21 de enero de 2006

¿Chávez antisemita, o algunos ucevistas asquerosamente manipuladores?

Hoy, el Ministerio de Comunicación e Información emitió un comunicado en contra de un aviso de prensa de página completa, aparecido en la página A7 del diario El Nacional de hoy, firmado por un grupo de "intelectuales", "artistas" y "profesores universitarios" (las comillas son muy intencionales), entre ellos el rector y mucha gente de la UCV.

El aviso lo mostraré más abajo. Pero primero, permítanme contextualizar el asunto para que quienes no estén al tanto lo entiendan.

En un discurso emitido el pasado 24 de diciembre, el Presidente Chávez dijo estas palabras:

El mundo tiene para todos, pues, pero resulta que unas minorías, los descendientes de los mismos que crucificaron a Cristo, los descendientes de los mismos que echaron a Bolívar de aquí y también lo crucificaron a su manera en Santa Marta, allá en Colombia. Una minoría se adueñó de las riquezas del mundo, una minoría se adueñó del oro del planeta

Evidentemente Chávez se refería a una minoría desde el punto de vista de clases sociales, no a una minoría de determinada raza, nacionalidad o grupo étnico. De hecho, los judíos no echaron a Bolívar de Venezuela ni fueron culpables de su muerte en Santa Marta. Chávez se refería a las clases sociales oligarcas que siempre han oprimido a los pueblos más pobres de la humanidad y que, sin importar su raza, fueron culpables de grandes atrocidades.

Sin embargo, el 4 de enero la organización judía Centro Simón Wiesenthal emitió un comunicado "condenando" las supuestas "afirmaciones antisemitas" de Chávez y escribió a los presidentes de Mercosur exhortándolos a bloquear la integración de Venezuela.

Para poder respaldar sus acusaciones, lo que hizo dicha organización judía fue suprimir parte del texto pronunciado por Chávez y decir que
"los descendientes de los mismos que crucificaron a Cristo, una minoría se adueñó de las riquezas del mundo, una minoría se adueñó del oro del planeta", suprimiendo algunas de las palabras dichas por Chávez para hacer creer que él pronunció una frase antisemita. De hecho, dio a entender que Chávez sería un nuevo Hitler en potencia y debía ser bloqueado cuanto antes por los miembros de Mercosur.

Pero la lectura integral del párrafo pronunciado por el Presidente Hugo Chávez basta para desmentir la interpretación y poner al descubierto la estúpida manipulación que ha hecho el
Centro Simón Wiesenthal. Tan obvia fue, que la comunidad judía venezolana, el Comité y el Congreso Judío de Estados Unidos rechazaron las acusaciones contra Chávez y miles de personas en el mundo denunciaron la manipulación.

Finalmente, el 9 de enero, el director del Centro Wiesenthal de Buenos Aires, Sergio Widder, admitió que el presidente Chávez no habló de los judíos, ni explícita ni implícitamente.

Sin embargo, la rectificación de Widder y el apoyo de las comunidades judías al presidente venezolano no han recibido ni la décima parte de la cobertura que recibió la noticia original acusando a Chávez de antisemita.

El aviso en El Nacional

A pesar de la obvia manipulación, un grupo de intelectuales, artistas, profesores y estudiantes universitarios se han prestado a apoyar esta falsedad con el fin más que obvio de replicar una mentira para hacer perder apoyo al presidente venezolano, acusándolo así de ser un nuevo Hitler. Es lo mismo que hicieron en 1998, cuando también pagaban páginas completas del diario Últimas Noticias para acusarlo de lo mismo, en un desesperado intento para hacerle perder la presidencia.

Nótese que el problema aquí no es ser antichavista. No es un asunto de tendencias políticas; es el hecho de apoyar intencionalmente una terrible mentira con el fin de engañar a la gente y restarle apoyo político a Chávez.

He aquí el aviso. Pueden hacerle click para verlo en página completa y leer no sólo el contenido del mismo, sino a los vergonzosos firmantes. Si una vez abierto no se ve completo, recuerden hacerle click en la parte inferior derecha.


Ahora bien, ¿cuánto cuesta una página impar en el primer cuerpo de un diario de tamaño completo y distribución en todo el país, como El Nacional? En su página web indican que una página completa en la sección A del diario cuesta Bs. 23.150.000 (10.767 dólares), pero si se especifica en la sección de política u opinión (como en este caso) cuesta Bs. 28.400.000 (13.200 dólares).

Quienes me conocen saben que yo soy muy pero muy crítico con la Universidad Central de Venezuela (UCV), otrora "la casa que vence la sombra". Critico mucho a los profesores que dan clases allí, incluso a algunos de los que "apoyan" el proceso. Motivos tengo muchísimos, y de verdad no quiero exponerlos aquí para no denigrar a esa universidad más de lo que ella misma lo ha hecho. Muchas personas me dicen que tengo que serenarme, que la UCV tiene muchas cosas buenas, y que con el tiempo sus estudiantes, sus trabajadores y los docentes realmente comprometidos con la sociedad venezolana lo demostrarán.

Y justo cuando comienzo a tomarme las cosas con calma sale este aviso, en el cual la mayor parte de los firmantes son docentes y altas autoridades de la supuesta "máxima casa de estudios".

Realmente, me siento más orgulloso de ser un egresado del Instituto Universitario de Tecnología "Antonio José de Sucre", que de ser un tesista de la UCV.

Entre los firmantes que pasarán a la historia de la manipulación venezolana están (encabezando la lista) el rector de la UCV, Antonio París seguido de varios miembros del Consejo Universitario. Y si bien hay profesores de varias facultades, destacan muchos docentes de la Escuela de Comunicación Social de la UCV, como Carlos Colina, Elizabeth Safar o Antonio Pasqualli (sí, el mismo que escribió "La comunicación cercenada"), quienes tienen la vergüenza de prestarse para esta gran mentira y luego ir el lunes a seguir dando clases de periodismo como si nada.
Publicar un comentario