28 de febrero de 2011

Microsoft, la oposición venezolana y lo que pasaría si vuelven al poder

Mientras el gobierno bolivariano hace fuertes esfuerzos con el proyecto Canaima Educativo, que plantea entregar a todas las niñas y niños de primaria computadores para ayudarlos en la educación, con contenidos hechos en Venezuela y con un sistema operativo y aplicaciones de software libre, leemos que las gobernaciones opositoras marchan en sentido exactamente contrario: la gobernación del Zulia, que dirige Pablo Pérez, del partido de derecha Un Nuevo Tiempo (UNT), anuncia un convenio educativo con la transnacional Microsoft, "con el fin de apoyar a mejorar el acceso y uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), en la educación primaria y secundaria".

El acuerdo contempla la formación de 200 "educadores multiplicadores", quienes serán los encargados de formar a más de 1000 docentes de instituciones educativas en los próximos 6 meses. "Estrategias innovadoras estarán al servicio de 50 planteles zulianos", dice la nota de prensa, que agrega que los docentes "recibirán formación en el uso de herramientas de productividad y de generación de contenidos digitales (...) El acuerdo de trabajo entre la Gobernación zuliana y Microsoft, garantiza una adecuada transferencia de conocimiento sobre las más novedosas herramientas tecnológicas que posee la empresa".

Pablo Pérez, gobernador del estado Zulia, en una foto de archivo junto
a su mentor y padre político, Manuel Rosales.
Lo firmado por el gobernador Pablo Pérez básicamente es una trampa comercial que asegura la dependencia a Microsoft. Al capacitar a los docentes en herramientas de esa empresa, estás obligando a que, a futuro, el sector educativo zuliano esté obligado a comprarles más productos. Más dependencia tecnológica, y en la práctica se están privatizando las herramientas que usan los educadores zulianos.

El proyecto Canaima ya ha entregado 674 mil computadoras
portátiles a niños y niñas de primer y segundo grado.
Foto: AVN
Nada de esto debe extrañarnos. Ya el año pasado nos llegaron las denuncias, por parte de funcionarios de la Zona Educativa del estado Zulia, de que el gobernador del Estado estaba boicoteando la entrega de más de 11 mil canaimitas a niñas y niños de las escuelas de la gobernación de ese estado. La Secretaria de Educación del Zulia, Deomira Rosales de Caldera, había emitido un comunicado fechado en septiembre de 2010, ordenando a las escuelas dependientes de la Gobernación “rechazar cualquier dotación o intervención para mejoras que realice el Ministerio de Educación en los planteles regionales". Las denuncias fueron reiteradas en múltiples ocasiones.

¿Qué pasaría en un supuesto de que la oposición regresara al poder, de que un candidato de UNT u otro partido de derecha logre controlar la Presidencia de la República? Son muchas las cosas que se perderían. Son muchas las cosas malas que ocurrirían. Pero hoy quiero centrarme en la parte tecnológica y educativa, en particular Canaima Educativo y el software libre, de los cuales estoy seguro que se perderían. 

¿No me crees? Examinemos un lugar donde está ocurriendo precisamente eso: la Junta de Andalucía, en España.

Las comunidades autónomas en España
El Reino de España está dividido en varias Comunidades Autónomas, cada una de las cuales está gobernada por una Junta, dotada de autonomía legislativa y competencias ejecutivas, así como de la facultad de administrarse mediante sus propios representantes. Una de esas comunidades es la de Andalucía, la cual está ubicada al sur del país, y agrupa provincias tan conocidas como Cádiz, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla.

La Junta de Andalucía es muy conocida también porque la misma, durante años, dio un fortísimo apoyo a las tecnologías libres, al igual que la Junta de Extremadura. Mucho antes de que Venezuela lanzara Canaima, la Junta de Andalucia produjo Guadalinex, un sistema operativo construido a partir de Debian para usarlo en su administración pública. Y también crearon una distribución para las escuelas, llamada "Guadalinex Edu", tal y como nosotros tenemos Canaima Educativo.

En España también hay un plan de portátiles escolares, llamado "Proyecto Escuela 2.0"; dicho programa pretende la digitalización de 14.400 aulas (con pizarras digitales y computadores portátiles para cientos de miles de alumnos) y 20.000 profesores formados en el uso de las TIC**. La mitad lo paga el gobierno español, y la otra mitad la comunidad autónoma respectiva (el derechista Partido Popular se opuso y las tres comunidades autónomas pepetistas -Madrid, Murcia y Valencia- no participaron en el proyecto).

Niños de Malaga, España, con sus portátiles.
Lamentablemente Microsoft estuvo desde el comienzo haciendo "lobby" y visitando constantemente al gobierno español, convenciendo al "socialista" José Rodríguez Zapatero de que las computadorcitas lleven Windows y Linux, lo que causó fuertes críticas de quienes se preguntaban por qué se pagarían cientos de miles de licencias de un sistema operativo cuando el otro era gratis. "Están vendiendo el futuro del país a Microsoft", indicó Richard Stallman en 2009, que llegó a comparar el plan con el uso de drogas adictivas.

Por fortuna, cada comunidad autónoma tiene cierta independencia en el proyecto, lo que permitió que las Juntas de Extremadura y Andalucía se "rebelaran" y colocaran en las computadoras únicamente software libre: LinexEdu, en el caso de Extremadura, y Guadalinex en el caso de Andalucía. No sólo por el significativo ahorro económico, sino por la seguridad y por el trabajo de años que llevan colocando contenidos educativos en estas plataformas.

Juan María González Mejías,
el Sobrinito.
Pero hay algo en lo que Microsoft supera por mucho a las comunidades: en sus tácticas de mercadeo, "lobby", chantaje y manipulación. Microsoft se puso a trabajar, y colocó en la Junta de Andalucía a a personas que le han servido fielmente, como Antonio Ávila, consejero de Economía, Ciencia e Innovación; y Juan María González Mejías, sobrino de Felipe González, quien fue nombrado Secretario General de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información a finales de julio de 2010.

Apenas logrado el nombramiento de Gonźalez Mejías, la junta canceló el apoyo que había dado cada dos años para la realización de la "Open Source World Conference", una de las conferencias sobre software libre más importantes de España, lo que causó gran indignación.

Luego, se anunció que la Junta de Andalucía y un organismo del Ministerio de Industrias le estaban entregando a Microsoft unos 2,5 millones de euros provenientes de un fondo de la Unión Europea para el desarrollo regional, con el fin de crear en Sevilla un centro de formación para "cloud computing" (el "cloud computing" tiene por objetivo que, en el futuro, aplicaciones como Microsoft Office y similares no estén instaladas en tu computador, sino que se acceda a ellas a través de Internet, como se hace ya con Google Docs, lo que, según la propia Microsoft, les permitirá acabar con la piratería pues la gente tendrá que pagar para usar sus sistemas vía web).

