25 de mayo de 2012

Vecinos del Foro Libertador exigen que no se talen árboles en el proyecto de rehabilitación de la zona


Voceros de cinco consejos comunales de Altagracia y el casco histórico de Caracas asistieron este viernes en la mañana a una reunión con representantes del Gobierno del Distrito Capital encargados del proyecto de rehabilitación del Foro Libertador (la plaza alrededor del Panteón Nacional, donde también está ubicada la Biblioteca Nacional), para manifestar su oposición a la tala de árboles realizada este jueves en el espacio caraqueño.

En la reunión, realizada en el edificio del Archivo General de la Nación, también estuvieron presentes funcionarios del Ministerio del Ambiente y de entes del Ministerio de la Cultura que ejercen vida en los alrededores del Foro.

Como se recordará, el pasado martes obreros del Gobierno del Distrito Capital comenzaron una operación arrancando plantas y arbustos del Foro Libertador, y luego, el jueves, talaron 8 árboles hasta que un grupo de empleados del Ministerio de la Cultura y vecinos del lugar protestaron y obligaron a detener temporalmente el proyecto hasta que el mismo se explicara claramente.

Este viernes, los funcionarios de la GDC defendieron la decisión de talar 8 árboles este jueves (y un número no especificado de árboles adicionales que también están en el proyecto), alegando que los mismos no eran apropiados para dicho espacio. Los vecinos, por su parte, defendieron el hecho de que muchos de esos árboles han estado en el lugar por décadas e incluso por más de cien años, y que la plaza fue construida en torno a los árboles preexistentes. Hay que recordar que el Foro Libertador fue construido en el que, por mucho tiempo, fue el Camino de los Españoles por donde Bolívar y los habitantes de la Caracas del siglo XIX entraban y salían de la ciudad capital.

Por su parte, los representantes del Ministerio del Ambiente ratificaron que hubo violaciones a leyes y procedimientos para la tala de árboles, y recordaron las penas existentes según las leyes vigentes.

El GDC tiene asignada la tarea de embellecer las jardinerías y espacios del Foro Libertador para antes del mes de Julio, cuando se espera la inauguración del Mausoleo al Libertador, que incluye la rehabilitación del Panteón Nacional y sus espacios circunvecinos. Para ello, instalarán regaderas de alta tecnología, nuevas plantas, grama y arbustos.

Es importante destacar que los vecinos NO SE OPONEN a que se ejecute este proyecto. A lo que se oponen es a la tala injustificada de árboles (es decir, su eliminación, cortándolos de raíz), a menos que hayan razones técnicas de peso (enfermedad de los árboles, poner en riesgo la vida de personas, etc.) y se cumplan los pasos legales a través del Ministerio del Ambiente.

Sin embargo, los vecinos y trabajadores de los entes de la Cultura no dejaron de manifestar su molestia con los funcionarios del GDC por la forma como se ejecutó el proyecto el pasado martes, pues muchas de las plantas arrancadas ese día habían sido sembradas desde hacía dos años en jornadas de trabajo voluntario de vecinos y trabajadores de la cultura, en la cual también intervenían niños y niñas del sector. Parte de las plantas sembradas por los vecinos habían sido aportadas por Inparques y el Ministerio del Ambiente, y fueron arrancadas o cortadas a punta de machete sin haberse presentado el proyecto a la comunidad.

El que se hubiera arrancado plantas y arbustos que los propios vecinos habían sembrado los exacerbó, y es algo muy entendible. Incluso algunos de quienes tomaron el derecho de palabra para expresar su molestia son funcionarios de alto nivel de entes públicos de la zona, que también habían participado en estos trabajos.

Los vecinos también estaban molestos por algunas frases usadas por los funcionarios del GDC que asistieron a presentar el proyecto, y por algunas mentiras demasiado obvias (por ejemplo, afirmaron que las plantas que fueron cortadas a punta de machetazos habían sido "llevadas a un vivero para ser recuperadas").

Los funcionarios del GDC se retiraron de la reunión sin firmar el acta realizada.

A final del día, se conoció que funcionarios de mayor jerarquía del Gobierno del Distrito Capital estaban interesados en reunirse con los vecinos para llegar a una solución consensuada y poder culminar prontamente el proyecto en el Foro Libertador. Sin duda que el camino debe ser el reanudar el proyecto de forma consensuada con los vecinos, suspendiendo cualquier operación de tala sobre los árboles de la zona. Y que el Gobierno del Distrito Capital, conducido por Jacqueline Farías, compruebe siempre que los proyectos sean discutidos por sus funcionarios con las comunidades antes de iniciar su ejecución, para evitar impasses desagradables como estos.


Publicar un comentario