2 de julio de 2006

Estado de Israel realiza maniobras déspotas contra población civil palestina

Mientras el planeta enterio sigue pendiente de un balón de fútbol, hechos terribles ocurren en Palestina. Luego del secuestro de un soldado israelí por parte supuestamente de miembros del grupo Hamás, las fuerzas armadas israelíes arremetieron con durísimas medidas contra la población civil palestina.


Una central eléctrica que suplía con energía a más de un millón de palestinos fue bombardeada y destruida, imposibilitando además el bombearles agua potable y causando daños evaluados en unos 42 millones de dólares. Luego, se bombardearon varios puentes que comunicaban a la población de Gaza con el exterior, con la excusa de evitar que escaparan los secuestradores. Posteriormente las fuerzas israelíes prácticamente efectuaron un gope de Estado contra el gobierno palestino apresando a ocho de los once ministros, 20 diputados, a decenas de otros funcionarios gubernamentales y a cientos de militantes, los cuales también se mantienen secuestrados mientras se devuelve al soldado israelí.

Hoy también se bombardearon más carreteras y vías de comunicación, así como el edificio del Ministerio del Interior y otras infraestructuras del gobierno palestino. Y, cuando terminaba de redactar esto, me eneré que también bombardearon el palacio del Primer Ministro palestino, equivalente al palacio de Miraflores venezolano

Todo esto ha causado que la población palestina se haya quedado sin electricidad, sin agua, sin alimentos, sin acceso a medicinas, sin poder adquisitivo y sin posibilidades de salir o entrar a la Franja de Gaza.
Cada vez más escasean los alimentos baratos como el pan ante la escasez de harina y falta de combustible, y el pescado subió de precio al estar impedidos los pescadores por el ejército israelí de salir a la mar, narraron testigos en el terreno.

Hay bombardeos constantes y amenazas psicológicas por aviones que rompen la velocidad del sonido por sobre la ciudad. Para colmo, aviones israelíes han violado el espacio aéreo sirio y sobrevolado amenazantemente el palacio presidencial de ese país, al que acusan de estar involucrados en el secuestro.

Curiosamente, acciones muy similares a estas fueron emprendidas por Adolfo Hitler contra los judíos en los años treinta del siglo pasado. Pero hoy no se ven protestas masivas en contra de estos abobinables hechos, donde esta vez los descendientes de esas víctimas judías asumen el papel de agresores.

Acciones similares fueron realizadas cuando Hussein invadió a Kuwait, lo que motivó que una fuerza multinacional invadiera a Irak en 1992. Pero no esta vez.

¿Y la ONU?

La ONU se comporta como un auténtico órgano cachorro del imperio, con mensajes del servil de Koffi Annan llamando a la calma tanto a Israel como a Palestina (como si Palestina fuera la parte agresora). El Consejo de Seguridad de la ONU no puede emitir ningún tipo de mensaje condenatorio pues Estados Unidos amenaza con usar su poder de veto para bloquearlo, demostrando que ese organismo no sirve absolutamente para un carajo.

Hasta ahora, uno de los pocos líderes de Estado que han denunciado este horrendo crimen por parte de Israel es el Presidente Chávez, lo que le ha servido a Venezuela para ganarse la simpatía de muchas naciones árabes, como Siria, que apoyan su candidatura como miembro temporal del Consejo de Seguridad de la ONU.

A quien le interese hacer al menos algo pequeño en contra de esto, le exhortamos a firmar esta petición en línea exigiendo al Estado de Israel cesar la agresión contra el pueblo palestino:

http://www.petitiononline.com/gaza

Nota: en este post no se admitirán comentarios de judíos resentidos que acudan a los argumentos emocionales de siempre (llamarlo a uno nazi, etc.), ni tampoco se admitirán comentarios antiusemitas o racistas de ningún tipo.
Publicar un comentario