29 de enero de 2013

Microsoft de la mano con Acción Democrática

En 2004, la comunidad de Software Libre comenzó a redactar una Ley para mejorar el uso de las Tecnologías de la Información en el Estado, reducir la burocracia, atender mejor al pueblo y que la plataforma funcione bajo software libre, con las ventajas en costo, seguridad informática y apropiación del conocimiento que ello implica. El Decreto Presidencial 3.390, que el Comandante Chávez firmó en 2004 para que el Ejecutivo migre a software libre, alcanzaría estatus de ley.

En 2006 el proyecto comenzó a discutirse en la Asamblea Nacional con el nombre de “Ley de Infogobierno”. Pero la intervención injerencista de Microsoft y las cámaras de empresarios causó una desgastante confrontación que terminó engavetando el proyecto.

Ello hasta el martes pasado, cuando la Asamblea Nacional dio pasos para reiniciar la discusión desde cero, por propuesta del diputado del PSUV Geovanny Peña. Ese día Leomagno Flores, diputado de Acción Democrática y presidente de la comisión de Ciencia y Tecnología, tomó la palabra y dijo sobre la ley: “lo que más nos preocupa es cuando se habla de 'abrir los caminos al software libre' (...) Software Libre es la dictadura de un sistema informático, violando el principio básico de la neutralidad tecnológica, y es lo que debemos evitar”.

Son declaraciones absurdas. Acusa al software libre de “dictatorial” cuando es su contraparte -el software privativo- el que limita terriblemente los derechos de sus usuarios. “Este contrato le otorga sólo algunos derechos de uso. Microsoft se reserva todos los demás derechos”, dice la licencia del software privativo Windows 7, que advierte que numerosos datos personales serán transmitidos a sus servidores y prohíbe “utilizar técnicas de ingeniería inversa o desensamblar el software” (para conocer cómo funciona), “hacer público el software para que otros lo copien” o “arrendar/prestar el software”. Estos son derechos garantizados por el software libre, que Flores califica de “dictatorial”.

Flores tiene vínculos con Microsoft. En mayo de 2012 asistió al foro “Lideres Gubernamentales de América Latina y el Caribe” en Washington, que Microsoft realiza todos los años para "convencer" a políticos de salvaguardar sus intereses (en la foto Hernán Rincón, presidente de Microsoft Latinoamérica, aperturó el foro en videconferencia con Sebastián Piñera y J.M. Santos). Allí Flores fue a disertar sobre la Ley del Infogobierno.

Foro de Microsoft al que asistió Leomagno Flores
¿Consultar con Microsoft una ley que debe ser discutida soberanamente por los venezolanos? No sorprende. Es la tradición de un partido como AD, como la historia ha demostrado una y otra vez.

Los colectivos socialistas del software libre emitieron un comunicado al respecto, que puede ser encontrado en bit.ly/Leomagno. Le invitamos a leerlo.

27 de enero de 2013

Rechazo a la injerencia de Microsoft, a través de Acción Democrática, en la discusión de la Ley de Infogobierno

Movimientos sociales que apoyan al software libre, el hardware libre, el conocimiento libre y la cultura libre están suscribiendo el siguiente comunicado, luego de que el diputado Leomagno Flores, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Asamblea Nacional, aparentemente en coordinación con Microsoft, iniciara una campaña contra la inclusión del software libre en la Ley de Infogobierno, cuyos 5 artículos aprobados en 2006 fueron anulados (se les "levantó la sanción") el pasado 22 de enero a solicitud del diputado del PSUV Geovanni Peña, lo que permite reiniciar la discusión de la Ley desde cero.

A continuación, el comunicado.

Leomagno Flores, diputado de AD

RECHAZO A LA INJERENCIA DE LA EMPRESA MICROSOFT, A TRAVÉS DEL DIPUTADO LEOMAGNO FLORES DE ACCIÓN DEMOCRÁTICA, EN LA DISCUSIÓN DE LA LEY DE INFOGOBIERNO

Desde el año 2004, partidarios de la comunidad de software libre comienzan a discutir y formular un proyecto de Ley para introducirlo en la Asamblea Nacional. Este proyecto sufrió modificaciones y, en el año 2006, la Asamblea Nacional comenzó a discutirlo con el nombre de “Ley de Infogobierno”, que tiene como propósito reglamentar el uso de las Tecnologías de la Información para mejorar la forma de trabajo del Estado. Que los innumerables computadores y equipos informáticos de nuestros entes públicos sirvan para reducir la burocracia al mínimo necesario y lograr que las comunidades organizadas se adueñen del poder. Que las millones de personas que trabajan para el Estado puedan ser más eficientes resolviendo los problemas de nuestro pueblo.

En aquel momento, el debate se centró en la obligatoriedad del uso de Software Libre en la plataforma tecnológica del Estado, algo que ya había sido ordenado por el Presidente Chávez en 2004 a través del Decreto 3.390 para el Poder Ejecutivo Nacional, pero que ahora debía ampliarse a todos los poderes públicos.

