11 de septiembre de 2005

Periodistas y blogueros en Nueva Orleans

Jacob Appelbaum y Joel Johnson, dos periodistas y además excelentes blogueros estadounidenses, están hoy, 11 de septiembre, en Nueva Orleans. Se quejan del terrible olor a muerte. Afirman que, por ahora, se les permite recorrer la ciudad con libertad aún cuando la policía no es nada amistosa. También se quejan de la presencia de mercenarios (civiles de empresas privadas fuertemente armados) quienes cuentan con una cuestionable autoridad. Destacan a la empresa BlackWaterUSA, tristemente famosa por su trabajo de mercenarios en Irak.

Sobre la ciudad, Appelbaum cuenta:

La ciudad apesta. Intentar describir el hedor es una tarea casi imposible en una ciudad lisiada. EN nuestro camino buscando salir del sector Argel encontramos el primero de muchos cuerpos. Estaba sobre el cemento, descomponiéndose. La piel comenzaba a separarse del amasijo de su cuerpo. El viento llevaba el hedor de la muerte directamente hacia nosotros, abrumándonos. Su cara estaba cubierta por una sábana que intentaba cubrir el resto de su cuerpo. Sus pies tenían calcetines pero estaban sin zapatos, haciéndome pensar si fueron robados y su esto estaba relacionado con su muerte.
Joel explica:

"Conocimos a un hombre en el distrito Marigny que decidió quedarse en la ciudad. No tenía nada bueno que decir sobre la FEMA (agencia de administración de desastres), lo que no es u n sentimiento único, pero tiene tal vez un poco de méritos viniendo de él, un veterano quien trabajó 30 años en servicios de bomberos y rescate, incluyendo planeación de atención de desastres a gran escala."

Esto me recuerda a esta otra noticia publicada hace una semana, en la que tres estudiantes universitarios que acudieron a Nueva Orleans tuvieron que rescatar a siete personas que no habían sido tomadas en cuen ta por los equipos de rescate.

Jacob y Joel tienen mucho material que esperan colocar en sus blogs apenas puedan. Jacob cuenta con una notebook con conexión a Internet a través de EVDO, un protocolo de Internet a través de celulares CDMA. Se quedan junto a otros periodistas en determinados hoteles, donde hay electricidad por generadores. Jacob describe el gran parecido de la situación con Irak, país al cual también acudió como reportero durante el inicio de la invasión.
Publicar un comentario