18 de julio de 2014

Tribunal de Bogotá absuelve a Joaquín Pérez Becerra, director de Anncol

Pérez Becerra no era otra cosa sino un webmaster, un compatriota latinoamericano que tuvo que huir a otro país para escapar de la masacre de la Unión Patriota, y que desde allá llenaba de noticias una página web luchando porque llegara un cambio a su país. Y visitando un país amigo, fue arrestado y entregado. Y los que protestaron eso, fueron tratados despiadadamente. Con esta decisión, que confirma todo lo que nosotros conocíamos, la historia absolve no sólo a Pérez Becerra, sino a camaradas que mantuvieron una posición digna en aquella ocasión. 

A continuación, la noticia reseñada por el Semanario Voz y La W Radio.


Fuente:  Semanario Voz (Hernán Durango)

El periodista Joaquín Pérez Becerra, director de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), fue absuelto por el Tribunal de Bogotá este jueves 17 de julio al tener en cuenta todos los argumentos presentados en el alegato por la defensa que dejaron sin piso jurídico las acusaciones que le vinculaban con delitos como concierto para delinquir, rebelión y financiación de terrorismo.

Rodolfo Ríos, abogado del periodista-fundador de Anncol, se mostró satisfecho por la decisión del alto tribunal que ordena la libertad de su defendido y dijo que se condenó a ocho años al comunicador en un montaje judicial sin pruebas. “Todo fue un montaje judicial preparado por los gobiernos de Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos con la intención de acallar a los periodistas y luchadores por la verdad y los cambios en Colombia”. Es muy importante que en la providencia el alto tribunal destaca al compañero periodista Joaquín Pérez Becerra como un reconocido periodista a nivel internacional y sobreviviente del movimiento político Unión Patriótica (UP).

La agencia Anncol comenzó a operar en el año 1995 en su sede en Estocolmo (Suecia), con un equipo de corresponsales y reporteros en Colombia y en el mundo. Su director Joaquín Pérez Becerra fue detenido en Venezuela y deportado en abril de 2011 a Colombia donde se le procesó por presuntos nexos con las FARC.

Regocijo en la prensa alternativa de Colombia

Defensores de derechos humanos y voceros de los medios alternativos y populares del país expresaron su complacencia por la orden de libertad de Joaquín Pérez, quien en la década de los años 90, siendo dirigente de la UP tuvo que exiliarse en Suecia para proteger su vida huyendo de las balas asesinas del terrorismo de estado.

En nota publicada por la Agencia Prensa Rural se destaca: “Pérez llevaba 1.177 días privado de la libertad, luego de que fuera capturado de manera irregular en Venezuela cuando se disponía a partir a Alemania tras una breve visita al vecino país. Joaquín fue acusado y condenado a ocho años de prisión por los delitos de concierto para delinquir y utilización de recursos del terrorismo, pero el día de hoy fue revocada la sanción al no encontrarse prueba alguna de que Anncol recibiera dinero de las FARC.

La condena la cumplía en la cárcel La Picota y fue revocada en segunda instancia por el Tribunal Superior de Bogotá. La absolución de Joaquín Pérez es un triunfo de la comunicación alternativa y popular que ha sido perseguida por muchos años, llevando a varios periodistas al exilio, la cárcel e incluso la muerte en Colombia”.

Por su parte, Lázaro Vivero Paniza, columnista y analista, escribió: “En el país no se puede seguir señalando y quitándole la libertad a los ciudadanos como si se fuera culpable, para después de que se realicen las investigaciones decir que nada tenían que ver y con prepotencia ni siquiera pedir disculpas. El buen nombre queda en la picota pública y recuperarlo no es fácil. Es abuso de poder que no debería ser, como en el caso del director de Anncol. Rechazo total el abuso del poder que solo logra que la desconfianza en las instituciones aumente”.