Al utilizarse software libre, el Estado posee el código fuente (los “planos”) del software, que le permiten examinar cómo funciona dicho software, nos da la posibilidad de modificarlo y compartirlo con terceros, lo que es fundamental para entender cómo funciona el software que usamos, adaptarlo a las necesidades de nuestro país y poder usarlo en numerosos entes públicos o compartirlo con nuestra población, sin el pago de licencias adicionales.

El software privativo, por el contrario, le niega a sus compradores estas posibilidades. Quien adquiera software privativo (bien sea un producto para un sólo computador, como Microsoft Windows, o un gran sistema de gestión empresarial que se usa en cientos de computadores, como SAP) no puede ver el código fuente de las aplicaciones, porque la empresa ha decidido cerrar y privatizar el conocimiento dentro del mismo, y ha decidido prohibir cualquier técnica para que sus usuarios puedan conocer cómo funciona, puedan modificarlo o adaptarlo a sus necesidades. Esta es una forma de esclavizar a los pueblos del mundo, pues el comprador de software privativo, ante cualquier requerimiento o necesidad de adaptar el software, debe pagar montos adicionales a las empresas para que éstas sean las que ejecuten las adaptaciones. Además, el software privativo puede ocultar código que permita espiar o sabotear las computadoras donde está instalado, y debido a que no se puede examinar el código fuente, no es posible detectar estas amenazas.

Creemos que la decisión impulsada por el Presidente Chávez de usar software libre en el Estado es una medida absolutamente acertada, y nos permite asegurarnos de que las y los venezolanos somos capaces de manejar, reparar y mejorar la tecnología que adquirimos, dejando de ser meros compradores de tecnologías para participar en su desarrollo.

Sin embargo, las grandes transnacionales del software encabezadas por Microsoft, así como las cámaras de empresarios locales, movieron sus engranajes y sus aparatos de lobby en el año 2006, iniciando una oscura campaña mediática contra el software libre, acusándolo de ser una“marca” manejada por personas supuestamente interesadas en quedarse con “negocios” del Estado, e incluso seduciendo a algunos diputados de la revolución con su mensaje [4]. Finalmente, la fuerte protesta de la comunidad de software libre causó que la discusión de aquel proyecto de ley, que había eliminado al software libre de sus líneas, fuera suspendida.

Proyecto Canaima Educativo. Foto: AVN
Es entendible por qué Microsoft estaba tan molesta. Para ellos, el proyecto “Canaima Educativo” (las Canaimitas) no es un proyecto de inclusión social; es un negocio. No ven a 2,3 millones de niños y niñas -la gran mayoría de sectores populares- felices porque tienen un nuevo instrumento para su educación, cultura e inclusión.

No ven a miles de personas con discapacidad que se sienten útiles al poder tener acceso a la informática e Internet. Lo que ven es un potencial negocio para vender 2,3 millones de licencias de Windows, sin incluir las licencias del software educativo y los contratos de soporte y asesoría.

El software libre ha traído un gran ahorro para el país, al permitir que sistemas desarrollados para una institución pública puedan compartirse con muchas otras, como ocurre con los sistemas de facturación y almacén en los diferentes entes del Ministerio de Alimentación y de Comercio, y en empresas de producción social como Industrias Diana. Ha creado muchos puestos de trabajo y ha ahorrado al Estado una cantidad de dinero aún no cuantificada en materia de licencias, estimable en varios cientos de millones de bolívares al año.

Ley de Infogobierno, de nuevo a la palestra

Con el paso del tiempo otros funcionarios públicos, como la entonces ministra Socorro Hernández, intentaron reactivar la discusión sobre la Ley de Infogobierno sin mucho éxito. No fue sino hasta hace unos meses que dicha ley volvió a mencionarse en los medios de comunicación, de la mano del diputado del PSUV Geovanni Peña, interesado en reactivar su discusión.

Y nuevamente, las grandes empresas transnacionales del software (aquellas que convencen a los gobiernos de cambiar sus legislaciones para adaptarlas a sus intereses, usando tratados de libre comercio y acuerdos como el derrotado ALCA o el actual ACTA [5]) vuelven al ataque.

En esta ocasión, el presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Asamblea Nacional, diputado Leomagno Flores -miembro del partido Acción Democrática por el estado Táchira- ha sido quien inició los ataques contra las tecnologías libres al asegurar, en el debate del parlamento el pasado 22 de enero, lo siguiente en torno al proyecto de ley de Infogobierno: 

“De ese proyecto, lo que más nos preocupa es que cuando se habla de 'abrir los caminos al software libre'. Uno cree que software libre pudiera ser mucho software que la gente pudiera, a su libre albeldrío, tomar uno, y no. Software Libre es simplemente la dictadura de un sistema informático, violando el principio básico de la neutralidad tecnológica, y eso es lo que nosotros debemos evitar que suceda con ese tipo de legislaciones”. [1]