Y luego vino el otro anuncio: la Asociación de Internautas de España alertó de "la inclusión de equipos con Microsoft Windows en el catálogo de miniportátiles de Zapatero para los colegios andaluces, terreno antes exclusivo del Linux oficial andaluz: Guadalinex‑Edu". Por ahora, 300 mil niños y niñas en Andalucía siguen usando computadores portátiles con el sistema Guadalinex basado en software libre, pero no es de extrañar que Microsoft, poco a poco, intentará usar sus estrategias de mercadeo, convenciendo a políticos y colocando sus fichas en puestos claves, hasta lograr los contratos necesarios para adueñarse de proyectos como estos.

A la izquierda: Miguel Sebastián, ministro de Industria y Comercio
de España, prácticamente inclinado ante Steve Ballmer,
CEO de Microsoft a nivel mundial, y María Garaña, presidenta
de Microsoft Ibérica. Foto de octubre de 2010.
El anuncio del centro de "cloud computing" en Sevilla fue tan bueno para Microsoft que el propio Steve Ballmer, CEO de la empresa y uno de los 30 hombres con más dinero en el mundo, visitó España y dio declaraciones muy contento por la decisión de la Junta de Andalucía y el gobierno español, ello a pesar de la aguda crisis que sacude a la nación ibérica, que ha causado una polémica reforma del sistema de pensiones, recortes en los sueldos de empleados públicos y otros retrocesos en los derechos de los trabajadores.

Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ya jubilado.
Que un país como España -supuestamente forzado a tomar medidas de corte neoliberal para paliar la crisis- esté regalándole su dinero a Microsoft y otras empresas de software privativo, es realmente muy contradictorio. Ya Juan Carlos Rodríguez Ibarra,  ex presidente de la Junta de Extremadura, había comentado el año pasado que España paga 1.500 millones de dólares por el uso de software propietario, y que, si España hubiera usado Software Libre, hubiera salvado su sistema de pensiones.  "El software libre es el sueño del socialismo y un compromiso con la democracia. No concibo que a un político se le ofrezca una estructura barata y otra cara y elija la segunda opción", dijo el que fuera uno de los pocos personajes coherentes del PSOE, luchador contra el franquismo en su juventud y quien inicialmente aprobó el uso de software libre en su gobierno por razones económicas, pero luego se convenció de las razones políticas y filosóficas tras el mismo.

Andalucía no es el único lugar en España donde el apoyo al Software Libre está retrocediendo luego de que ocurrieran cambios políticos. La Comunidad Valenciana también ha sufrido el mismo problema luego de que fuera elegido Francisco Camps, del Partido Popular, como presidente de la Generalitat Valenciana, que en otro tiempo había sido ambiciosa promotora del software libre y también cuenta con su propia distribución de Linux, llamada "Lliurex". Los afectados directamente serán las y los niños de dicho lugar, pues, como dijimos antes, la Comunidad Valenciana es una de las 3 que se opusieron al proyecto de las minicomputadoras escolares para niños y niñas.

Francisco Camps, presidente de la Generalitat Valenciana,
visitando a Bill Gates en febrero de 2010.
Son por cosas como estas que pienso que Windows sí es malo. No sólo por sus problemas técnicos y de seguridad, por los virus, por la posibilidad de ser espiado o por su alto costo. Es malo porque detrás de él hay un conjunto de empresas transnacionales muy poderosas, que apuestan a la privatización del conocimiento y la dominación de nuestros pueblos, incluso en ámbitos tan delicados como el educativo, y son capaces de doblegarnos políticamente, de convencer, chantajear o corromper a funcionarios con tal de lograr sus objetivos.

Si en España, que se jacta de ser un país desarrollado, mucha gente se opone a darle su dinero a Microsoft, no entiendo por qué en Venezuela, país con un grave problema de pobreza y desigualdad, sí tenemos que hacerlo. En la página web de Microsoft Venezuela, dos gobernaciones mantienen acuerdos con Microsoft, y ambas son gobernadas por la derecha: Miranda y Zulia. No es casual.


De vuelta a Venezuela: El pasado martes vimos a Tobías Bolívar, diputado opositor por el estado Nueva Esparta (AD) y Presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Asamblea Nacional, diciendo que "estaba orgulloso de todo lo hecho en la cuarta república en el campo de la ciencia y tecnología", y que "lo bueno vuelve, y seremos gobierno en dos años". Creo que es más que obvio lo que ocurrirá en materia educativa y tecnológica si cosas "tan buenas" como la derecha "vuelven" al poder.

Es cierto que el gobierno bolivariano no ha hecho las cosas tan bien como quisiéramos, pero los logros con Canaima Educativo e Infocentro son inobjetables, y muy pocos países en el mundo están a nuestra altura en ese aspecto. Además, poco a poco se ha ido mejorando el apoyo a las tecnologías libres, ello a medida que se toma conciencia de la necesidad de soberanía tecnológica. Hay que seguir trabajando, aumentando la conciencia y trabajando hombro a hombro con otras comunidades, para ir construyendo una sociedad distinta. Y poco a poco lo lograremos.
_____________________

** Por cierto: a diferencia de Venezuela, en España las computadorcitas son prestadas, y en algunos lugares los padres tienen que pagar una fianza por el préstamo del equipo (ver también aquí).

27 de febrero de 2011

Más de 20 colectivos de software libre se unieron en carta al MCT pidiendo visibilizar sus luchas

Carlos "El Pelúo" (Nodo Libre), Nerissa Aguilera (Mundo Accesible), el viceministro Jorge Arreaza,
Kenny Ossa (Radio Ñú) y Henry Contreras (Nodo Libre)
El pasado viernes 18 de febrero, cuatro camaradas hicieron entrega, en nombre de más de 20 colectivos venezolanos de Software Libre, Tecnologías Libres y Conocimiento Libre, de una carta dirigida al ministro de Ciencia y Tecnología, Ricardo Menéndez, que también fue recibida por su viceministro Jorge Arreaza durante un evento realizado en el auditorio del MCT, originalmente para conversar sobre las cinco líneas de acción política del PSUV.

La carta, en resumen, felicitaba al Ministerio de Ciencia y Tecnología y al gobierno bolivariano por sus éxitos en materia tecnológica, en particular el proyecto Canaima Educativo ("Canaimitas") y los Infocentros, premiados recientemente por la Unesco por haber alfabetizado tecnológicamente a más de un millón de personas. Pero también reclamaba la poca visibilidad que el Estado ha dado al Software Libre, uno de los pilares sin los cuales no se hubiera podido haber hecho realidad estos excelentes proyectos. De hecho, la carta también hacía énfasis que en medios del Estado constantemente se apoyan tecnologías privativas, a veces directamente, como ocurrió recientemente en un programa de VTV (que afortunadamente rectificó),  pero también ocurre prácticamente a diario en otros espacios de los medios públicos a través de la publicidad por emplazamiento.

La carta se redactó colectivamente. Tras avisar a numerosos colectivos, un grupo de cuatro camaradas (Feijóo Jiménez, Jeanpier Anaya, Sergio Muñoz y yo) escribimos un borrador inicial que reenviamos a todos y poco a poco fue creciendo, a medida que más y más colectivos se sumaban. Nodolibre proporcionó su wiki, en donde todas y todos añadían sus aportes, hacían mejoras y correcciones. Hubo apoyo de miembros de colectivos como Solve, Nodolibre, la comunidad Canaima, Colibris, RadioÑú, Albasol, Slackve, Teletriunfador, algunos organizadores del Congreso Nacional de Software Libre, algunos miembros de Unplug, BlenderChevere, etc.