Athemay Sterling, abogado defensor de los derechos humanos del Valle del Cauca, indicó: “La libertad de nuestro compañero Gabriel Pérez Becerra, ex concejal en varias oportunidades en Corinto y diputado en el Cauca por la Unión Patriótica y nuestro director de Anncol, es producto de la acción jurídica impetrada en su defensa para demostrar que todo era un montaje del uribismo desde las embajadas colombianas que las había convertido en cuarteles policíacos contra los exiliados políticos, creando falsos testigos como el narcoparaco apodado Antolínez, quien había mentido para detener a nuestro camarada Joaquín Pérez con quien tuvimos nuestra actividad política de comunistas en Valle y Cauca”.

Los defensores de derechos humanos y voceros de los medios alternativos y populares del país agradecieron la solidaridad nacional e internacional y llaman a continuar redoblando la exigencia de la libertad inmediata de todos los presos políticos y de conciencia, de los cuales continuamos nuestra tarea política y jurídica por su libertad. Las instituciones colombianas no se mueven por las buenas.

​Tribunal absuelve a exeditor de Anncol, Joaquín Perez Becerra

Los magistrados consideraron que no se presentaron pruebas para comprobar que el editor tuviera vínculos con la guerrilla de las Farc. 

Fuente: La W Radio

El Tribunal Superior de Bogotá, absolvió y ordenó la libertad inmediata de Joaquín Perez Becerra, a quien la Fiscalía señalaba por el delito de concierto para delinquir agravado.

La alta corporación resolvió un recurso de apelación después de que el juzgado séptimo especializado condenara a Pérez Becerra a 8 años de prisión por supuestamente hacer parte de grupos al margen de la ley como ideólogo en el marco de relaciones internacionales.

Los magistrados del Tribunal consideraron que no se presentaron los elementos materiales probatorios para comprobar que el editor de la página de noticias Anncol tuviera vínculos con la guerrilla de las Farc, por lo que decidieron absolverlo.

El mismo juez que había proferido una condena en su contra, también lo había absuelto por el delito de financiación del terrorismo, al argumentar que la Fiscalía no pudo demostrar que la página, que operaba desde Suecia, había recibido dinero del grupo guerrillero.

5 de julio de 2014

La Hallaca, el Software Libre y Nuestra Independencia

El pasado 5 de Julio de 2014, día de la Independencia de Venezuela, se generó una controversia interesante en las redes sociales por el logotipo o doodle que la empresa estadounidense Google escogió a propósito de la Independencia de nuestro país: una hallaca, plato tradicional navideño venezolano. Muchos se preguntan por qué Google escogió una hallaca en esta época del año y qué tiene eso que ver con nuestra Independencia. La verdad, desconozco los motivos de Google; inicialmente el asunto me molestó un poco y tengo mis suspicacias con lo que ellos intentan decir. Pero para mí, como persona que apoya los movimientos por el Software Libre, el Conocimiento Libre y la Cultura Libre, la hallaca sí tiene que ver con nuestra Independencia, y quiero explicar por qué.


Así amaneció la página de Google para Venezuela este 5 de Julio
Cuando uno tiene que explicarle a la gente por qué son importantes las Tecnologías Libres y el Software Libre, puedes hacerlo de varias maneras.

Una, es la forma clásica, explicando las 4 libertades. El problema es que, para que tu audiencia te comprenda, tienes que explicarles primero la definición de "código fuente". Y, para entender qué es el código fuente, tienes que explicarles qué es un computador y cómo funciona. Tienes que explicarles qué es un lenguaje de programación, cual es el trabajo de nosotros los programadores, cómo escribimos "instrucciones" para el computador en un determinado lenguaje de programación, y cómo esas instrucciones o "código fuente" luego son convertidas en código binario ejecutable, entendible por un computador.

Para cuando has terminado de aclarar todas esas definiciones, el 90% de la gente se ha quedado así:


Esa posiblemente es la razón por la cual una inmensa cantidad de personas aún no entienden bien qué es el Software Libre, o lo confunden con "programas gratuitos".

Para ahorrarnos todo esto, algunos intentamos buscar analogías para explicar qué es el Software Libre. Por ejemplo, yo lo comparo con la elaboración de una hallaca (o de una arepa, por poner otro ejemplo típico venezolano).