Dichas declaraciones son absurdas. Todo producto de software privativo viene acompañado de una licencia de usuario, texto que el abogado Flores debe conocer bien dada su profesión, y que indican los derechos y responsabilidades que tiene el usuario del software. En el caso de las licencias de Microsoft Windows [7] se indica claramente que “el presente contrato le otorga solamente algunos derechos de uso de las características incluidas en la versión del software licenciado. Microsoft se reserva todos los demás derechos” y se pasa a explicar que está prohibido “utilizar técnicas de ingeniería inversa, descompilar o desensamblar el software” (algo usual en estudiantes de computación e ingeniería), “hacer público el software para que otros lo copien”, “Hacer copias” (más allá de una copia de seguridad) o “alquilar, arrendar o prestar el software”. Derechos tan elementales como conocer el funcionamiento del software o compartirlo con terceros (que están totalmente garantizados con el software libre) son expresamente prohibidos por la licencia de Windows, pero según el diputado Flores el dictador no es Microsoft, sino su contraparte: el Software Libre.

Leomagno Flores y Microsoft

Una sencilla búsqueda en Google nos probó que estos ataques no son inocentes y que alguien había preparado con anterioridad a este abogado y ex gobernador tachirense. El pasado 30 de mayo de 2012, Flores asistió junto a los diputados Richard Blanco y Walter Márquez al foro de “Lideres Gubernamentales de América Latina y el Caribe” en la ciudad de Washington DC, Estados Unidos [2], foro que Microsoft realiza todos los años desde 1998 con el fin de "convencer" a políticos y diplomáticos latinoamericanos de la importancia de salvaguardar sus intereses.

Noticia de Primicias24 de mayo de 2012
El presidente de Microsoft para América Latina, Hernan Rincón, la ex Secretaria de Estado norteamericana Madeleine Albright y el Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno estuvieron entre los participantes junto a invitados de Brasil, Argentina y otras nacionales suramericanas (resaltan funcionarios del empresario Mauricio Macri, actual jefe de gobierno de Buenos Aires), e incluso los Presidentes de Colombia y Chile, Juan Manuel Santos y Sebastián Piñera, participaron a través de video-conferencias [3].

Hernán Rincón, presidente de Microsoft Latinoamérica, en videoconferencia
con Juan Manuel Santos en el evento "Lideres Gubernamentales de América
Latina y el Caribe” en el que también asistió Flores.
Sebastián Piñera participando en la videoconferencia del foro
"Lideres Gubernamentales de América Latina y el Caribe” en el que
también participó Leomagno Flores (Foto: Presidencia de Chile)
Indica la noticia que Leomagno Flores participó en el foro tratando el tema del “proyecto de Ley del Infogobierno, que vienen adelantado desde el seno de la comisión que dirige” [2]. No es casual que el diputado Flores, miembro de un partido tradicionalmente asociado en Venezuela con la corrupción; partido que apoyó la intervención extranjera en el año 2002 que se materializó en el golpe de Estado de abril y el paro petrolero de diciembre; partido que se ha opuesto de forma vehemente a las políticas sociales del gobierno del Presidente Hugo Chávez -incluyendo el uso del software libre por razones de soberanía, independencia y desarrollo-, ahora acuda a los Estados Unidos a consultar con la transnacional Microsoft un proyecto de Ley que debe responder única y exclusivamente a las necesidades de nuestro pueblo y no a las de empresas transnacionales.

Nos unimos a los mensajes emitidos por el Presidente Chávez, quien batalla por su recuperación en La Habana, Cuba, y quien, a través de su vicepresidente Nicolás Maduro, instó este 26 de enero a “seguir enfrentando la mentira de la derecha internacional con la verdad permanente” y a “no bajar la guardia ante la conspiración permanente del imperialismo y ante el odio de los enemigos de la Patria, que andan buscando por dónde le hacen a la revolución”. Esta campaña contra las tecnologías libres en el Estado venezolano, iniciada por Microsoft a través del diputado Flores, es una arremetida contra el derecho de nuestro pueblo a determinar cuales son las tecnologías que más le convienen y más necesita.

El software libre es una reacción de los movimientos tecnológicos y sociales de todo el mundo ante la privatización del conocimiento y la cultura. Es una lucha que el imperialismo no se toma en juego: le costó la vida a Aaron Swartz, gran luchador por el software libre y la libertad de conocimiento, que estaba amenazado de enfrentar 50 años de cárcel por haber publicado 4 millones de artículos científicos de las universidades del mundo, conocimiento que las naciones del Norte se empeñan en privatizar mientras que los pueblos del sur luchamos por compartir. [6]

Microsoft entregó memos internos de PDVSA
a la embajada estadounidense en Caracas
solicitando su intervención contra
 la Ley de Infogobierno.
Cables del Departamento de Estadonorteamericano liberados por Wikileaks [5] muestran cómo las embajadas estadounidenses en diferentes países del mundo -incluido el nuestro- han trabajado con Microsoft de forma injerencista, para tratar de alterar las legislaciones en países como Brasil, Vietnam, Italia, Francia, México, Bulgaria, El Salvador, Japón, España, Honduras, China, Nigeria, Suecia y muchas otras naciones, en muchos casos con éxito.

