12 de septiembre de 2005

Desde Nueva Orleans: problema con los cadáveres descrito como "una prueba de discriminación por clase social"

Son las 2:14 am del lunes. No debí quedarme despierto hasta esta hora, si no fuera por uno de esos repentinos documentales que VTV transmite en la madrugada, sin aviso alguno, esta vez mostrando lo que ocurrió en los años ochenta en nuestro país. El Caracazo, las protestas estudiantiles, la espeluznante represión de la Policía Metropolitana, las promesas de Carlos Andrés Pérez. Lástima que la programación diurna de VTV no tenga la calidad de ese documental. Ni siquiera sé cómo se llama; sólo alcancé a ver que lo dirigió Alejandra Szeplaki. Si alguien la conoce, ¡me la felicita!

Desde Nueva Orleans

En fin. Estoy a punto de acostarme, pero entonces descubro que Jacob Appelbaum, el periodista que está en Nueva Orleans, actualizó su blog. Imágenes perturbadoras y mucho más realistas de las que se han visto en la prensa y televisión estadounidense en estos últimos dos días.

Las fotos las está cargando en su Flickr:

http://flickr.com/photos/ioerror/archives/date-taken/2005/09/11
http://flickr.com/photos/ioerror/archives/date-taken/2005/09/12

En su blog escribe con rabia e indignación, luego de su visita a Alger, un sector de Nueva Orleans "muy pobre, donde la gente no obtiene lo que necesita." Muestra algunas fotos lamentables y entonces escribe molesto: "este cuerpo ha estado aquí por más de una semana. Las personas tienen que dejar de comparar este lugar con el Oriente Medio. ¡Este sitio no es como Irak! En Irak los cadáveres son levantados en cuestión de horas". Appelbaum ha acudido como periodista a dicho país durante la invasión estadounidense. Su molestia se incrementa debido a que Alger nunca ha estado bajo órdenes de evacuación obligatoria.

Reclama que los equipos de rescate simplemente hayan marcado el lugar con spray "como si no fuera obvio por el hedor que aquí hay un cadaver; lo marcaron y lo dejaron aquí."

"Esta es una pesadilla médica y un perfecto ejemplo de discriminación por clase social. Este sector no ha sido lo suficientemente importante para las autoridades como para dedicarle tiempo a su limpieza. Cuando un policía me vio sacando estas fotos, comenzó a hablar con Joel (Johnson, su otro compañero periodista). Joel le decía que tomaban fotos de los cadáveres con la esperanza de que alguien se sintiera motivado a ir a recogerlos. ¡La gente se lo ha estado pidiendo a la policía por más de una semana!"

Así recordaron ellos el 11 de septiembre. Pendientes este lunes con su blog; yo no escribiré más hasta el lunes por la noche.
Publicar un comentario