18 de noviembre de 2005

Aniversario de un vil asesinato

Hoy se cumple el primer aniversario de la muerte de Danilo Anderson, hecho que ocurrió un triste 18 de noviembre y que nos llena a todos de muy tristes recuerdos. Carlchucho publicó en su blog lo que vivió el 18 y 19 de noviembre del año pasado, luego de ocurrido tan horrible acontecimiento y mientras salía como periodista de RNV a cubrir los acontecimientos. Son dos artículos (parte 1 / parte 2).

En parte, leemos lo que vivió el 19 de noviembre en la capilla ardiente que se le hizo en la sede de la Fiscalía al joven asesinado:

En el lateral de la Fiscalía, nos pusieron un área para periodistas, delimitada por parte de los Guardias Nacionales. La urna entró al edificio y afuera se armó el peo. “¡ASESINOS!” fue lo más amable que les dijeron a los periodistas de medios privados. Una de estas niñas bellas que pueden decir que están realizadas porque se hicieron las tetas de goma y trabajan en un canal de noticias, le contestó a una doña “¿Y usted me vio a mi matándolo?”

Y soltó la señora por allá “Lo quisieron matar moralmente y ahora allí está su cuerpo, ¿para que vinieron?” Y entre periodistas se formó una discusión a lo que le mencioné a un colega alternativo “Como dijo Alí que hacían con Bolívar en el Panteón: Vienen a ver que está bien muerto”. Y no se trataba de una exageración, pues bien temprano, el baruteño alcalde de Primero Justicia, Capriles Radonsky se acercó a la morgue de Bello Monte, porque el tenía que ver el cadáver para estar seguro.

Leemos también:

Mientras esperaba la entrada del carro por la avenida México, un pana de los medios alternativos me comentó “Verga Carlos, los escuálidos dicen que la vaina es un montaje, y que tienen a Danilo en Cuba haciéndose cirugía plástica”. Una señora que escuchaba contestó indignada: “Esos coños de madre no le arriman una al pueblo. Todas las quieren ganar ellos. Ya ni con el muerto al frente se atreven a admitir que son unos fascistas”. Le respondí: “bueno doña, si yo cubrí el caso Daktarí y vimos sacar a un muerto descompuesto de una zanja a la mitad de un valle espantoso a 3 kilómetros de la carretera más cercana, y el jalabolas de David Pérez Hansen le preguntó al comisario de la PTJ que si no se trataba de un montaje”.

Las dos fotos en este artículo son de Danilo Anderson el 13 de abril de 2002, cuando se recuperó Venezolana de Televisión en el contragolpe que devolvió al Presidente Chávez al poder luego de la breve dictadura de Pedro Carmona Estanga.
Publicar un comentario