Finalmente, el 18 de febrero, las y los camaradas Nerissa Aguilera, Henry Contreras, Kenny Ossa y Carlos "El Pelúo" (de NodoLibre) entregaron la carta a Menéndez y Arreaza (ver foto arriba). Para entregarla, Nerissa fue elegida por unanimidad como vocera, y solicitó un derecho de palabra luego de las intervenciones de Menéndez y Arreaza. Allí explicó el contenido de la carta, rescatando su esencia y relacionándolo con la discusión del trabajo voluntario que centró parte de las intervenciones de autoridades y participantes. Se entregó en sus manos a las máximas autoridades ministeriales. Menéndez estuvo bastante atento y tomó notas de los aportes de Nerissa. Al finalizar el evento, pudieron reunirse con el viceministro Arreaza, con quien se planteó presentar un Plan de Trabajo, así como la necesidad de incluir el tema del software libre y las tecnologías libres en la agenda comunicacional del MCTI.

No sé si la carta haya tenido alguna influencia en las palabras del ministro Menéndez unos días después, el 22 de febrero, en su comparecencia ante la Asamblea Nacional presentando su memoria y cuenta, donde envió un saludo a las comunidades de Software Libre mientras defendía el Decreto Presidencial 3.390 ante declaraciones obtusas del ex gobernador de Mérida, William Dávila. Unas pocas hora después, el 23 de febrero en la madrugada, el programa La Hojilla rectificó sus declaraciones de días antes en torno a Windows, y presentó una excelente defensa al Software Libre.

La carta también fue publicada el 21 de febrero en Ciudad CCS, en la columna de Pablo Romero sobre software libre (página 9). Es algo muy importante y significativo que las comunidades de Software Libre, muchas veces divididas y enfrentadas entre sí por diversas razones, se hayan unido para un fin común. Ojalá pudiéramos ver esto más a menudo.

A continuación, la carta.


Resumen

Los colectivos, ciudadanas y ciudadanos que hacen vida en las comunidades de Software Libre y Conocimiento Libre, saludamos al Gobierno Bolivariano en ocasión de la presentación de su memoria y cuenta ante la Asamblea Nacional, en particular por el éxito de proyectos de gran importancia para el país, como Canaima Educativo y los Infocentros -entre otros- en los cuales muchos de nuestros miembros han colaborado de forma voluntaria (ad-honorem) o remunerada.
Sin embargo, nos mostramos muy preocupados por la escasa mención que se hace sobre el Software Libre como uno de los pilares gracias al cual estos proyectos han sido ejecutados de forma tan exitosa. La importancia de las tecnologías libres, explicada en detalle en el documento adjunto, fue lo que -entre otras cosas- motivó al Presidente Hugo Chávez a firmar el Decreto Presidencial 3390 para migrar las plataformas del Estado al Software Libre. Sin embargo, la poca difusión en los medios de comunicación del Estado sobre la importancia de la tarea de sostener esta decisión, ha generado una resistencia de muchos sectores pues en ocasiones desde dichos medios se ha favorecido, de forma directa pero también de un modo que consideramos inocente y desapercibido, la utilización de tecnologías propietarias en las cuales el conocimiento está privatizado y protegido por derechos de propiedad intelectual bajo esquemas acordes al modelo de producción capitalista de bienes y servicios, atado al sistema de dominación mundial.
Animamos al Gobierno Bolivariano para que se articule con las comunidades de Software Libre y Conocimiento Libre -desde donde han surgido los mayores aportes para la iniciativas de las aplicaciones libres usadas hoy por el Estado-, junto a los sectores populares y movimientos organizados del país, para debatir y tomar acciones con el fin de afianzar los Proyectos Canaima, Canaima Educativo e Infocentros, la migración a Software Libre de todas las instituciones del Estado, el desarrollo de una plataforma nacional de infogobierno, el uso de herramientas tecnológicas para un efectivo control de gestión y de seguimiento eficaz a la inversión de los recursos del Estado, entre otros, y se avance cada vez más en lograr nuestra soberanía e independencia tecnológica como Nación, contribuyendo a la construcción del Poder Popular rumbo al Socialismo.


Carta

Caracas, 17 de febrero de 2011


“Uncido (Amarrado) el Pueblo Americano al triple yugo de la ignorancia, de la tiranía y del vicio, no hemos podido adquirir ni saber,  ni poder, ni virtud. (...) Por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza; y por el vicio se nos ha degradado más bien que por la superstición”

