4 de mayo de 2013

Hay que apoyar a Maduro

(Artículo enviado para su publicación en CiudadCCS el 15 de abril de 2013 y publicado el sábado 4 de mayo. Fue el último que se publicó conmigo como coordinador de la columna, labor que continúa en estos momentos el camarada Alexis Anteliz. Agradezco mucho a CiudadCCS todo el apoyo para publicar esta columna por tanto tiempo; sin embargo, tal y como manifesté en mi renuncia como coordinador de la misma, me parece una falta de respeto de dicho diario con la comunidad de Software Libre el trato dado en las últimas semanas y el relegar la columna a los días sábados)



El pueblo venezolano ratificó al candidato de la Revolución, Nicolás Maduro Moros, como nuestro próximo Presidente para los venideros seis años. Con esto elegimos la continuidad y la profundización de las políticas socialistas iniciadas por el Comandante Chávez, quien lo designó como su sucesor.

“Es importante el software libre. Hay que apoyar el software libre con todo”, dijo Maduro el pasado 12 de abril en la Plaza de los Museos, cuando acompañaba al también defensor de software libre, el vicepresidente Jorge Arreaza, en la inauguración de TV Conciencia. Ya el camarada Feijoo Jiménez nos había contado sobre el apoyo de Maduro a las tecnologías libres, en particular cuando era presidente de la Asamblea Nacional y autorizó en agosto de 2006 que un grupo de partidarios del software libre y socialista lo instalaran en equipos asignados a diputados del MVR y que a éstos se les diera una breve charla técnica y política.

Ahora bien, el resultado de las elecciones debe llamarnos a la reflexión. Es una gran victoria, pero lejos de obtener los 10 millones de votos que aspirábamos, las fuerzas revolucionarias perdieron cerca de 700 mil votos con respecto al 7 de octubre y la oposición, que ya había crecido bastante en las presidenciales del año pasado, ganó 700 mil votos más el 14-A. Son muchas las causas y el análisis es algo que escapa al alcance de esta columna.

Pero sí queremos decir algo: la eficiencia es una característica que debe tener todo revolucionario, pero que no se ve en muchos de nuestros entes del Estado. El burocratismo, la lentitud en los procesos, la patanería de algunos funcionarios a la hora de atender al público, el que una persona común tenga que sufrir para lograr cualquier trámite, el sabotaje eléctrico, la falta de sanciones a especuladores y violadores de la ley, todos esos son problemas a los que tenemos que buscar soluciones urgentes. La informática y el software libre, cuando son dirigidos por personas con conciencia y ganas de construir el socialismo, son excelentes formas de conseguir soluciones, pero las empresas transnacionales se valen de técnicas de mercadeo y del pago de jugosas comisiones a funcionarios para vendernos sus soluciones, así sean costosísimas y poco convenientes.

Estamos en la mira del imperio. El robo de cuentas de Twitter como la del propio Maduro, la del PSUV –el mayor partido de Latinoamérica– y la de otras personalidades políticas, aunado a los intentos de ataques a la web del CNE y otros medios demuestran sus intenciones. Afortunadamente, el personal de Cantv y sus aliados defendieron admirablemente nuestro proceso electoral.

Estos son seis años cruciales. Debemos mantener a millones convencidos de que el socialismo que estamos construyendo es un camino mucho mejor que el capitalismo neoliberal, y ello depende de que logremos “la máxima felicidad social a los venezolanos”, como Chávez ordenó. ¡Ayúdemos a construir una gran Patria para nuestros hijos e hijas!
Publicar un comentario