, la sede de la empresa Súmate, ubicada en Boleíta, Caracas, donde se encuentran parte de las firmas ...

http://www.elnorte.com.ve/2003_febrero/20/Nacionales176.html
Según cifras de Súmate, empresa encargada de la auditoría, para la enmienda constitucional se recolectaron el 2 de febrero ...

http://www.globovision.com/nacionales/2003.02/07/sumate/index.shtml
Funcionarios de la Alcaldía del Municipio Sucre, acompañados de efectivos de PoliSucre, intentaron allanar la sede de le empresa Súmate, donde se encuentra parte de las firmas recopiladas el pasado 2 de febrero durante la realización del "firmazo". (...) Poco tiempo después, se agolparon en las adyacencias de Súmate gran número de vecinos que se presentaron a defender la sede de la empresa. (...) La funcionaria lamentó los niveles de agresividad de la población. Señaló que, si algún directivo de la empresa los hubiera recibido para explicarles lo que se realizaba en dichas instalaciones, no habrían pasado todos estos inconvenientes.


Winston, ¡bienvenido a Venezuela! Espero que los medios golpistas te paguen bien.
Publicar un comentario