Instamos a nuestros diputados y diputadas a continuar documentándose sobre la materia, comprender la urgencia de la discusión de esta ley y no permitir que lobbystas enviados por empresas nacionales y transnacionales les convenzan sin escuchar a su contraparte: la comunidad de tecnologías libres que lucha por la construcción de un nuevo socialismo.

Estamos completamente a sus órdenes para colaborar con la redacción de esta ley y defenderla, como complemento necesario de la Ley de Interoperabilidad -otro recurso legal que se apoyará en las tecnologías libres para acabar con el burocratismo- ante los ataques de quienes nunca han tenido ningún interés en el desarrollo de nuestro país, ni en acabar con la pobreza ni la desigualdad social a pesar de que ostentaron el poder por más de 40 años.

Atentamente,

COMITÉ DE VOCEROS Y VOCERAS DE LA COMUNIDAD DE TECNOLOGÍAS DE INFORMACIÓN LIBRES

COLECTIVO "CONOCIMIENTO LIBRE PARA EL SOCIALISMO" (COLIBRIS)

COLECTIVO TELETRIUNFADOR

COLECTIVO BLENDERCHEVERE

ASOCIACIÓN "SOFTWARE LIBRE DE VENEZUELA" (SOLVE)

COLECTIVO PINGÜINO-VE

COLECTIVO MUNDO ACCESIBLE

COLECTIVO "FRENTE SIMÓN RODRÍGUEZ PARA EL CONOCIMIENTO LIBRE"

COLECTIVO NODOLIBRE

COLECTIVO TUBASEDEDATOSLIBRE.ORG

ACTIVISTAS POR EL SOFTWARE LIBRE


COLECTIVO MÁGICA FM COMUNITARIA (AMAZONAS)

REDES DE DEFENSA (REDDEF), comisión de seguridad informática de la JPSUV

 Colectivo de Batalladores y Batalladoras de Internet del Proyecto Infocentro de los estados Miranda y Vargas (agrupa a Infocentros en más de 94 comunidades)

GRUPO DE USUARIOS GNU/LINUX de la UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA (UBVGUL)


(Si deseas añadir tu colectivo, sólo escríbenos a Lbracci @ gmail . com)


[1] Video de intervención del diputado adeco Leomagno Flores en la Asamblea Nacional el pasado 22 de enero de 2013 http://www.youtube.com/watch?v=KI5rYjd12iI  y  http://www.youtube.com/watch?v=FK63W4eJSsk

Debate el 22 de enero de 2013 sobre la Ley de Infogobierno en la Asamblea Nacional: Geovanni Peña y Leomagno Flores 
http://www.youtube.com/watch?v=9fcrCt0cIz0

[2] Diputados venezolanos asisten a foro de Microsoft en Washington http://primicias24.com/nacionales/diputados-venezolanos-asisten-a-foro-de-microsoft-en-washington/

[3] Foro de Líderes Gubernamentales http://www.mibuenosairesweb.gob.ar/node/1105?page=2

Presidente Piñera en Foro de Líderes de Gobierno de América Latina (Video) http://www.youtube.com/watch?v=vWJZPbH154s

Videoconferencia 'Foro de Líderes de Gobierno', organizada por Microsoft

[4] Luis Tascón: software libre es una marca http://www.aporrea.org/tecno/n79805.html

[5] Julian Assange: sus aportes al debate sobre propiedad intelectual http://www.rebelion.org/noticia.php?id=152310

Microsoft entregaba memos internos de PDVSA a la embajada estadounidense en Caracas http://www.rebelion.org/noticia.php?id=135070

Ataque de Microsoft a la soberanía nacional brasileña: Wikileaks, Microsoft, ODF y OpenXML http://www.rebelion.org/noticia.php?id=135500

Wikileaks publica documentación que muestra un plan para frenar el software libre en la Unión Europea http://www.rebelion.org/noticia.php?id=113895

Microsoft acusó a Dilma Russeff de "antiestadounidense” y presionó al gobierno de Vietnam para cambiar sus leyes

[6] Activista de Internet Aaron Swartz muere por suicidio al no soportar la persecución judicial en su contra http://www.aporrea.org/actualidad/n221380.html

22 de enero de 2013

¿Cuántas muertes necesitamos para empezar el debate?

(Publicado en el periódico CiudadCCS el 22 de enero de 2013)

Vivimos en un país donde, afortunadamente, es muy fácil conseguir y copiar todo lo que queramos. Si quieres una película o un CD de música, puedes conseguirlo en el comercio informal. Nadie nos corta el Internet si descargamos películas o canciones, como ocurre en Francia, Japón o Nueva Zelanda. Nadie le cobra derechos de autor al dueño de una peluquería por poner la radio, ni la policía le revisa los CDs a los DJs para cerciorarse que son originales, como pasa en España. Nadie se queja de que se compró un libro digital en Amazon y ahora no puede copiárselo a su novia. Los libros en Venezuela son muy baratos. Aún con los costosos, si uno camina lo suficiente puede conseguir versiones reimpresas a una fracción de su valor.

