10 de diciembre de 2005

Las iglesias el domingo pasado

Interesante el comentario en el blog de LuisMA sobre los mensajitos subliminales que lanzaban los curas el domingo pasado en las iglesias. Caso particular de la iglesia de la parroquia San Pedro, Caracas.

Para quienes viven fuera de Venezuela: una organización no gubernamental llamada Súmate, rotundamente opositora al gobierno actual y que recibe parte de sus fondos del NED de Estados Unidos, llamó el domingo pasado a no acudir a las elecciones parlamentarias y, en vez de eso, ir a las iglesias.

¿Qué pasó en las iglesias? Leamos a LuisMA:

Primero el cura nos preguntó si conociamos lo que son los medios de comunicación y cuales eran: radio, televisiòn, prensa, etc. Hasta el chisme adquirió la categoría de divino medio de comunicación. Nos preguntó si los medios de comunicación eran nuevos o los había creado el chivuo en el 3er dìa, respuesta correcta: la última.

Con esta pasamos a la Judea AC y nos encontramos con que el mismisimo San Juan Bautista era un medio de comunicación, asociacionum con globovisionium obvious est. Este señor llamado San Juan Bautista era muy austero, porque sólo pensaba cumplir su misión, la de bautizar a los hombres. El sabía que esto de la misión que le había encomendado Dios era muy importante, y por eso el no descansaba, y no se ocupaba de otra cosa que de revelar a los hombres el mensaje de la fé y bautizarlos en la religiòn: El bautizar a los hombres en el Jordan lo convertía en el mas eficaz medio de comunicación divino, un broadcast pues, y yo recordé la cancioncita de José Luis despues que dejó a Lila: atrevete, crucemos el Jordan, que la tierra prometida nos espeeeeraaaa.

Luego el cura se enfocó en nuestra misiòn, en lo que todos tenemos que hacer, y que había que hacer antes de que Jesús regresara de nuevo y nos pidiera cuentas. Habló de que a veces, por no despertarnos a las 4 de la mañana, o por preferir comernos un rico pastel comodamente en la cama la dejabamos de lado. Teníamos que cumplir nuestra misión para mejorar nuestro mundo, y nuestro país. Mensaje a García.
Y yo me arrepentía de no haberme llevado una grabadora, y aunque nunca me dijeron cual era la misión supuse que algún Arcángel moderno me la comunicarìa con una cancioncita: tan ta tan tan tan ta tan.

Casi pasé al confesionario a decir: Padre, he pecado, voté por los Tupamaros...

Publicar un comentario