Simón Bolivar en su Discurso de Angostura
15 de febrero de 1819
Hace 192 años


Nosotras y nosotros, los colectivos, ciudadanas y ciudadanos que hacen vida en las comunidades de Software Libre y Conocimiento Libre radicados en Venezuela, saludamos al Gobierno Bolivariano en ocasión de la presentación de su memoria y cuenta ante la Asamblea Nacional, en particular por su éxito con proyectos de gran importancia para el país como Canaima GNU/LinuxCanaima Educativo y los Infocentros, que resultan fundamentales para la educación e inclusión de todas y todos los venezolanos de cualquier edad y condición, brindándoles la oportunidad de apropiarse de las tecnologías y usarlas para aprender, comunicarse, ayudar al desarrollo de sus comunidades, y usarlas como herramientas para nuestra liberación definitiva.
El uso de Software Libre en estos proyectos ha sido fundamental. Más de 800 mil computadoras para niños y niñas usan un sistema operativo en Software Libre parcialmente desarrollado en Venezuela, con contenidos creados con orgullo en nuestro país. Más de 700 Infocentros con equipos que usan Software Libre han permitido que un millón de personas aprendan a usar un computador, lo que bien le ha merecido al Proyecto Infocentros el Premio Rey Hamad Bin Isa Al Califade de la Unesco. Como colectivos que abogamos por el uso y desarrollo del Software Libre y por la construcción y defensa del Conocimiento Libre, aplaudimos estas iniciativas y nos sentimos plenamente identificados con ellas, pues muchos miembros de los colectivos que representamos trabajan o han trabajado en estos proyectos, bien sea voluntariamente o contratados.
El principio radical del Software Libre es el trabajo colectivo, altruista y desinteresado de personas que se reúnen para cooperar en torno a un fin común, aportando su experiencia en distintos ámbitos. Esto supone un cambio en las relaciones y en los modos de producción: Ya no se crean productos para ser vendidos masivamente en el mercado, para que unos pocos acumulen capital, sino que un grupo de personas trabaja de forma colectiva para generar conocimiento que permanece público, permitiendo que otras personas puedan aprender de él y continúen mejorándolo. Pero además, opera un proceso de progresiva comprensión y apropiación de los medios de producción y de las formas en que la tecnología se manifiesta en cada producto y aporte de Software Libre: ya no se asume a las y los usuarios como “consumidores” pasivos: todos somos productores y participamos en la construcción del conocimiento desde Internet.
Nada mejor que el Software Libre para enseñar de forma práctica valores como el altruismo, el compromiso, la corresponsabilidad y el trabajo colectivo, que son pilares de una sociedad socialista. El Software Libre, además, responde a los ejes centrales del Plan Nacional Simón Bolívar porque promueve el Modelo Productivo Socialista, sustentado en la participación protagónica y revolucionaria para fortalecer un nuevo modelo social, humanista y endógeno en pro de la Suprema Felicidad Social.
Es por esa razón que solicitamos al Ministerio del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, al M.P.P. para la Educación Básica, al M.P.P. para la Comunicación e Información y demás entes del Estado el difundir la importancia del Software Libre en el logro de los proyectos antes mencionados, pues consideramos que, a pesar de la campaña realizada en medios del Estado informando de los mismos, muy pocas veces se ha mencionado la importancia del Software Libre en su realización.
El Software Libre no sólo permitió, por medio del proyecto Canaima Educativo, el ahorro de decenas de millones de dólares en pago de licencias (que hubieran tenido que pagarse en caso de usarse software privativo). Más importante aún: permitió que una nueva generación de venezolanas y venezolanos se apropien de productos educativos que operan bajo las premisas de Simón Rodríguez y de Paulo Freire, en el que técnicos, docentes y comunidades participaron creando proyectos y contenidos adaptados a nuestras necesidades, modificables y mejorables a futuro. El límite ahora radica sólo en la imaginación, la búsqueda de innovación y la construcción colectiva.
En pocas ocasiones, desde nuestros medios de comunicación se explica la lucha desigual de comunidades de Software Libre de todo el mundo contra transnacionales de gran poder, que se valen de estrategias mafiosas para aumentar su control del mercado, atropellando a quienes se les opongan. Son ésas también las que roban al indígena su conocimiento ancestral para comercializarlo; crean fármacos patentados y bloquean la producción de genéricos que salven vidas; son las que diseñan semillas transgénicas y variedades vegetales patentadas, obligando a campesinos a usarlas junto a sus pesticidas, causando daños irreparables al ambiente; son las que acuerdan aminorar la vida útil de sus productos, a fin de sumirnos en una espiral consumista; que imponen su hegemonía cultural en los medios de comunicación, aplastando nuestros valores y tradiciones ancestrales. Son esas transnacionales las que prolongan la existencia de un modelo económico no sustentable, en que los recursos naturales de países pobres son arrasados y sus pueblos explotados en condiciones terribles; en contraposición con países dominantes, capaces de atacar a otras naciones, provocar cambios en sus gobiernos e incluso ir a la guerra con tal de mantener su estilo de vida.
Ésta no es una batalla fácil: la lucha por el cambio de paradigma frente a la tecnología es, en el fondo, parte de la matriz radical de la lucha frente al sistema liberal, ése que condena a nuestros pueblos a la precariedad y la muerte.
Con el software privativo, es decir, aquel que es imposible de usar sin desembolsar dinero o beneficios a una sola persona, aquel en el cual es imposible estudiar su estructura y composición (código), aquel que no permite distribuir copias a nuestros semejantes, aquel que no permite mejorar su código y nos mantiene atados a sus desarrolladores, en resumen aquel que priva de libertad a su usuarios, hubiese sido imposible crear un proyecto comunitario para lograr nuestra independencia y soberanía tecnológica, como el proyecto Canaima GNU/Linux, referencia mundial en materia de Software Libre; hubiese sido imposible que miles de personas se apropien del conocimiento necesario para la construcción de un sistema operativo, estudiando su funcionamiento y adaptándolo a las necesidades de su sociedad; hubiese sido imposible que activistas del conocimiento libre propusieran al Estado sistemas de información libres para la gestión y recolección de datos en los refugios; hubiera sido imposible que grupos de voluntarias y voluntarios ayudaran a más de 120 personas con discapacidad visual (parcial o total) a usar computadores y tener acceso a las tecnologías. Estos ejemplos y muchos más representan un digno ejemplo de transferencia de poder al pueblo para su liberación tecnológica y del modelo capitalista de construcción del conocimiento, impuesto a la fuerza. Ahora, en la era de la información, cobra más vigencia que nunca esta lucha de libertad, emancipación y justicia social.
Por ello, como colectivos, reaccionamos de forma contundente cuando, desde medios públicos y del Estado, lejos de apoyar las tecnologías libres y explicar al público por qué debe involucrarse en esta lucha, se favorece, en ocasiones de forma directa y en otras de un modo inocente y desapercibido, la utilización de tecnologías propietarias, en las cuales el conocimiento está privatizado y protegido por derechos de propiedad intelectual acordes al capitalismo.
No creemos que Microsoft, Apple o ninguna de estas empresas hubieran tenido interés altruista alguno en el proyecto Canaima o el Proyecto Infocentro, ni de lograr que millones de niños y niñas puedan tener una mejor educación. Estas transnacionales se valen de diferentes técnicas de mercadeo (cabildeo con funcionarios públicos, muestras de productos a comunicadores sociales) y aprovechan la buena fe para colocar sus productos en nuestros medios de comunicación, obteniendo promoción gratuita y publicidad por emplazamiento de sus tecnologías privatizadas, en detrimento de las que nuestro Estado y nuestras comunidades intentan producir en fábricas socialistas como VIT, Vtelca u Orinoquia, o en entes como el CNTI, Cenditel, Fundacites o el Ministerio del Poder Popular para la Educación. Ningún regalo de una transnacional de tecnología es una donación inocente.
El uso de productos tecnológicos en nuestros medios de comunicación induce a su difusión. Y aquí no decimos nada nuevo: la sola presencia de estos productos de forma emplazada o explícita en la parrilla de nuestros medios es, en sí misma, una incongruencia y una falta de compromiso con la búsqueda de la soberanía tecnológica pues condiciona favorablemente la percepción de las y los ciudadanos hacia esas tecnologías y en contra del Software Libre. Esto sin mencionar los momentos en los que el discurso ataca el Software Libre y despoja de ideología al Privativo.
Desde lo profundo del trabajo colaborativo dejado como legado por el revolucionario insigne “Che Guevara”, los colectivos y comunidades organizadas que luchamos en Venezuela por la masificación del software libre pedimos que nos brinden oportunidades claras para continuar masificando las tecnologías libres con estándares abiertos y llevarlas a cada rincón de nuestro país para que cada Venezolano y Venezolana tengan la oportunidad de disfrutar de la libertad de pensamiento y se puedan formar personas cada vez más capacitadas en tecnologías libres para seguir conformándonos como una potencia y referencia tecnológica en el mundo.
Como miembros de diferentes colectivos de Software Libre, animamos al Gobierno Bolivariano para que asuma las acciones necesarias en articulación con la comunidad de Software Libre y Conocimiento Libre, con el fin de consolidar los Proyectos Canaima, Canaima Educativo, Infocentro, entre otros, así como para que se de cabida en las universidades del Estado a la enseñanza, investigación y desarrollo del Software Libre, de forma colectiva y comunitaria, de forma que la comunidad universitaria colabore con los proyectos de Software Libre realizados en todo el mundo que, en conjunto, forman las distribuciones GNU/Linux en que se basa Canaima. Especialmente ahora, cuando transnacionales de la tecnología luchan por debilitar dichos proyectos. Esta situación no puede ser ignorada por el Estado venezolano y, por el contrario, debe contrarrestarse. El discurso oficial hacia el Software Libre y hacia el Conocimiento Libre debe, por tanto, ser sólido y claro: es importante transmitir a las y los ciudadanos la claridad y coherencia del Estado y el Gobierno en este sentido.
Reiteramos al gobierno bolivariano la importancia de continuar avanzando hacia la independencia tecnológica, objetivo que sólo podremos alcanzar cuando todo nuestro software sea 100 por ciento libre, funcionando sobre equipos, herramientas y hardware 100 por ciento libres.Esperamos con ansias el día en que las ensambladoras VIT, Orinoquia y Vetelca, que elaboran computadoras y celulares a partir de procesadores, circuitos integrados y componentes importados, den el siguiente paso: que fabriquemos los componentes electrónicos fundamentales de nuestros equipos bajo las cuatro libertades del conocimiento libre. Con trabajadoras y trabajadores que, al contrario de quienes sobreviven en maquilas de otras partes del mundo, ya no sean esclavos de un modelo de explotación del hombre por el hombre, sino que se hayan adueñado del conocimiento. Sólo así podremos hablar de tecnologías realmente libres, populares y soberanas.
A 192 años del Discurso que el Libertador Simón Bolívar impartió ante el Congreso de Angostura, animamos a que, entre todos, podamos superar la tiranía, el engaño e ignorancia en que los grandes poderes mundiales han sumido a nuestros pueblos. Creemos que el Conocimiento Libre y las Tecnologías Libres son fundamentales para independizarnos de quienes nos han dominado y esclavizado por la fuerza o la ignorancia; y para encaminarnos hacia un sistema económico, social y cultural centrado en el ser humano, en función del colectivo, y no de las transnacionales y los grandes poderes que las manejan.
Por las comunidades de Software Libre:
Voceros del COLECTIVO NODOLIBRE http://www.nodolibre.org/
Jorge Saturno
Daniela A. Rodríguez M.
Henry Contreras Velandia
Eric Contreras
Silvana Saturno
Leonardo Valderrama
Carlos Gómez
Voceros de SOLVE (Software Libre Venezuela)
Augusto Dávila   (Movimiento Colibris)
Feijóo Jiménez   c.i 6.915.963  (Movimiento Colibris - Comunidad Canaima)
Voceros de COLIBRIS (Movimiento Conocimiento Libre para el Socialismo) http://www.colibris.org.ve/
Pablo Romero
Eduardo Parra Istúriz
Dionis Hernández 
Jondher Aguilera
Lia Hidalgo
Alexis Arnal
Ulises Marín
Rafael Rico
Monica Tahan
Xavier Araque 
René Baralt
Leonel Reyes (Movimiento Canaima/Soporte, Activista Gnu/Linux @Debian)
Voceros del MOVIMIENTO UNIDAD REBELDE BOLIVARIANO http://www.indesoft.org.ve FUNDACION INDESOFT FUNDACION FORO REBELDE
Peter Blanco
Jose Luis Estevez
Robert Aguero
Rene Montilva 
Lennin Caro
Orlando Fiol
Hector Colina (Activista de la Comunidad Canaima)
Luis Baute
Voceros de Proyecto GNU de Venezuela http://gnu.org.ve
Octavio Rossell
Organizadores del Séptimo Congreso Nacional de Software Libre http://cnsl.org.ve
Angélica Delgado (Maracaibo)
Oscar Zambrano (Maracay)
Nathalie Colina (Caracas)
Marielena Echenagucia (Punto Fijo)
William Cabrera (Punto Fijo)
Manuel Tovar (San Felipe)
Ernesto Mata (San Felipe)
Gerardo Figueroa (Barquisimeto)
Jesús Contraras (Barquisimeto)
Hernán Aguilera (Puerto la Cruz)
Alexis Tique (Valera)
Oswaldo Villarroel (Porlamar)
Julio Montaño (Carúpano)
Jesús Rondón (San Cristóbal)
Jesús García (San Cristóbal)
Julio Meneses (Maturín)
John Vera (Valencia)
Edgar Revilla (Coro)
Julio Ruiz (Apure)
William Bolívar (Coro)
Typson Sánchez (Mérida)

