17 de febrero de 2008

Sobre la expulsión de Luis Tascón del PSUV

No entiendo bien el mensaje que nos dieron hoy con la expulsión de Luis Tascón del PSUV, luego de que Tascón pidiera en la Asamblea Nacional que se investigara un punto de cuenta en el cual José David Cabello, hermano de Diosdado Cabello y entonces Ministro de Infraestructura, solicitaba adquirir unos automóviles aparentemente a un precio mayor al que tenían en el mercado. Diosdado Cabello emitió un comunicado defendiendo a su hermano y cayéndole a insultos a Tascón, quien respondió con más insultos en una pelea verbal que parecía la de dos niños malcriados. Pero al final, sólo uno terminó expulsado.

Déjenme ver si entendí. Supongamos que yo, Luigino Bracci, soy del PSUV (no lo soy, gracias a Dios). Si encuentro pruebas de corrupción contra alguien, ¿qué debo hacer?
  1. Averiguar si el denunciado está inscrito en el PSUV.

  2. Si es del PSUV, es intocable (así como Diosdado Cabello y su hermano) y no lo puedo denunciar, porque si lo denuncio "le estoy dando armas a Globovisión" y puedo tener el mismo destino que Tascón, ¿cierto?

  3. Si NO es del PSUV, entonces sí puedo denunciarlo contranquilidad, ¿cierto?
En otras palabras, acabamos de crear un sistema con dos clases sociales: los del Partido, y los que no son del Partido. ¿Es así? ¿Qué pretenden con este disparate? ¿ACABAR CON EL PROCESO REVOLUCIONARIO?

Como muchos saben, Luis Tascón no es ningún santo de mi devoción, luego de lo que él hizo con la Ley de Infogobierno. Pero si siguen la secuencia de los hechos ocurridos entre Tascón y Cabello (aquí hay un resumen con las versiones de ambos), se darán cuenta de que los dos se comportaron como niñitos, acusándose de cuanta tontería se les ocurrió. "Tú te robaste unos jeeps", "tú eres un falso izquierdista", "tú eres un derechista endógeno", "tú te reuniste con Bill Gates", "tú te quedaste con los intereses de los jeeps".

Básicamente eso fue un problema personal, y a ambos se les debía poner algún tipo de sanción, y no una expulsión. Y se debió investigar si lo de los sobreprecios es verdad o no. Pero entonces uno es expulsado, el otro es premiado con la aparición en un programa de televisión, y la investigación va para un pipote de basura.

¿Qué es esto? ¿Dónde quedaron las tres erres?

Con los chavistas con quienes he hablado o chateado hasta este momento -algunos de ellos militantes del PSUV- TODOS están descontentos con esta estúpida medida, que realmente desvanece nuestras esperanzas de que el PSUV fuera un partido que tomara sus decisiones desde las bases, y de seguro alegrará a la oposición, que se llenará la jeta toda esta semana calificando al partido de estalinista y una copia del Partido Comunista ruso.

Aún no encuentro a un chavista que me defienda la medida. Por favor, si aparece uno, deje los comentarios en esta nota que con gusto se los publico. Pero quiero verlo aparecer.
Publicar un comentario