15 de septiembre de 2005

Empresa que recoge cadáveres de Nueva Orleans causa sospechas mientras que soldados impiden acceso a prensa

Hace unas horas Walter Martínez señaló en Dossier que los equipos de rescate de Nueva Orleans no estaban retirando los cadáveres de quienes murieron en la catástrofe, pues de eso se estaba ocupando una empresa privada subcontratada por las autoridades, que tenía apenas a sesenta personas en las labores de retiro de cuerpos que llevan más de dos semanas pudriéndose en la ciudad.

Bien, gracias a Joel Johnson ahora sabemos que la FEMA (agencia para manejo de desastres) y la gobernadora Blanco han contratado a Kenyon International para crear una morgue móvil en Baton Rouge, para manejar los cadáveres. Kenyon es subsidiaria de Service Corporation International (SCI), una empresa de Texas operada por un amigo de la familia Bush, según denuncia un sitio web llamado RawStory.

Subsidiarias de SCI han estado implicadas en descartar y desechar cadáveres ilegalmente, lo que causa indignación en Joel Johnson, quien teme que puedan desaparecer cadáveres para disminuir los números.

¿Hay o no hay prohibiciones contra la prensa?

En otro orden de ideas, San Francisco Chronicles se queja de que, si bien un tribunal ordenó al gobierno estadounidense suspender las restricciones contra la prensa de reseñar el descubrimiento y retiro de cadáveres en Nueva Orleans, sin embargo los militares le han ordenado a los reporteros "no sacar fotos ni hacer artículos".

Ello ocurrio el lunes en el distrito Bywater, donde soldados del 82vo regimiento aerotransportado le dijeron a los periodistas que el Ejército requería a los periodistas permanecer a 300 metros de la escena de recolección de cadáveres en Nueva Orleans. Si los reporteros tomaban fotos o escribían artículos al respecto, "serán reportados y enfrentarán consecuencias", dijo un soldado, "incluyendo pérdida de acceso para cubrir ciertas operaciones militares."

Otros:


Y esta última foto, si bien es una sátira y un montaje, ilustra bien lo que -para muchos- fue la labor de George W. Bush y su padre durante la tragedia de Katrina.


Publicar un comentario