Voceros de RadioÑú http://radiognu.org
Kenny Ossa (Congreso Nacional de Software Libre)
Voceros de ALBASOL (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, Software Libre y Comunitario) http://www.albasol.info/wiki/index.php?title=ALBASOL
Roso Grimau (Colibris)
Luigino Bracci Roa C.I. 13.125.349
Wilfredo Rodríguez
Voceros del Colectivo Slackve http://slackve.org
Eleazar Tovar
Victor Suarez
Alejandro Gomez
Yenire Milano
Elsa Cardenas
Johan Arbelaez
Jesus Uzcategui
Voceros del Colectivo TeleTriunfador http://colectivoteletriunfador.wordpress.com
Stephenson Prieto.
Irvin Cuervo.
Ender Ortiz  c.i: 7465193
Flor Castellanos C.I. Nº 5251764
María E. Torrealba C.I. Nº 15886790
Alexander López C.I. 7358368
Shelley Pastrana C.I. 12.802.956
Adria Alfonzo C.I: 7836818
Elías Oswaldo Cisneros Arocha CI: 15700169
Juan Vicente Cisneros Arocha  CI: 16204913
Nelson Vento C.I. 11.895.546
Voceros de la Comunidad Canaima http://canaima.softwarelibre.gob.ve/
José Alexis Ramírez Anteliz C.I. 9.248.024 (Promotor Comunitario GNU/Linux Canaima)
Wil Alvarez C.I. 15.448.935 (Activista de la Comunidad Canaima, Lider del proyecto Turpial)
Luis Alejandro Martínez Faneyth
Diego Alberto Aguilera Zambrano
Francisco Javier Vásquez Guerrero
Sasha Verónica Solano Gross-Jean
Carlos Eduardo Parra Falcón
Joaquin Muñoz Lucavechi
Franklin G. Mendoza (Activista de la Comunidad Canaima, encargado proyecto Canaima Colibrí)
Juan José Marquez Trejo (ju4nch0) Canaima Universitario http://universitario.canaima.softwarelibre.gob.ve/
Wainer Nelson
Carlos Guerrero
Grupo de Usuarios UNPLUG http://www.unplug.org.ve
Juan Angulo Moreno
Edwind Contreras
María Leandro
Oliver Rivas
José Leonel Subero Gamarra C.I. 10.828.319 (Activista de la Comunidad Canaima, Plone Venezuela, Entre Hackers pura tecnología social, CLUG, UDOLUG)
Alberto Capella
Christian Sanchéz
Williams Ortega
Angel Guadarrama
Carlos Marcano
Grupo Solidario miPYME Libre http://www.mipymelibre.org/
Claudia Patricia Herrera Zuluaga
Germán Escobar Villada (Director Voces Libres de América)
Cristian David Escobar Herrera
Juan Carlos Berrío García
IUTYGLUG (Grupo de Usuarios de Gnu/Linux del Instituto Universitario de Tecnología de Yaracuy) http://iutyglug.org.ve/
Ernesto Mata
Juan Da Costa
Emanuel Viez
Nelson Ruiz
Jefferson Bazan
Grupo de usuarios de Software Libre y el Sistema GNU/Linux de la UNEFA
Guillermo Lengemann Garcés
José Luis Palencia 
Activistas de la comunidad del Software Libre en Venezuela (Orden Alfabético)
Nerissa Aguilera C.I. 12.556.836 (Integrante del colectivo Mundo Accesible) 
Jeanpier Jose Anaya Salas  C.I 15.800.553 (Especialista en Propiedad Intelectual y asesor en Relaciones Internacionales)
Alejandro Dugarte C.I 13.800.890  (Ser Humano)
Lenin Hernández C.I 16.027.739 (Debianita, Pro 3.390)
Nhomar Hernandez CI 14774444 
Joan Espinoza C.I. 7.949.411 (Integrante de los Colectivos BolívarLUG, GuayanaLUG, y Hardware Libre Nacional PingüinoVE)
Andrea García, socialista, humanista, comunicadora y letrina (jamás letrada)
Carmen Gonzalez C.I. V-15.408.016
Israel Roldán González (Usuario Debian)
Riztan Gutierrez  C.I. 12.170.334 (Integrante de t-gtk.org, desarrollador de nucleo xBase libre para ERP)
Marcel E. López C. C.I. V-6.251.864
Francisco José Molina Orocopey CI: V-5.680.621 (Funcionario publico de PDVSA, asignado a CANTV con responsabilidades en
Proyecto Migración Escritorio a SWL Canaima)
Francisco Palm C.I. 10.102.903 (Geomática Libre, Pythonistas Venezolanos)
Luisana Parejo C.I. 13.053.555 (Activista por SL, Colectivo Mundo Accesible, Clug)
Sandra Parra C.I 7-926.719
María Angela Petrizzo Páez,  C.I. 11.461.579 (Investigadora freelance en ciudadanía, desarrollo endógeno y conocimiento libre, Integrante del colectivo Mundo Accesible)
Juan Pablo Rossel C.I 14.653.437 (Sociólogo) 
Pablo Siris Seade
Freddy Jose Sequera Hernamdez C.I. 20.927.114
José R. Rodríguez Gil C.I. V-14.158.476
Monsalve Sarmiento Juan Carlos
Evelyn chavez CI 8450299
Judith Escola C.I: 10.684.528
UnegLUG Grupo de Software Libre UnegLUG, Puerto Ordaz
Antony Petrocelli, C.I.: 17.262.641, Linux User: 516830
Colectivo Blenderchévere
Sergio Muñoz, CI 84387411
Programa de Radio Trinchera Digital (PNI de RNV Activa)
Carlos Ríos (productor - desarrollador web)
Gabriel Bolívar
Voceros de la AEBIVIC Asociación de Estudiantes Bolivarianos del IVIC
Estalina Báez
Yérali Gandica (Colectivo NodoLibre)
Colectivo Puño Alzao (Portuguesa)
Mirian Sosa
Eduardo León
Félix León
Ricardo León
Maria Romero
Claudia Peroza
Oscar Castro
Darwin Vasquez
Jose León
Ing. Jose Andres Morales Linares
Lic. Zorelys Manaure
Voceros Colectivo RENTSOC (Red Nacional de Tuiter@s Socialistas) http://www.retuites.org.ve/
Dannilo Torrealba
Delia Viloria T
Zoraima Jimenez
Maria Luisa Bernal
Juan José Rondón
Particulares (Apoyamos el uso y la investigación en el campo de las Tecnologías Libres)
Alejandro Senges http://ufo1.sdf.org/
Gabriel Patrizzi Cabrera
Edgar J. Viani De La Calle C.I. V-8479951
Klibis Marín Mejías (Periodista, investigadora de la Sociedad del Conocimiento y Docente Universitaria)
Rafael H. Chavarro Leon, Apoyo el software libre
Mariano Ramirez, estudiante computación
Alexis A. Vásquez A. C.I. 9.401.752
Ana Velásquez González. C.I. 13220070
Lars Goldschlager, C.I. 12.954.614
Comunidades Organizadas de Vecinos (Parque Residencial Los Helechos Torre "C" - Empleamos Software Libre en la Auto Gestión dentro de la comunidad) http://www.facebook.com/editprofile.php?sk=basic&success=1#!/pages/Parque-Residencial-Los-Helechos-Torre-C/101901636533616
Nestor A. González R. C.I. V-4.265.913
Rodolfo J. Álvarez S. C.I. V-6.448.810
Marcel E. López C. C.I. V-6.251.864
Voceras y Voceros del Consejo Comunal Pedro Gual, Los Jardines de El Valle CcPedroGual@gmail.com; @CcPedroGual Apoyando y promoviendo el SL en nuestro ámbito y en los demás CC.
Jaime Rodriguez c.i.v. 9.485.398 (Vocero Finanzas)
Juan Carlos Olivares c.i.v. 6.552.638 (Vocero Contraloría)
Jasmín Rodriguez c.i.v. 11.408.899 (Vocera Vivienda y Hábitat)
Rosa hernández c.i.v. 4.679.329 (Vocera Salud)
Raúl España c.i.v. 4.680.151 (Vocero Contraloría)
Avilia Palacios c.i.v.4.233.914 (Vocera Finanzas)