El que tengamos tantas facilidades para acceder al conocimiento y la cultura en nuestro país, ha hecho que el debate sobre nuestras leyes de derechos de autor, propiedad intelectual y patentes quede prácticamente anulado. Los venezolanos tenemos problemas más importantes, como los tuits de Diosa Canales, el round robin del beisbol o el alza del precio de los iPhones.

Sin embargo, Venezuela es parte de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), a su vez parte de la Organización Mundial de Comercio; entes creados para defender los intereses de sus grandes representadas: las transnacionales del mundo del cine, la música, los libros y el software. Todo un sistema legal que se toma muy en serio su trabajo, y que nos ha impuesto en el pasado las leyes que ellos han querido, aprovechando que el tema no es importante para nosotros, las personas de a pie.


En Estados Unidos, este fue el sistema que presionó a Aaron Swartz y lo llevó a la muerte. Amenazar a un joven de 26 años con 50 años de cárcel y un millón de dólares en multas fue el castigo por liberar 35 GB de datos correspondientes a 4 millones de documentos con investigaciones científicas de las universidades estadounidenses. Allá, matar a alguien se pena con 10 años de prisión.El robo a bancos, la venta de pornografía infantil, la venta de esclavos o el ayudar a grupos terroristas: 20 años. Los convictos por violación no pasan más de 6 años en cárcel. Pero el liberar el conocimiento científico sin pedir nada a cambio, es mucho más peligroso que todos esos crímenes y te costará la vida, de una forma u otra.

Para la mayoría de los estadounidenses, Aaron pasará al olvido luego del siguiente escándalo de Lady Gaga, Justin Bieber o las Kardashian. Pero nosotros en el sur, donde tenemos gobiernos dispuestos a cambiar el mundo para mejor, debemos aprovechar nuestras libertades para discutir cómo mejorar las cosas. Que nuestros pueblos, nuestros cultores, nuestros técnicos tomen la palabra y digan qué necesitamos en materia de derechos de autor, propiedad intelectual y conocimiento libre. Y luego, transformemos nuestras leyes en consecuencia. Y si eso significa que debemos abandonar la OMPI para formar nuestras propias organizaciones, así como ya formamos el ALBA, Unasur o CELAC, ¡pues hagámoslo! Pero comencemos antes que sea muy tarde.

14 de enero de 2013

En fotos: Internet Explorer invade el Metro de Caracas, contraviniendo decretos del Presidente Chávez

El Ministerio del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Innovación ha dado últimamente algunas muestras de que apoya las tecnologías libres y el Decreto 3.390 que el Presidente Chávez firmó hace 8 años ya. Es mucho lo que nos promete para el futuro.

Sin embargo, otras instituciones del Estado venezolano siguen sin entender la importancia y necesidad de las tecnologías libres, la cultura libre y el conocimiento libre. He aquí la más reciente muestra, que mucha indignación ha causado en miembros de las comunidades de software libre: la campaña publicitaria de Internet Explorer, que Microsoft ha logrado colocar en varias estaciones del Metro de Caracas.
Estación Miranda
Estación Altamira
Estación Chacaíto
Estación Ciudad Universitaria (Foto: Alexis Anteliz)

Estación Palo Verde
Estación Chacao
Recopilamos aquí estas fotos con el fin de que las vocerías de software libre se comuniquen con las autoridades respectivas. Si conoces otras estaciones donde esté esta publicidad, avísanos en los comentarios, vía mi correo electrónico (lo puedes encontrar en la columna a la derecha) o mi cuenta en Twitter @Lubrio.

Si bien el Decreto 3.390 trata sobre la migración a software libre de las plataformas tecnológicas del Estado, su artículo 8 reza: "El Ejecutivo Nacional promoverá el uso generalizado del Software Libre desarrollado con Estándares Abiertos en la sociedad, para lo cual desarrollará mecanismos orientados a capacitar e instruir a los usuarios en la utilización del Software Libre desarrollado con Estándares Abiertos". Las gigantografías promoviendo el uso de Internet Explorer, un software inseguro, problemático y para nada libre, definitivamente no cumplen con este decreto ni con su espíritu.




13 de enero de 2013

Aaron Swartz, el Comandante de las guerrillas por el conocimiento libre

(Una versión resumida de este artículo fue publicada en CiudadCCS 
el miércoles 16 de enero de 2013)


El pasado 11 de enero el activista, escritor y programador Aaron Swartz fue hallado muerto en su apartamento en Brooklyn, Nueva York. El joven de 26 años, perseguido por el sistema judicial estadounidense, fue encontrado colgado en su habitación.