Para quienes no sean venezolanos, les explico: la hallaca es un manjar en nuestro país, es un símbolo de nuestra identidad y un alimento típico de nuestras épocas navideñas. Está formada por un guiso con carne de res, cerdo y de gallina (con muchos otros ingredientes, como pasas, aceitunas, pimentón, cebolla, etc.), el cual luego se envuelve en una masa hecha con harina de maíz, sasonada y coloreada con onoto para darle un color intensamente amarillo, para luego ser envuelta en hojas de plátano que se amarran con pabilo.

Para elaborar una hallaca, tienes que seguir una serie de pasos, es decir, una receta. Y, desde hace siglos, esta receta es pública y gratuita. Nadie puede proclamarse dueño absoluto de la receta de la hallaca, y nadie puede demandar a otras personas por usar la receta de la hallaca sin autorización. Cuando vas a cenar a casa de un amigo y te brinda unas hallacas muy buenas, es normal preguntarles "¿cómo la hiciste?", "¿cómo le pusiste ese toque?", y casi siempre te cuentan qué ingredientes usaron, cómo variaron la receta.  Cada familia hace las hallacas muy a su modo; de allí la famosa frase "la mejor hallaca la hace mi mamá", que fue convertida en canción por los grandes Iván Pérez Rossi y Hernán Gamboa, de Serenata Guayanesa. En diferentes regiones del país hay variaciones muy interesantes de la receta fundamental, haciendo el guiso con huevos, con pescado, con granos y hasta las hay vegetarianas.


De allí, es muy fácil relacionar la receta de la hallaca con las 4 libertades del software libre: libertad de ejecución (cualquiera puede comer una hallaca), libertad de estudiar el código fuente (cualquiera puede conocer la receta, estudiarla y hacer sus propias hallacas), libertad de modificación (cada quien puede cambiar la receta de la hallaca y adaptarla según sus necesidades) y libertad de redistribución (puedes darle tu receta a otra personas y enseñarles a hacer hallacas sin limitación alguna).

Una vez te han comprendido ese ejemplo, es sencillito comparar al software libre con el saber popular y ancestral que tanto defendemos. Las hallacas son producto de mezclar la cultura indígena suramericana con la cultura europea conquistadora y la cultura de los esclavos africanos traídos a la fuerza a nuestro continente. Y, una vez inventada esta hallaca, su receta fue pasada de padres a hijos y fue compartida entre familiares y amigos sin que nadie afirmara que la receta de la hallaca estaba "patentada".

Si la Hallaca es el vivo ejemplo del Conocimiento Libre, Coca Cola es exactamente lo contrario: una corporación que mantiene en absoluto secreto la receta de su refresco y se vanagloria de ello. Sus ganancias son tan elevadas, que se da el lujo de generar costosísimos comerciales para hacernos sentir "felices", mientras que explotan a sus trabajadores en países del mal llamado "Tercer Mundo". Su publicidad es tan influyente que, en unas pocas décadas, impuso sus propias simbologías navideñas en la mayor parte del mundo: de todas las representaciones de San Nicolas Di Bari que existían en Europa y Estados Unidos en el siglo XIX, con trajes verdes, azules, rojos, marrones, dorados y de muchos otros colores, se encargaron de imponer culturalmente un sólo Santa Claus, con los trajes rojo y blanco de su marca comercial, y no sólo en esos países, sino en prácticamente todo el globo. Los padres no sólo tienen que trabajar todo el año para poder comprarle a sus hijos los regalos de diciembre, sino que tienen que disfrazarse usando los colores de Coca Cola para llevarle "felicidad" a sus descendientes. No dudamos que estas transnacionales harían lo mismo con nuestras celebraciones y tradiciones si se lo permitiésemos; de allí que muchos se preocuparon al ver a la empresa transnacional Google adueñándose de la hallaca, así fuese por un sólo día.