23 de febrero de 2011

Ministro Ricardo Menéndez y programa La Hojilla dan su apoyo a software libre y tecnologías libres


El ministro de Ciencia y Tecnología, Ricardo Menéndez, en su comparecencia ante la Asamblea Nacional el 22 de febrero de 2011, envió "un saludo profundo a toda la comunidad de Software Libre, que precisamente viene haciendo un trabajo claro, profundo, constructivo para el avance de nuestra independencia", ello en respuesta al diputado William Dávila (opositor, AD), conocido por sus continuos convenios con Microsoft cuando era gobernador de Mérida.

Durante la larga comparecencia, que se prolongó más de 8 horas, Dávila le reclamó a Menéndez que no se estaba usando el Decreto Presidencial 3.390 para "migrar Cadafe, Banco de Venezuela y Banco Bicentenario al Satélite Simón Bolívar". Menéndez le explicó a Dávila que dicho decreto está relacionado con la migración de la plataforma del Estado al Software Libre, y no tenía que ver con el satélite Venesat. 


Menéndez fue fuertemente aplaudido al enviar un saludo a la comunidad de Software Libre, pero no por la bancada de diputados opositores, que permaneció indiferente. Todo lo contrario, el diputado opositor Ricardo Sánchez (suplente de María Corina Machado) se puso a hacer lo que mejor sabe hacer: bostezar. Previamente, Menéndez había reconocido la importancia del trabajo de compañeros de la comunidad de software libre en el desarrollo de las computadorcitas Canaima para niños y niñas.