Más allá de sus méritos técnicos como creador del estándar RSS, Aaron fue un activista político destacado, que luchó contra las editoriales y corporaciones del mundo que usan los derechos de autor y propiedad intelectual para limitar el acceso a la cultura y al conocimiento. “¿Obligar a los investigadores a pagar para leer el trabajo de sus colegas? ¿Escanear bibliotecas enteras pero solo permitiendo que sea leído por el personal de Google? ¿Facilitar artículos científicos a aquellos que están en universidades de élite del Primer Mundo, pero no para los niños en el Cono Sur? Esto es escandaloso e inaceptable”. Así lo escribió en 2008 en su “Manifiesto de la Guerrilla del Acceso Abierto”, un documento de obligatoria lectura para todo revolucionario, en la cual hace una aguda crítica a las leyes de derechos de autor y propiedad intelectual, escritas a la medida del capitalismo.

Lo reproducimos completo a continuación.
Manifiesto por la Guerrilla del Acceso Abierto
La información es poder. Pero como con todo poder, hay quienes lo quieren mantener para sí mismos. La herencia científica y cultural del mundo completa, publicada durante siglos en libros y revistas cientificas (journals), está siendo digitalizada y apresada en forma creciente por un manojo de corporaciones privadas. ¿Quieres leer los papers que presentan los más famosos resultados de las ciencias? Vas a tener que mandarle un montón de dinero a editoriales como Reed Elsevier. 
Están aquellos que luchan por cambiar esto. El Movimiento por el Acceso Abierto ha luchado valientemente para asegurarse que los científicos no cedan su derecho de copia, sino que se aseguren que su trabajo sea publicado en Internet, bajo términos que permitan el acceso a cualquiera. Pero incluso en los mejores escenarios, su trabajo sólo será aplicado a las cosas que se publiquen en el futuro. Todo lo que existe hasta este momento se ha perdido.
Ese es un precio muy alto por el que pagar. ¿Forzar a los académicos a pagar dinero para poder leer el trabajo de sus colegas? ¿Escanear bibliotecas enteras para sólo permitir leerlas a los empleados de Google? ¿Proveer artículos científicos a aquellos en las universidades de élite del Primer Mundo, pero no a los niños del Sur Global? Es indignante e inaceptable.
``Estoy de acuerdo,'' dicen muchos, ``¿pero qué podemos hacer? Las compañías detentan los derechos de copia, hacen enormes cantidades de dinero cobrando por el acceso y es perfectamente legal --no hay nada que podamos hacer para detenerlos.'' Pero sí hay algo que podemos hacer, algo que ya está siendo hecho: podemos contraatacar. 
A ustedes, con acceso a estos recursos --estudiantes, bibliotecarios, científicos-- se les ha otorgado un privilegio. Ustedes pueden alimentarse en este banquete del conocimiento mientras el resto del mundo queda fuera. Pero no es necesario --de hecho, moralmente, no es posible-- que se queden este privilegio para ustedes. Tienen el deber de compartirlo con el mundo. Y lo han hecho: intercambiando contraseñas con colegas, haciendo solicitudes de descarga para amigos. 
Mientras tanto, aquellos de ustedes que se han quedado fuera no están cruzados de brazos. Han estado atravesando agujeros sigilosamente y trepando vallas, liberando la información encerrada por las editoriales y compartiéndola con sus amigos. 
Pero todas estas acciones suceden en la oscuridad, escondidas en la clandestinidad. Se les llama robo o piratería, como si compartir la riqueza del conocimiento fuera el equivalente moral de saquear un barco y asesinar a su tripulación. Pero compartir no es inmoral --es un imperativo moral. Sólo aquellos que están cegados por la codicia se negarían a hacerle una copia a un amigo.
Las grandes corporaciones, por supuesto, están cegadas por la codicia. Las leyes bajo las que operan lo requieren --sus accionistas se sublevarían por mucho menos. Y los políticos que se han comprado los apoyan, aprobando leyes que les dan el poder exclusivo de decidir quién puede hacer copias.  
No hay justicia alguna en obedecer leyes injustas. Es tiempo de salir a la luz y en la gran tradición de la desobediencia civil, declarar nuestra oposición a este robo privado de la cultura pública. 
Necesitamos tomar la información, donde sea que esté guardada, hacer nuestras copias y compartirlas con el mundo. Necesitamos tomar las cosas que están libres del derecho de copia y agregarlas a este archivo. Necesitamos comprar bases de datos secretas y ponerlas en la Web. Necesitamos descargar journals científicos y subirlos a redes de compartición de archivos. Necesitamos pelear una Guerrilla por el Acceso Abierto. 
Si somos los suficientes, alrededor del mundo, no sólo enviaremos un fuerte mensaje en oposición a la privatización del conocimiento --la haremos una cosa del pasado. ¿Vas a unírtenos?
Aaron Swartz
Julio 2008, Eremo, Italia
 Aaron estaba siendo enjuiciado, acusado de haber descargado 4 millones de “papers” o artículos científicos de JSTOR, una base de datos académica que habría descargado desde el Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT) y luego puso a la disposición de la gente. Aún cuando JSTOR retiró los cargos civiles en su contra, la Fiscalía mantuvo su persecución penal contra él, enfrentando 13 acusaciones que podrían encarcelarlo por 50 años. Sí: cincuenta años de cárcel por descargar documentos científicos y compartirlos con la gente. Para el sistema estadounidense, Aaron es más peligroso que un violador, un asesino en serie o un pederasta.