¿Qué mejor forma de ideologizar a los niños que apropiarte del ícono
cultural de las navidades, convertirlo en el símbolo de tu marca comercial y
ponerle los colores de tu producto insignia? ¿Imaginas ahora una Hallaca Google?
Defendemos los saberes ancestrales, el conocimiento académico y la cultura popular. Y todos ellos están en peligro, porque las empresas transnacionales y el gran capital han venido apoderándose de las leyes y legislaciones de propiedad intelectual y derechos de autor en numerosos países, que inicialmente tenían como función defender al artista, al innovador y al emprendedor. Su modelo afecta las medicinas, semillas, alimentos, productos agrícolas, computadoras, celulares y cualquier innovación científica y tecnológica, incluyendo el software. Es un tema del que todas y todos tenemos que estar muy conscientes.

Los Tratados de Libre Comercio y los lobbies que estas transnacionales hacen en los órganos legislativos de los países buscan garantizar que el conocimiento se quede en las bóvedas legales de estas empresas, arrebatándoselo al colectivo para beneficiar a sus dueños. Buscan obligarnos a nosotros, los ciudadanos y pueblos del mundo, a pagar por usar de estos conocimientos y tecnologías, a cambio de perder nuestra capacidad de desarrollarnos. Y luego, sus medios de comunicación pretenden hacernos envidiar a los dueños de estas transnacionales, quienes se pelean entre sí por ser las personas más adineradas del mundo, con montos en su haber que superan las reservas de países como el nuestro.

En los días de Bolívar, la Independencia tuvo que lograrse en una guerra sin cuartel, con espadas y cañones. Hoy, los ataques a nuestra Independencia han cambiado de estrategia: sus soldados visten traje y corbata, empuñan jugosos sobornos y comisiones contra la moral de nuestros legisladores y funcionarios, y nos disparan miles de comerciales y promociones para convencernos de que ellos son nuestros "amigos" y sólo quieren hacernos más "felices".

Es una guerra en la que no podemos rendirnos. En agosto de 2014 entra en vigencia en Venezuela la Ley de Infogobierno, que, entre muchos otros aspectos, obliga a usar Software Libre en todas las instituciones del Estado. Es importantísimo entender el porqué de esta Ley: tal y como no serviríamos alimentos en los comedores escolares cuya receta e ingredientes desconozcamos, tampoco podemos usar software en el Estado que no sepamos cómo está hecho.

La hallaca, ese delicioso plato que saboreamos las y los venezolanos cada mes de diciembre, es un símbolo de nuestra cultura, de nuestros saberes y de nuestra identidad; esa es la razón que Google alegará para haberla escogido este 5 de Julio para incluirla en su logotipo. Pero la hallaca también es la viva demostración de cómo el Conocimiento Libre y sin restricciones -a través del cual se difundió su receta- es imprescindible para lograr nuestra independencia científica y tecnológica. El mal llamado "Primer Mundo" se desarrolló de la misma manera, pero hoy quiere cambiarnos las reglas a nosotros. ¡Necesitamos del Conocimiento Libre, de las Tecnologías Libres y la Cultura Libre para construir nuestro Socialismo!

3 de julio de 2014

¿De verdad demostró Google que el gobierno venezolano falsificó correos de Pedro Burelli?

A través de su blog y en entrevista con CNN en Español, el empresario Pedro Burelli está alegando que, gracias a Google, le fue posible "probar" que los "correos del magnicidio" presentados en mayo por Jorge Rodríguez en rueda de prensa y que presuntamente comprometerían a Burelli, a María Corina Machado, Henrique Salas Römer, Kevin Whitaker y Diego Arria en un plan para asesinar al presidente Nicolás Maduro, en realidad fueron "inventados" por el gobierno venezolano.