Pocos minutos después, desde el programa La Hojilla, Jorge Amorín resaltó la importancia de los desarrollos nacionales en software libre para los proyectos Canaima e Infocentro. Dijo Amorín: "Las computadoras Canaima ayudan a que los niños no se  desarrollen con el vicio de usar software privativo al que nos acostumbraron los demás a usar Windows, MacOS u otros software privativos. Es algo que se tiene que expandir mucho más, calar en las bases, quitar ese susto de asomar algo nuevo. Hacerse un trabajo sutil, como se ha hecho en los Infocentros, donde se sienta a las personas" y se les explica que no hay que pagar licencias o depender de transnacionales, sino que "estamos haciendo desarrollos propios que generan soberanía nacional en el hecho tecnológico". Espera que las y los niños que aprendan software libre con Canaima puedan servir de replicadores a sus padres y familias.

Mario Silva informó que se repetirá la experiencia de Alba Ciudad (primera emisora de radio venezolana que usa 100% sistemas en software libre) en emisoras comunitarias, empezando con Makunaima Kariña Radio, ello tras contactar al ministro Ricardo Menéndez y solicitarle su ayuda.




7 de febrero de 2011

Reencontrando al Che Guevara con el Software Libre

El pasado jueves en la noche, el programa La Hojilla expresó una serie de ideas que causaron mucha indignación entre quienes apoyamos la independencia tecnológica, generándose una fuerte y justificada protesta de muchos de quienes estamos en el movimiento del Software Libre y el Conocimiento Libre. Mariángela Petrizzo escribió una interesante respuesta sobre el tema.

En resumen, Mario Silva y Jorge Amorín aseguraron que, para ellos, no hay nada de malo en usar Windows, siempre que sea en favor de la revolución.  Indicaron que las tecnologías son neutras y que les parecía absurdo decir que Windows es capitalista. Tal vez lo más lamentable fue usar al guerrillero heroico Ernesto Che Guevara para justificar el uso de Windows, diciendo que él se habría visto obligado a usar armas de fabricación estadounidense en su lucha contra el Imperialismo, y que por esa misma razón nosotros podemos hacer lo mismo con Windows.

Por supuesto que, a pesar de su predilección por los fusiles Kalashnikov resistentes a todo tipo de condiciones climatológicas, el Che Guevara tuvo que usar armas del Imperio en diferentes momentos de su lucha revolucionaria. Hubiera sido absurdo que un movimiento guerrillero, con recursos limitadísimos y teniendo que enfrentar a ejércitos mucho más poderosos, rechazara utilizar cualquier instrumento que le ayudara a mantenerse en pie contra el Imperio más temible de la historia.

Lo que creo que jamás hubiera hecho el Che es aparecer en la televisión cubana promoviendo o justificando el uso de cualquier producto estadounidense, en particular si Cuba produjera ese mismo producto o una versión de mejor calidad. 

El Che conocía la gran influencia que él tenía en el pueblo cubano, y usaba inteligentemente los medios de comunicación para promover aquellas cosas necesarias para el socialismo, entre ellas el trabajo voluntario. Cuando aparecía en algún lugar de Cuba para promoverlo, de seguro se formaba una auténtica fiesta de voluntariado laboral que dejaba marcados a los niños y jóvenes de aquellos días, que todavía hablan orgullosos de esas experiencias. Hoy, más de 40 años después, nos siguen impactando las fotos y videos del Che echándole pichón junto a la gente por horas, sembrando, cosechando, construyendo, trabajando en textileras, haciendo trabajo duro.

He allí la molestia de muchos de nosotros al respecto. El Estado venezolano está haciendo grandísimos esfuerzos para lograr su independencia tecnológica, y uno de los primeros pasos los dio en diciembre de 2004, cuando el Presidente Chávez, tras lograr sacar adelante el país del paro y sabotaje petrolero de 2002-2003, firmó un decreto presidencial ordenando que la plataforma tecnológica del Estado sea migrada a Software Libre, por razones estratégicas y de seguridad. Decisión que también ha sido imitada por Rafael Correa, Evo Morales y Vladimir Putin, entre muchos otros presidentes y líderes del mundo.

De allí que decir que "usar Windows no es malo" es falso si estamos trabajando para el Estado. El decirlo viola un decreto presidencial, establecido porque al Presidente Hugo Chávez y a todos nosotros nos interesa sobremanera que estemos protegidos contra intentos de sabotaje. Estos sabotajes tecnológicos no son inventos de películas de ciencia ficción; todos sabemos hoy cómo EEUU e Israel crearon un virus informático que causó daños gravísimos a las centrales nucleares de Irán, ataques que han sido reconocidos por el propio presidente iraní Mahmud Ahmadineyad.

Pero la decisión del Presidente Chávez ha encontrado muchísima resistencia en todo el Estado, y constantemente es ignorada e irrespetada. A veces hay justificaciones válidas, pero en muchos casos la finalidad es mantener jugosos contratos con empresas transnacionales, que cobran cientos de miles de dólares al año a entes como Pdvsa o Cantv, para renovar licencias de software propietario. Estas transnacionales no dudan en pagar jugosas comisiones a funcionarios públicos para que éstos continúen renovando contratos y burlándose del decreto presidencial. Lamentablemente, muchos de estos adecos con boínas rojas ahora podrán decir sarcásticamente que seguirán renovando las compras de software propietario en sus entes del Estado, porque en un programa de VTV se dijo -con o sin intención- que usar Windows no es malo.

Canaima y el trabajo voluntario

Esa afirmación, y la lamentable analogía con el Che Guevara, también afecta el trabajo voluntario de muchos camaradas revolucionarios venezolanos. Las computadorcitas Canaima que entregamos a niñas y niños de nuestras escuelas primarias, vienen de Portugal completamente en blanco, sin ningún contenido ni sistema operativo. Y muchas personas no saben ("shhh, secreto") que aquí en Venezuela un grupo de personas de CANTV realizan los fines de semana trabajo voluntario instalándoles a las computadorcitas el software libre necesario para que las y los niños puedan usarlas.

“Nada se compara a esto. Hay que vivir la experiencia de ver a los niños parados, casi desde que amaneció, incluso a los que se durmieron con el uniforme para estar aquí tempranito. Verlos irse con una sonrisa a sus casas, emocionados, llevándose su Canaimita en la mano bien vale el fin de semana”, dijo Miguel Villegas, uno de los cientos de trabajadores de Cantv que se dedican sábados y domingos a instalar software libre en las pequeñas computadoras, como voluntarios del Proyecto Canaima Educativo.

Este software libre que voluntarias y voluntarios le instalan a las Canaimitas, es diseñado y planificado en Venezuela. El Ministerio de Educación hace los contenidos, mientras que trabajadores y trabajadoras del CNTI y otros entes del Estado le incorporaron un montón de componentes. Además, muchas voluntarias y voluntarios participan en ese proyecto Canaima, y lo hacen de gratis apoyando causas importantísimas. Por ejemplo, un colectivo llamado "Mundo Accesible" trabaja en Canaima de forma voluntaria para incorporarle software libre que permite a personas con discapacidad visual y motora el uso del computador.

