7 de octubre de 2005

Asesinato de director del CNE pasa por debajo de la mesa

El gobierno está preocupado por el asesinato de Oswaldo Rodríguez, director regional del Consejo Nacional Electoral en el estado Amazonas, quien fue sacado a punta de pistola de su habitación en el Hotel City Center, donde estaba residenciado, luego lo montaron en su propia camioneta, donde lo apuñalearon y lo abandonaron.

Los medios de comunicación privados (al menos los de Internet) han tratado esto como una noticia secundaria, dándole prioridad a una reunión entre el embajador estadounidense y el ministro del Interior para hablar sobre la lucha antidroga.

Así lo hicieron ElUniversal.com, El-Nacional.com y Unionradio.net durante el transcurso de la noche. Noticiero Digital ni siquiera menciona la noticia en su portada. Y me disculpan, pero si la víctima hubiera sido alguien que simpatizara con la oposición, como por ejemplo la rectora del CNE Sobella Mejías, la noticia hubiera sido primera plana inmediata en todos los medios de circulación nacional y hubiera creado un escándalo espectacular, con personas afirmando que el Presidente Chávez la mandó a matar.

El rector principal del CNE, Jorge Rodríguez, está convencido de que el hecho fue un ajusticiamiento. Respecto a quienes opinan que el hecho fue ocasionado por el hampa común, relató: "Tomen su propia decisión acerca de si el hampa común agarra una pistola, se mete en la habitación de un hotel, introduce a un alto funcionario público en un vehículo, lo traslada y luego le infringe una herida que le secciona la arteria femoral".

Denunció que otros seis directores del ente comicial han recibido amenazas de muerte, por lo que pidió la activación inmediata del Plan República (operativo militar que da resguardo a las sedes electorales y centros de votación, normalmente activado durante las elecciones) y que se ofrezca protección especial a todas las sedes del organismo.
Publicar un comentario