El marxismo nos enseña que los dueños de los medios de producción son quienes tienen en jaque a la humanidad. Pero no sólo porque son los dueños del capital, sino porque son los dueños del conocimiento, sin el cual los pueblos del mundo jamás podrán independizarse.

En Venezuela, el gobierno bolivariano realiza algunos esfuerzos por liberar la cultura y el conocimiento, tales como la Biblioteca Digital Arístides Rojas, la Biblioteca Ayacucho, el unirse a la RedFederada de Repositorios Institucionales de Publicaciones Científicas -LA Referencia, un esfuerzo latinoamericano para compartir los repositorios científicos de nuestras universidades- y otros esfuerzos que requieren muchísimo más apoyo. Y más guerrilleros.

La inesperada muerte de Aaron no puede pasar desapercibida. Si él hubiera vivido aquí en Venezuela, nos estaría ayudando a compartir todo el conocimiento de nuestras universidades. En vez de cárcel, estaría coordinando nuestros esfuerzos.

La única forma de cambiar nuestro mundo, es que todos nos convirtamos en Swartz: en guerrilleros por la libertad del conocimiento.

9 de enero de 2013

Comunicado: Miembros de las comunidades de Software Libre, Hardware Libre, Conocimiento Libre y Cultura Libre por la recuperación del Presidente Chávez


Nosotras y nosotros, miembros de la comunidad venezolana de Software Libre, Hardware Libre, Cultura Libre y Conocimiento Libre, manifestamos mediante este documento nuestros profundos deseos por la pronta recuperación del Presidente Hugo Chávez, persona que hace 14 años se convirtió en el líder visible e indiscutible de un país que desea desarrollar su propia ciencia y tecnología, rescatar su cultura y su soberanía, y lograr su nueva Independencia, orientándonos a una nueva concepción de Estado Comunal, solidario y revolucionario.

Nuestro clamor se une al de millones de familias que, gracias al Presidente Chávez, han sido capaces de descubrir que no vinieron al mundo sólo para servir a los grandes capitales y a trabajar como mano de obra barata para aquellos que tuvieron la fortuna de heredar los grandes medios de producción. Nos unimos a aquella madre soltera que llora de la alegría al ver a su hija crecer y aprender usando una Canaimita; a aquel joven con discapacidad que algunos hacían sentir inútil, pero que hoy puede desarrollar todas sus capacidades en una universidad pública o en un Infocentro, o a aquella dulce señora de un pueblo apartado, que sin importar su edad, puede navegar por Internet y usar su celular como si fuera una adolescente. Personas que lloraron el pasado 8 de diciembre de 2012, así como lo hicieron aquel otro 30 de junio de 2011; que ven a Chávez como un hijo, como un padre, como un hermano, como un familiar más; y que se aferran a su fe, así como también lo hacen hasta los ateos y agnósticos, con la plena confianza de que el Presidente Hugo Chávez se recuperará para liderar este proceso por muchos años más.

Estamos en unidad plena, respaldando totalmente las medidas necesarias y las personas designadas por el líder de este proceso para defender la voluntad mayoritaria del pueblo venezolano, expresada el 7 de octubre y reafirmada contundentemente el 16 de diciembre.

Quienes quieran violar la Constitución y el mandato popular, se toparán con un pueblo organizado y en las calles, presto para defender a Su Presidente, su Revolución y los logros pasados, presentes y futuros.

¡Que Viva Chávez! ¡Chávez somos todos!