Hay que acotar que el archivo PDF que Burelli presenta en su blog (ver http://es.scribd.com/doc/232153227/Evidence-in-English-Evidencia-en-Castellano ) es un informe elaborado por una empresa estadounidense llamada "Kivu Consulting", que está dividido en tres partes:
  1. Una solicitud amparada por un tribunal, en la que se pide a Google todos los correos electrónicos enviados entre Pedro Burelli, Salas Romer, María Corina y Diego Arria desde 2010 hasta la actualidad.
  2. La respuesta de Google, de la que se publican tres páginas: una carta de un empleado de Google detallando el contenido de la respuesta, un certificado de autenticidad y unos códigos hash de unos "archivos de producción" que son los que contienen todos los correos y encabezados entre los personajes antes señalados (el código hash sólo permite garantizar que los "archivos de producción" están íntegros, tal y como los generó Google, y no fueron modificados por nadie).
    Según dijo Burelli a Fernando del Rincón en entrevista a través de CNN, Google les entregó 10 MIL PÁGINAS de encabezados de correos. Sin embargo, ninguna de estas páginas es mostrada en el PDF.
  3. Una interpretación escrita por Winston Krone, uno de los directores de la empresa "Kivu Consulting", quien alega, a partir de las 10 mil páginas de encabezados y de datos subjetivos, que los correos presentados por Jorge Rodríguez fueron forjados y/o inventados, y da algunas explicaciones técnicas, pero no muestra las evidencias.
Si usted lee el informe publicado, se dará cuenta de que no es Google la que está diciendo que los correos mostrados por Jorge Rodríguez son falsos. Quien lo dice es una empresa estadounidense llamada "Kivu Consulting", contratada y pagada por Burelli. Google no ha confirmado ni negado nada. Google respondió a un recurso legal interpuesto por los abogados de Burelli ante un tribunal, entregándoles 10 mil páginas de encabezados.

¿Qué hay en esos encabezados? Lo desconocemos, pues ni Burelli ni sus abogados quisieron publicar ese material, ni siquiera alguna parte relevante. Sin embargo, llama la atención que hayan 10 mil páginas de encabezados de correos entre Burelli, Machado, Salas Römer, Kevin Whitaker y Diego Arria, lo que sugiere que algunos de estos personajes se escribían entre sí con mucha frecuencia.

En el informe de Kivu, el Sr. Winston Krone señala que "Basado en mi examinación de los registros verificados de Google, no hay indicio alguno de la existencia de cualesquiera emails entre las cuentas email de Pedro Burelli en Google y los presuntos destinatarios en esas fechas". Esa empresa básicamente nos está pidiendo tener fe y creer que lo que ellos dicen es verdad, sin darnos evidencia alguna. ¿Puede usted creer en ellos? A mí me cuesta creerles... ni siquiera sé quienes son.

Por ejemplo: Según la página 20 del informe en PDF, el gobierno venezolano tomó algunos correos electrónicos que sí fueron enviados por Burelli y los alteró para involucrarlo en un plan magnicida. Si es así, ¿por qué no nos muestran los archivos originales enviados y certificados por Google, ponen al lado los archivos supuestamente alterados y demuestran así que el gobierno venezolano mintió? Si no hicieron algo tan sencillo y demoledor, es porque no pueden.

En cambio, Kivu dice en la página 18 del informe que los correos presentados por Jorge Rodríguez son falsos porque "Tienen inexactitudes de formato, coloración, y tamaño de fuente tipográfica", aunque no profundizan en decir cuales son estas inexactitudes. Todos sabemos que estos elementos pueden cambiar dependiendo de si el correo electrónico se capturó desde una tablet, un teléfono celular o un computador. Y de hecho, el sistema operativo usado (Windows, MacOS o GNU/Linux en sus cientos de versiones, o Android, iOS o Windows Phone en el caso de las tabletas y celulares), y las tipografías presentes en el equipo determinarán cómo se ve el correo electrónico en tu equipo.

Interesante sería que el gobierno venezolano buscara la forma de pedir a Google que certifique la autenticidad de todos los correos presentados por Jorge Rodríguez, pues eso sí que le daría solidez al juicio. Aunque de aquí volvemos al tema de la extraterritorialidad y el asunto de que un juicio tan importante dependa de que una empresa ubicada en territorio extranjero y hostil, en el que ni siquiera tenemos embajador y que no está obligada a cumplir nuestras leyes y regulaciones, "le dé la gana" de ayudar a la justicia venezolana... o no.