14 de septiembre de 2005

Nueva Orleans: Arrestan a dueños de ancianato por muerte de 34 personas, encuentran 45 muertos más en otro hospital

Leemos en El País:

Los dos propietarios de un asilo de ancianos de Nueva Orleans donde fueron encontrados 34 cadáveres han sido arrestados en la capital de Luisiana acusados de homicidios por negligencia, han informado las autoridades. La Oficina del Fiscal General de Luisiana ha dicho que los arrestados declinaron el ofrecimiento de enviar autobuses para la evacuación del lugar.

Los propietarios de la Enfermería Santa Rita, en Chalmette "fueron interrogados sobre si querían cambiarlos de sitio (a los pacientes). Contestaron que no. Les advirtieron repetidamente que la tormenta se estaba acercando. En efecto, su no actuación provocó las muertes de estos pacientes", ha manifestado el abogado general de Luisiana, Charles Foti.

Salvador A. Mangano y su mujer, Mable, se han entregado y han sido encarcelados por 34 cargos de homicidio negligente, cada uno de los cuales suma cinco años de prisión.

La segunda nota viene de la BBC:

Las autoridades en Nueva Orleans retiraron los cadáveres de 45 pacientes de un hospital geriátrico inundado tras el paso del huracán Katrina.

El personal del hospital, el Memorial Medical Center, dio detalles de las trágicas horas finales de las víctimas. Se piensa que muchas de ellas murieron debido al intenso calor cuando falló la electricidad y con ello el sistema de aire acondicionado, ello a pesar de los esfuerzos desesperados de funcionarios y familiares.

En las paredes del hospital se ve claramente la marca que dejó el agua al alcanzar por los menos dos metros de altura. Pacientes confinados a sus camas en los siete pisos del hospital debieron ser trasladados varios metros hasta los puntos de evacuación. Tampoco había suficientes botes de rescate.

Un administrador del hospital, Dave Goodson, dijo a la BBC que estaba "decepcionado" por la falta de coordinación para evacuar el centro. De acuerdo al funcionario, tropas de la Guardia Nacional fueron enviadas al centro para verificar que los pacientes habían sido trasladados a un lugar seguro, pero aparentemente se dirigieron a otra institución del mismo nombre al otro lado de la ciudad.


Publicar un comentario