A los 9 días del mes de enero de 2013

Personas

Rafael Rico Ríos, Luigino Bracci Roa, Peter Blanco, Ulises Marín, José Leonel Subero Gamarra, Jaime Ernesto Mora Muñoz, Mariángela Petrizzo Páez, Nerissa Aguilera, Sandra Parra, Luis Ernesto Rivero Montes, Feijoo Jiménez, Damian Fossi, Simón Luis Rivero López, Alexis Anteliz, Sergio Muñoz, Pablo Romero, Angélica Delgado, Octavio Rossell, Manuel Tovar, Kenny Ossa, René Baralt, Carla Carolina Gómez Flores, Leandro Rabindranath Leon, Emilio Hernández, Juan Blanco, Eduardo Parra Istúriz, Augusto Dávila, Carlos Jesús Reyes Monserrat, Joan Espinoza, Stephenson Prieto, Elías Cisneros, Juan Cisneros, Wilyer José Castillo Pérez, Nelson Castillo, Dionis Hernández, Carlos M. Salazar Velasquez, Lenin López, Luis Alfredo Cordero López, Rolando German Ferrer Perez, Rodrigo Rodriguez, José G. Jiménez S., Edward Alejandro Medina, David Hernández Aponte, Aristóbulo Meneses, Francisco Palm, Carlos Alejandro Guerrero Mora, Walter Silveira, Leonardo Alviarez, Roso Grimau, Carlos Fernández La Rosa, Ángel Ramírez Isea, Felix Eduardo Leon Sosa, Edgar Revilla, Xavier Araque, Alvaro Sarmiento, Juan M. Rodríguez M., Rodney Salcedo, Jorge L. Escalona, Rafael Ríos, Edna Karime Suarez, Julio Antonio Salas Araujo, Jesus M Mendez, Khalil Vasiliey, Linda Lorena Martinez Hernandez, Oscar Eduardo Zambrano Toro, Marcos Suárez, Johnny González Serna, Sobella Flores, Soed Rossell, Luis Jiménez, Francisco Núñez, Adrian Prado, Arturo J. Delgado, Gustavo Guedez, Heri Delgado Cardozo, Aurora "Carola" Ledezma, Jose Puchete, Rosselyn Barroyeta, Ensor Sanchez, Moises Eleazar Cumana Granadino, Maximiliano Zapata Marín, Gustavo Piña, Mavian Gadara, Ernesto Cabrera, Nathalie Colina, Alexis Antonio Vasquez Artigas, Victor Inojosa, Juan Bautista Mejias Delgado.

Colectivos
Colectivo NodoLibre
Colectivo Teletriunfador
Conocimiento Libre para el Socialismo (Colibris)
Mágica FM Comunitaria (Amazonas)
Asamblea de Trabajadores y Trabajadoras de Alba Ciudad 96.3 FM
Grupo de Usuarios de Software Libre de Amazonas
Radio Comunitaria Coroba (Caicara del Orinoco - Bolívar)
Colectivo Puño Alzao

8 de enero de 2013

Cuidado con lo que lees en Internet estos días

(Artículo publicado el 8 de enero de 2013 en el diario CiudadCCS)

El pasado 5 de enero, mientras Diosdado Cabello era ratificado como Presidente de la Asamblea Nacional, un grupo de "hackers" que dice formar parte de Anonymous tumbó por algunas horas varias páginas del estado venezolano, entre ellas la del Parlamento y el Ministerio de Comunicación. Anonymous Venezuela se desvinculó de esos ataques a través de su cuenta @Vzla_Anonymous en Twitter. El domingo siguieron más ataques.


Los agresores se hacen eco de los falsos rumores sobre la muerte del Presidente Chávez. Anunciaron nuevos ataques para esta semana, coordinados con sectores extremistas de la oposición venezolana que aseguran que el 10 de enero habrá un “vacío de poder” en el país, y que la continuidad del Vicepresidente Maduro es, según ellos, un “golpe de estado”. También apoyan los llamados del oposicionista Esteban Gerbasi desde Miami a un alocado paro cívico, idea que fue rechazada no sólo por chavistas, sino por muchos opositores conscientes.

Internet es un medio muy importante, pero también es endeble en este tipo de situaciones. Hasta Gmail, Facebook, Twitter o la red BBMessenger han sufrido caídas a pesar de que sus dueños han invertido millones de dólares en instalar múltiples centros de datos para asegurarse de que, si uso se cae, seguirán brindando servicio. En Venezuela no hemos llegado a este nivel de sofisticación (y muchos entes públicos no toman en serio sus propias páginas web), por lo que estos hackers tienen más fácil tumbar nuestras páginas.

No es de extrañar que las redes virtuales se conviertan en un candelero. La oposición lleva días usándola como plataforma para esparcir chismes y rumores. Por fortuna, vivimos en un país avanzado, que entiende que estos rumores se combaten con mucha información oportuna y confiable, con usuarios debatiendo y replicando, con organización popular.

@VillegasPoljakE @Jaarreaza @Tmaniglia y @DCabelloR son cuentas en Twitter de personas de las cuales podemos esperar información confiable y muy actualizada sobre la salud del Presidente Chávez. Ni Nicolás Maduro, ni Rosa Virginia Chávez ni Rosinés tienen Twitter. Maria Gabriela Chávez sí lo tiene: @Maby80.

Ten cuidado con otras cuentas que puedan aparecer y no conozcas. Estemos mosca con todo lo que nos llega por Internet. La cuenta Twitter de un ministro o del propio Chávez podrían ser robadas por atacantes, y usadas para esparcir mentiras. Usemos nuestro sentido común en todo momento, y estemos pendientes de las emisoras de radio y televisión revolucionarias, que son medios más confiables. Y recordemos que, por muy útil que sean las redes sociales, la revolución no se hace en Twitter; se hace en las calles.

El Presidente Chávez batalla duro contra su enfermedad, y todos deseamos su pronta recuperación. Él nos enseñó que las tecnologías no sirven si no las usamos para el beneficio de los pueblos. Es mucho lo que queda por hacer, y en lo particular, yo sí creo que necesitamos su liderazgo por muchísimos años más.