Pero Canaima no fue hecho desde cero. Se hizo a partir de un software libre llamado Debian GNU/Linux, creado en su mayor parte por voluntarias y voluntarios de muchas partes del mundo, que trabajan desde comienzos de los noventa reaccionando en contra de la privatización del conocimiento. Privatización que hoy nos afecta en casi todos los ámbitos de la vida, como lo denuncia el documental "Comprar, tirar, comprar: la obsolescencia programada", que explica las artimañas usadas por las transnacionales para convertirnos en consumistas tecnológicos.

Además de Canaima, es mucho lo que se ha logrado con el Software Libre en Venezuela. Muchas personas trabajan en una especie de cybercafés estatales conocidos como "Infocentros", donde las personas pueden usar computadores con software libre de forma gratuita. Allí las comunidades reciben cursos, se capacitan y se integran de forma voluntaria, incluso creando brigadas comunicacionales. Son más de 700 infocentros en todo el país, y más de un millón de personas, muchos de ellos adultos mayores, han aprendido a usar un computador con software libre gracias a estos trabajadores y trabajadoras. Su trabajo ha sido tan espectacular, que la Unesco los premió recientemente.

Estemos claros en algo:  Es verdad que todos hemos usado Windows alguna vez en la vida, y es absurdo calificar a alguien de "escuálido" por usar Windows o Blackberries. Pero por otro lado, el papel de nuestros medios de comunicación revolucionarios no debería ser el de estimular directa o indirectamente el uso de tecnologías y productos construidos bajo un modelo capitalista, en particular si ya existe un reemplazo creado en nuestro país bajo un modelo realmente socialista, y que para colmo casi no se publicita en nuestros propios medios.

El promover Blackberries en VTV -en particular a personas que no lo necesitan, pero que hacen grandes esfuerzos para comprarlos por mantener un estatus social o estar a la moda- sin duda que está fuera de toda lógica. Ya escribimos un artículo al respecto, lo mejor argumentado que se pudo.

Alguien podría decir que en VTV sí se habla bastante de Canaima y de los Infocentros, pero lo cierto es que rara vez se habla de lo vital que es el Software Libre en ellos, del enorme ahorro, de las muchas cosas que sí se pueden hacer con software libre y que no se podrían hacer con Windows. Esto se debe a que los entes de Ministerio de Ciencia y Tecnología que participan en el proyecto Canaima (Cantv y el CNTI) tiene prohibido dar declaraciones en torno a las computadoras Canaimita; en diciembre se estableció que el único vocero autorizado es el Ministerio de Educación. Esto impide que el CNTI y Cantv den detalles del trabajo técnico y político en Software Libre, o del voluntariado que realizan para llevar adelante el proyecto.

Lamentablemente, hoy día no tenemos a un Ernesto Che Guevara que visite a estas trabajadoras y trabajadores voluntarios y anónimos, que se ponga a trabajar junto a ellos, que les haga ver cuánto se valora el sacrificio que ellas y ellos hacen luchando por una causa justa, y que estimule a la aparición de más personas que, desde los rincones tecnológicos, luchen por un mundo distinto. Las estrellas de la revolución -el pueblo venezolano- siguen trabajando muchas veces con las uñas, sin recursos, de forma voluntaria, sin que ninguna cámara los reseñe y sin que ningún Che Guevara aparezca a darles ánimos ni a trabajar junto a ellos. Chávez hace lo que puede, pero él está casi solo.

El mensaje "no hay nada de malo en usar Windows", así se haya dicho por desconocimiento o sin intención, hace que muchos camaradas sientan que se está echando a la basura todo el trabajo duro que hacen para que el software libre sea más fácil de usar, para que Canaima tenga todo lo que una persona necesita para su trabajo diario, para que nuestras niñas y niños puedan usarlas para ser mejores, y para que un millón de personas hayan aprendido a usar un computador sin que eso signifique que sean esclavos de una marca.

El mensaje "no hay nada de malo en usar Windows" es equivalente a que el Che Guevara, en vez de aparecerse en las textileras cubanas para apoyar a sus trabajadores y hacer voluntariado junto a ellos, apareciera en la televisión cubana presumiendo de que se compró una camisa nueva cuando viajó a Nueva York para hablar en la ONU. Y no habría nada de malo en que él se compre una camisa allá; lo malo estaría en enaltecer esa camisa, denigrando sin querer a quienes trabajaban duro en Cuba produciendo textiles.


Hubiera querido que un programa de televisión de VTV explicara alguna vez el problema de las relaciones de producción en empresas tecnológicas de la nueva era, como Microsoft, Google o Facebook. Que se dijera cómo decenas de miles de trabajadores son explotados y se les han robado su plusvalía para formar en menos de 30 años a tres de los hombres con más dinero en el mundo: Bill Gates, Steve Ballmer y Paul Allen, quienes juntos han acumulado 81 mil millones de dólares de capital. Que se dijera cómo, mientras ellos privatizaban el acceso al conocimiento y promovían a través del ALCA y otros tratados supranacionales un sistema de patentes que aumentara más sus ganancias a costa de los países pobres, al mismo tiempo otro grupo de personas ideaban el software libre, en el cual la meta ya no era la acumulación de capital, sino un sistema de producción basado en el trabajo colectivo, que crea conocimiento disponible para todas y todos.

Sobre Microsoft escribimos un artículo hace un par de meses, hablando de cómo ellos aprovechan para generar publicidad por emplazamiento en VTV, que pareciera pasar desapercibida.

Estoy seguro de que el Che Guevara estaría orgullosísimo del software libre producido en las fábricas de su pueblo. Lo mostraría en la televisión, y presumiría de que es inmune a los virus de computadora. Iría un fin de semana a Cantv y pasaría una tarde junto a las y los voluntarios, revisando los contenidos escolares, instalando software libre a las Canaimitas, y luego entregándoselas a los niños. Le a diría todo el mundo que, al contrario de Windows, Canaima viene con todos los programas incluidos: suite de oficina, navegadores web, editores de sonido, video e imágenes; suite de animación 3D, juegos y miles de aplicaciones incluidas. ¡Hasta tiene programas para hacer juegos! 

Seguro estoy de que el Che se sentaría orgulloso con las personas que trabajan creando o mejorando Software Libre. Tal vez él mismo aprendería a usarlo y se iría algún día a un Infocentro a trabajar, junto a sus facilitadores y facilitadoras, en enseñar a personas de todas las edades a usar un computador. Estimularía a que las universidades revolucionarias formen más personas capacitadas para crear software libre que solvente las necesidades de su pueblo. Nos hablaría de las relaciones de producción tras el software libre, y nos instaría a no dejarnos enamorar por las empresas capitalistas que buscan talentos jóvenes para crear productos que le generen más ganancias a unos pocos. 

Ojalá que este error comunicacional que afecta enormemente a quienes trabajan en defensa de las tecnologías libres sea corregido de alguna forma, sea en VTV o en cualquier otro espacio de la revoluciòn. Ojalá VTV pueda instalar Software Libre en los computadores de sus periodistas algún día, y deje de hacerle tanta publicidad por emplazamiento a Microsoft. Y ojalá el Che Guevara nunca deje de caminar entre nosotros, ni de inspirar las luchas que hacemos por nuestro pueblo.